Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Martes, a 17 de Agosto de 2010

El Dr. Paulo Ubiratan, Director Médico del Hospital de Porto Alegre (Brasil) fue entrevistado por una televisión local de su país. Sus respuestas sirvieron para que nos cuestionemos algunos de los consejos que siempre nos dan los médicos.

Pregunta: ¿Los ejercicios cardiovasculares prolongan la vida?

Respuesta: Su corazón fue hecho para latir por una cantidad determinada de veces… no desperdicie esos latidos haciendo ejercicios. Todo se gasta eventualmente. Acelerar su corazón no va a hacer que usted viva más: eso es como decir que usted puede prolongar la vida de su auto conduciéndolo más de prisa. ¿Quiere vivir más? ¡Échese la siesta!

Pregunta: ¿Debo dejar de comer carnes rojas y comer más frutas y vegetales?

Respuesta: Se necesita entender la logística de la eficiencia en alimentación. ¿Qué comen las vacas? Hierba y maíz. ¿Qué es eso? Vegetales. Entonces un filete es el mecanismo más eficaz de colocar vegetales en su sistema. ¿Necesita comer cereales? Pues coma pollo.

Pregunta: ¿Debo reducir el consumo de alcohol?

Respuesta: De ninguna manera. El vino está hecho de fruta. El brandy es un vino destilado, lo que significa que ellos tiran el agua de la fruta de modo que usted saque mayor provecho de ella. La cerveza también está hecha de cereales. ¡Puede irse de cañas!

Pregunta: ¿Cuáles son las ventajas de un programa regular de ejercicios?

Respuesta: Mi filosofía es: no trate de arreglar lo que no está roto; si no tiene dolor, no haga nada: está usted bien. Si se siente bien, ¿Para qué complicarse? Con quince minutos de sexo es más que suficiente para mantenerse en forma.

Pregunta: ¿Las frituras son perjudiciales?

Respuesta: Hoy en día la comida se fríe en aceite vegetal. La verdad es que quedan impregnadas de aceite vegetal. ¿Cómo puede algo vegetal ser perjudicial para usted?

Pregunta: ¿La gimnasia ayuda a reducir la obesidad?

Respuesta: ¡Absolutamente, no! Ejercitar un músculo lo único que hace es aumentar el tamaño del músculo.

Pregunta: ¿El chocolate hace daño?

Respuesta: ¿Está loco? ¡El cacao es otro vegetal! Además, es un alimento bueno para ser feliz. Y recuerde: la vida no debe ser un viaje hacia la tumba con la intención de llegar sano y salvo, con un cuerpo atractivo y bien conservado. Lo mejor es emprender el camino con una cerveza en la mano y un bocadillo en la otra, tener mucho sexo y llegar con un cuerpo completamente gastado, totalmente usado, gritando: ¡Valió la pena! ¡Qué viaje!

Pregunta: ¿Algún consejo más que nos pueda dar?

Respuesta: Si andar mucho fuera saludable, los carteros serían inmortales. Las ballenas se pasan nadando todo el día, solo comen pescado, solo beben agua y sin embargo están gordas. Las liebres corren, saltan y no paran, pero no pasan de 15 años de vida. Las tortugas no corren, no hacen nada, y viven 450 años.

 

Categorías:
Domingo, a 13 de Junio de 2010

Un olivo centenario

Desde que el ser humano nace, empieza a envejecer. El problema lo tienen los que llevan el reloj biológico adelantado, porque envejecen más deprisa. Sin embargo, los expertos ya lo han avisado a diestro y siniestro: "Es responsabilidad de cada uno de nosotros adelantar o retrasar el reloj biológico".

Conocedores de la nueva revolución antiaging que se impone en el mercado, científicos de la Universidad de Granada (UGR), especialistas del Complejo Hospitalario de Jaén, el Instituto de Bioquímica de la Universidad de La Marche (Italia) y de la Universidad de Lleida han demostrado los efectos beneficiosos del aceite de oliva virgen contra el envejecimiento frente a otras fuentes grasas. Han demostrado que ratas alimentadas con este tipo de grasa viven más tiempo que otras cuya dieta está basada en aceite de girasol, según ha informado Andalucía Innova.

Los investigadores granadinos trabajan para establecer los posibles mecanismos moleculares a través de los cuales el aceite de oliva virgen por sí solo, así como la suplementación con coenzima Q, un compuesto antioxidante, ejerce sus influencias en los signos propios del envejecimiento, que provocan cambios en la estructura y las funciones de las células.

