Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Yo acuso: estos son los once asesinos de Bankia

Viernes, a 11 de Mayo de 2012 -- Alfredo -Webmaster-

Por S. McCoy, 10/05/2012

Bankia como entidad privada ha muerto. Está por ver si los nuevos gestores son capaces de resucitarla antes o después o se limitarán a certificar su defunción y a vender sus restos completos o por partes al mejor postor. Me inclino por lo segundo. Sea como fuere, hoy es un cadáver maloliente, de tanta mierda como ha rodeado su caída. Porque no ha fallecido por causas naturales: ha sido vilmente asesinada. No de un golpe certero y eficaz sino mediante un proceso parsimonioso e indiferente de envenenamiento que ha terminado por colapsar el sistema respiratorio de su solvencia y en circulatorio de su liquidez. No hay un único culpable. Son muchos. Y su enumeración es paradigma de lo que ha sucedido en España en los últimos 20 años, en los que el interés propio, público o particular, ha pasado como una apisonadora por encima del bien común. El comportamiento miserable de unos pocos, los de siempre, costeado por todos, lo de siempre. Hora de poner los puntos sobre las íes.

Yo acuso, por orden cronológico,

a los antiguos gestores de las cajas posteriormente fusionadas, a saber: Caja Madrid, Bancaja, Caja Avila, Caja Segovia, Caja Laietana, Caja Canarias y Caja de La Rioja, que llevaron a cabo una gestión absolutamente suicida en buena parte de sus instituciones lo que, con el estallido de la crisis, provocó su inviabilidad operativa, esto es: como negocio (La banca española descubre el top-less, 25-01-2008 y también Adiós al sueño imperialista de Rato en Caja Madrid, 19-05-2010). Apuesta comercial por el minorista menos solvente a través de una estructura sobredimensionada (En España sobra el 40% de las sucursales bancarias, 07-04-2009), concentración de riesgo promotor vía no solo crediticia sino societaria (Patada a Miguel Blesa en el culo de Carlos Vela, 22-07-2008), errática gestión de la cartera industrial guiada por criterios poco profesionales (Los miedos de Blesa y las extrañas compras de Caja Madrid, 19-11-2008 y también La extraordinaria chapuza de Caja Madrid, 27-05-2009), desequilibrio entre activo y pasivo minorista y así sucesivamente.

al Partido Popular por su empeño en crear, cuando estaba una oposición, una gran ‘caja popular’ a través de la unión de firmas con perfiles muy similares en términos de modelo y riesgo de la cuenta de resultados y del balance (Bancaja y Caja Madrid, el burro grande ande o no ande, 11-06-2010), idea de la que finalmente escapó Caixa Galicia en contra de la autoridad del propio Mariano (Galicia, a la espera de un milagro imposible para salvar sus cajas, 08-03-2011 y El imposible sueño gallego de NCG, 14-06-2011). Dio igual. Las tres cajas de sus zonas tradicionales de influencia –Madrid, Valencia, Galicia- han terminado finalmente nacionalizadas, mientras que las grandes de Castilla y León se han visto salvadas por la campana de Unicaja. Un absoluto desastre que pone de manifiesto una forma de gobernanza más que preocupante.

al Gobierno socialista, incapaz de comprender de inicio la dimensión de lo que estaba viniendo y de adoptar las medidas adecuadas, como una recapitalización forzosa y acelerada de la banca (Un análisis de la solvencia del sistema bancario español, 02-04-2009 y también Pues claro que el sistema bancario español está quebrado, 08-04-2010) o la creación de un banco malo cuando hubiera habido inversores para él, cuando comenzaron a aflorar los problemas (Una solución para la banca española, 24-01-2009). Eso por no hablar de los SIPs (Uniones de cajas, no está el patio para chorradas, 11-06-2009, Camino expedito para La Gran Pifia, 16-11-2009 y también Vergonzoso cierre en falso de la restructuración bancaria en España, 03-06-2010) cuando fuera estaba todo inventado (Hora de privatizar las cajas, el modelo italiano, 25-05-2010). No solo el presidente Zapatero situó nuestra banca en un pedestal del que nos ha bajado la realidad a patadas sino que el empecinamiento de Elena Salgado de alentar salidas precarias a bolsa está detrás de las importantes pérdidas que han sufrido muchos incautos accionistas. Los constantes cambios regulatorios generaron, además, un clima de esquizofrenia del que aún no ha salido el sector.

