Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Richard Dawkins y “El virus de la fe”

Sábado, a 17 de Abril de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Recuerdo una acertadísima frase de la película “Dogma” que viene a colación con lo que quiero escribir: “Son preferibles las ideas a la fe: las ideas pueden cambiar; la fe es inamovible, aunque sea errónea...”.

Para los religiosos cristianos la única alternativa que les queda, obviamente pseudocientífica, para adaptar sus creencias a los cientos de errores de la Biblia, es el creacionismo, una aberración inconsistente y cretina que no puede explicar nada que vaya más allá de los 10.000 años que dicen que tiene el Universo.

Que los creacionistas no sean capaces de explicar porqué la fecha científicamente aceptada de antigüedad del planeta Tierra es superior a los 4.500.000.000 de años (casi un millón de veces más que la de los creacionistas: ¡casi ná! –ver nota-), no es óbice para que sigan propalando sus creencias monoteístas irracionales.

Por ese motivo, es necesario que existan personas como Richard Dawkins.

Richard Dawkins, etólogo, zoólogo, teórico evolutivo y escritor británico titular de la “Cátedra Charles Simonyi de Difusión de la Ciencia” en la Universidad de Oxford, es el autor de una magnífica serie de vídeos divulgativos sobre los sinsentidos de las religiones y la inconsistencia de la fe ante la ciencia. Es, además de uno de los más famosos científicos a nivel mundial, un afamado defensor de la teoría de la evolución. Como no podía ser de otro modo, dada su vehemencia y verbo fácil, le llaman el “rottweiler  de Darwin”.

Como muy bien dice Richard Dawkins, los creacionistas son científicos para lo que quieren y acientíficos para lo demás: lo mismo son capaces de usar móviles, computadoras, aparatos de aire acondicionado o los aparatos médicos de última generación y avanzada tecnología, pero son incapaces de aceptar las realidades científicas de los que dice que la vida es producto de una casualidad ocurrida hace millones de años.

Esta locura de irracionalidad se puede definir de forma sencilla: es más fácil recurrir al proceso de “'NO-Pensar' llamado Fe", que al de pensar, llamado ciencia.

Alfredo Webmaster

Nota

Los métodos de datación radiométrica basados en la velocidad de desintegración de los isótopos radioactivos, sistema de medición descubierto a finales del siglo XIX, sugieren que la tierra tiene una antigüedad de alrededor de 4.500 millones de años: la roca más antigua que se conoce, medición avalada científicamente sin ningún tipo de duda, tiene alrededor de 3.960 millones de años.

La historia de la Tierra se divide por convención en tres eones:

-        Arcaico: abarca desde el origen del planeta, hace unos 4.500 millones de años, hasta hace unos 2.500 millones de años,

-        Proterozoico: duró hasta hace unos 2.000 millones de años,

-        Fanerozoico: comenzó hace unos 570 millones de años.

 

Comentarios

Enviado por Susan en

Mi concepto de la fe es mas simple, yo no creo que la palabra sea el creer en un Dios o no, Sino en creer en uno mismo, el tener fe en uno, en saber que tenemos la capacidad de hacer que algo para bien o para mal, no es tener fe a una estatua de yeso o a un Dios invisible, sino creer simplemente en uno mismo. Tener fe en uno.

Susan

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Está muy bien no dejarse enredar por las religiones, porque ya sabemos lo que hace el poder donde quiera que se encuentre, pero de ahi a negar que la vida es algo más que lo que vemos sin tener pruebas de ello...sinceramente, me parece muy-poco-razonable.
Siempre sale a relucir la misma historia ¿creación divina o evolución? ¿Y porque no las dos cosas? Si Dios se entretuvo en crear unas leyes en la naturaleza ¿porqué habria de saltarselas a la torera para crearnos? Las leyes están para que cumplan su función. ¿Le quita algún mérito eso a la maravilla de la creación? Yo creo que no.
No entiendo a las personas que creen que tener fé en Dios y ser medianamente inteligente es incompatible. De hecho muchos piensan que un creyente es una especie de retrasado-mental sin curación posible.
Los creyentes más racionales creemos lo contrario, que un no-creyente es una persona que aún no ha encontrado su verdadero valor, pero que siempre tiene la oportunidad de lograrlo.
También es muy corriente que te empiecen a hablar sobre los millones de injusticias que se dan en el mundo y que al parecer Dios permite haciendo la vista gorda...¿que se puede contestar a eso? Yo nada, simplemente os diria que le pregunteis a El, estoy segura que de alguna manera tarde o temprano puede que encontreis vuestra respuesta.
Supongo que al llegar a este punto más de uno pensará que estoy chiflada, jejeje.
De la misma manera que para hacer un viaje nos equipamos adecuadamente, en una busqueda espiritual necesitamos la fé, sin ella nada tiene sentido. Es como una brújula que hace que no nos perdamos por el camino. Necesitamos fé y una mentalidad saludable.
Pero insisto, ya lo dije en otro de los comentarios. Quien no tenga ningun interés por el asunto que lo olvide y se dedique a vivir la vida como lo crea más conveniente. No hay más.

Saludos
Carmen

Añadir nuevo comentario