Los expertos han analizado cómo afecta la grasa ingerida a las células, porque si hay una relación negativa entre ambos factores (tipo de grasa y funcionamiento celular), modificando la dieta "también se pueden atenuar ciertos procesos". En concreto, la investigación se centra en ver cómo afecta el aceite de oliva a las mitocondrias, un orgánulo del interior de la célula que se encarga de producir energía. Estudian los efectos de la grasa sobre tres niveles: el estrés oxidativo, la funcionalidad del orgánulo y su estructura. "La dieta basada en aceite de oliva hace que durante la vejez se acumulen menos daños en estos tres niveles", asegura el responsable de la investigación, José Luis Quiles.

El estrés oxidativo hace referencia al proceso por el que las células generan cantidades de compuestos llamados radicales libres. Estos se generan de forma natural por el organismo pero, en exceso, resultan perjudiciales. Se trata de unos agentes que se crean en la producción energética que tiene lugar en el interior de las células. En este proceso de combustión de grasa, se liberan los radicales libres y actúan como antorchas en relación con los tejidos del cuerpo, pues queman todo lo que tocan."El aceite de oliva reduce el estrés oxidativo, es decir, la generación de radicales libres y, por tanto, hace que los tejidos envejezcan de forma más lenta", asevera Quiles.

En cuanto a la funcionalidad de la mitocondria, han comprobado que el estrés oxidativo daña la capacidad de este orgánulo para producir energía, además de alterar su apariencia. "Al envejecer, se hinchan y pierden la impermeabilidad que permite mantener el equilibrio electroquímico entre el interior y el exterior de la célula", explica Quiles.

Diferentes dietas

Para sustentar estas conclusiones, los expertos han alimentado a ratas con dietas que difieren en su fuente grasa (aceite de oliva virgen, girasol o pescado y/o la suplementación con coenzima Q) durante toda su vida.

Los análisis apuntan que si el animal ingiere de forma mayoritaria una grasa durante toda la vida, la composición de las membranas de sus células refleja esa grasa ingerida. Así, el aceite de oliva virgen genera unas condiciones de salud a nivel mitocondrial y de estrés oxidativo que favorecen la aparición más tardía del fenotipo del envejecimiento, cuando se compara con individuos que han ingerido otras grasas como el aceite de girasol. Para demostrarlo, los investigadores han elaborado las denominadas curvas de supervivencia. En estos ensayos, los roedores que sólo ingieren aceite de oliva viven más tiempo que el resto.

Si se suplementa la dieta basada en aceite de girasol con coenzima Q, se obtienen los mismos beneficios que con el aceite de oliva. No obstante, suplementar este último tipo de aceite con coenzima Q no mejora su acción beneficiosa, lo que demuestra los frágiles equilibrios que se producen a nivel celular. "No es necesario suplementar la dieta de aceite de oliva virgen con coenzima Q si se toma una alimentación variada y basada en aceite de oliva virgen, porque no sólo no aumentamos el efecto, sino que podríamos romper el equilibrio de la célula y puede ser contraproducente", avisa Quiles.

Los expertos exploran ahora la denominada nutrigenómica: la relación de la dieta con la expresión de los genes. El siguiente paso es encontrar estrategias para asociar unos determinados genes al origen de la muerte de las ratas. En este sentido, no sólo comprobarán que las ratas alimentadas con aceite de oliva virgen viven más tiempo, sino que asociarán la muerte del animal con una causa.

 

Categorías:
Martes, a 2 de Febrero de 2010

 

La historia de la medicina de los últimos 150 años es un relato de verdades, medias verdades y falacias pseudocientíficas. Entre estas últimas, está el uso en medicina de lo que ahora llamamos drogas duras, pero que antes era algo perfectamente aceptado e, incluso, recomendado por los médicos de la época.

Imaginar ahora que el opio, la heroína o la cocaína eran hace eso, 150 años, parte consustancial de las fórmulas magistrales de medicamentos que tomaban niños y jóvenes, nos produciría asombro… pero pasaba.

Corría el año 1870 cuando la recientemente fundada compañía Friedr Bayer & Cº de Alemania, nombre inicial de la Bayer actual, lanzó al mercado uno de sus productos estrella: el frasco de “Heroin”, un jarabe sustituto “no adictivo” de la morfina y al que presentaba como el mejor remedio para la tos de los niños.