al Banco de España, otro que tal baila. Es increíble su dejación de funciones cuando tenía perfectamente identificados los problemas que afectaban a la industria y los riesgos principales a los que el sistema se enfrentaba (Por qué la crisis bancaria no está resuelta, 07-04-2008; El peligroso juego del sistema bancario español, 10-09-2008; La banca necesita ampliar capital, al menos, un 20% en 2009-2010, 08-11-2008). Su negación inicial de la vulnerabilidad del mismo, su concesión a que se impusieran criterios políticos y no profesionales en los procesos de concentración, su errática trayectoria regulatoria y supervisora (Las sospechosas decisiones del Banco de España, 15-09-2009 y también Súper Banco de España al rescate de la deuda soberana de la banca, 24-11-2010), su falta de diligencia para abortar la concentración de riesgos (Dios Mío, el crédito promotor sigue creciendo, 26-01-2010 y también La banca española, ¿siempre pierde?, 04-02-2010) y su contemporización con los problemas (El BdE lo sabe, las intervenciones de cajas no han terminado, 04-10-2011), harán recordar a MAFO, como gobernador que ha sido durante estos años, como un manifiesto incompetente. En su epitafio y como corolario, haber dado el visto bueno a los planes de viabilidad de Bankia quince días antes de su intervención (Días de pánico en el Banco de España, 31-01-2011, Hora de liquidar el BdE y enseñar la puerta a MAFO, 08-06-2011 y también El Gobernador del BdE bate récords de desfachatez, 20-04-2012).

a los gestores actuales y, en especial, a Rodrigo Rato que, pese a sus pataleos, mantuvo a los gestores anteriores, dando incluso primacía a los que venían de Bancaja (Rodrigo Rato y su extraña familia, 24-01-2011 y también Rodrigo Rato y la imposible búsqueda de un CEO para Bankia, 24-03-2011), no tuvo la valentía al descubrir el agujero de la caja levantina de partir peras con Olivas como hizo Menéndez de Caja Asturias con la CAM (Bancaja, Bancaja, Bancaja, la pesadilla de Rato y Bankia, 28-04-2011 y Rato, el timo de la Bancajita y su cadena perpetua, 23-02-2012) , bailó números, se dedicó a trampear contablemente y cortar y vender el jamón bueno que había en el balance mientras el negocio ordinario se colapsaba (MEH Confidencial, la solución definitiva del gobierno a la banca, 02-03-2011), se empeñó en seguir en solitario pese a las alternativas que se le presentaron y así sucesivamente (Cómo y cuándo se producirá la fusión Caixa-BAnkia, 09-02-2012). Será bueno para los recaos, va en el ADN político, pero ha probado ser un desastre para los polinomios.

a la CNMV, que ha consentido, para tratar de paliar los problemas de capital o de disponible de la entidad, la emisión de todo tipo de productos que, siendo formalmente lícitos y técnicamente impecables, han conducido a la ruina a los que confiaron en que su labor de control actuaba como una suerte de garantía sobre los mismos (Que Dios pille confesadas a las incautas abuelitas españolas, 18-01-2011 y ¡Por fin! La banca ayuda a cruzar la acera a las ancianitas, 05-01-2011). Estamos hablando de su negligente aquiescencia a las preferentes o a OPVs de cuyos riesgos no alertó suficientemente. El haber mantenido la acción de Bankia cotizando libremente esta semana es la guinda del pastel de los despropósitos en su actuación.

a los auditores de la sociedad, cómplices necesario, si no por acción, sí por omisión (Un 30% del capital a un 30% de descuento, la entrada del estado en BFA, 13-12-2010). Es curioso que sea precisamente ahora cuando alerte del desfase patrimonial en BFA, una realidad que ya existía desde el mismo momento de la salida a bolsa de Bankia al precio de colocación. Por aquel entonces, tenía un desfase patrimonial de 700 millones que el declive bursátil de la acción no ha hecho sino engordar (Se regala banco a estrenar, razón Bankia, 07-07-2011 y 2012, el año en que Bankia se jugará su ser o no ser, 12-01-2012). A pocos les ha importado, y a ellos menos of course, el permanente conflicto de intereses, que linda con lo legalmente correcto, derivado del hecho de que los mismos que ponen su sello a la imagen fiel de las cuentas auditadas, facturen más por otros conceptos como consultoría y asesoramiento (Sobre el escandaloso papel de las auditoras de las cajas de ahorro, 20-05-2011).

