Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Las últimas generaciones de la arruga es bella

Lunes, a 5 de Abril de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Leyendo el artículo de Rosa Montero que publicó El País Semanal de este último domingo, no puedo por menos que estar totalmente de acuerdo: pienso lo mismo que ella, pero sería capaz de expresarlo mejor (y con más claridad) que como ella lo hace.

Nunca me gustaron las operaciones de cirugía estética, salvo en caso de accidentes o desgracias similares.

El cuerpo que tenemos, es el que es; es el que va con nuestra personalidad, el que forma parte de nuestra seña genética, el que nos hace parecernos a nuestros familiares más directos, el que envejece, se llena de arrugas, encanece o se deteriora según vamos evolucionando y adquiriendo experiencia, sapiencia, instrucción, sabiduría, conciencia… Cada arruga es una seña de identidad, una marca de vida consumida, un recuerdo del pasado, una parte de nuestro patrimonio más preciado.

Una ex gran actriz como fue Nicole Kidman, con su pretensión de que el paso de los años no hiciera mella en su más importante patrimonio (la interpretación) es, después de múltiples operaciones, un pellejo estirado un rostro carente de expresividad, sin ningún tipo de atractivo, unos ojos saltones y sin chispa…

Hoy, ella, no es nada ni nadie: es lo que su cirujano quiso que fuera.

Alfredo Webmaster

Por Rosa Montero para elpais.com, 04/04/2010

No es la primera vez que hablo del tema y seguramente tampoco será la última, porque es un asunto que me tiene morbosamente fascinada y que parece adquirir un mayor volumen cada día. Hablo de la pasión por estirarse y remendarse, de la creciente obsesión por la cirugía estética. Y estoy convencida de que este síndrome de monstruo de Frankenstein sólo está en sus comienzos; que, tal y como van las cosas, dentro de relativamente poco tiempo, digamos cincuenta años, en los países desarrollados resultará francamente difícil ver una arruga; que el envejecimiento normal será una anomalía física, algo que sólo lucirán los muy pobres, los antisistema y los raritos, un estigma estrafalario y marginal. Que todo el mundo, en fin, se cortará y coserá los cueros disciplinadamente, porque de no hacerlo quedarás fuera de la convención social y resultarás dolorosamente distinto.

“Conozco a muchos hombres de mi edad a los que no les gustan los pechos operados”

¿Creen que exagero? Perdón, pero ya está pasando. A medida que voy cumpliendo años, y mientras la gravedad derrite mis mejillas, me voy cruzando con mujeres que sé que son de mi edad y que empiezan a estar tan tersas como tambores. La cara-tambor es la segunda fase del proceso. La primera fase suele salirles bien; por lo general se operan aún muy jóvenes y quedan radiantes. Pero, claro, esa piel estirada vuelve a arrugarse, y por desgracia para ellas (y para ellos: también hay algunos hombres) ya no saben parar. Entonces reinciden en tironear y recortar y ahí se les pone ya la tez como el parche de un bombo. Y si siguen, y todas y todos los que han llegado hasta ahí siempre continúan, se precipitan en inevitable caída libre hacia la tercera fase, que es la cara-gárgola. O sea, deformados rostros de pétrea silicona que te matan del susto si te los encuentras de sopetón en alguna calle oscura y solitaria.

Hoy todavía nos chocan esos semblantes destrozados por el bisturí, pero empieza a haber tanta gente hecha un Cristo que en verdad nos estamos habituando. Por ejemplo, ya nos parece de lo más normal que las narices de Belén Esteban vayan a la deriva por su rostro como un iceberg por el océano; o que la presidenta argentina, Cristina Kirchner, luzca ese relleno reventón de gutapercha (me pasma que la gente sea capaz de votar a un político que empieza por falsificar su propia cara). De hecho, creo que mi generación va a ser una de las últimas en sentir desagrado ante los cuerpos plásticos producidos en serie. Conozco a muchos hombres de mi edad a los que no les gustan los pechos operados, esas bombas tenaces que se empeñan en mantener su tiesura alienígena al margen de lo que haga su propietaria, así se tumbe o se mueva o se ponga de lado. Pero ya hay un montón de jóvenes que han tenido su despertar erótico contemplando los espeluznantes pechos de hormigón armado de Pamela Anderson (en la fotografía), por ejemplo, de manera que esos chicos seguramente desdeñarán los blanditos senos naturales pero se pirrarán por las pecheras ortopédicas y por esos duros canales que parecen una obra de ingeniería. El perverso apego a lo artificial es algo muy común: es como preferir el flan hecho con polvos al flan verdadero. Somos animales adaptativos.

