Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Tequila, la esencia de México…

Lunes, a 31 de Enero de 2011 -- Alfredo -Webmaster-

Por Verónica, Jalisco (México)

Quiero compartir con todos vosotros uno de los máximos emblemas que representan a México ante el mundo, tanto como la música del mariachi. Me estoy refiriendo a la imprescindible bebida nacional: el tequila, la bebida que siempre acompaña nuestras fiestas y rondas.

La información que leeréis a continuación la conseguí gracias al apoyo de la Academia Mexicana del Tequila A.C., organismo que tiene entre sus principales objetivos, difundir la cultura del tequila.

Adicionalmente, como mexicana nacida justamente en una población de la zona de Los Altos de Jalisco, en donde el paisaje agavero es parte del mismo pueblo, he disfrutado de buenas charlas, de malos y buenos momentos, e incluso ‘curé’ algún resfriado, siempre con un buen trago de tequila en la mano.

Así que les digo: ¡salud!... y disfruten tanto como yo de la información que les comparto a continuación, y si es en compañía de un buen tequila en la mano, mejor que mejor.

 

Tequila

Población de origen pre-hispánico ubicada a 56 kilómetros al noroeste de la ciudad de Guadalajara. Actualmente cuenta con 30.000 habitantes. El cerro de Tequila, o de la Tetilla, tiene una altura de 3.000 metros sobre el nivel del mar y es un volcán extinto.

Tequila es un municipio y un poblado del estado de Jalisco, en México. El nombre de Tequila proviene de la palabra náhuatl Tecuilan o Tequillan,Cristis que quiere decir lugar de tributos. Es un "pueblo mágico". Tequila es conocido por darle su nombre al Tequila, al ser uno de los territorios donde éste se produce.

Sus primitivos pobladores fueron chichimecas, otomíes, toltecas y nahuatlacas. El poblado estuvo en un principio asentado en un lugar que se llamó Teochichán o Techinchán: lugar del dios todopoderoso o donde abundan los lazos y trampas.

El municipio de Tequila está situado en diferentes relieves, tiene pocas tierras planas, a excepción de algunos pequeños valles, su orografía es muy irregular. A las orillas del río Santiago y Chico hay 700 metros sobre el nivel del mar; al sur del municipio se registran hasta 2.900 metros (cerro de Tequila); en la parte norte las alturas son de 1.700 y 1.800 metros, pero al este en la Sierra de Balcones hay alturas de 2.300 metros.

Tequila posee un clima subtropical semiárido, con inviernos y primaveras secos y templados. La temperatura media es de 23,2 grados Celsius, con una media de precipitación de 1.073,1 milímetros. Las lluvias ocurren habitualmente entre los meses de junio y octubre.

 

Su historia

Cuando los Mexicas tuvieron su primer encuentro con las mieles del agave, nunca imaginaron la dimensión que habrían de alcanzar bajo el nombre de tequila. Desde entonces, esta mítica bebida ha estado presente en los grandes momentos de los mexicanos. Hoy en día su fama ha trascendido las fronteras, posicionándose como la bebida de gran reconocimiento a nivel mundial.

Esta situación de alguna manera hizo vulnerable al tequila, ya que surgieron seudotequilas que, a la sombra de tan noble bebida, intentaron sacar ventaja ofreciendo productos que nada tenían que ver con la naturaleza del tequila.

La reacción de los genuinos productores, desembocó en que el Mercomún Europeo reconociera la Denominación de Origen de esta bebida; para protegerla y salvaguardar esta denominación, se creo en México el Consejo Regulador del Tequila.

Mientras un segmento de la población mexicana consideró al tequila como un producto de baja estima, hubo quien siempre lo defendió, partiendo de la base de su fuerte identificación con el México tradicional y auténtico.

 

Su origen

Mayáhuel es el símbolo de la fecundidad de la tierra. Al ser convertida en maguey brindó a los hombres (Mexicas) los dones necesarios para sobrevivir. También es madre de los cuatrocientos conejos Centzon Totochtin, los cuatrocientos o innumerables Dioses de la embriaguez. La Diosa tenía cuatrocientos pechos para alimentar a sus hijos. Mayáhuel, posiblemente deriva de Mayahual, centro del maguey cercado por las pencas entrelazadas, y se refiere a todos los brazos que florecen para el mismo pueblo.

