Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Las mariposas migratorias ‘huelen’ su camino en lugar de mirarlo

Domingo, a 27 de Septiembre de 2009 -- Alfredo -Webmaster-

El 26 de enero del año pasado, Verónica, una colaboradora de mi página, me envió un texto que se publicó con el nombre: La migración de las mariposas monarca, un interesantísimo trabajo que podéis leer yendo desde el enlace anterior, y en el que encontraréis el relataba de la vida y milagros de una de las miles de variedades de lepidópteros que aún existen en el mundo: la “Danaus plexippus”, más conocida como mariposa monarca.

Pero esta mariposa es especial; esta mariposa es capaz de recorrer entre 3.000 y 4.000 kilómetros para acudir, puntualmente cada año, al mismo destino: el estado de Michoacán, en México.

Este complejísimo desplazamiento, atravesando parte de Canadá y todo EEUU, sobrevolando montañas, ríos y ciudades, siempre tuvo a los científicos confundidos y sorprendidos: ¿Cómo es posible que un insecto de poco más de 9 centímetros de envergadura, sea capaz de orientarse y llegar a su destino sin fallos ni errores, sin perderse jamás?

Un estudio realizado por la Escuela Médica de la Universidad de Massachusetts lo desveló: estas mariposas tienen un reloj circadiano en sus antenas.

Alfredo Webmaster


Redacción elconfidencial.com, 24/09/2009

Imagen cortesía de Monarch Watch - Chip Taylor - Science

La migración de las mariposas monarca, que cada año atraviesan parte del subcontinente norteamericano desde el este de EEUU hasta un abetal concreto situado en México, es un asunto que ha fascinado desde siempre a los científicos. ¿Cómo es posible que estos animales tan indefensos como bellos sean capaces de recorrer más de 3.000 kilómetros sabiendo en todo momento cuál es el lugar exacto hacia el que se dirigen? Un equipo de neurobiólogos de la Escuela Médica de la Universidad de Massachusetts acaba de dar una explicación concreta que abre nuevas perspectivas.

Hasta ahora se creía que creía que el “reloj de 24 horas” que ayuda a las mariposas monarca a mantener su curso recto a pesar de los movimientos del sol para alcanzar su destino final se encontraba en su cerebro, pero los científicos han descubierto que en realidad reside en su antena.

Hasta ahora sabíamos que la antena era un órgano importante, responsable no sólo de detectar los olores sino también la dirección del viento e incluso las vibraciones acústicas”, explica Steven M. Reppert, autor del artículo. “Pero su papel preciso en la orientación durante la migración de las mariposas”, continúa el profesor, “es un nuevo descubrimiento que resulta intrigante, ya que puede abrir una nueva línea de investigación acerca de las conexiones neuronales entre la antena y el sol como brújula, y los mecanismos de navegación de otros insectos”.

Más que receptores olfativos

Los resultados de la investigación salen publicados en el número de la revista Science de este viernes. Las mariposas monarca tienen un reloj circadiano, un mecanismo similar al que controla nuestros ciclos de sueño y vigilia y que a ellas les permite corregir el rumbo y mantenerse en la dirección correcta a medida que el sol avanza por el cielo a lo largo del día. Para investigar, los miembros del equipo utilizaron el método de la diferencia de John Stuart Mill: retiraron las antenas a un grupo de mariposas mediante un procedimiento quirúrgico y luego las dejaron volar en un simulador. A diferencia de aquellas que mantenían las antenas, que eran capaces de orientarse, las que carecían de ellas perdieron su orientación habitual hacia el suroeste.

Ahora las perspectivas sobre las funciones de las antenas cambian y no sólo para las mariposas. Los autores del estudio afirman que puede haber otros insectos que también navegan a partir de la posición del Sol y que podrían utilizar sus antenas de la misma manera.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Me agrada leer la continuidad de aquel artículo entre otras cosas...

RECIBE UN FUERTE ABRAZO POR TU CUMPLEAÑOS !

CON TODO CARIÑO,

Verónica
Guadalajara, México.

Añadir nuevo comentario