Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Murió José Saramago

Sábado, a 19 de Junio de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Somos la memoria que tenemos y la responsabilidad que asumimos, sin memoria no existimos y sin responsabilidad quizá no merezcamos existir”.

José Saramago, escritor, Premio Noble de Literatura 1998 (Azinhaga, Santarém, Portugal, 16 de noviembre de 1922 - Tías, Las Palmas, España, 18 de junio de 2010)

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Que pena que haya muerto uno de los libros que me encanto fué, "Ensayo Sobre La Ceguera" Es una lástima cuando se van seres que nos alimentan el intelecto a través de sus libros...

Susan

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Es premio Nobel de literatura... no premio Noble...

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Uno de mis mas preferido escritores lei muchos de sus libros y realmente para mi era un prodigio, me acuerdo de "El Evangelio según Jesucristo", un libro precioso que tanto sorprendió al mundo católico, presenta una visión mundana de los hechos relativos al Nazareno: las circunstancias de su nacimiento, los primeros interrogatorios a su madre, los encuentros con ángeles y demonios, el descubrimiento del amor junto a María de Magdala, los diálogos existenciales y la angustia por saber cuál es el verdadero sentido y función de su existencia ante los ojos de Dios..

Paz en tu tumba estimado Jose Saramago....

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Sin duda, un Señor escritor, pero tambien muy polémico, quizá demasiado principalmente en su país de nacimiento. Escritura algo dificil de seguir y ni siempre fácil de entender.
Alexandra

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Recojo esta poética impresión de Saramago en "El País Semanal", Madrid, 29 de noviembre de 1998: "Empezar a leer fue para mí como entrar en un bosque por primera vez y encontrarme de pronto con todos los árboles, todas las flores, todos los pájaros. Cuando haces eso, lo que te deslumbra es el conjunto. No dices: me gusta este árbol más que los demás. No, cada libro en que entraba lo tomaba como algo único".

En otra entrevista ("La Provincia", Las Palmas de Gran Canaria, 20 de julio de 1997), sostenía que "En el fondo, todos tenemos necesidad de decir quiénes somos y qué es lo que estamos haciendo y la necesidad de dejar algo hecho, porque esta vida no es eterna y dejar cosas hechas puede ser una forma de eternidad". Saramago ya entró en esa bien merecida eternidad de la buena literatura, que nos invita y ayuda a interpretar el mundo y a nosotros mismos, y a cuestionarnos las verdades absolutas y reflexionar por nuestra cuenta.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

¡Que bonita manera de expresarlo! Cada libro es como irse de aventuras, nunca sabes lo que te vas a encontrar o lo que vas a aprender. Me regalaron un libro de él hace un par de meses y todavía no lo he podido leer, El viaje del elefante. Tendré que cerrar el ordenador y ponerme de firme a leer que ya se me va acumulando la lectura.

Anonimatta

Añadir nuevo comentario