Se dice que una tormenta se abatió sobre un campo de agaves y varios rayos cayeron sobre las plantas, cociendo el corazón de las mismas, lo que provocó que por el cocimiento de los almidones, se convirtieran en una forma de miel. Los indígenas se encontraron con este fenómeno y habiendo probado lo consideraron como una dádiva divina de Mayáhuel , por lo que a partir de ese momento le rindieron culto, ya que la utilizaban en su ritos ceremoniales.

 

Un poco de cronología

Siglo XVI: Motolinía describe el cocimiento del mezcal (corazón del maguey) "mexcalli". El vino mezcal es uno de los primeros productos que la técnica europea supo obtener de un elemento natural americano.

1600: radica en Tequila (Jalisco, México) Pedro de Tagle, Marqués de Altamira y Caballero de la Orden de Calatrava, estableciendo la primera taberna de vino mezcal en toda Nueva Galicia (versión no confirmada).

1621: en la descripción de la Nueva Galicia de Domingo Lázaro de Arregui, se mencionan corazones de agave asados que eran exprimidos "para sacar un mosto pasado por la alquitarra, obteniendo un vino más claro que el agua, pero fuerte como el aguardiente". José Antonio de Cuervo compra la Hacienda de la Cofradía de las Animas, rica en siembra de agave.

1795: José Guadalupe Cuervo, hijo de José Antonio, recibe del Rey Carlos IV de España la primera concesión oficial para comercializar el vino mezcal. María Magdalena Ignacia Cuervo, hija de José Guadalupe, hereda la taberna o fábrica de vino mezcal y se casa con Vicente Albino Rojas, quien administra la fábrica y posteriormente la hereda a la muerte de María Magdalena. De acuerdo a la costumbre de la época, Vicente Albino bautiza a la destilería con el nombre de "La Rojeña".

1860: Jesús Flores, propietario de las tabernas La Floreña y La del Puente (después La Constancia), adquiere La Rojeña, siendo el primero en envasar el tequila en frascos y garrafones de vidrio.

1870: se funda en Amatitán La Herradura, casa de una de las marcas más reconocidas, la del Tequila Herradura.

1888: cambia de nombre la taberna de La Antigua Cruz y se denomina La Perseverancia, nombre que prevalece hasta nuestros días.

Finales del Siglo XIX y principios del Siglo XX: el tequila se enfrenta a una decadencia, ya que la población elitista prefería todo lo francés. El tequila era una bebida para el "populacho".

1911: Porfirio Díaz es derrocado. La consumación de la Revolución provoca que los mexicanos sean más nacionalistas y vuelven los ojos al tequila. El gobierno alienta la producción de tequila. El cine impulsa el conocimiento y difusión de la bebida, que llegó a ser la más popular de México.

1930: una epidemia de gripe, de la cepa llamada “española”, azota el norte del país y el tequila se convierte en la mejor medicina para combatirla (se dice que de ahí nace la costumbre de beber tequila con limón y sal, pues tal era la receta de los médicos de aquel tiempo). Buscando evitar el difícil manejo de los envios desde Tequila (Jalisco, México) en incómodas barricas, en la ciudad de Monterrey se fabrican prácticas botellas cilíndricas de medio litro, estableciéndose así el embotellado del tequila. El auge petrolero propició un considerable incremento en las ventas y consumo de tequila en la década de los 30's.

1940: A causa de la segunda guerra mundial, el tequila aumenta su exportación a los Estados Unidos de América, cuyos pobladores lo consumen en lugar de güisqui. Con el armisticio fue necesario realizar un gran esfuerzo para sostener la exportación e incluso incrementarla, buscando el consumo en Europa y Sudamérica.

El agave

Contra lo que algunas personas creen, el agave no es un cactus: el agave es una planta que pertenece a la familia de las amarilidáceas, es de hojas largas, fibrosas de forma lanceolada, de color verde azulado, cuya parte aprovechable para la elaboración del tequila es la piña o cabeza.

El agave se ha aprovechado entre otras cosas en:

  • Como papel
  • Vallas para guardar las heredades
  • Las hojas o pencas como tejas en techumbres
  • Tallos o quiotes como vigas
  • Las fibras de las hojas en hilaturas para tejidos
  • Puntas de las pencas como: Clavos, punzones, agujas
  • Zumo o licor del cual se hace vino, vinagre, miel, azúcar

Maguey es una palabra que proviene de las Antillas. En nuestra región y en diferentes culturas se le reconoció con varios nombres:

- Metl en Náhuatl

- Tocamba en Purépecha

- Guada en Otomí

No obstante que el maguey no es sólo de México, en ningún otro lugar del mundo es tan identificado con la cultura, el paisaje y el pueblo como en nuestro país.