El más famoso de todos los vinos elaborados con cocaína fue el “Mariani Wine”, elaborado por Angelo Mariani, en el año 1863. El “Mariani Wine” era un vino con el que los papas Pío X y León XIII estaban especialmente encantados, sobre todo León XIII, uno de sus principales valedores, ya que, en agradecimiento al tónico, llegó a prestar su efigie para la etiqueta y le concedió una medalla de oro al inventor, en reconocimiento a la capacidad de esa bebida para  "apoyar el ascético retiro de Su Santidad". Además de estos dos papas, también fueron consumidores habituales William McKinley, Émile Zola, Paul Verlaine, Sigmund Freud, Louis Blériot, José Martí, Ulises Grant, Jules Verne, Thomas A. Edison, Alexandre Dumas, Louis y Auguste Lumiére, Henrik Ibsen, Sarah Bernhardt, Robert L. Stevenson, Anatole France, Zadoc Khan, Jean Charcot, el Príncipe de Gales, la reina Victoria, el zar Alejandro II, Alfonso XIII, el Sha de Persia, etc.

De los muchos vinos que llevaban entre sus añadidos cocaína, otro muy conocido era el “Coca Wine Theodore Mercalf & Co.”, de Boston (EEUU), al que la publicidad presentaba como poseedor de incontables valores medicinales; en realidad, sólo tenía un efecto alucinógeno y alcoholizante más rápido que el de los vinos normales.

Otro vino de cocaína famoso fue el elaborado por Maltine Manufacturing Company y se llamaba “Maltine Whith Coca Wine”. Elaborada en Nueva York con extracto de malta y vino de coca, se vendía con el aval de sus "Diez medallas de oro" obtenidas en congresos internacionales de medicina. Para adultos, la “dosis” que recomendaban era de un vaso antes y otro después de las principales comidas; para los niños, la cantidad debía ser la apropiada en función del tamaño y peso.

En un pisapapeles promocional de C.F. Boehringer & Soehne (Mannheim, Alemania), se publicitaban así: "los mayores fabricantes del mundo de quinina y cocaína", motivo este último por el que se sentían especialmente orgullosos de su posición de liderazgo.

La publicidad del “Glyco-Heroin” de Martin H. Smith Company, de Nueva York, hacía referencia a las maravillosas utilidades de la heroína como analgésico, contra el asma, la tos y la neumonía. Incluso, una revista científica, “International Medical Magazine”, de 1902, citaba este medicamento como especialmente indicado para las "toses, bronquitis, tisis, asma, laringitis, neumonía y tos ferina". Para mejorar el sabor de la heroína, amargo y seco, el producto venía mezclado con glicerinas, azúcares y saborizantes.

El “National Vaporizer Vapor-OL (opium) Treatment no. 6 for asthma”, de la empresa Kalamazzo de Michigan (EEUU), tenía como base fundamental de su fórmula el opio. Estaba indicado, a finales del siglo XIX y principios del XX, para "el asma y otras afecciones espasmódicas". Al ser un líquido volátil, se utilizaba mediante unos vaporizadores especiales, en los que se depositaba una cierta cantidad del medicamento para, a continuación, añadirle agua muy caliente; existían algunos aparatos muy sofisticados, en los que el proceso se realizada directamente en el vaporizador, que se calentaba con queroseno.

¿Y qué decir de las tabletas de de cocaína de los belgas de V. Vandebroek Pharmacien? Estas tabletas, una mezcla de antisépticos, mentol, borate de soude (borax) y cocaína, eran, en el año 1900, "indispensables para los cantantes, maestros y oradores"; su uso permitía una recuperación inmediata de los dolores de garganta y una mayor ligereza a las cuerdas bucales, algo imprescindible en los profesionales que tenía su voz como instrumento de trabajo.

En 1855, la Lloyd Manufacturing Co., del 259 Hudson Ave. de Albany, en New York, recomendaba su “Cocaine Toothache Drops – Instantaneous cure” (gotas de cocaína para el dolor de muelas – Alivio instantáneo), como el mejor remedio para los dolores infantiles de boca. Supongo, supongo yo, que además de aliviar el dolor, también mejoraría el humor de los niños…

Para la fabricación del elixir “Paregoric”, de 1906, el laboratorio de Stickney & Poor Spice Co., de Boston (Massachussetts, EEUU) mezclaba opio y alcohol alcanforado de 46º. Cada onza (unos 40 gramos) contenía 117 mg de opio, equivalentes a 12 mg de morfina. Lo más curioso de este producto es que estaba muy recomendado para tranquilizar a los bebés recién nacidos, según las siguientes dosis: "Dosis para niños de cinco días a dos semanas, 3 gotas; dosis para niños de más de dos semanas, 8 gotas; niños de más de cinco años, 25 gotas; adultos, una cucharada llena”. Con la ingesta de un producto así, es fácil imaginar a los niños y bebés plácidamente dormidos… y también a sus mayores.

