Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Respuesta a "Anónimo"...

Sábado, a 30 de Abril de 2011 -- Alfredo -Webmaster-

Buenos días, “Anónimo”,

Para ir aclarando conceptos: soy el único dueño de esta página Web. Solamente yo. Y yo, como dueño de esta página, escribo, digo, opino, publico o no publico lo que me viene en gana. Esa es una de las prerrogativas que tengo y la ejerzo con mano firme, sin miramiento ni contemplaciones. Si una cosa me parece correcta, la publico; y si no me lo parece, no la publico. Punto.

Otra aclaración: normalmente no suelo responder a los comentarios que hacen los lectores, pero hay opiniones que no me dejan más opción que responder. Y cuando respondo, respondo de forma contundente y sin dar alternativas. Además, como dije en el párrafo anterior, soy el dueño de esta página.

Por tanto, dado que soy el dueño de esta página y usted sólo es un lector escondido tras el anonimato, le quiero hacer una recomendación: si algo de lo que ve aquí que no le gusta, lo mejor que puede hacer es dejar de leer musicayvino.com.

Hágase ese favor, deje de amargarse la vida, olvidarse de lo que yo, como propietario de la página, publico: por eso, no acabo de entender el porqué de esa especie de masoquismo que le empuja a leer lo que no le gusta y a censurar sobre ello.

Los dos últimos párrafos me sirven para hacerle una sugerencia gratuita: evítese disgustos y úlceras sangrantes, lea sólo páginas web o blog’s de seres que piensan como usted… de esa forma ni se amargaré, ni se avinagrará, ni entrará en estado de shock anafiláctico.

Yendo a los comentarios que borré, le quiero hacer unas aclaraciones sobre sus dudas y opiniones:

- La primera: sé que no debería entrar con usted en batallitas infantiles de si soy español o no lo soy; y no debería entrar por que el concepto “patria”, “patriotismo”, “raza”, “banderas” e “himnos” sólo han servido para perpetrar las más miserables brutalidades contra otros seres humanos a los que, gentes similares a usted, consideraron inferiores por no ser como son ustedes.

- Por culpa de personajillos que han defendido desaforadamente, y con las armas, esas palabrejas tan pomposas: “patria”, “patriotismo”, “raza”, “banderas” e “himnos”, el Mundo tiene los cementerios llenos de cadáveres.

- Obviamente, tampoco entraré con usted en una batallita del tipo de “quién la tiene más grande” (me refiero a la bandera, claro) o “quién es más español” (o españolero). Además de ser una batallita deplorable, mi intelecto no me lo permitiría. Para más INRI, si combatiera con usted dialécticamente sobre el sinsentido de esas palabrejas, estoy convencido que yo llevaría las de perder: estoy totalmente seguro que yo la tengo más pequeña (la bandera); también estoy seguro que soy menos españolero que usted.

- Es más, para que vea que poco patriotero soy, a mi ni me gusta el toreo ni esas fiestas populares tan españolas de arrojar gallinas desde un campanario, perseguir un toro con llamas en los cuernos (desgraciadamente, en los del toro), lancear novillos por las calles de un pueblo castellano o algunas de esas diversiones tan 'sanas' que aún se practican en este histórico estado que llamamos ¡España!

- Pese a que, como dije antes, no debería entrar en sus batallitas, voy a responder a su duda: sí, soy español, de la mismísima ¡España!. Soy un español que habita en la zona noroeste de esta península europea... soy de una zona que tuvo entre sus primitivos habitantes a los “Irmandiños”, un país que tiene y usa dos idiomas, que enarbola dos banderas (no quería decirlo, pero no me quedó remedio) y que, con Asturias, fue el único territorio de la llamada "piel de toro" que jamás estuvo totalmente invadido por romanos, árabes o franceses.

- Por tanto, soy un español de los que quizá hay pocos en el resto del país; un español que tiene sus raíces familiares firmemente afianzadas en esta tierra, pero que no quiere hacer méritos ante nadie para ser considerado un “español antiguo”, y menos aún ante un anónimo.

- Obviamente, como español, como gallego y como descendiente espiritual (y político) de los “Irmandiños”, tengo unos principios morales y sociales que me obligan a defender los derechos humanos más fundamentales: el derecho a la vida, el derecho a una salud pública universal, el derecho a una educación pública universal (obviamente, laica), el derecho una justicia pública imparcial, el derecho a un estado laico y republicano. Esos conceptos, tan odiados por los reaccionarios y los fascistas, son los que defienden los partidos de izquierdas y los movimientos sociales de izquierdas. Por tanto, como no podía ser de otro modo, yo soy de izquierdas. Desde niño. Y a mucha honra. Y moriré así. Seguro.

