Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

La banda sonora de mi vida…

Sábado, a 21 de Agosto de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Quizá la culpa es de los años, que van pasando y pasando, o, quizá, de que los recuerdos del pasado son (o nos parecen) mejores que la vida que estamos viviendo, pero hoy me levanté con el sonido de una voz y el chasquido de las cuerdas de una guitarra: hoy me levanté tarareando una canción de Enrique Urquijo y Los Secretos.

Recuerdo como si fuera hoy aquella mañana del 17 de noviembre de 1999, un día de cielo cubierto, plomizo, pesado, sentando en la sala de espera del aeropuerto de Barajas con un portátil en las rodillas y trabajando en un informe. Estaba allí esperando la salida de un vuelo de Iberia con dirección a Panamá.

En ese momento, más o menos a las 11 de la mañana, el televisor de la sala de espera del aeropuerto dio la noticia de la muerte de Enrique: lo habían encontrado en un portal del barrio de Malasaña (Madrid), roto y desmadejado por una sobredosis de heroína.

Aquél hombre de 39 años, que a veces parecía un niño, propietario del corazón más grande y de la fuerza de voluntad más pequeña, no había sido capaz de superar su larga adicción a las drogas. Ni su hija Maria ni su compañera sentimental Pía, lo habían conseguido arrancar de las garras de la autodestrucción.

Oí la noticia pero no la podía creer: no era posible que el autor de la banda sonora de mi vida me abandonara sin cantarme su última canción…

Dicen, se dice, que los hombres no lloramos. Pienso que o bien no soy hombre o en ciertas ocasiones dejo de serlo: yo he llorado y aún lloro cuando algo me conmueve o me emociona, y la muerte de Enrique me emocionó profundamente. Me emocionó tanto, que tuve que irme al baño del aeropuerto para no sentir las miradas de la gente de mi alrededor.

Su muerte fue la pérdida de una parte de mi pasado, de los rescoldos de la juventud que no volverá, la desaparición de los primeros años de madurez, de los sonidos de los guateques, de las audiciones privadas y no tan privadas de música a todo volumen, de los conciertos de Los Secretos en la Plaza Mayor de Madrid, en el 97, o el de la Sala Galileo del 99 (la última vez que le vi en directo).

Su pérdida fue la pérdida del poeta de los fracasos, el trovador de las derrotas, el cantor de las miserias de la vida, el campeón de la tristeza, el rey de la cruda realidad, el señor de los lamentos.

Su desaparición significó que ya nada iba a ser igual, que ya nadie me iba a decir que su ánimo era el mismo que el mío. Nadie volvería a expresar como él que su pena era mi pena. Su pérdida significó, también para mí, que “nunca he sentido igual una derrota…”.

Sé que nunca le pude dar personalmente las gracias por todo lo me ayudó con su música, pero hoy quiero hacerle el homenaje que nunca le hice, y mientras escucho su música siento que su presencia me ayuda a enjugar alguna tristeza de la vida, algunas pérdidas irreparables, algunas personas que vienen y van, que entran y salen… hoy siento que sus derrotas también son mis derrotas.

Estés donde estés, ¡gracias, querido Enrique!

Alfredo Webmaster

 

Quiero beber hasta perder el control

Nunca he sentido igual una derrota
que cuando ella me dijo "se acabó".
Nunca creí tener mi vida rota.
Ahora estoy solo y arrastro mi dolor.

Y mientras en la calle está lloviendo,
una tormenta hay en mi corazón.
Dame otra copa: aún estoy sereno.
Quiero beber hasta perder el control.
 
¡Cuántas noches soñé que te besaba
y en mis brazos llorabas por tu error!
Luego, un ruido del bar me despertaba
y el que lloraba entonces era yo.
 
Y mientras ella está con otro tipo,
mis lágrimas se mezclan con alcohol.
Ella se fue. ¿Por qué no me lo dijo?
Y siento que mi vida fracasó.

