Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Yo, superventas

Domingo, a 25 de Mayo de 2008 -- Alfredo -Webmaster-


Yo, superventas” es el título del artículo escrito por Juan Goytisolo para el suplemento de cultura Babelia de El País.

Con un lenguaje muy directo y con expresiones que a algunas (pocas) personas podrían molestar (sólo a las muy conservadoras o poco abiertas), “Yo, superventas” es una sátira descarnada y burlesca sobre la situación a la que ha llegado la sociedad de la información escrita y visual (programas de televisión) cuando exponen a la luz pública la carnaza más putrefacta de la sociedad, los personajes más retorcidos y siniestros, las profesiones más deleznables y sórdidas, y nos los presentan como los nuevos VIP’s, como los protagonistas de noticias que no son noticia, los adalides de la libertad de expresión y el ejemplo de una nueva forma de ver la vida.

Juan Goytisolo expresa muy bien lo que a algunos nos gustaría hacer igual de bien: escribir un texto en el que reflejar una sociedad podrida por el dinero, la falta de escrúpulos y el afán de protagonismo (fama), lo que lleva a algunos personajillos a anteponer unos instantes de gloria (supuesta) antes que la salvaguarda de su dignidad como ser humano.

Alfredo Webmaster


 

Yo, superventas”, por Juan Goytisolo

Fui violada por mi padre a los ocho añitos mientras mi madre fotografiaba la escena y se masturbaba con ayuda de un vibrador. Azuzados por los hurras de mis progenitores, mis tres tíos me sodomizaron por turno al tiempo que mi propio hermano se orinaba en mi cuerpecillo maltrecho.

Después de soportar un sinfín de vejámenes, logré huir a un centro de acogida de niños maltratados con la ilusión de empezar una nueva vida. Pero mi supuesto tutor resultó ser un pedófilo consumado y me sometía a diario a crueles suplicios: me amarraba a un potro de gimnasia y acallaba mis gritos con una mordaza de cuero.

Acabé por escapar de sus garras y me refugié en un monasterio en la creencia pueril de arribar a buen puerto. ¡Pobrecilla de mí! El prior me arrastró a una cripta gótica y, en presencia de los demás monjes, no sé si cátaros, priscilianistas o alumbrados, se ensañó conmigo con mayor ferocidad que sus antecesores. Luego, él y los exorcistas que pretendían arrancarme el diablo del cuerpo filmaron la ceremonia para enviarla, según me dijeron, a un cardenal de la curia romana aficionado a hechicerías y ritos milenaristas.

Un día conseguí burlar la vigilancia de mis custodios, resuelta a vivir al fin y a actuar por mi cuenta. Me prostituía en un bosque frecuentado por catadores de carne fresca hasta que un chulo me forzó a currar para él. Abusaba de mí y se apropiaba de mi dinero. Con la flaqueza propia de mi sexo, me enamoré de su sonrisa: soñaba que un día se retiraría del oficio y se casaría conmigo. Creía la dicha al alcance de la mano, pero la mafia me secuestró en el pinar de mis trabajos y penas.

Eran cuatro, cuatro afganos barbudos que, para esclavizarme, me violaron y sujetaron a la barbarie de sus creencias. Trabajé en adelante en un club de alterne y, cuando me resignaba ya a su explotación y maltrato, una banda islamista rival, especializada en el tráfico de drogas y trata de blancas a fin de reunir fondos y comprar armas para sus atentados suicidas, irrumpió en el local a tiro limpio y lo cubrió de regueros de sangre y casquillos de bala. ¡Para qué seguir si esto es sólo el comienzo!

Ahora, mi agente está negociando la venta de mi historia con los medios de comunicación y hay una verdadera arrebatiña para su adaptación cinematográfica y televisiva. Y no digo más hasta que inicie la campaña de promoción.

Mi producto, dicen, está destinado a arrasar y situarse a la cabeza de los más vendidos del año. Me piden ya una segunda y tercera parte, y no lo duden: ¡la tendrán!

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

PUES NO ME GUSTA, NADA, NO HAY EL MAS MINIMO INTERES, NI SIQUIERA ME SENTI MOLESTA POR EL LENGUAJE QUE USA, SOLO QUE NO... SE ME HACE MUY FALSO , COMO QUE EL AUTOR REFLEJA UNA DE SUS BAJAS FANTASIAS EROTICAS, NO ME AGRADA COMO ENLAZA LOS PERSONAJES, EN FIN PARA MI ESTA NEFASTO!!

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Pilar el autor lo que busca es llevar las miserias humanas hasta el extremo máximo para que veamos como al final de todo, lo puedes comprobar en los programas de la televisión rosa y basura, las historias mas macabras y mas jodidamente retorcidas son las que mas venden.
A mi me parecio un articulo perfecto y lleno de verdades como puños.
El lenguaje es el apropiado para lo que queria decir Goytisolo.
AnaGalena

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

¡Estrujante historia!, pero tan real, en todas partes del mundo.