al BCE que, no solo ha convertido a las firmas bancarias más débiles en adictas a su ayuda (Cuando la banca española clama: Virgencita, Virgencita, 04-09-2008, Trichet, yo también quiero dinero al 1%, 26-06-2009 y también, Si el BCE cierra el grifo, adiós a un 17% del beneficio de nuestra banca, 18-11-2010), sino que ha incurrido en auténtico fraude de ley al establecer un sistema indirecto de ayudas a los gobiernos a través de la financiación, extraordinaria en tipo de interés e ilimitada en cuantía, a los bancos privados a fin de soslayar su prohibición de adquirir títulos soberanos de estados miembros en el mercado primario (El otro agujero de la banca del que no interesa hablar, 27-10-2011, La banca pedo total en la fiesta navideña del BCE, 21-12-2011 y España, víctima de los errores garrafales del BCE, 12-04-2012). Una estrategia de ‘extend and pretend’ que ha evitado el saneamiento natural del sistema, alargando temporal e innecesariamente los problemas.

tanto a la European Banking Association como al BIS por tres motivos: uno, han metido una innecesaria presión adicional a la banca en el peor de los momentos posible, obligándole de forma errática e ineficiente a computar mayor capital por determinados activos y reforzar simultáneamente su patrimonio neto (Jarro de agua fría, los olvidos de los stress test cuestionan su validez, 26-07-2010 y también La gran mentira de Basilea III o por qué la norma yerra el tiro, 13-09-2010); dos, no han valorado el ejercicio de transparencia realizado por el conjunto del sector a nivel nacional frente a otros estados que apenas han presentado modelos a la foto de su realidad financiera; y tres, se han dejado guiar más por los intereses de los países core, fundamentalmente Alemania, que por los del conjunto de la industria europea (Ya es oficial, Alemania pone la proa bancaria mirando a España, 27-06-2011).

al Gobierno actual cuya negligencia a la hora de hacer los deberes cuando estaba en la oposición le ha impedido tener un plan definido, decidido y definitivo para reformar, de una vez por todas, el sector financiero. Una dejación que es más significativa aún si se tiene en cuenta el papel jugado por el actual Ministro de Economía en la empresa privada, donde fue responsable del área bancaria de una de las cuatro grandes. Nadie mejor que De Guindos para saber cuál es el problema genérico, cuál el específico y la forma de solucionarlo (¿Saben qué? El capital de la banca importa un comino, 28-01-2011). Contemporizar hasta que llega lo inevitable y ceder al interés privado frente al común es lo que tiene: que acabas causando una alarma mayor de la que pretendes evitar. Lo acontecido en los últimos cuatro días, entrará por sus propios méritos en el Olimpo del despropósito (El mundo al revés, la banca se alegra de que venga el CoCo, 26-10-2010). Definitivamente, la crisis se le ha ido de las manos a Rajoy.

y a los medios de comunicación que, lejos de alertar de manera objetiva de una realidad y de prevenir y a alertar a los ciudadanos de los riesgos asociados a determinadas instituciones y los productos que comercializaban (Silencio, lo que la banca española esconde a la opinión pública, 08-04-2011), han incurrido en el doble pecado de informar de manera reactiva y hacerlo de manera absolutamente alarmista. Prueba de ello es lo sucedido en los últimos días donde el amarillismo ha copado cientos de páginas cuando de todos es sabido que la nacionalización de una entidad si algo aporta es tranquilidad y garantías. Pero claro, eso no vende.

Todos ellos son culpables. Lo sucedido esta semana podía haberse producido hace ahora tres años y el daño hubiera sido mucho más limitado. Pero ha primado la política, sometida a la banca por sus necesidades de financiación (El "indúltero" Alfredo Sáenz y la financiación de los partidos, 28-11-2011), incapaz de adoptar soluciones que vayan más allá del rédito electoral inmediato. Y la conveniencia, enemiga siempre de la consistencia; una destruye y la otra crea. Se han hecho las cosas tan mal que lo que podría haber sido un punto y aparte hecho en tiempo y forma se ha convertido en punto y seguido en el que las dudas instaladas en el subconsciente de los inversores van a tardar mucho, demasiado, tiempo en disiparse en perjuicio de todos. A veces uno echa de menos ese ‘que le corten la cabeza’ de la Reina de Corazones de Alicia en el País de las Maravillas. La muerte dulce es, sin duda, la más trágica y cruel de todas. El crimen, en cualquier caso, quedará impune para vergüenza de todos. Al tiempo.

 

Añadir nuevo comentario