- Más cositas… como persona de izquierdas, soy absolutamente partidario de un impuesto sobre la renta progresivo y creciente: quien más ingresa, más debe pagar; quien más tiene, más debe abonar.

- Más cositas aún… Siento decirlo pero, a partir de aquí, tendré que entrar en el terreno de las descalificaciones personales y el abochornamiento público: que un anónimo como usted, que tira la piedra y escode su mano, hable de subvenciones cobradas y cosas similares, le debería producir vergüenza. Para que lo sepa, las subvenciones fueron creadas para dar ayudas y prebendas económicas a los empresarios y a sus empresas en la época de López Rodó, uno de los ministros del dictador asesino Franco. Por tanto, ese tipo de actuaciones, de dar y recibir subvenciones que PAGAMOS TODOS CON LOS IMPUESTOS, sólo se entiende como un proceso antisocial de ayudar al que más tiene para quitárselo al que menos gana. Y esa es una política claramente de derechas, fascista, reaccionaria, insolidaria e injusta, que desgraciadamente aún se está aplicando.

- Y más… me resulta sumamente patético y un pelín “gilipollas” que me hable usted, a estas alturas de la historia, de quemar iglesias… y me resulta un pelín (por no decir un pelón) “gilipollas” por venir de alguien a quien supongo, dadas las cosas que piensa y dice, católico, apostólico y romano, miembro de una religión que se caracterizó durante siglos y siglos por la censura, represión, asesinato, violación y degradación extrema de todos aquellos que no aceptaban el dictado de Roma. Para que haga memoria, le recuerdo que fueron millones las personas que durante siglos fueron ultrajadas y asesinadas por no aceptar las memeces, las patrañas y las supersticiones de unos engañabobos como son los papas y sus acólitos purpurados. Y no digamos de España: durante los tenebrosos años de la dictadura del enano y aflautado Franco, la iglesia católica hizo y deshizo a su voluntad, incluyendo entre esos 'hizos' la represión más sanginaria y brutal, rememorando ese invento tan vuestro de la Inquisición.

- Y más aún: el pañuelo palestino, que yo jamás llevé por que no me gusta estéticamente, no deja de ser un adorno más... un adorno igual al de llevar una pulserita con la banderita de España o un escudito en el coche con el aguilucho del enano asesino o un politono en el móvil con el himno de la Legión. Sólo es eso: un adornito.

- Lo último… le borré sus comentarios por que fueron injuriosos, bochornosos, xenófobos, injustos y abominables: jamás permitiré que en mi página se cite a Adolf Hitler o se exponga algunas de sus opiniones, así sólo sea para ensalzar el españolismo más rancio.

Para que lo sepa, durante la semana santa visite el campo de concentración de Sachsenhausen, en  Alemania, uno de los muchos campos de exterminio en donde murieron millones de hombres y mujeres: no permito que nadie hable (bien, regular o cite frases) de un asesino miserable como ese que usted incluyó en sus comentarios (positivos) de la españolidad. Obviamente, yo los borré.

Y con el párrafo anterior doy por terminada mi filípica. Y la termino así. Y aquí. Punto.

Alfredo Webmaster

 

 

Alfredo, como moderador das que pensar bastante mal por la forma que tienes de "moderar" (censurar) el foro, pero ya como español (si lo eres realmente) lo que me da son ganas de vomitar por la forma en que menosprecias a tu país y a tus compatriotas. De modo que censuras parte o totalmente los comentarios que hablan bien de España y los españoles y permites que se publiquen los comentarios de gentuza que insulta, menosprecia y falta el respeto a España y a sus habitantes. Dudo mucho que seas español pero si lo eres me das asco y supongo que serás el nuevo español progre que ha florecido gracias al gobierno asqueroso e ignominioso del PSOE es estos 8 años. Lo guay es ir de progre como tú y de autodefinirse "demócrata" para unas cosas sí y para otras no. Ya lo demuestras. Demócrata se es cuando sabes soportar y encajar alabanzas y críticas y por encima de todo crees en la libertad individual de las personas, incluyendo la LIBERTAD DE EXPRESIÓN en igualdad de condiciones para unos y otros, te gusten o no los comentarios. Me hace gracia cuando hablas de "patriotas". Jajaja... ¿Sabrás tú lo que es eso acaso?. Para ti y los tuyos ser patriotas es vivir a base de subvenciones públicas que pagamos los demás, quemar iglesias, hacer desaparecer la historia y andar haciendo el imbécil en cualquier manifestación con un pañuelo palestino. ¡¡Qué asco!!. Comprendo porqué censuras de esa forma.

Puedes censurar todo o parte este comentario o publicarlo, me da exactamente igual. Lo único que quería es que lo leyeras porque la verdad es que estoy cansado de gente como tú.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Añadir nuevo comentario