(Por primera vez leí tu biografía, y vi tus fotografías. ¡Toda una vida!)

Saludos desde México.

Armida Leticia López Capiz

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

en mi opinion la historia es muy cruel pero que acaso la vida de muchas personas no es cruel.. es triste pensar que cada vez que buscas ayuda alguien se aprobecha de ti y por mas que intentas ya esta marcado en tu destino esa crueldad,

me parece que mucha gente saca probecho de niños indefensos y los orillan a la prostitucion y mala vida abusan de su integridad y para que solo por dinero gente aprovechada y avara,..

me despido

chao

bendiciones

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Que te parecio lo que leiste de su biografia??????
Si yo te contara....................... jajaja, es mejor aun.
AnaGalena

Enviado por Mila V en

Un excelente relato para explicar "lo que vende" en este nuestro mundo tan retorcido... cuanto peor la miseria y barbarie, mejor es la historia para ser consumida por l@s "espectador@s / lector@s"

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

La historia hace una referencia a alguien que ha tenido mala suerte en su destino y le proponen vender su nefasta vida,porque hoy en día lo que vende es lo morboso, que ya de por si, es denigrante y espeluznante.

Pero bajo mi pespectiva lo que está sucediendo en el mundo de las superventas no es esto, es algo peor, más grave, la historia sería más bien al contrario, como mi vida monotona y sana "no vende", pues me prostituyo, me meto en las drogas, me expongo a vivir con un maltratador o me intento suicidar, porque lo importante es tener algo que contar-vender. Hay gente que es capaz de autodestruirse por tener unos minutos de gloria y esto si que es verdaderamente triste.

Lo peor es que a la juventud de hoy en dia le están vendiendo que lo normal o lo "chachi" es drogarse y prostituirse porque es el camino fácil para la fama y la vida de lujos sin esfuerzo alguno, lo que se dice "vivir del cuento". Pero muchos chicos/as se quedan por el camino, pierden su persona, su autoestima, su familia y hasta su vida en el intento de ser como los "basuritas" que cuentan sus porquerías como si fuera una gran maravilla.

¡A veces pienso que los locos no están en el manicomio, están fuera! O alguien ve esto normal.

Un saludo: Tinerfeña

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Lo expresas muy bien y con claridad. Las vidas normales que llevamos el 99 por ciento de la población no interesan a una clase de periodistas que lo son solo por el título y el tratamiento que les dan pero que en el fondo solo son prostitutos y prostitutas de lo mas rastrero.
Leyendo las noticias de España por El País Digital, leí que en Coslada o no recuerdo bien que ciudad de Madrid, pillaron a unos policías corruptos que llevaban muchos años actuando de forma pública y era conocido por todo el mundo.
Pues fijaros que lección nos dieron: las unicas personas que denunciaron lo que alli pasaba fueron las prostitutas que aquellos desgraciados explotaban y robaban, el resto de la población ya sean comerciantes o dueños de locales de ocio miraban para otro lado y pagaban.
Como dijo Jesús, el que esté libre de pecado que tire la primera piedra y estas chicas son un ejemplo de dignidad y de "cojones".
La prostitución no es solo de las chicas que venden su cuerpo, es peor aun las de las personas que venden su inteligencia y dignidad.
AnaGalena

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Un claro ejemplo de lo retorcidas que estan las mentes en nuestras sociedad, pues aceptemoslo ...basura como esa, vende y llama la atencion de la mayoria...excelente ejemplo...

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Estoy harta de ver como en los programas del corazón se sacan las entrañas entre ellos, sin respetar las más mínimas decencias y elementales consideraciones.
Afortunadamente ahora no los tengo que soportar cada vez que enciendo mi televisor, en algo salí ganando al venirme a Portugal.
En cuanto al articulo que presentaste, que decir: es buenísimo y deja las cosas en su justo punto.
Desde Portugal te escribe una gallega de pura cepa (y de las buenas, jajajaja).
AnaGalena

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

No nos olvidemos de que lo que vende es porque se compra y en este caso el vendedor nunca pierde. ¿ Dónde está el problema?, en una minoría como pretendemos hacer creer no, desde luego. Un beso.

Enviado por Mari Carmen en

Leyendo todos vuestros comentarios he recordado algo, como influye la televisión, por desgracia, todavía, en ciertas personas. Para algunas que conozco, mayores ya, con una limitada capacidad para analizar y juzgar, lo que "sale en la tele" es cierto, rigurosamente cierto. Me prgunto cuantas personas de este país se sientan horas y horas ante la televisión y "viven" a través de ella. Me hace recordar a un personaje de "Los Gozos y las Sombras" de Torrente Ballester, su propia vida era tan dura, tan vacía, tran triste, que iba al cine porque por un rato, la vida de los personajes le hacía descansar de la suya. Creo que ese es el problema, la propia vida. Me pregunto si las vidas de la mayoría son tan tristes, ¿explicaría porque tiene tanta audiencia esta basura?

Añadir nuevo comentario