Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Mentes estrechas vs mentes libres

Miércoles, a 16 de Marzo de 2011 -- Alfredo -Webmaster-

El título de este post podría haber sido otro: ignorancia vs ciencia, pero me pareció más amplio y, por tanto, más explícito, enfrentar dos formas distintas de ver la realidad: la primera, desde una mente de visión estrecha y corta, que ve la realidad sólo con los ojos de la fe, y la segunda, desde una visión libre y evolucionista, que ve la realidad con base científica.

Hace pocos días tuve una divertida discusión sobre las supuestas “verdades” de la Biblia, sobre las profundas, inapelables e inamovibles “verdades” de la Biblia y su vigencia en la actualidad.

Obviamente, como no podría ser de otra manera, el enfrentamiento era de una desigualdad aplastante: la otra persona hablaba de la Biblia sin haberla leído jamás, mientras que yo, por culpa (o gracias) de la obligación que me impusieron mis padres, la había tenido que leer de cabo a rabo, desde el Génesis al Apocalípsis, y además varias veces.

Por tanto, esa persona discutía con argumentos pobrísimos, con un nulo conocimiento de la inmensa mayoría de los escritos de la Biblia (se sorprendía de que ese libro dijera esas cosas), y, lo peor de todo, debatía en base a lo que le habían contado otras personas, que normalmente estaban igual de desinformados que él.

Yo, por mi parte, exponía mis argumentos basándome en lo que tantas veces había leído en la Biblia en mi infancia y juventud, y por el conocimiento directo que tengo de todos y cada uno de los libros del Antiguo y Nuevo Testamente, libros que, como dije antes, mis padres me habían obligado a aprender.

¿Por qué traigo a colación esta anécdota? Por que hoy recordé la discusión que tuve hace días al ver un vídeo que me envió mi hermano Alberto, correspondiente a unos minutos de la serie El ala oeste de la Casa Blanca (The West Wing, de Aaron Sorkin), un pasaje muy divertido y revelador de las mentiras, medias mentiras y falacias que utilizan las personas religiosas para defender salvajadas (y "olvidarse" de otras) que no tienen ni pies ni cabeza.

Los pasajes de la Biblia a los que hace referencia el vídeo, dicen:

Levítico. 18:22 – “No te echarás con varón como con mujer; es abominación.

Éxodo 21:7 – “Si un hombre vende a su hija por esclava, ésta no saldrá de la esclavitud como salen los esclavos”.

Éxodo 35:2 – “Durante seis días se trabajará, pero el día séptimo será sagrado para vosotros, día de descanso completo para Jehová. Cualquiera que trabaje en ese día, morirá.

Levítico. 11:1 al 7 – “11:1 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciéndoles; 11:2 Hablad a los hijos de Israel y decidles: Estos son los animales que comeréis de entre todos los animales que hay sobre la tierra; 11:3 De entre los animales, todo el que tiene pezuña hendida y que rumia, éste comeréis; 11:4 Pero de los que rumian o que tienen pezuña, no comeréis éstos: el camello, porque rumia pero no tiene pezuña hendida, lo tendréis por inmundo; 11:5 También el conejo, porque rumia, pero no tiene pezuña, lo tendréis por inmundo; 11:6 Asimismo la liebre, porque rumia, pero no tiene pezuña, la tendréis por inmunda; 11:7 También el cerdo, porque tiene pezuñas, y es de pezuñas hendidas, pero no rumia, lo tendréis por inmundo”.

Levítico 19:19 – “Mis estatutos guardarás. No harás ayuntar tu ganado con animales de otra especie; tu campo no sembrarás con mezcla de semillas, y no te pondrás vestidos con mezcla de hilos”.

Os recomiendo que hagáis lo mismo que yo tuve que hacer cuando era niño: leed la Biblia. Leerla os hará ateos… pero también libres.

¡Ah, me olvidaba! Y voy a coger un buñuelo…

Alfredo Webmaster

 

 

 

 

 

Comentarios

Añadir nuevo comentario