Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Villancicos, danzas criollas y arias sacras

Sábado, a 3 de Enero de 2009 -- Alfredo -Webmaster-

Uno de los temas más manidos de estas fechas es el relacionado con la música navideña, la típica, tópica y torpe música que inunda los centros comerciales y las calles de las ciudades occidentales. La misma de siempre: empalagosa y repetitiva.

Hoy comparto en la Gramola (ver más abajo cómo funciona la gramola) una música navideña distinta, unos sonidos que nada o casi nada tiene que ver con la música tradicional de la navidad que llevamos oyendo desde niños.

En primer lugar, os presento una serie de villancicos y danzas criollos incluidos en el CD “Villancicos y danzas criollas, de la Iberia antigua al Nuevo Mundo 1550-1750, de La Capella Reial de Catalunya, interpretado por el grupo Hespérion XXI, dirigidos por Jordi Savall.

Uno de los rasgos más característicos de la música antigua de mi país es la falta de separación clara entre la música popular y la cortesana (la mal llamada música “culta”) de los siglos XI al XIX. En España, desde la época de los trovadores de los siglos XI y XII hasta mediados del XVIII, las elites locales escuchaban e interpretaban los mismos cantos y músicas que escuchaba el pueblo llano.

En cambio, en las cortes europeas de los siglos XII al Renacimiento en Italia, Francia y Países Bajos, la música buscaba producir un discurso artístico e interpretativo que marcara las claras diferencias que existían entre las distintas capas sociales de esos países. Así, en resto de Europa había una música que era para consumo del populacho y otra muy distinta que sólo escuchaban los nobles o reyes.

Los artistas españoles prestaban una especial atención a la raíces locales y tradicionales, buscando el punto de equilibrio entre el sonido autóctono y el que traían los Tercios de la Casa de los Austria del siglo XV al volver de las batallas por Europa.

Además, desde los tiempos del Imperio Romano y su entrada militar (y cultural) en la Península Ibérica (España y Portugal), las músicas resultantes fueron una impresionante demostración de la interrelación entre los sonidos prerrománicos (celtas y visigóticos) y románicos con las culturas cristianas, hebreas (sefardí) y musulmanas.

La rica mezcla de estilos y formas de ver e interpretar la música, tuvo como premio una sociedad multiétnica, multilingüe y multicultural, algo totalmente desconocido en el resto de la Europa hasta finales del siglo XV.

Desgraciadamente, en esa época tuvimos la desgracia (sic) de que unos reyes, llamados Católicos (Isabel y Fernando), no supieran apreciar el enorme beneficio que representaba la pacífica convivencia de las tres culturas monoteístas: cristianos, judíos y musulmanes.

Así, adoptando unas decisiones que a la larga se demostraron altamente negativas, expulsaron de España violentamente a los judios y musulmanes, montando además el entramado para el nacimiento de la contrarreforma religiosa que luchaba contra las influencias que surgían en la Alemania del siglo XV y XVI.

Una de las válvulas de escape que tuvo una parte de la población española, los más multiétnicos, multilingües y multiculturales, fue la expansión marítima y colonial surgida del Descubrimiento de América en el año 1492. El contacto con ese Nuevo Mundo de nuevos pueblos, con nuevos sonidos, culturas y razas, permitió un renacer de las mezclas y del mestizaje.

Si bien es cierto que la construcción de un Imperio, como lo fue el español de aquella época, conlleva siempre actos de extrema violencia y brutalidad, también es cierto que puede representar el nacimiento de unas nuevas formas de ver la vida y de expresarse.

De esa mezcla de violencia y brutalidad con momentos de mestizaje y interrelación entre los españoles e indígenas americanos, nació un nuevo concepto de cultura que todo lo inundó, tanto a los nativos americanos como a los españoles. De ese intercambio nos queda un concepto cultural, casi filosófico, y diferenciador de las culturas que llevaron el resto de los conquistadores de las américas (ingleses y franceses): la latinidad, lo latino.

Ese orgulloso concepto de mezcla y mestizaje que es la latinidad (lo latino), es el origen de la música que os presento en primer lugar: los “Villancicos y danzas criollas, de la Iberia antigua al Nuevo Mundo 1550-1750. Podréis oír músicas de España, Perú, México y Guatemala.