Para la cultura Náhuatl, el maguey era una creación divina que representaba a Mayahuel, una diosa que tenía cuatrocientos pechos con los cuales alimentaba a sus cuatrocientos hijos. Mayahuel estaba casada con Petácatl, quien representaba a ciertas plantas que ayudaban a la fermentación del pulque, haciendo que la bebida adquiriera poderes mágicos. Los habitantes de aquella época consideraban que el maguey era una planta de nutrimento principal.

El agave en la prehispanidad era considerada una planta sagrada. Sus registros más antiguos datan de algunos códices prehispánicos como el Tonalmatl Náhuatl que significa "Tira de peregrinación Azteca", que narra la historia del pueblo de México.

Según los códices Nutall, Laud, Florentino y Mendocino, las tribus indígenas hallaron diferentes usos para el agave y sus subproductos, por ejemplo: alimentos, hilos, agujas para coser, calzado, techos para casas, ropa, clavos, punzones, armas de guerra, papel, entre otros objetos. Los méxicas aprendieron a cocer las piñas del agave.

Ya en los tiempos de la conquista, en los estados de Jalisco, Colima, Nayarit y Aguascalientes, los indios ticuila o tiquilinos elaboraban un aguardiente de la planta del agave, mismo que bebían en fiestas y ceremonias religiosas. Cuando los españoles lo probaron, fueron conquistados por Mayahuel y adquirieron la costumbre de beberlo en la punta de un cuerno de vaca.

La planta del agave azul embellece el paisaje mexicano con sus hojas puntiagudas. En distintos lugares de México se obtienen diferentes bebidas aguardentosas que reciben el nombre genérico de mezcal y toman el apellido de la población donde nacen. El más famoso de todos el es mezcal de Tequila.

Existen varias especies de agave, cuyo jugo puede ser fermentado y destilado para la producción de bebidas alcohólicas, sin embargo, sólo el agave tequilana Weber en su variedad azul es el único autorizado para la elaboración de tequila. La planta del agave tequilana Weber variedad azul, goza de ciertas características que la hacen diferente de otros agaves, ya que es una planta carnosa en forma de roseta, fibrosa, de color azul o verde grisáceo originado por una alto contenido de ceras que impiden que la planta pierda agua. Sus hojas son rígidas, con espinas marginales y apicales; almacena inulina en el tallo y es productora de fructuosa.

El cultivo de esta planta requiere de la combinación de numerosos factores como:

- La altitud, preferentemente a 1.500 metros sobre el nivel del mar

Las condiciones de la tierra, favorablemente suelo volcánico, arcilloso, permeable y abundante en elementos derivados del basalto y riqueza en hierro

- Pluviosidad, cerca de un metro anual

- Temperatura constante de clima semiseco que oscile entre los 20º

- Importante la exposición al sol, ya que se considera favorable que existan nublados entre 65 y 100 días del año

Sólo una región de aproximadamente 209 km2 en el estado de Jalisco reúne las mejores condiciones, para mejor reproducción del agave azul tequilana Weber: la famosa región de Tequila.

La planta del agave azul embellece el paisaje mexicano con sus hojas puntiagudas. Recientemente, la UNESCO ha designado patrimonio de la humanidad al paisaje agavero mexicano.

 

El Jimador

Después de que el agave ha llegado a su plena madurez (7 u 8 años), se lleva a cabo la cosecha y durante esta se realiza la jima, ya que en la elaboración del tequila se utiliza únicamente la parte central (corazón, piña o cabeza) de la planta, donde se concentran los almidones que se convertirán en azúcares después del cocimiento.

En la jima se utiliza la herramienta llamada coa, que consiste en una barreta con la punta semicircular sumamente filosa, para cortar y eliminar las hojas del agave quedando sólo la médula, misma que es separada de la tierra eliminando la raíz hasta dejar la piña. Dependiendo de la edad, del del tipo de agave y de la forma del corte, la piña llega a pesar cien o más kilos. La persona que realiza este proceso es llamado jimador.

