Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

En honor de Mario Vargas Llosa

Viernes, a 8 de Octubre de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

La primera obra que leí fue “La ciudad y los perros”: me entusiasmó. Después vinieron “Pantaleón y las visitadoras”, “La guerra del fin del mundo”, “Quién mató a Palomino Molero”… hasta llegar a “La fiesta del Chivo”.

Desde de leer su primera libro, finales de los 70’, me pareció que era, junto con Gabriel García Márquez, el mejor exponente de la mejor literatura latinoamericana, el más brillante narrador de historias cotidianas, un autor capaz de hacernos vivir sus relatos con intensidad, de conducirnos como el mejor guía por ‘su’ selva peruana, de hacernos captar el olor de sus burdeles, de compartir la sátira ácida de Pantaleón, la irracionalidad de una guerra en el fin del mundo…

Aún ahora, después de más de cincuenta años de producción, Mario Vargas Llosa sigue siendo el más brillante de los escritores para hacer vivir como propia la vida de otros.

El premio Nobel de Literatura, que temí que nunca le llegaría, le llego. Y le llegó con justicia, con merecida justicia histórica e intelectual. En el momento justo. Cuando aún es capaz de hacer vibrar con sus libros o de darnos un punto de vista distinto, al que tenemos, con sus artículos periodísticos (¡Qué maravilla poder leerle de vez en cuando en El País!).

Me siento orgulloso de que comparta conmigo su nacionalidad española. Pero también me siento honrado de que no renunciara a su Perú natal.

En honor de él, incluyo la canción más hermosa y conocida de su país: “La flor de la canela”, de Chabuca Granda, en dos versiones: la de la propia Chabuca y la de María Dolores Pradera.

Alfredo Webmaster

 

Chabuca Granda – “La flor de la canela

 

María Dolores Pradera – “La flor de la canela

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Lindo tu reconocimiento, agradezco el valor que le das a nuestro escritor.
cariños para ti
LU

Enviado por Mila (no verificado) en

Mira cuántos años, siempre siguiendo tu pagina, muuuchas veces sin comentar, pero este artículo no lo había leído (al menos no lo recuerdo), recién lo veo porque entré a temas de Perú. Este vals también lo canta Juan Diego Florez.
Como ningún lugar, mi país no es perfecto... ni menos los peruanos lo somos, pero soy feliz de ser peruana.
Gracias, nuevamente
Mila

Añadir nuevo comentario