De modo que aquí estamos los últimos especímenes de la arruga es bella haciendo nuestra travesía sobre la Tierra. Y, para peor, resulta que los adictos a la cirugía estética desarrollan un problema de autopercepción semejante al de los anoréxicos; y así, no sólo no se ven de verdad como son, sino que además de algún modo olvidan haberse operado y se convencen de que siempre han sido así (increíble pero cierto: vi un documental norteamericano que lo demostraba); por eso hay tantas famosas de pellejo obviamente zurcido que aseguran enfáticas no haber pasado por el quirófano, sino haberse hecho, como mucho, pequeños tratamientos de belleza. Todo esto nos augura, para qué nos vamos a engañar, un futuro muy negro. Tengo una visión estremecedora: la de un mundo lleno de individuos recauchutados que inmediatamente olvidan que son artificiales y que consideran la carne real como una degeneración enfermiza del plástico. En fin. Deberían hacer reservas biológicas de viejecillos arrugados para que las generaciones venideras puedan tener una idea de lo que era eso. 

 

Categorías: 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

personalmente no me gustan las cirugías plásticas. En algunas personas han hecho estrago. Es muy difícil aceptarse como uno es, más en el mundo dónde se mueven y dónde lo que impera es el consumo de una imágen totalmente inquebrantable y aparentemente jóven, Es lamentable y más aún lo es porque el espejo del alma jámás se lo podrán operar o cambiar y eso está reflejado en la mirada. Podrán tener una piel de una niña, el cuerpo de una lombriz pero su mirada reflejará a la perfección su alma y mal o bien el paso de los años deja en ella sus huellas.
Un abrazo desde San Pedro , Buenos aires, Argentina, Matilde Carreras

Enviado por Susan en

En ciertos aspectos estoy de acuerdo con la cirugía estética, lamentablemente las siliconas están de moda y las mujeres desde la edad de 15 años ya entran al quirófano a someterse algún cambio en su cuerpo… ahora ofertan las operaciones viene en combo, Pompis, Chichis, nariz, a un cómodo precio y nos les importa soportar tremendos dolores en la recuperación con tal de aparentar lo que no son…
Algunas mujeres se someten a la cirugía plástica, porque quieren conseguir con su cuerpo, lo que con su cerebro no lo han logrado;
Todo es artificial, ves unas pestañas hermosas resulta que son falsas, un cabello precioso resulta que son extensiones, Los hombres de hoy no saben de que se enamoran, lo que una mujer jamás podrá disfrazar o plastificar es su corazón, su alma y sus verdaderas intenciones. A larga se nota.

Susan

Enviado por Basilisastelaren en

He estado leyendo tu escrito y el de Rosa Montero y no puedo más que estar de acuerdo con ambos....
Creo que cada persona viene determinada por unos genes que son heredados por sus padres, o sea que eso no se puede cambiar....
Supongo que a todo el mundo nos gusta estar delgados, ser guapísimos tener de todo...., pero a veces las circunstancias de la vida no nos permiten alcanzar esas metas por lo tanto, no debemos caer nunca en el pozo del no querer aceptarnos. Cada uno es como es y punto.
Además a ciertas edades lo que todo el mundo busca no es la mayor perfección, supongo que si la encuentran mucho mejor, yo por lo menos le doy más importancia a otras parcelas de la vida que alimentan más mi espíritu.
Mira creo que lo más importante es saber envejecer con la frente bien alta y pensar que cuantos más años vivamos más sabios nos haremos, por lo tanto, no estoy de acuerdo con tanta operación como hacen hoy en día, incluso niñas con el beneplácido de sus padres.
Síiiiii......, cirugía para reparaciones, quemaduras, accidentes, etc..., pero siempre conservando los rasgos naturales que son los más hermosos.
Un biquiño agarimoso.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Pues les dire que yo si estoy de acuerdo con algunas cirugias platicas, porque no levantarse un poquito las pompis cuando esten caidas, y que me dicen de la papada y el cuello cuando se ponen muy flacidos. , Por ahora no he tenido la necesidad de hacerme nada de eso, pero cuando lo necesite no dudare en hacerlo y asi poder seguir poniendome la ropa y los vestidos de baño que tanto me gustan.
Soy una mujer de sentimientos muy puros y transparente, solo transmito cosas buenas y positivas,, entonces porque no ser bella por dentro y por fuera.
Animensen...
Saludos
ORQUIDEA

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

La verdad es que los años no llegan solos, con ellos también se van los senos duros, se caen nuestras nalgas, nos salen gordos por todos los lados y cosas que de sobra sé que las mujeres sabemos que nos pasan y no podemos disimular así nos matemos en el gimnasio. Entonces por que no tratar de mantenernos, sin exagerar obviamente, o me van a negar que no es triste y decepcionante que te quieras poner un vestido hermoso o ir a la playa y no te sientas bien con lo que te pones, no creo que todas las mujeres lo hagamos por lo que piensen los demás creo que es por sentirnos bien con nuestro cuerpo, además creo que si eres linda por dentro también tienes que mantenerte linda por fuera, sin exagerar con los retoques claro está.

