Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Una historia que parece un cuento

Miércoles, a 4 de Junio de 2008 -- Alfredo -Webmaster-
1

Por Mila, de Perú.

Esta es la historia de la historia de Machu Picchu y su legado histórico, patrimonio cultural peruano y de la humanidad desde julio de 2007.

En 1911, oficialmente, fue descubierta la ciudadela de Machu Picchu por Hiram Bingham, un explorarador estadounidense. Digo oficialmente porque la gente de los poblados aledaños a la ciudadela ya la conocía y ahora hay información registrada que fue descubierta en 1902 por un peruano (Agustín Lizárraga) y, por lo que se sabe, Hiram Bingham aprovechó que el descubrimiento no había sido registrado para llegar hasta la mencionada ciudadela por la información de los lugareños y anunciar su “descubrimiento”.

Cuando Bingham comenzó las exploraciones, entre 1912 y 1915, excavó tesoros de Machu Picchu (vasijas de cerámica, piedras, maderas, estatuas de oro y de plata, joyas y huesos humanos) y decidió sacar TODAS las piezas extraídas de la ciudadela inca y luego del Perú, lo hizo “en calidad de préstamo” para su estudio en la Universidad de Yale por un período de 18 meses (un años y medio), que luego fue extendido por seis meses más. Al no recibir de regreso las piezas sacadas del Perú, el gobierno comenzó a realizar las gestiones para la devolución de éstas en 1920. La National Geographic Society, que co-auspició a Hiram Bigham en sus exploraciones, ha reconocido que las piezas arqueológicas fueron tomadas en calidad de préstamo y está comprometida en velar por su retorno al Perú, pero gran cosa no hace.

Al año siguiente de su llegada a Machu Picchu, Hiram Bingham sacó las piezas arqueológicas encontradas en el lugar; aunque no se sabía a ciencia cierta la cantidad de piezas incaicas que Bingham sacó de Machu Picchu desde su descubrimiento, se dio a conocer por el año 2002 en la web del Museo Peabody que se habían catalogado 4.092 piezas en la denominada Colección Machu Picchu, información que fue retirada a los pocos días de su publicación y luego la Universidad de Yale consideró que apenas 384 piezas debían ser repatriadas al Perú y en un lapso de 2 años; no crean que me equivoqué en la cifra, es correcta: ni 10 % del total se consideró para su devolución, por ser considerada, por los responsables de Yale, la única parte de “piezas museables” (aquellas que pueden ser expuestas), lo cual es obviamente muy subjetivo, porque nadie puede determinar lo que otro desea mostrar en una exposición.

Esta información era válida hasta hace no más de unos meses atrás, cuando finalmente la Universidad de Yale decide aceptar que el gobierno peruano envie una misión de especialistas del INC (Instituto Nacional de Cultura) para que haga el conteo y la catalogación respectiva de las piezas retenidas por este centro de estudios.

Cuál no será ahora la sorpresa del gobierno peruano al encontrarse con que esta catalogación ha alcanzado a aumentar en 10 veces el número de piezas retiradas por Bingham entre 1912 y 1915; pues sí, son 40 mil las piezas que están en poder de la Universidad de Yale, que insiste en negarse a devolverlas, manteniendo que sólo devolverá 384 piezas y en un lapso de 2 años, no inmediatamente, porque para su devolución además está poniendo como condición el cumplimiento de una serie de requisitos que sabe, por la incapacidad de gestión del INC (en el que siempre hay ingerencia política) y por la falta de recursos económicos (los cuales son limitados), que no serán cumplidos en el plazo estipulado, por lo tanto continuará con las 384 reliquias en su poder, como decimos aquí hasta el día de san blando (que no se sabe cuando), además de las otras más de 39 mil.

En el Perú hay un lugar que cumple los requisitos para mantener piezas arqueológicas, es el Museo de la Nación; sin embargo, este centro está en la ciudad de Lima y Yale exige que el museo esté en la ciudad del Cuzco (muy cerca de donde está ubicada la ciudadela de Machu Picchu).