En homenaje de agradecimiento a Enrique y a la compañía que me hizo toda mi vida, aún ahora me lo hace, hoy incluyo en la Gramola algunas de sus mejores canciones:

  • Quiero beber hasta perder el control: una de las canciones más bellas de Enrique, en la que deja entrever sus miedos y sus dependencias, su necesidad de amar y ser amado.
  • La calle del olvido: una canción de desengaños y traiciones, de arrepentimientos a destiempo.
  • Ojos de gata: otra balada de más y más derrotas, del reconocimiento de que nada es igual pese a que lo veamos distinto. Joaquín Sabina, gran amigo de Enrique, compuso un tema similar en el que él sí triunfa.
  • Hoy no: otra magnífica canción.
  • Cambio de planes: un tema de siempre.
  • Pero a tu lado: una de las canciones de amor más bonita que se han escrito.
  • Agárrate a mí, María: esta canción, con reminiscencias de ranchera, está dedicada a su hija María; en la letra reconoce la necesidad de su ayuda, de su compañía, de su angustia al ver que se le va la vida. Es, sin lugar a dudas, la mejor herencia que le pudo dejar, una arrebatadora canción de amor.
  • Volver a ser un niño: una hermosa canción de ligera alegría
  • Nada más
  • Bailando en el desván
  • Ya me olvidé de ti
  • Puede que algún día: esta canción estaba dedicada pero ya no lo está.

Enrique y su hija María
Enrique y Maria 1
Enrique y Maria 2
 
 

Comentarios

Enviado por STELARIS en

ALFREDO, QUE HERMOSA CANCIÓN "QUIERO BEBER HASTA PERDER EL CONTROL"...QUIZÁS A MUCHO DE NOSOTROS NOS HA PASADO EXACTAMENTE LO QUE EL AUTOR PLASMA EN LA LETRA DE ESA CANCIÓN, QUISIERAMOS NO PENSAR NI SUFRIR EL DESENGAÑO O EL DESAMOR DE AQUELLAS PERSONAS A QUIENES LE ENTREGAMOS NUESTRO CARIÑO, NUESTRO GRAN AMOR DE UNA MANERA DESINTERESADA, PERO NO LO VALORAN , LO IGNORAN DE TAL MANERA, QUE NOS HIEREN HASTA LO MAS PROFUNDO.

UNA CANCIÓN QUE NOS HACE MEDITAR SI EN REALIDAD EXISTE EL AMOR MUTUO ENTRE LA PAREJA O SIMPLEMENTE SE DA SOLO EN UNO DE LOS DOS...ESTOY POR PENSAR QUE ES ASÍ., PERO TAMBIÉN NOS DEMUESTRA QUE HAY HOMBRES CON SENTIMIENTOS, HOMBRES QUE AMAN, QUE SE ENAMORAN Y QUE SUFREN.

FELICIDADES A AQUELLOS HOMBRES, A ESOS GRANDES, MACHOS, MACHISTAS QUE QUIEREN ESCONDERSE DENTRO DE UN CAPARAZÓN DURO E IMPENETRABLE PERO QUE EN SU ALMA SE ESCONDE UN SENTIMIENTO NOBLE Y DE SUS OJOS BROTA UNA LAGRIMA POR AMOR

"NADIE SABE LO QUE TIENE HASTA QUE LO PIERDE"

Enviado por Mila V en

Mientras respondo y leo tus artículos estoy con el popup player, no me canso de decir: muy buena idea. Me gustan todas sus canciones (pero a tu lado y hoy son las que me identifican más... quizá por los momentos que estoy pasando). Realmente una pena que su falta de reacción para salir de su "miseria", aún a pesar del amor de su compañera y de su hija, lo haya llevado a la autodestrucción.
Sobre tus lágrimas... simplemente lágrimas de ser humano sensible y si es raro ver a una mujer llorando en medio del aeropuerto, lo es aún más cuando es un hombre el que llora, acostumbrados a esconder sentimientos.

Enviado por Mónica Avendaño en

tiene muy bonitas letras (las escuche todas!!!) sin embargo la que mas se identifica conmigo actualmente es quiero beber hasta perder el control, aunque no creo que lo pierda, ademas soy alergica, y con respecto a tus lagrimas, demuestran tu sensibilidad. eres una persona maravillosa y unica en el mundo.