 

Maduración

Una vez destilado, el producto final se concentra en tinas de paso en donde se diluye para pasarlo a los pipones o barricas donde se añejará dependiendo del tequila que se desee obtener. En la maduración de tequilas, la última etapa se realiza en barricas o pipones de roble o encino blanco, maderas que confieren al producto final aromas, colores y sabores muy peculiares, los cuales dependen de diversos factores como la edad, grosor de la duela, graduación alcohólica y condiciones de reposo o añejamiento. Son muy importantes las condiciones de humedad y ventilación, ya que el proceso de envejecimiento se llevan a cabo reacciones oxidativas. Por último, antes de embotellar es necesario eliminar algunos sólidos conferidos por la madera, esto se realiza a través de filtración con celulosa o carbón activado.

Maduración del tequila

Transformación lenta que le permite adquirir al producto las características organolépticas deseadas, por procesos fisicoquímicos que en la forma natural tienen lugar durante su permanencia en recipientes de madera de roble o encino.

Tipos de tequilas

Básicamente, se conocer cinco tipos de tequilas: Tequila (el habitual), Tequila Blanco, Tequila Joven u Oro, Tequila Reposado y Tequila Añejo.

Tequila: Bebida alcohólica regional obtenida por destilación y rectificación de mostos, preparados directa y originalmente del material extraído, dentro de las instalaciones de la fábrica, derivado de la molienda de las cabezas maduras de agave, previa o posteriormente hidrolizadas o cocidas, y sometidos a fermentación alcohólica con levaduras, cultivadas o no, siendo susceptible de ser enriquecido por otros azúcares hasta en una proporción no mayor al 49%, en la inteligencia de que no están permitidas las mezclas en frío. El tequila es un líquido que, de acuerdo a su tipo, es incoloro o amarillento cuando es madurado en recipientes de madera de roble o encino, o cuando se aboque sin madurarlo. Cuando en esta NOM se hace referencia al término ‘Tequila’, se entiende que aplica a las dos categorías señaladas en capítulo señalado como clasificación, salvo que exista mención expresa al “Tequila 100% de agave” o “Tequila 100% puro de agave”.

Tequila blanco: Producto cuya graduación alcohólica comercial debe, en su caso, ajustarse con agua de dilución.

Tequila joven u oro: Producto susceptible de ser abocado, cuya graduación alcohólica comercial debe, en su caso, ajustarse con agua de dilución. El resultado de las mezclas de tequilas blancos con tequilas reposados y/o añejos, se consideran como tequilas jóvenes u oro.

Tequila reposado: Producto susceptible de ser abocado, que se deja por lo menos dos meses en recipientes de madera de roble o encino, cuya graduación alcohólica comercial debe, en su caso, ajustarse con agua de dilución. En mezclas de diferentes tequilas reposados, la edad para el tequila resultante es el promedio ponderado de las edades y volúmenes de sus componentes.

Tequila añejo: Producto susceptible de ser abocado, sujeto a un proceso de maduración de por lo menos un año en recipientes de madera de roble o encino, cuya capacidad máxima sea de 600 litros, y con una graduación alcohólica comercial que debe, en su caso, ajustarse con agua de dilución. En mezclas de diferentes tequila añejos, la edad para el tequila resultante es el promedio ponderado de las edades y volúmenes de sus componentes.

 

Información tomada de consejas populares y otras fuentes

El Caballito. Es el nombre que se le daba al vaso tequilero, que actualmente es de vidrio, en forma cilíndrica con cierta angulación que hace que a la boca sea más ancha. El origen de llamar "caballito" a este vaso, se remonta a la época de los hacendados que tenían posesión de tierras agaveras y acostumbraban salir a caballo a supervisar los trabajos del campo. Generalmente llevaban consigo dos "guajes", en uno agua y en el otro tequila. También tenían la costumbre de llevar colgado al cuello, un cuerno de bovino recortado y ahuecado, que utilizaban para beber el tequila a la usanza de entonces, esto es, de un solo golpe. Cuando se les preguntaba la razón de llevar el cuerno colgado, contestaban: "Es p'al tequila en el caballito"