Lo que me revuelve las entrañas por este abuso sin nombre y sinsentido es que quienes están en falta (Yale, como institución) continúan, desde 1920, negándole al Perú el derecho de tener su patrimonio cultural.

Entre 2001 y 2006 hubieron negociaciones entre el gobierno peruano y la Universidad de Yale, representada por su presidente, Richard C. Levin, sin embargo éstas no prosperaron por la negativa de Levin de permitir que especialistas peruanos fueran para hacer un inventario de todas las piezas en posesión de Yale, así como tampoco aceptaron reconocer que el Perú es el PROPIETRIO ÚNICO de esas piezas arqueológicas, bajo el argumento que los arqueólogos seleccionados por el gobierno peruano no estaban capacitados para realizar el trabajo, vaya pretención de Levis, calificar, o más bien descalificar, el trabajo de personas reconocidas en Perú por su trayectoria y trabajos.

Finalmente Yale concedió al Perú el derecho de catalogar las piezas en manos de este centro de estudios; con el trabajo realizado y siendo público el número real de piezas arqueológicas (conocidas en Yale como la colección Machu Picchu), que llegan a las 40 mil, como ya mencioné antes, ahora en el museo que se deberá construir en la ciudad del Cuzco, bajo especificaciones que determine Yale, que también será la “supervisora” de este museo, y además tendrá el derecho (ganado por prepotencia y por su poder) de escoger cuáles serán las 384 piezas a ser repatriadas al Perú, piezas arqueológicas peruanas que ninguno de nosotros peruanos hemos tenido la suerte de ver; las restantes 39.616 piezas se quedarán por 99 años más en manos de Yale para ¡¡¡“investigaciones adicionales”!!!, no entiendo qué incapacidad tan grande tienen los investigadores de Yale, que teniendo las piezas desde 1912 (durante 96 años) aún quieren casi un siglo adicional. Creo que este es un hecho que debería estar en los registros de ripley, casi 200 años para estudiar los mismos objetos arqueológicos y fuera de su centro de origen.

Mi pregunta final es si realmente Yale, una institución que se muestra moderna al mundo, está dispuesta a devolver el legado histórtico de nuestros antepasados para que todos los peruanos y los que nos visitan tengamos el derecho de ver, de conocer. Esas piezas que retiraron de Machu Picchu y que luego las llevaron a Estados Unidos y de las que ilegalmente Yale pretende apropiarse por usucapión (o prescripción adquisitiva). Supongo que es una respuesta que, aunque me adelanto en darla, sólo el tiempo la definirá.

Para quien desee hacer un paseo virtual por este patrimonio de la humanidad, la maravillosa ciudadela inca de Machu Picchu, le recomiendo entrar al enlace pulsando aquí. En una próxima oportunidad les hablaré de Machu Picchu, así como del camino inca, un recorrido impactante que requieren esfuerzo medio pero de mucha resistencia, aunque el panorama y el recorrido de por sí alientan a continuar hasta el final.

2
3
4

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Hola!! Mis saludos de Chile!! y muchos cariños a mis vecinos del Perú!!Machu Pichu es uno de los lugares que añoro conocer..me encanta su historia!!pero me pregunto...cómo ha pasado tanto tiempo?? y no se logra recuperar lo que ese país les retiene!!se dice..que este caballero, extrajo de manera ilegal esas piezas arqueológicas!! pero que poder tienen!!recurrir a los tribunales!! hay que hacer valer estos derechos!!y si es costoso..lo más probable..no perder esa esperanza! quiero alcanzar a ver esos objetos que nos permitirá conocer más sobre la cultura Inca!!
Un Saludo Grande para PERÚ!!
Viviana

Enviado por Mila V en

Hola Viviana... pues sí, ojalá finalmente alance a ver (en mi país) estos objetos que son nuestros. Y todas aquellas personas que nos visitan puedan ver los trabajos de que se sacaron de Machu Picchu.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Añadir nuevo comentario