Mónica

Enviado por Anagalena en

No conocia toda la historia de Enrique Urquijo pero ahora me documente y se algo mas.
Es una pena la cantidad de musicos españoles de los años 80 que fueron quedando en el camino por culpa de la droga y el alcohol.
Nunca entendi bien la relacion tan estrecha que habia entre la fama y los excesos pero es cierto que sucede en todas las profesiones. En concreto en la mia, que esta llena de gente de prestigio prefesional y grandes responsabilidades, casi todos los altos responsables (no cito mas para evitar que se molesten) esnifan mucho o en ocasiones, algo que esta totalmente prohibido. Tambien sus efectos se notan en el resultado de su trabajo y todas sabemos que cuando el Sr. X lleva algo mal por culpa de eso, sabemos que los resultados seran malos y que personas saldran perjudicadas.
Anagalena

Enviado por Ana en

Me hiciste llorar, Alfredo, nunca habia leido nada tan tierno ni tan cariñoso hacia otra persona a la que no se conoce personalmente.
En el comentario de El Principito, el de la rosa, ya te decia que sabia que eras romantico pero NUNCA pense que pudieras serlo tanto.
Envidio a la mujer que pueda tenerte y que pueda disfrutar de todo eso que llevas dentro. Te recuero siempre como el hombre perfecto.
¡¡NO CAMBIES PORFAAAAAA!!
Ana
PD: siempre te tiento y siempre te mando pistas para que me invites y nunca me haces caso. Supongo que tendras alguna persona contigo y por eso estas asi.

Enviado por Luis en

Senti emoción al leer tu comentario por que lo sentí como mío.
No te conozco personalmente pero todo lo que dijiste en tu blog coincide exactamente con lo que yo pensaba pero nunca supe plasmar de forma tan sincera y apasionada.
No recuerdo el día de la muerte de Enrique Urquijo pero lo que si recuerdo es que sólo él era capaz de hacerme sentir alegra o triste con solo cambiar la canción en mi lectos de cds.
En el panorama actual de la música no existe nadie como él.
Yo también lo extraño.

Enviado por Anagalena en

Que bonito fue lo que escribiste Alfredo, me hiciste llorar de pena y de angustia por lo que le sucedio a Enrique Urquijo. Nunca habia leido un epitafio para un amigo tan bien escrito y lleno de sentimientos.
Siempre supe que eras romantico y que algunas cosas que escribes de politica se alejan de lo que mas te gusta, que mejora escirbes y haces sentir.
Porfa, no dejes de escribir de vez en cuando asi, es lo mejor que llevas dentro.
Sabes que te quiero y que seras siempre mi amigo.
Anagalena

Enviado por Nuria en

¿en quien pensabas cuando escribiste esta noticia tan romantica y sensible?
Nunca habia leido un articulo dedicado a alguien tan hermoso y bonito, ojala algun dia alguien escriba asi sobre mi y sobre el recuerdo que le deje.
Yo que te conozco bien se que eres muy transparente y que seguro detras de todo esta alguien a quien quieres mucho pero que te hace daño.
Supongo que la persona es la de las iniciales y por eso lo pusiste asi.
Si tu quieres te puedo ayudar al menos para hablar sabes que siempre cuentas conmigo.
Nuria

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Simplemente perfecto, yo tengo 16 añitos, y la verdad... Lloro cada vez que veo a enrique en un video, cada vez que veo una foto suya... Lloro porque además de que el mundo perdió a una bellisima persona cuyas canciones han sentido suyas miles y millones de personas en este mundo, cuyas canciones nos hacen sentir identificados en algún momento de nuestra vida, porque las drogas nos lo arrebataron, porque se llevaron a un artista de los pies a la cabeza...
Las dos únicas veces que he llorado al ver a alguien en concierto, una fue al ver a La Guardia y otra al ver a Los Secretos encabezados por Alvaro.
No llegué a asistir a ningún concierto de Enrique, pero me hubiera encantado.
Precioso lo que has escrito, siento exactamente lo mismo...... precioso de verdad...