Además de los de vino de coca detalladas, de las pastillas de opio, heroína o cocaína, también fueron famosos los “Coca des Incas”, de origen francés, el español “Tónico Nuez de Kola-Coca” (elaboró en Aielo de Malferit –Valencia- entre 1880 y 1953, año en que la empresa fue vendida a ¡¡Coca Cola!! cuando la multinacional se instaló en España), el “Wine of Coca” elaborado por Bullard & Sed en Keene (New Hampshire, EEUU), el “Elixir de Coca Buton”, elaborado en Bologna (Italia), el “Vino Amargós”, un "tónico nutritivo preparado con peptona, quina gris y coca del Perú" por el conocido y reputado farmacéutico barcelonés Luis Amargós, el “ Coca Wine” de Ambrecht, Nelson & Co., de Londres, el “Coca Wine” de Caswell Hazard & Co, el “Coca Wine” de Magee Marshall & Cº, el “French Wine Coca”, el “Mrs. Winslow's soothing syrupo for childen teething” (jarabe calmante de la señora Winslow para la dentición de los niños), las pastillas "Contra la tos, jarabe del doctor Villegas, a base de bromoformo y heroína, las “Pastillas cinamo-benzoicas con heroína”, balsámicas y calmante, de Fórmula Bonald, el “Jarabe heroinado Benzo-cinámico” elaborado por el Dr. Madariaga, en Madrid, etc., etc., etc.

Alfredo Webmaster

 

Categorías:
Martes, a 22 de Diciembre de 2009

 

Relajarse y soñar con tierras lejanas verdes y volcánicas, playas  blancas y paradisiacas. ¿Por qué no? Para llegar hasta allí sólo hay que dejar volar la imaginación sintiendo en cada centímetro cuadrado de la piel los insuperables beneficios de un masaje thailandés, hawaiano o balinés. Estos masajes del mundo que nos llevan a dar una vuelta completa al orbe actúan en cuerpo y mente y, en 90 minutos, uno se siente ‘volando’ a tierras lejanas. Todo gracias a manos expertas como las de Yumpee, una pequeña, menuda pero enérgica tailandesa que aprendió en su país el arte y la ciencia de los masajes de mano de maestros herederos de una tradición milenaria.

Desde Buda y traspasando las fronteras de la India, el masaje thai es uno de los pilares de culturas orientales que conciben las enfermedades como desequilibrio entre el cuerpo, la mente y el espíritu. El masaje thailandés se realiza vestido con ropa de algodón y tumbado sobre una ‘camilla’ de madera ancha y cómoda. Las presiones y estiramientos son prodigiosos para liberar tensiones y contracturas aunque, no hay que engañarse, este es un masaje fuerte que, eso sí, restituye con creces sus efectos beneficiosos a los espíritus templados que se atreven con el grado más fuerte.

Claro que para viajar con la imaginación a las hermosas islas de Indonesia, nada como experimentar en propia piel un ancestral masaje balinés que combina técnicas orientales de estiramientos, fricción y presión con movimientos suaves y lentos aromatizados con efluvios de aceites templados que resbalan y penetran en la piel produciendo un agradable efecto relajante. El masaje balinés mejora los sistemas circulatorios, actúa en puntos de acupuntura produciendo un equilibrio energético y nutre la piel. Es el masaje del equilibrio y la serenidad que se respira por los poros de la piel a través de los efluvios y la suavidad de los aceites y que alcanza las profundidades de la mente para liberarla de tensiones y estrés.

