Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Compartimos

Sábado, a 4 de Diciembre de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Por Sergio Darío

Cuando llegué a tu blog me sentí cómodo porque comparto casi todos tus gustos (empezando por la música y el vino), y los valores que defiende y propone. Con pequeños matices, al menos un par de ellos. El primero, que soy agnóstico y no ateo como tú te confiesas. El segundo, que yo no tengo la confianza que tú profesas en el sistema político occidental o democrático, o como quiera que se llame... y ojalá la tuviera, te lo digo de verdad y sin ironía.

Mi sensibilidad social es de izquierdas, no me hace falta realizar el test que nos proponías en tu entrada del 16/10 para saberlo, pero no me reconozco en ninguno de los partidos políticos actuales. Y desde luego, no tengo ninguna fe en ellos.

Ya no existe, o yo no soy capaz de encontrar, a la Izquierda por la que mi padre se jugo la vida imprimiendo Mundo Obrero y por la que yo me ilusioné y me movilicé en los setenta, cuando tuve edad y razonamiento suficiente.

A mí la derecha no me ha decepcionado nunca: ha hecho lo se esperaba que hiciera. Incluso la utilización de la guerra como palanca económica y política. Lo mejor que ha sabido hacer el partido de la derecha española fue perder las últimas elecciones... y ni siquiera lo hizo a propósito.

Por contra, la izquierda me ha dejado atónito por sus actitudes y maneras en la forma y en la praxis del ejercicio del poder. No me identifico con una izquierda que permite el desmantelamiento del sector primario, que se deja envolver torpemente en todo tipo de escándalos, lujos y corruptelas, que no planta cara al sistema de economía ultraliberal sino que, por el contrario, mendiga sillas de invitado en los foros capitalistas, que expone a sus miembros femeninos ataviados con vestidos ‘de firma’ en revistas de moda, que negocia (y financia) lobbys económicos, que pacta con lo que haga falta y que, en definitiva, busca su permanencia en el poder exactamente igual y con los mismos medios que la derecha, incluyendo en esto la adopción al pié de la letra de la economía de libre mercado como suya propia... ¿Hasta dónde hemos llegado así...? Hasta aquí, y aún nos queda por recorrer un largo trecho.

Es una doble pena. En lo personal/individual, porque me siento fuera del juego democrático. Soy un ciudadano contribuyente y punto. En lo personal/colectivo, porque creo firmemente que ahora la necesitamos más que nunca. No un partido, sino una actitud de izquierdas.

Por eso me he decidido a escribir esta entrada, para desearte suerte y decirte que ojalá esté equivocado, como ya lo he estado otras veces anteriormente, y podamos resolver esto, que es el futuro de mis hijos y de mis jóvenes sobrinos y parientes, ejerciendo acertada y eficazmente nuestro derecho al voto. Mi memoria me dice que los partidos políticos y en general la política occidental de los últimos cincuenta años (a más no llega) siempre ha ido por detrás de la sociedad, seduciendo su voto, nunca dirigiéndola. Mi experiencia me dice que no existe en toda Europa un plan ni voluntad ni opción para salir de la vía en que el sistema de valores capitalista nos ha metido. Estamos en dónde los todopoderosos caballeros del capitalipsis, que tu mencionas en tu entrada, nos querían ver. Y nos hemos metido hasta la entrepierna nosotros solos, alegre y voluntariamente.

Yo creo que es necesaria, aunque utópica, una revolución individual masiva, un profundo cambio de la escala de valores y, por lo tanto, de las conductas de cada uno de nosotros que obligue a la Política a cambiar el rumbo. Ojala me equivoque y sea todo tan sencillo como no votar a un determinado partido en las próximas elecciones. Si es así, te prometo aprender y corregir mi pesimismo.

 

Comentarios

Enviado por sergio darío en

Vuelves a honrarme. Gracias
sergio darío

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

¿Acaso no existe otra izquierda que el PSOE? Porque, con todos los problemas que se quieran, sí existe y de hecho son los que siguen publicando Mundo Obrero.

Será minoritaria, pero en toda Europa existe una izquierda que combate las injusticias del capitalismo y que propone otro modelo de sociedad. Hoy mismo se presenta una iniciativa del Partido de la Izquierda Europea, de la que informa "Público".

Un saludo.

Añadir nuevo comentario