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

entiendo que forme parte de tu banda sonora, como de la de muchos de nosotros, eso es indiscutible, sin embargo considero más sutil y exquisita la sensibilidad de Antonio Vega (poseen muchos paralelismos sus biografías, que se reflejan en su obra); lo siento pero Urquijo no llega a emocionarme con el mismo nivel de intensidad, quizá por mostrar mas romanticismo

Enviado por Anagalena en

Alfredo, hoy lei de nuevo lo que escribiste sobre Enrique Urquijo y si la primera vez llore de pena, hoy llore de rabia, de dolor y de angustia.
Como te dije siempre su musica fue mi compañera durante los años de estudios y aun depues en los dos años de matrimonio cuando mas sola me sentia por las ausencias de mi ex. Mi niña es una loca de Los Secretos y yo creo que fueron sus unicas canciones de cuna, aun ahora que ya tiene 8 años sigue escuchandolas y se sabe las letras al completo.
Caundo repase lo que escribiste con mas calma em di cuenta de varias cosas, que esto lo escribiste con el corazon y se nota cuantos sentimientos expresaste y que lo escribiste pensando en alguien por que pusiste "Puede que algún día: esta canción estaba dedicada pero ya no lo está" y eso indica que lo hiciste por alguna chica segura estoy de eso.
No dire que me da muchos celos pero si unos poquillos jajajaja, aun siento cosas que no te oculte nunca, solo silencie los planes que hice con una amiga, pero eso ya es pasado.
Anagalena

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

puede que algun dia???no la conozco,al menos por el titulo y creo que ya no querria dedicarsela a ella,pero si oirla,siempre habra una ella a quien dedicarsela

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Más de uno y de una nos hemos identificado con él en sus canciones, que dicho sea de paso, han formado parte de una vida nuestras, una de las partes más libres y felices.
Tal vez los genios no llegan a serlo tanto en el terreno personal, pienso que le falla la genialidad de saber sobreponerse a las más adversidades que les plantea la vida en determinados momentos. Tienen que refugiarse en algo artificial para poder sobrevivir.

A mí, como a ti y como a tantos otros nos dejó la huella de un tiempo pasado que aún flota en el presente.

Saludos

Enviado por Basilisastelaren en

Pues no sé que decirte Alfredo...., yo intuía siempre que bajo tu caparazón de persona inalcanzable, existía alguien que poseía un gran corazón y mucha sensibilidad.
En realidad, si alguien analiza en profundidad muchos de tus escritos, vislumbrará la existencia de una parte de tu persona con mucha sensibilidad...., que no tiene un corazón de piedra como muchas veces quiere aparentar, quizá usándolo como parapeto de otras cosas que le corroen internamente.
Creo que muchos acontecimientos que están acaeciendo, de alguna manera, están minando un poco tu vida..., no te preocupes que no solo te pasa a tí..., yo le llamo, el querer y no poder...., sí Alfredo el desencantamiento lo están sintiendo muchas personas que creían en algo concreto y que a la larga ven como se desmorona todo a su alrededor sintiéndose incompetentes para resolverlo....
No te preocupes demasiado que tarde o temprano lo que se siembra se recoge, eso vá por los políticos, por las personas que no tienen sentimientos, etc.....
Hermoso epitafio de cariño y buena amistad el que le has dedicado a Enrique de los Secretos.
La canción quiero beber hasta perder el control, es una de las más representativas de lo que le estaba pasando....
En ella como tú bien dices dejaba entrever sus dependencias, sus miedos..., en cierta manera estaba gritando para que alguien lo escuchara, quería amar mucho y ser amado de la misma manera, pero desgraciadamente la vida nos enseña a veces que no es posible.
Te diré que a mí, siempre me gustaron las letras de sus canciones tenían alma.....,y él era único interpretándolas..., pero desgraciadamente aquella época también fué triste...., muchas personas desaparecieron de nuestras vidas como él mismo..., por drogas, bebidas alcohólicas, mezclas..., etc.
El pasado siempre nos dá, en cierta manera nostalgia no obstante, no debemos regodearnos en ello, todo lo contrario.., pienso que debemos ir siempre hacia delante buscando el camino de la vida, afrontando todo lo malo y bueno que nos tiene deparado para nosotros......
Venga Alfredo, sé positivo siempre y no te dejes vencer por la adversidad, tanto en el aspecto laboral como personal.
¡Me parece que hoy cuando escribiste esto, ni tus ánimos ni tu corazón estaban positivos...!¿Porqué....?, busca la respuesta en tu interior......
Biquiños agarimosos e unha aperta pra que che dea alguns ánimos amigo.