El masaje hawaiano comienza cubriendo el cuerpo con toallas que la masajista irá destapando para trabajarlo por zonas con las palmas de las manos y aceite aromático. Los amasamientos y las presiones que realiza con manos, pulgares, codos y antebrazos detectan y atrapan ocultas contracturas al tiempo que te sumerge en un agradable y profundo relajamiento. Se trata de un masaje integral que produce un profundo relax y bienestar y deja una piel sedosa y nutrida. Al acabar la sesión ganas dan de tararear el popular estribillo de Mecano: “Hawai, Bombay son dos paraísos que yo me monto en mi piso…”

En todos estos masajes (que pueden regalarse a amigos, familiares y conocidos), las posiciones son primero en prono y luego en supino. Yampee, la masajista thailandesa del Centro Médico Estético Salus Center, que está en el número 46 de la madrileña calle de Modesto Lafuente (902 20 31 32),  se aplica escrupulosamente durante 90 minutos en el masaje (65 €), pasando siempre para empezar una suave toalla caliente por los pies; a partir de ese momento está uno a un paso de iniciar un relajante viaje por los sentidos.

 

Categorías:
Lunes, a 14 de Diciembre de 2009

If you are, you breath.                                                 Si eres, respires.

If you breath, you talk.                                                 Si respiras, hablas.

If you talk, you ask.                                                     Si hablas, preguntas.

If you ask, you think.                                                   Si preguntas, piensas.

If you think, you search.                                               Si piensas, buscas.

If you search, you experience.                                       Si buscas, experimentas.

If you experience, you learn.                                         Si experimentas, aprendes.

If you learn, you grow.                                                  Si aprendes, creces.

If you grow, you wish.                                                   Si creces, deseas.

If you wish, you find.                                                    Si deseas, encuentras.

If you find, you doubt.                                                   Si encuentras, dudas.

If you doubt, you question.                                            Si dudas, cuestionas.

If you question, you understand.                                    Si cuestionas, comprendes.

If you understand, you know.                                         Si comprendes, sabes.

If you know, you want to know more…                            Si sabes, quieres saber más…

And if you want to know more, you are alive…                Y si quieres saber más, estás vivo…

 

Lunes, a 16 de Noviembre de 2009

Una cámara recorre lentamente, de izquierda a derecha, un muro de piedra recubierto de enredaderas; acompañando el movimiento de la cámara leemos los créditos de este cortometraje:Τι είναι αυτό;” (¿Qué es eso?), de Constantin Pilavios.

Una puerta metálica deja entrever un jardín jalonado por un camino de losas de piedra; al fondo del jardín hay un banco, debajo de un gran árbol, en el que están sentados dos hombres, uno con un periódico en sus manos, joven, el otro, más mayor, con la vista perdida.

Cambia el plano; vemos el rostro del hombre de más edad, unos 70 años, con camisa y barbar blanca de dos días. El otro, de unos 30 años, ligeramente girado en sentido contrario al señor mayor, en actitud indiferente, leyendo absorto un periódico. El hombre de más edad está como ausente de lo que le rodea, con la mirada perdida; no sabemos si reflexiona, si escucha, si siente.

La cámara se aleja de ellos, dejándolos en la misma situación de antes: uno con la mirada perdida, el otro, aparentemente, leyendo el periódico…

Entra en escena un pajarillo: “Τι είναι αυτό;” (¿Qué es eso?), pregunta el señor mayor. “Un gorrión”, responde el joven…

Lo que sigue a continuación es tan emotivo, tan conmovedor, tan profundamente humano, tan lleno de cargas simbólicas, que difícilmente podremos evitar llorar: refleja nuestro presente (como somos ahora, jóvenes aún), pero también lo que podría ser nuestro futuro.

Alfredo Webmaster

Posdata: La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada mal de Alzheimer, o demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer[1] es una enfermedad neurodegenerativa, que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida progresiva de la memoria y de otras capacidades mentales, a medida que las células nerviosas (neuronas) mueren y diferentes zonas del cerebro se atrofian.

 

Créditos

Dirección: Constantin Pilavios

Protagonistas: Nikos Zoiopoulos y Panagiotis Mpougiouris

Guión: Nikos Pilavios y Constantin Pilavios

Dirección de fotografía: Zoe Manta

Música: Christos Triantafillou

Voz: Mariastella Tzanoudaki

Animación 3D: Giorgos Spiropouls

Sónido: Thodoris Babouris

Maquillaje: Zoe Notaras

Director asistente: Christos Zacharakis

Asistente de cámara: Fotis Skourletis

Lunes, a 16 de Noviembre de 2009

Por Ana I. Gracia para elconfidencial.com, 11/11/2009

Tal vez no hace mucho tiempo se tragó un chicle y piensa que puede que esté pegado en alguna pared de su estómago. A lo mejor también cree que sólo utiliza un 10% de su cerebro y que el 90% restante lo tiene dormido. O no come por la noche porque le han dicho que engorda más; incluso se niega a levantar mucho peso por si le provoca una hernia. ¿Serán verdad, o simplemente son creencias que han pasado de generación en generación? Un grupo de pediatras británicos se han cansado de escuchar demasiados mitos médicos y han destapado ocho creencias que son mentira -o verdades a medias- y sólo existen en la cabeza de ya demasiada gente.