Tequila, sal y limón. Esta costumbre fue adoptada por los amantes del tequila casi desde sus inicios, y según los enterados tenía una razón de ser: el proceso más artesanal para obtener el aguardiente de las mieles del agave, que se obtenía a principios de los 1800's, era sumamente fuerte en alcohol y congéneres de la destilación, por lo que al ponerlo en la boca resultaba muy agresivo; para hacerlo más "abocado", se recurría a dos elementos auxiliares: la sal y el limón. En efecto, cuando colocaban la "pizca" de sal dentro de la boca, ésta producía una mayor salivación que contribuía a disminuir el impacto quemante de la bebida. Al pasarlo por la garganta, e inmediatamente chupar el limón, éste jugo cítrico aliviaba el escozor que se sentía en la garganta. En los años 30's (1900), hubo una terrible epidemia de influenza en el norte del país y más sensiblemente en el estado de Nuevo León y ciudad de Monterrey. Gracias a que un famoso médico de Monterrey tenía la sana costumbre de tomar su tequila con limón y sal antes de los alimentos del mediodía, aparentemente resistió el ataque de la epidemia y lo atribuyó a su costumbre de beber su tequila, por lo que "recetaba" a sus pacientes esta medicina, teniendo como resultado una rápida disminución de enfermos en su comunidad.

La Sangrita. Este popular acompañante del Tequila tuvo su origen en Chapala, Jalisco. Hace cerca de 60 años, Edmundo Sánchez era propietario de un restaurante en el área turística de Chapala. Además de que junto con su esposa eran conocidos por servir ricos antojitos, también lo eran porque don "Mundo", como le llamaban sus allegados, servía un tequila que él mismo preparaba a la usanza de los pequeños hornos de piedra. Como ese tequila era de preparación rudimentariamente artesanal, era fuerte y tufoso, por lo que la señora Sánchez solía poner en la mesa rebanadas de frescas naranjas, sal y chile rojo en polvo, mismas que eran usadas como acompañantes del tequila por el don “Mundo”, sus invitados y comensales, para contrarrestar los efectos quemantes del alcohol. Fue tal el éxito y aceptación de este concepto, que visionariamente el señor Sánchez pidió a su esposa que en lugar de poner las rebanadas de naranja en un platón, mejor les exprimiera el jugo en una jarra y les agregara la sal y el chile en polvo, adquiriendo la bebida un apetecible color rojizo, que posteriormente le valió el título de Sangrita. Hoy en día la sangrita que se sirve en la mayoría de los restaurantes, dista mucho de ser esa sangrita, orgullo de la señora viuda de Sánchez, quien a la muerte de don “Mundo”, y apoyada por su hijo del mismo nombre, industrializaron tan popular y tradicional bebida. Esa "otra" sangrita es elaborada con la creatividad de cada bartender a base de tomate, picante y limón. Y bien, como dicen por ahí que "en gustos se rompen géneros", la Sangrita sigue siendo una buena acompañante del Tequila, y se pueden degustar aquellas que con un buen balance de sus ingredientes, las hacen apetecibles y disfrutables. Buen provecho.

 

Propiedades del tequila (consejas populares)

Frases que aparecían en un pequeño folleto de una impresora de la ciudad de Guadalajara

Quita la angustia

Hace olvidar

Afloja el calcetín

Lima asperezas

Acerca amigos

Se te olvida el hambre

Causa rubores

Afina tu voz

Fomenta relaciones románticas

Hace compadres

Cierra tratos

Aligera los caminos

Festeja la compañía

Aumenta la alegría

Cura la tristeza

Mejora la digestión

Extingue la culpa

Suelta la lengua

Aleja de la oficina

Arregla corazones rotos

Sirve de aperitivo

Apresura desenlaces

Elimina la timidez

Levanta tu ánimo

Te da calor

Liga comadres

Abre puertas

Acorta las esperas

Mata las lombrices

Por eso y más… ¡SALUD!

 

El tequila y las canciones

Definitivamente el cine mexicano, en su llamada "época de oro", fue un gran promotor de nuestro muy mexicano tequila. En efecto, aquellos que ya escuchamos más de cerca los aletazos de los zopilotes, recordamos tantas y tantas escenas donde personajes de la talla de Jorge Negrete, Pedro Infante, Pedro Armendariz, los hermanos Soler y tantos más, celebraban los triunfos y lloraban los fracasos abrazados a una botella de tequila mientras escuchaban la música del mariachi.

De ahí, también los grandes compositores vernáculos volcaron su inspiración para celebrar los efectos del tequila, en muchas de sus canciones. Aquí recordamos algunas frases de dichas canciones:

"Me llaman la tequilera como si fuera de pila, porque a mi me bautizaron con un trago de tequila..."

"Que bonito, que bonito, es llegar a un merendero y beber en un jarrito un tequila con limón..."