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

...escrito no es nuevo, Alfredo lo publico en el 2007, solo que por algún motivo decidió desempolvarlo y volverlo a publicar...

Supongo, Alfredo, que has de haber estado escuchando a Enrique Urquijo y decidiste colocar este articulo nuevamente como homenaje a el cantante que tanto admiras o tal vez, solo tal vez, por alguna vivencia actual que te puso de animo melancólico y te hizo recordar este viejo escrito, lo cierto es que lo que manifiestas en este escrito demuestra una gran sensibilidad de tu parte y hace obvio que, en aquel momento, vivías algo muy fuerte que te hizo escribir con tanto sentimiento...

Besos, La Soñadora : )

Enviado por Adryana en

...Pero hoy me detuve a escuchar esta canción y no puedo negar que la letra me gustó... me gustó, y mucho...

Adryana (ayuribel)

*No todo lo que escribo es una experiencia vivida, aveces es eso, aveces son solo letras, pero por lo general es lo que percibo de los demás...*

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Hay que reconocer que la canción es linda, bastante melancólica, como lo es todo lo que significa desamor, lo más triste es que las personas algunas eligen autodestruirse como hizo este cantante, tenia una hija, una mujer que lo amaba y aún así sentía que algo le faltaba, siempre he creído que nosotros decidimos ser felices o infelices en nosotros esta la elección no en la otra persona…Tú decides si arrastrarte por alguien o darte tu valor como persona… Aún no entiendo porque la gente consume drogas, tratan de escapar de su realidad y meterse a un mundo de fantasías y cuando pasa el efecto vuelven a su cruda realidad… En lo personal me desagrada la gente drogadicta, ya que nada, absolutamente nada justifica la autodestrucción… pero esa, también es una elección. Y este cantante decidió autodestruirse…

Att.

La de siempre

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Deteniéndome en esas letras de Enrique Urquijo, puedo entender que muchos se sientan identificados con ellas. Y que cuando desaparece un artista que nos ha llegado a emocionar, con el que hemos sentido esa identificación, nos provoca una curiosa conmoción: hemos perdido a alguien que sentimos tan lejos, y a la vez, tan cerca de nuestras vidas.

Experimenté esa conmoción el mismo año, el 19 de marzo de 1999, con la muerte del poeta José Agustín Goytisolo, también con el agravante de que fue en circunstancias muy trágicas. Trabajaba eventualmente de administrativa al principio de la Travessera de Gràcia, a sólo un par de calles más abajo de Marià Cubí, donde tenía su domicilio y desde una ventana del cual, un tercer piso, se precipitó al vacío en lo que, según los indicios, fue un desgraciado accidente al tratar de arreglar una persiana. (En el restaurante La Flama, de la calle Calvet, al que solía ir a almorzar, ya enterada de la noticia, pude cruzar unas palabras con dos señores que le habían tratado personalmente a él y a sus hermanos, Juan y Luis, también escritores).

Porque el autor de las inolvidables y alentadoras “Palabras para Julia”, quiero pensar que no se suicidó como publicaron algunos medios, y que como expresó su viuda en un artículo en La Vanguardia, a pesar de ser una persona con depresiones recurrentes desde su juventud, “fue constructivo hasta el último día”. Y “Sabía agarrarse a los estímulos que le brindaba la vida”.

Las palabras de este “temazo” de poema no pueden ser más elocuentes que con la música, y la voz, vibrante y sentida, de Paco Ibáñez, que las popularizó.

Palabras para Julia

Tú no puedes volver atrás
porque la vida ya te empuja
como un aullido interminable.

Te sentirás acorralada
te sentirás perdida o sola
tal vez querrás no haber nacido.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

Un hombre solo una mujer
así tomados de uno en uno
son como polvo no son nada.

Otros esperan que resistas
que les ayude tu alegría
tu canción entre sus canciones.

Entonces siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti como ahora pienso.

Nunca te entregues ni te apartes
junto al camino nunca digas
no puedo más y aquí me quedo.

La vida es bella tu verás
como a pesar de los pesares
tendrás amor tendrás amigos.

Y siempre siempre acuérdate
de lo que un día yo escribí
pensando en ti, pensando en ti
como ahora pienso.

Añadir nuevo comentario