Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Dayna Kurtz

Miércoles, a 2 de Diciembre de 2009 -- Alfredo -Webmaster-

Hace algo más de tres años y medio tuve la suerte de presenciar en directo la actuación de Dayna Kurtz en un lugar mítico: la Sala Clamores de Madrid. Obviamente, me entusiasmó (ver enlace a la reseña de aquella fecha).

Pese a que es una de mis cantantes de cabecera, nunca le había dedicado un espacio en la Gramola. Hoy es el día de su elevación a los altares de tan señero espacio.

Esta cantante norteamericana tiene como costumbre actuar en solitario acompañada exclusivamente por su guitarra acústica, un atril, una botella de agua mineral… y su voz, un instrumento de increíbles matices y de una riqueza aplastante, que lo mismo susurra que atrona, que nos tararea o nos mece; un instrumento del que es dueña y señora, y que hace sonar según su/la oportunidad.

Como novedad y por primera vez en su carrera, en su gira por España del pasado mes de octubre, gira en la que, desgraciadamente. no incluyó Galicia, vino con un grupo telonero de alto nivel: los Blue Mountain, de los que hablaré en otra ocasión.

Dayna no es una recién llegada a la música: lleva diez años circulando profusamente por garitos, pubs y recintos de pequeño tamaño. No es tímida ni apocada, pero su mejor “yo” musical se expande en las distancias cortas, en la cercanía con su público. Es en esos espacios en los que su música puede olerse, saborearse, sentirse.

Su voz tiene el calor y el compás de las viejas divas de la música de jazz y el blues, muy en la línea de una Billie Holiday, Betty Carter, Bessie Smith o Nina Simone. Sus letras tienen el drama y el sabor de un Tom Waits o de la Marianne Faithfull de las mejores épocas, la poesía de una Suzanne Vega o el lirismo de un Leonard Cohen, el ímpetu e intensidad de un Jeff Buckley, la fuerza y el ritmo de un Van Morrison… te podrá recordar a una mezcla de la Patti (Smith), la Laura Nyro o la insigne Joni Mitchell.

Desde siempre contó con el apoyo de dos de los mejores productores de música alternativa: Bob Power y Crzig Street. En el año 1997 fue elegida en los medios alternativos como la mejor compositora del año.

Dayna es un compendio de estilos y de gustos, todos reflejados en un modo de ver la vida y de expresarla con la fuerza de la razón y la creencia: lo que canta lo canta por que lo siente y por que lo vive.

En la Gramola podréis escuchar, entre otras canciones, obras maestras como “Fred Astaire”, con el ritmo de un vals cadencioso y sensual, con el violonchelo sonando como contrapunto a la voz, una preciosa balada de amor, “Love Gets in the Way”, un estremecedor temazo, “Postcards from Downtown”, canción que por si sola ya justificaría un disco, un hermoso blues de ritmo suave y cansino, “Last Good Taste”, una balada de aires clásicos pero con su cuño especial y maravilloso, “Justified”, una canción de batalla, de lucha, de ímpetu, “Music Box”, una composición de estilo jazzístico, aire romántico, y ambiente negro y humoroso, “Love Where Did You Go?”, un “Joy in Repetition”, de Prince, que gana muchísimo enteros con su voz, estilo y fuerza, el famosísimo tema de Gene Raskin “Those Were the Days” que cantaron artistas como la Mary Hopkin, Dalida, Gigliola Cinquetti, Sandie Shaw, The 5th Dimension o Azúcar Moreno, pero que en la voz de Dayna adquiere otra dimensión sentimental, la maravillosa canción de Leonard Cohen “Everybody Knows”, con ese toque especial que sólo ella es capaz de dar, el “Amsterdam Crown” de ritmo vivo y suave (a la vez), lleno del encanto de las canciones de taberna o el inconmensurable chanson Parlez-Moi d'Amour”, una obra maestra de la música que en la voz de Dayna se torna, incluso, más romántica y sensible que la de la gran Edith Piaf o las Juliette Gréco o Marie Laforêt.

Dayna es una joya de música popular, de esa música que se hace sólo para espacios cercanos, sin la parafernalia ni el esplendor de los conciertos de masas. Es, como veréis, el prototipo de la mujer comprometida con su arte, con su forma de ver la vida (artística).

Si tuviera que decir qué artista es para mí el compendio de la mejor música americana de los últimos años, no lo dudaría: Dayna Kurtz. Punto.

Alfredo Webmaster

Dayna Kurtz – “Love Got In The Way

 

 

 

Dayna Kurtz – “Postcards from Downtown

 

 

 

Dayna Kurtz – “Parlez-Moi d'Amour

 


¿Cómo funciona la Gramola?

 
 

El módulo de la Gramola está situado arriba, en la parte de la derecha de la página. En ese módulo tengo incluidas las canciones de los grupos musicales que deseo que conozcáis.

 

Podéis escuchar la música más cómodamente con las instrucciones que os doy a continuación:

 

- Lo primero, pulsad el botón extensible que está a la derecha en la parte alta de la Gramola, en el espacio en donde figuran los nombres de los grupos musicales.

 

- Al pulsar el botón aparecerá una lista de grupos: Arias de ópera, Arias sacras, Cowboys Junkies, Eva Cassidy, Flamenco y jazz, Fabrizio de André… hasta llegar al final, a Salvador Bacarisse.

 

- Situad el ratón encima del cantante o grupo que deseáis oír; a continuación pulsad encima del nombre elegido.

 

- Una vez que esté pulsado el nombre, el navegador se actualizará automáticamente y la Gramola irá hasta llegar al cantante o grupo que habréis elegido.

 

- Y ahora viene lo más importante: pulsad en donde dice “Popup player”. Al hacerlo, se abrirá una pequeña ventana de navegador que os permitirá escuchar la música y al mismo tiempo seguir leyendo el blog de forma independiente.

 

- Obviamente, yendo de grupo en grupo podréis escuchar toda la música que os he ido seleccionado.

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Hace días me sorprendía por el hallazgo de este espacio, y de la generosidad que suponía el compartir, de algún modo, lo que corresponde al propio espacio emocional. Su capacidad documental y crítica me parece extraordinaria y pone de manifiesto una calidad humana poco habitual.
La selección musical demuestra la sensibilidad de un amante de la vida. Así es que, frecuentemente, me sirvo de ella cuando a las musas recurro. Si además añadimos la exaustiva explicación del funcinamiento de la gramola ¿que más pedir?.
- Estás en todo!!.
Gracias por estar ahí.

Añadir nuevo comentario