Un abrazo…
Ébano (Colombia)

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Me uno a las que estan de acuerdo con hacerse algunas cirugias cuando lo creamos necesario, es muy rico sentirse bien con uno mismo, lo que tu sientes lo transmites.

Stelaris
Panama

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Sin ser vanidosa, creo que si hay algo de mi cuerpo que con el tiempo está bastante deteriorado, considero que debo aprovechar los avances de la ciencia para corregirlo.

Un abrazo

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

¿No os habeis fijado que a todas las mujeres que se han estirado varias veces la cara les aparece una especie de risita irónica imborrable? Es horrible.
Las mujeres tienen que aprender a valorarse por ellas mismas y sobre todo conformarse con lo que son y lo que tienen. Más que nada por su propio bien, porque los años pasan y en cuanto ven que ya dejan de llamar la atención, muchas tienen problemas de autoestima y se vienen abajo con complejos y tonterias que solo hacen que amargarles la vida.
No se puede tener siempre 20 años y además las operaciones tienen riesgos y no siempre quedan bien, amén de las cicatrices que dejan.
Y si retocas tus facciones de algún modo pierdes algo tuyo...no sé, a mi no me importa envejecer, cuando me salgan arrugas ahi se quedaran y lo demás...pues tres cuartos de lo mismo. A lo único que no voy a renunciar es a ir con pantalones. :-)

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Y Dios me hizo mujer,
de pelo largo,
ojos,
nariz y boca de mujer.
Con curvas
y pliegues
y suaves hondonadas
y me cavó por dentro,
me hizo un taller de seres humanos.
Tejió delicadamente mis nervios
y balanceó con cuidado
el número de mis hormonas.
Compuso mi sangre
y me inyectó con ella
para que irrigara
todo mi cuerpo;
nacieron así las ideas,
los sueños,
el instinto.
Todo lo que creó suavemente
a martillazos de soplidos
y taladrazos de amor,
las mil y una cosas que me hacen mujer todos los días
por las que me levanto orgullosa
todas las mañanas
y bendigo mi sexo.

Poema de Gioconda Belli...uno de mis favoritos.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Absolutamente hermoso!...

Adryana

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Tengo 56 años y mi piel es tersa, si arrugas y brillo como una loza cuando me maquillo. todo el mundo me pregunta porque, y yo no lo sé. Sin cirugía, porque mi nivel de vida no me dá, más que para lo necesario.

Enviado por Adryana en

Ese debe ser el resultado de llevar una vida tranquila, o una buena alimentación, mira que a lo mejor eso ha hecho que tu piel a la edad que tienes se vea lozana... tambien puede ser genético, te felicito...

Adryana (ayuribel)

*No todo lo que escribo es una experiencia vivida, aveces es eso, aveces son solo letras, pero por lo general es lo que percibo de los demás...*

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Sin arrugas a los 56 años? hay que ver para creer, osea que tu tienes la carita como popitas de bebe? yaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa dices....

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Yo tengo 55 y tampoco tengo arrugas, pero es que mi madre tiene 80 y ahora empieza a tener alguna. No sé porque te extrañas de eso, es solo una cuestión de piel, obviamente los años se notan, con arrugas o sin ellas la lozania de los 20 años se va perdiendo poco a poco.

Carmen

Enviado por Georgina en

El tema de las arrugas es simplemente genético. Somos lo que heredamos de nuestros antepasados.
Yo no sé si era por culpa de su genética 100 por ciento italiana, pero mi abuela murió de 86 años y no tenía ni arrugas ni una pizca de celulitis.
Por supuesto que se notaba que tenía sus años, porque los músculos no estaban en su lugar, pero la piel, era casi como la de un bebé.

Georgina :)

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Si se le notaba que tenia 86 años, entonces si tenía arrugas,si no se le viera arrugas, entonces a sus 86 era de verse como una de 20 era de haber maneido la eterna juventud y eso es algo imposible.