Oiréis composiciones de Juan Arañés (España), Pedro Guerrero (España), Mateo Flecha (España), Juan Pérez Bocanegra (Lima, Perú), Juan Hidalgo (España), Gaspar Fernandes (Oaxaca, México), Frei Felipe da Madre de Deus (Guatemala), Tomás de Torrejón y Velasco (Cuzco, Perú), Juan Gutiérrez de Padilla (Puebla, México), Melchor Torres y Portugal (Cuzco, Perú), Juan García de Céspedes (México), Joan Crebols (España) y alguna otra de compositor anónimo.

Escuchareis estilos como la folia, el passamezzo antico y moderno, la romanesca, danzas de hacha, chaconas, zarabandas, morescas, jotas, negrillas a 4, mestizos e indios, cachuas, rorros, juguetes, guarachas y villancicos, estilos algunas veces interpretados en solitario y otras veces mezclados entre si.

Estas músicas son una joya de nuestras vivencias latinas e híbridas, y un legado cultural del que deberíamos estar profundamente orgullosos: yo lo estoy.

El segundo CD incluye músicas más clásicas pero no por ello menos maravillosas. Se trata del “Sacred Arias” de Andrea Bocelli, un tenor de impresionante registro tonal al que sólo una pequeña falta de fuerza en su chorro de voz le resta posibilidades para ser considerado el sucesor de Pavarotti.

Escucharéis los Ave María de J.S. Bach y F. Schubert, el Panis Angelicus de C. Franck, el Ave verum Corpus de W.A. Mozart, el Fondi tener… Ombra mai fu de G.F.Handel, el Domine Deus de G. Rossini, el Mille cheruvini in coro de F. Schubert, el villancicos tradicional Adestes fidelis (O come, all ye fairhfull) y el Gloria a te, Cristo Gesú de J.P. Lécot.

Alfredo Webmaster

 


¿Cómo funciona la Gramola?

El módulo de la Gramola está situado arriba, en la parte de la derecha de la página. En ese módulo tengo incluidas las canciones de los grupos musicales que deseo que conozcáis.

Podéis escuchar la música más cómodamente con las instrucciones que os doy a continuación:

- Lo primero, pulsad el botón extensible que está a la derecha en la parte alta de la Gramola, en el espacio en donde figuran los nombres de los grupos musicales.

- Al pulsar el botón aparecerá una lista de grupos: Arias de ópera, Cowboys Junkies, Eva Cassidy, Flamenco y jazz, Fabrizio de André… hasta llegar al final, a Salvador Bacarisse.

- Situad el ratón encima del cantante o grupo que deseáis oír; a continuación pulsad encima del nombre elegido.

- Una vez que esté pulsado el nombre, el navegador se actualizará automáticamente y la Gramola irá hasta llegar al cantante o grupo que habréis elegido.

- Y ahora viene lo más importante: pulsad en donde dice “Popup player”. Al hacerlo, se abrirá una pequeña ventana de navegador que os permitirá escuchar la música y al mismo tiempo seguir leyendo el blog de forma independiente.

- Obviamente, yendo de grupo en grupo podréis escuchar toda la música que os he ido seleccionado.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

No fué una degracia que los Reyes Católicos expulsaran de España (hoy Ex paña), a judios y musulmanes. Acertaron plenamente. Solo hay que ver lo que está ocurriendo hoy en día en la franja de Gaza.

Los comentarios referidos a que la música clásica navideña es una pesadez, son exclusivamente de la imaginación del autor del escrito. A millones de personas nos encantan.

Enviado por Lunalunera en

Me encantó la pesquisa y la musica elegida. Gracias.

Sólo una curiosidad me asaltaba y que, despues de encontrada la respuesta, aprovecho para compartir con quien le interese:

"El nombre de "villanus", con el que se conocia a los aldeanos, propició que estas canciones recibieron el nombre de "villancicos"." www.1de3.com

Alexandra

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

que onda como les va x alla a todos ustedes especialmente a pandrox soy yo

Añadir nuevo comentario