Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Ni voy ni te espero…

Jueves, a 15 de Marzo de 2012 -- Alfredo -Webmaster-

Por Raúl Solís para montilladigital.com, 08/08/2011

La visita de Susan (abreviatura de Su Santidad) no me molesta. Como hombre libre puede venir a España y, por mí, se podría ir a la Cochinchina. Estoy encantado de que los reaccionarios que irán a aplaudir el discurso homofóbico, pseudofascista, machista y anticondón que lanzará el líder de una organización que acoge a pedófilos y propaga la virulencia del Sida en África puedan tener por un día sensaciones orgásmicas sin represión. Siempre que la orgía papal la paguen los orgásmicos.

No obedeceré sus dogmas. Sus ofensas me las pasaré por debajo del Arco del Triunfo. No soy católico. Su figura para mí tiene el mismo valor que pueda tener Belén Esteban. Cero. Eso sí, me reiré al ver que en pleno siglo XXI aún hay gente que sigue aplaudiendo tesis tan alejadas de la ciencia, el raciocinio y la lógica.

Mi risa hacia estos hooligans de la fe es irrespetuosa. Lo sé. Pero mis risas hacen menos daño que sus creencias discriminatorias y los insultos que lanzan contra cualquier modelo de vida libre que no acepte el yugo de las sotanas.

Ninguna de mis risas acarreará que un católico tenga que asistir al psicólogo o se quiera quitar la vida. Por el contrario, sus monsergas homofóbicas sí han conseguido que más de un homosexual haya salido de los confesionarios con deseos de quitarse la vida o pensando que tener relaciones con una persona de su mismo sexo es un pecado capital que sólo merece la muerte.

Ninguna de mis risas provocará que un africano muera de Sida por no usar condón. Ni mis carcajadas serán cómplices de pedofilia. Ni justificarán la violencia de género, ni ridiculizaré a ninguna mujer divorciada que esté muriendo en vida. Ni ninguna de mis risas dirá que la masturbación es insana y un “vicio” de tal envergadura que puede ser causa de parálisis cerebral.

Por desgracia, la vergüenza ajena que tendré que sufrir mientras una panda de reaccionarios aplauden las infamias, los insultos y el veneno papal no será bastante para que mi Gobierno piense que no se puede financiar con dinero público la visita del líder de la entidad que más daño ha causado en la historia de la humanidad.

Un pasado genocida, persecutor, pedófilo, saqueador y aniquilador contra quienes no tuvieran en Roma el fin de todos sus caminos.

En Granada, por ejemplo, está la huella más cercana que los andaluces tenemos para comprobar cuál ha sido el modus operandi de esta institución odiosa que siempre pide perdón 500 años después de haber cometido el pecado.

Mientras los beatones y la jerarquía vaticana aplaudan como posesos las barbaridades que lanzará Benedicto XVI, Somalia y otros rincones del mundo seguirán muriendo por inanición. A la vez que en España se reduce un 23 por ciento el dinero destinado a la lucha contra el hambre en el mundo, se cierran ambulatorios y urgencias hospitalarias, se reduce el sueldo a funcionarios y suben los impuestos a las clases medias, las empresas patrocinadoras de la excursión de Susan podrán disfrutar de una bonificación del 35 por ciento en el Impuesto de Sociedades.

Es decir, que los patrocinios privados para “alimentar el espíritu” de los católicos irán también a cargo del bolsillo de los no católicos. Como si no tuviera bastante Susan para organizar la excursión con los 10.000 millones de euros anuales que recibe a través de los Presupuestos Generales del Estado o el superávit de 21 millones que tiene el Vaticano, gracias a fondos de inversiones, activos inmobiliarios y acciones en empresas de dudosa moralidad.

Susan, yo no voy ni quiero que vengas. No con mis impuestos. Yo me pago mis excursiones.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Enviado por MEVALE (no verificado) en

NECIO!
Lei con algun interes tus publicaciones y aunque mediocres, me intrigaron. Mas,al leer este articulo, corroboraste mi impresion original. NO solo haces gala de tu supina IGNORANCIA, pero eres abominablemente ARROGANTE. Te invito le preguntes a tu MAMI que gondon le fallo para que nacieras, aun mejor, preguntale si entretuvo la idea de hacerse un aborto cuando te concibio.
Tal vez, nos habria hecho un gran servicio si su decision habria sido la ultima. En cambio, agradezco a Dios por haberte dado vida entre millones de espermatozoides que intentaron tu mismo fin. Eres un milagro, pero de los mal pagados.
Que DIOS alumbre tu lugubre cerebro y te ayude a ver la LUZ. Caso contrario, seguiremos con Lady Gaga, y la gamma de mugre que esta destruyendo el mismo principio de derecho a la vida.

Enviado por Alfredo -Webmaster- en

Estimado lector anónimo,

Antes de nada, quiero darte las gracias por haber mandado un comentario. Pese a que el texto del mismo era el que era, que hayas dedicado tres horas a escribir lo que escribiste es algo de agradecer. Y como soy agradecido,  te lo agradezco.

Vayamos por partes. Lo que tú puedas opinar sobre el aborto, el papado, las religiones o el “sursum corda”, me importa lo mismo que me importa la existencia del unicornio azul: nada. Diría aún más: nada de nada.

Después de la lectura de tu texto, que tuve que releer varias veces para entender a qué te referías en algunos de sus párrafos, sólo me queda una duda: si sabes de la existencia de las tildes y de que siempre se deberían utilizar, si sabes bien qué es un “gondon” deberías decírnoslo (yo no lo sé), y si ves la luz que dices que ves,  muy a menudo, deberías andar con cuidado, tal vez está en un túnel y la luz que ves es la de un tren que te va a pasar por encima…

En todo caso, para rematar, decirte que si te respondo es sólo porque en tu texto has citado a mi madre, y el siempre hecho de que la nombres ya me hace saltar de mi asiento como empujado por un resorte: mi madre, que murió hace más de 20 años, además de ser una maravillosa señora, inteligente, culta, amable y buena persona, era una dama. Y de una persona así, que además es mi madre, no te consiento que digas ni la más mínima palabra: la altura mental y moral en la que estás situado, a todas luces fuera de foco, no te permite ni mentarla.

Un saludo,

Alfredo Webmaster (al que llamas Necio)

Enviado por Mar (no verificado) en

Buenas Alfredo, sólo quería degirte que greo que un gondón es lo que se ponen algunos hombres en el gipote. Aunque este se lo habrá puesto en la gabeza de arriba...Te haré alguna visita de vez en cuando, lo que he leído hasta ahora me gusta. Por cierto, EL NECIO es una preciosa canción de Silvio Rodríguez. Un saludo.

Añadir nuevo comentario