Enviado por Georgina en

Las arrugas no son lo único que delata la edad. Mi abuela tenía flacidez en la cara, como ya dije, no tenía los músculos en su lugar, sino que la gravedad hizo de las suyas con sus mejillas.
Tenía arrugas en la frente y marcado el surco nasogeniano. Ambas arrugas comienzan a marcarse en edad temprana, cuando uno todavía es joven, por lo tanto no es signo de vejez avanzada.
También con los años aparecen manchas y se pierde luminosidad y la apariencia aterciopelada de la piel.
Mi abuela no tenía arrugas alrededor de los ojos ni en las mejillas y te aseguro que le envidiaba las piernas, sin un solo pozo de celulitis, aún a los 86.
Georgina :)

Enviado por Adryana en

Yo tengo una tia-abuela (hija de la hermana de mi abuela) de 103 añitos, vieras la piel de ella!!!... lo que tu dices, la gravedad hace de las suyas, pero es una piel envidiable... y la vieras, todos los dias se toma por lo menos unos 4 vasos de agua, ella dice que el agua le ayuda a eliminar toxinas... tambien le creo!!!... los médicos dicen que está enterita y la verdad ella no se queja de nada...

Imagino que la vejez en la piel es genético... tambien va en la alimentación, casi toda la familia de mi padre revelaba tener muchísima menos edad que la real, mi padre (qepd) por ejemplo, a los 83 años parecía tener 50, es que ni canas tenia!

Adryana

*...No todo lo que escribo es una experiencia vivida, en ocasiones es eso, en otras son solo letras, pero por lo general es lo que percibo de los demás... y siempre dejo en cada punto suspensivo un suspiro...*

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

yo solo puedo decirles que no existe ninguna mujer fea, con o sin arrugas, lo que proyectas desde adentro lo reflejas en tu exterior, si tu te sientes hermosa, sencilla e interesante eso es lo que veran los demas en ti, el quererte no implica que debas cambiar tu cuerpo, existen mil maderas de verte estupenda sin necesidad de recurrir a formas que pueden causarte mas adelante sufrimiento y fuztracion, definitivamente no hay posima mas grande de la belleza que tu amor propio.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

ES LO QUE A MI ME PONE LINDA...LAS ILUCIONES ,EL SONREIR ,EL RESPIRAR ,EL TENER A QUIEN AMAR , EL TOCAR Y ACARICIAR UN HOMBRE QUE ME GUSTE Y SI NO LO TENEMOS PUES QUE LLEGUE ,ESAS SON LAS CONSAS QUE ME HACEN VER MAS JOVEN QUE ME QUITAN LAS ARUGAS AUNQUE TODAVIA NO LAS TENGO .. ESAS SON LAS COSITAS ANTI ARUGAS PARA MII ESAS SON MIS CREMASS ...EL VIVIR SANAMENTE Y EL APRENDER A SONREIR Y AFRONTAR DE FRENTE LAS DESGRACIAS DE LA VIDA.. POR QUE NO SE SI MUERA MANANA ..Y DEJE DE GOZAR POR VIVIR ACOMPLEJA POR LAS ARRUGAS,CELULITIS,EL ESTAR GORDITA ,EL QUE NOS QUIERA QUE ME QUIERA COMO SOY .. JEJEJE Y MUY DE FRENTE Y SEGURA DE MI MISMA DECIR... LO QUE VES ES LO QUE AY ...EL QUE ME VA A MAR QUE ME AME CON TO Y LO VIEJITA QUE ESTE.. JEJEJJE LA BELLEZA VA POR DENTRO NO POR FUERA..POR QUE ESA ES LA VERDADERA ESA NO SE CAMBIA NI SE VENDE NI SE COMPRA... ES LA BLLEZA DEL ALMA ..

ATT :SHADOWCAT

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

¿A quien queremos engañar? Las arrugas no son bellas y cuantas más hay, peor. Pero hay que aceptarlas, mejor arrugas naturales que silicona a trocheymoche, que acaba una pareciendo la momia de Tutankamón.
Para mi la belleza de las arrugas o sea de las personas maduras, está en verlas alegres y aceptandose tal y como son.

Elisa

Enviado por Georgina en

Tienes razón en que hay que aceptarse tal cual uno es.
Lo más importante de todo es estar feliz con lo que uno logró en la vida. Cuando te sientes pleno en ese sentido, aceptas el paso del tiempo, porque no sólo te sientes completo en tu interior, sino que al tiempo lo ves como algo absolutamente necesario, sin el cual no habrías tenido tantos logros.
En lo que respecta a las personas maduras y alegres, una vez escuché que no debemos preocuparnos por las arrugas que tenemos en la cara en sentido horizontal, porque son arrugas que salen de tanto reír. Sí debemos preocuparnos por las que salen en sentido vertical, que son las que aparecen por tener cara de enojado... Yo, por si acaso... uso cremas anti age desde los 25... jeje.

Georgina :)

Añadir nuevo comentario