Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Deolinda: un lujazo prácticamente desconocido

Jueves, a 5 de Diciembre de 2013 -- Alfredo -Webmaster-

 

Si con su primer disco, “Deolindaha”, consiguieron que yo recuperara el gusto por el fado, su nuevo trabajo me reconcilió definitivamente con un estilo de música que antes me sonaba a antiguo, a músicas de otras épocas.

En “Canção ao Lado” (Canción al lado), Deolinda aplica la innovación al fado y le da una vuelta al ritmo, transformándolo en algo nuevo, vivo, vivaz, divertido, distinto.

El secreto de su éxito se debe, seguramente, a la forma exuberante con que se presentan a su público en performances a veces divertidos y alocados, y en otras con formas suaves y dulces producto de las las melancólicas melodías de las guitarra portuguesas, en las que prevalecen las referencias ligadas al fado y otras musicales tradicionales del país hermano y vecino.

Las canciones cuentan vivencias que son explicadas por la dinámica y carismática cantante Ana Bacalhau (en español Ana Bacalao, un maravilloso apellido para una portuguesa), que es la protagonista que da vida a las historias de Deolinda, nació para la música como vocalista del grupo Lupanar.

Las 14 canciones del disco que os presento son construidas alrededor de esta mujer. Ana, que vive rodeada de gatos en una especie de carpa dorada en su piso lisboeta, desde el que mira por sus ventana el mundo que la rodea.

Deolinda y los personajes de sus historias fueron inventados/compuestos por Pedro da Silva Martins, escritor y guitarrista, y tocadas por su hermano Luis José Martins, guitarra, ukelele, cavaquinho (pequeña guitarra portuguesa) y viola, y por Zé Pedro Leitãomarido de Ana y ex miembro, igual que ella, de Lupanar, que es quien con su contrabajo aporta un sonido más clásico entremezclado con ritmos de jazz. Ana es prima de los hermanos Martins.

El proyecto de Deolinda empezó en 2006 inspirado por el enorme éxito de Mariza, el fenómeno sonoro que puso a Portugal y al fado en el mapa internacional de la música. Los músicos de Deolinda surgen de varios proyectos musicales: Ana Bacalhau es una cantante que viene del mundo del Jazz; Pedro da Silva Martins empezó componiendo 2 temas acerca de Deolinda pero cuando sus  amigos le pidieron más compuso hasta 14 que se convirtieron en el primer disco de la banda.

El gusto que tienen los miembros de Deolinda por los viajes ligeros de equipajes, con aires minimalistas, les llevó a prescindir de lo superfluo y presentarse en los escenarios con lo mínimo posible: dos guitarras, un contrabajo y la voz de Ana.

En su nuevo álbum, “Canção ao lado, se perciben las influencias de estilos musicales familiares como el fado, la morna caboverdiana y la música brasileña. La dulce “Não sei falar de amor(No sé hablar de amor) conecta con el Brasil más romántico, “un recordatorio de que no podemos escapar de Elis Regina y Chico Buarque, etc.”, como dice Ana. En “Clandestino recrean la atmósfera del Viejo Portugal de antes de la Revolución de los Claveje, cuando aún estaban bajo la dictadura de Salazar: “Trata sobre una pareja; la mujer ha sido perseguida por la policía y no sabe si su amante volverá esa noche o no. Él regresa, trayendo un regalo para ella y para su bebé, pero la policía llega. Ella canta ‘Le besé y le tomé en mis brazos…’”; la canción queda inacabada, pero podría tratar del tema universal del amor prohibido y perseguido.

El sonido inconfundible del fado se respira en todo el repertorio del grupo, pese a que Deolinda no es, per se, un grupo de fado. Sus temas son menos añejos que los del fado más tradicional, pero están igualmente adornados por las dulces armonías de guitarra portuguesas. En ellos no imperan los sentimientos introspectivos del fado, marcando con ello una diferencia respecto a la estética de este estilo musical. Para diferenciarse, Ana viste trajes estampados y de gran colorido inspirados en las tradiciones folklóricas portuguesas, que combinan con su música y con el tejido musicológico de influencias que van desde la tradición ancestral hasta la música pop. El fado se canta desde el corazón y está inevitablemente ligado a la “saudade”, la nostalgia subyacente que inspira sus canciones.

La canción “O fado não é mau(El fado no es malo) es un irresistible debate íntimo en el cual Ana nos expresa su ambivalente relación con la desbordante melancolía del fado. Jura que nunca lo cantará porque “corrompe el alma con demonios”, pero luego admite “Sin fado y sin amor, ¿qué queda?”.

El resto de las canciones del disco se convierten en vehículos que expresan sentimientos sobre la cultura y el estilo de vida portugués, incluyendo la irónica y jocosa Movimento perpétuo asociativo, una broma sobre la identidad nacional portuguesa. Incluso, un club de fans de Deolinga llegó a organizar una petición en Internet para convertir esta canción en el himno nacional portugués. En palabras de Ana: “Queremos cambiar las cosas y hacer la revolución, pero la hora de la verdad, inventamos excusas y no pasa nada”.

El libreto del CD da vida a las historias de Deolinda con los vivos dibujos – caricaturas – de João Fazenda. Una escena de grupo nos muestra a los músicos con sus iconos reverenciados, Madredeus y Amália Rodrigues, junto al propio Proyecto Deolinda y personajes de las canciones: el loco personaje canoso que canta Lisboa não é a cidade perfecta(Lisboa no es una ciudad perfecta); San Antonio, patrón de Lisboa; el tipo que toca la tuba alegremente en “Fon-Fon-Fon, y la rubia brasileña de “Garçonete da casa de fado” que trabaja en un club de fado pero que se rebela contra la tristeza del fado cantando su versión personal más animada.

Como acompañamiento de esta entrada en el blog, os incluyo varios vídeos con canciones del grupo. Además de pediros que disfrutéis con ellas, en el caso de la canción "Parva que sou" os ruego encarecidamente que leáis con sumo interés los subtítulos en español, unos textos que son una auténtica declaración de guerra contra algunos preceptos y conceptos netamente capitalistas.

Estos son Deolinda. Mi nuevo grupo de cabecera.

Alfredo Musicayvino

Deolinda: un vídeo con las canciones “Fado toninho”, “Fon-fon-fon” y “Movimiento pepétuio asociativo"

Deolinda: "Clandestino"

Deolinda: "Um contra o outro"

Deolinda: "Parva que sou"

 

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Añadir nuevo comentario