"Estoy en el rincón de una cantina, oyendo una canción que yo pedí, me están sirviendo ahorita mi tequila, ya va mi pensamiento rumbo a ti..."

"Quise hallar el olvido, al estilo Jalisco, pero aquellos mariachis y aquel tequila, me hicieron llorar..."

"De Cocula es el mariachi, de Tecalitlán los sones, de San Pedro su cantar, de Tequila su mezcal..."

 

La leyenda de la "Margarita"

A modo de introducción, podemos afirmar que el coctel Margarita auténtico contiene tres ingredientes básicos, como son: Tequila, Triple Sec ó Cointreau (no Controy) y jugo fresco de limón. Agite estos tres ingredientes juntos con hielo y estará bebiendo la misma Margarita que la elite de Hollywood bebía en los 50’s en Beverly Hills (California, USA) en el Restaurante Tail O' the Cock. Sin embargo, aparte de los ingredientes y las instrucciones, la verdadera historia de la Margarita sigue siendo una incógnita. He aquí algunas de las leyendas favoritas sobre su origen:

Acapulco, México - 1948. Margarita Sames ofrecía una fiesta en su hacienda, al lado de un acantilado en Acapulco. Entre sus invitados figuraba Nicky Hilton, heredero de los Hoteles Hilton. Buscando algo para alegrar la fiesta en ese día caluroso, Margarita se puso a experimentar en el bar y se le ocurrió aligerar la fuerza del Tequila, agregándole el triple sec y jugo de limón fresco en una coctelera con hielo y sirviéndola en copas cocteleras escarchadas con sal. ¿Nacimiento de la Margarita ó ardid publicitario? Esta leyenda se presentó en 1991 dentro de una revista de agencias publicitarias para la empresa que representaba a Cointreau.

Ciudad Juárez, México - 1942. Durante la celebración del 4 de julio una clienta pidió a Pancho Morales, cantinero de Tommy´s Place, que le preparara una "Magnolia". Morales había oído sobre la bebida, sabía que llevaba algo de Cointreau y decidió agregarle algo de su Tequila favorito. Ese día debió haber estado pensando en flores, confundiendo la Magnolia con una ¡Margarita!

Rosarito, México - 1938. Una corista de nombre Marjorie King, que frecuentaba el bar Rancho La Gloria y a quien le gustaba beber, era alérgica a todos los destilados, excepto al Tequila. Beberlo sin mezclar no era una idea divertida, así es que le preguntó al dueño, Danny Herrera, si podría inventar otra manera de servirlo. Herrera, improvisando, mezcló una media de Tequila Blanco con jugo de limón, hielo picado y triple sec, lo coronó con sal y lo llamó "Margarita" en honor de la corista.

Puebla, México – 1936. El gerente del Hotel Crespo, Danny Negrete, decidió crear una bebida para su novia, a quien le gustaba tanto la sal que la tomaba con todo lo que bebía. Un día, Danny escarchó con sal la arista de su copa, combinó Tequila, Cointreau y jugo de limón. Agitó el brebaje y luego le llenó la copa a su novia, con la primera Margarita jamás preparada.

Beverly Hills, California – años 50’s. Un distribuidor local de bebidas espirituosas estaba contento, pero un tanto sorprendido, al darse cuenta que estaba vendiendo caja tras caja de Tequila José Cuervo al legendario Restaurante Tail O' the Cock en Beverly Hills. Investigó y encontró que una bebida con base en Tequila llamada “Margarita”, se había convertido en la bebida de preferencia. ¡La leyenda dice que el cantinero de Tail O' the Cock, era amigo de Danny Herrera, el dueño de Rancho La Gloria en Tijuana!

Cualquiera que sea la leyenda que usted desee creer, la Margarita sigue siendo una de las bebidas más atrayentes, misteriosas y populares en el mundo.

Hoy en día, la creatividad de los bartenders y cantineros, se desborda y han hecho surgir otras opciones de la Margarita, cuya preparación incluye sabores como: Tamarindo (riquísima), Jamaica, Guanábana, Fresa y Plátano, entre otras.

¡Salud!

 


Academia Mexicana del Tequila, A.C.

Presidencia y Dirección General

Andrés Rodríguez Reynoso

presidencia@acamextequila.com.mx

andres@acamextequila.com.mx

Tels. (52 55) 5373 4626

(52 55) 5373 4685

(52 55) 5360 3465

www.acamextequila.net

www.acamextequila.com

www.acamextequila.com.mx

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario