Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

El negocio de la emigración

Domingo, a 23 de Mayo de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Por Manolo Saco para publico.es, 19/05/2010

La emigración es uno de los negocios que más dinero mueve en el mundo. En algunos países latinoamericanos, como Ecuador o México, el dinero de las remesas de los emigrantes se acerca a las rentas del petróleo. Si los emigrantes fueran coches, a eso le llamaríamos exportación. Pero en el lenguaje políticamente correcto, los emigrantes apenas son mano de obra barata que allí a donde van se convierten en el motor del país que los recibe.

La crisis también les ha tocado a ellos como al resto de las empresas. Para mantener a sus pobres familias allende los mares ellos mismos han rebajado sus condiciones de vida a los límites de la miseria. Y de esos sacrificios sabe mucho la emigración española. A España sólo le tocaron las migajas del Plan Marshall para la reconstrucción de Europa en forma de apenas leche en polvo y queso naranja en lata que se repartía en las escuelas. Así que si Marshall no venía a nosotros, nosotros nos íbamos a buscarlo a Alemania, Francia o Suiza.

Europa y Latinoamérica acogieron generosamente de igual manera a los exiliados por el franquismo que a los exiliados por la pobreza. Antes que el turismo, la carne de emigrante fue nuestra más rentable exportación, y sus remesas constituyeron una fuente de divisas imprescindible para aquella triste España.

Ahora la presidenta Kirchner y Evo Morales nos lo acaban de recordar en Madrid. Fuimos recibidos entonces como exiliados políticos y de la miseria, con un trato humanitario generoso, y ahora piden que les paguemos con igual moneda, no promulgando leyes proteccionistas, como si sus emigrantes fuesen naranjas marroquíes o coches japoneses.

Es de justicia histórica, aunque, como bien sabe Garzón, no parezcan buenos tiempos para ello.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Vaya que la migración mueve dinero… y para ambos lados… Pero para mi es un tema de lamentar, lamento ver a mis compatriotas en países europeos donde los detestan por el simple hecho de ser latinos… Como es que nos llaman algunos Europeos, nos dicen: “Sudacas” , “Gente de segunda Clase” ,“ Morros” , “ Escorias Humanas” “Indios” , “los de lejos” . Tantos peyorativos para personas que el único delito que cometieron fue emigrar a otro sitio donde pudiesen tener una mejor vida, Vida que en su propio país les fue negada, cada vez que escucho o leo un termino peyorativo para quienes somos Latinos por parte de algún Europeo lo único que siento por esa persona es, Asco y Lastima, Muchos se creen los sangre Azul, Pertenecen al viejo Continente pero en vez de avanzar retroceden mentalmente y se atreven a decirnos a nosotros los latinos que somos ignorantes… Lo que más lamento de la gente que emigra es que muchos tiene que hacer el trabajo que muchos europeos nos les gusta hacer, por que su cara se les cae de la vergüenza, por ejemplo: limpiarle el trasero a una vieja a un viejo, ser la niñera de sus escuincles o ser su sirvientes… tienen que aguantar sueldos miserables, humillaciones y encima se calan de que les escupan en el metro… Todo eso por que necesitan ganarse unos cuantos Euros; Pero resulta que cuando un europeo viene a instalarse a países Latinoamericanos son tratados de diferente manera… son recibidos con los brazos abiertos y jamás se los hace sentir que son inmigrantes, al menos eso se da en mi país… Y los tratamos así no porque nos sintamos inferiores, sino, porque nuestra mentalidad y educación es diferente … Lo ultimo que leí, es que en España la única manera de librarse de los inmigrantes es que se hiciese un “Proyecto Nazi “ Matar a cuanto latino encuentren así como los Alemanes hicieron con los Judíos… Vaya amor que nos tienen algunos Europeos, que juntándolos da una buena cantidad…De que sirve para algunos que estén en el siglo XXI, si mentalmente se quedaron en la época de la inquisición

Susan

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Luego de leer el comentario de Susan, se me ocurrió pensar en las posibles causas para una conducta tan reprochable.
Existen diversas formas de discriminar, unas son más "salvajes" que otras. No puedo sino espantarme de su relato sobre las penurias que deben pasar los latinoamericanos en Europa, pero no creo que conductas tan repugnantes sean patrimonio exclusivo del viejo continente.
Argentina es un país discriminador, en el que los mismos argentinos se dicen unos a otros "negro de mierda" y demás insultos de ese estilo.
Últimamente, está llegando mucha inmigración desde África. Yo personalmente nunca vi que fueran maltratados, salvo en los transportes públicos, en donde siempre son los únicos sentados junto a un asiento vacío. Sí escuché denuncias periodísticas sobre los insultos que reciben, los taxis que no les paran, etc.
Muchos pensarán que no es nada raro que cosas así sucedan en Argentina, la capital de la soberbia, pero también vi cómo en Bolivia, una mujer que caminaba por la calle fue atacada a golpes por varias personas (hombres incluídos), por el simple hecho de ser coya. Resulta curioso que suceda algo así en Bolivia, donde la gran mayoría de la población tiene sangre indígena y los atacantes no eran mucho más "blancos" que la atacada.
Es cierto que en Latinoamérica no se discrimina al europeo, pero creo que esta aceptación que tenemos hacia ellos, no es porque seamos "mejores personas", sino porque lo europeo, o en general, lo extranjero, formó parte de nuestras vidas desde siempre. ¿Quién no tuvo en la escuela un compañero con rasgos japoneses, otro de familia alemana, inglesa o francesa? Y si hablamos de italianos o españoles, casi todos lo éramos.
América necesitaba gente que trabajara y construyera el país que se soñaba. Europa ya está construida y en medio de semejante crisis, lo que menos necesita es sumar parados a la extensa lista de parados "autóctonos".
Esta situación no justifica en absoluto estas conductas, pero pensemos que las personas, en su ignorancia, se sienten como una fiera a la que le están quitando su trozo de carne. El comentario que más escucho es "le están quitando el trabajo a los europeos".
La discriminación que realiza el hombre común, no es más ni menos que consecuencia de su profunda ignorancia, pero creo que mucho peor aún es la actitud de los Estados, que amparándose en el cumplimiento de la ley, terminan cometiendo actos discriminatorios, incluso peores.
En el caso particular de España, yo en las condiciones en las que estoy en este momento (no soy ciudadana comunitaria), no me animo a viajar ni siquiera como turista.
Comprendo que España forma parte de un espacio común, con normas acordadas en conjunto con otras Naciones y que no tiene otra opción más que cumplirlas, pero hay formas y formas de cumplirlas.
Es frecuente escuchar los relatos de argentinos que viajaron a España, según dicen ellos, sólo por turismo y no sólo no se les permite el ingreso al país, sino que son sometidos a tratos humillantes, encerrados durante cuatro o cinco días sin comida, sin sus documentos y según dicen también sin agua, aunque esto último, sinceramente me cuesta creerlo, me parece demasiado...
¿Es necesario expulsar a alguien de un país en esas condiciones? ¿Dónde queda la dignidad humana? ¿O será que no somos humanos?

Georgina

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

PREGUNTA PARA TODOS LOS ESPAÑOLES: SE OLVIDARON DE CUANDO ELLOS VINIERON A MATARSE EL HAMBRE A ARGENTINA? QUE MALOS SOMOS LOS SUDACAS!!! QUE MALA GENTA HAY EN LA CAPITAL DE LA SOBERVIA!!! ESTOY ORGULLOSA DE SER ARGENTINA Y AMO QUE MI PAIS COBIJE A CUANTO INMIGRANTE SE LE PRESENTE LA OPORTUNIDAD DE HABITAR EL SUELO DE MI PAIS!!! A LLORAR AL BAÑO GALLEGOS!!!AGUANTEN LOS SUDACAS Y LOS AFRICANOS!!!

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Cuando un latinoamericano viene a España a trabajar normalmente no esta especializado en "nada", por lo tanto se tienen que conformar con los trabajos más sencillos y los peor pagados.
Sin embargo un médico sudamericano (tenemos cientos en la seguridad social española) gana IGUAL que cualquier otro médico español y lo sé de buena tinta.
Asi que no quejaros tanto.

Añadir nuevo comentario