No se ha encontrado evidencia científica que avale que sólo utilizamos un 10% de nuestro cerebro. No existe ninguna área del cerebro inactiva. Como sucede con los músculos, utilizamos las regiones del cerebro según la actividad que se desempeñe. Cuanta mayor complejidad, mayor uso. Nunca se utiliza el 100% del cerebro simultáneamente. De hecho, sólo en grandes ataques epilépticos puede llegar a utilizarse toda la capacidad del cerebro al unísono. Tal vez este bulo se tejió cuando se afirmó que se utiliza el 10% del cerebro de forma consciente, mientras que el 90% restante se hace inconscientemente.

La mítica regla de que se puede comer algo que se ha caído al suelo si no han transcurrido cinco segundos también se desmonta. Hay bacterias que tienen una capacidad de adhesión a los alimentos en pocos segundos. La salmonella, por ejemplo, sobrevive en la madera o alfombras durante semanas, y siente especial admiración por subirse a un alimento que cae al suelo en pocos segundos. Depende del tipo de alimento, de la bacteria y del suelo. Pero los microbiólogos afirman que al 99% de estas bacterias les bastan cinco segundos, sobre todo si el alimento es un trozo de carne y el suelo, un azulejo.

No crecen las uñas y el pelo una vez muerto. La idea surgió de una ilusión óptica. Al morir, el cuerpo se deshidrata, la piel se seca y es como si encogiera. Por eso parece que el pelo y las uñas crecen, pero es falso. Físicamente es imposible: en el hipotético caso de que pudiera producirse este crecimiento, requiere la actividad de un conjunto de hormonas que, al morir la persona, mueren junto a ella.

Hay supuestos que reiteran que el color de la orina indica la hidratación de la persona. “La orina tiene que ser clara. Si es oscura, significa que no bebemos todo el agua que deberíamos tomar”. En este caso, los investigadores dicen que es una verdad a medias. Sí es cierto que una orina con más color es un síntoma de deshidratación, pero no tiene por qué ser así. Puede ser también por el proceso de ósmosis: a mayor cantidad de sustancia a disolver en una cantidad de orina, es entendible que presente un color más fuerte.

No se asuste si convive con un sonámbulo y se levanta por la noche. En ningún caso existe el riesgo de que le dé un ataque al corazón o sufra un daño cerebral si lo despierta. Se recomienda no hacerlo simplemente para no confundir ni asustar al propio afectado. Por nada más.

Otra de las creencias que seguro le habrán advertido alguna vez es tener cuidado con los chicles que, si se tragan, pueden quedarse pegado durante años en el estómago. Tal vez este mito nació –es totalmente falso- para evitar que todos los chicles terminasen en el estómago de todos los niños. No se preocupe: el estómago está lo suficientemente preparado como para enfrentarse sin ningún problema a estos ‘contratiempos.

Leyendas urbanas del hombre y su sexo

Es imposible y falso que los hombres piensen en sexo cada siete segundos. Si un hombre permanece despierto 15 horas al día, pensaría más de 7.700 veces al día en el tema. No cuadran las horas en el reloj, aunque no falten ganas. Sí es cierto que piensan más que las mujeres, aunque la diferencia va menguando conforme pasan los años. Un estudio refleja que un 54% reconoce pensar en ello una o varias veces cada 24 horas frente al 19% de mujeres.

Quizá la más extendida y popular de las creencias es que el tamaño de los pies se asemeja al tamaño del órgano sexual masculino. No se lo crea. La ciencia creó este mito al contar que los genes Hox, implicados en el desarrollo embrionario, inciden tanto en el crecimiento de los dedos de las manos y pies como en el desarrollo del pene. De ahí surgió la relación entre los tamaños de las distintas partes del cuerpo. Pero no tiene nada que ver: unos pies grandes no necesariamente suponen un mismo tamaño en otras partes.

 

Categorías:
Jueves, a 15 de Octubre de 2009
Ana García para elconfidencial.com, 15/10/2009

Claro que un poco de azúcar en el café de la mañana no hace daño a nadie. No causaría ningún problema si esa cucharada no se repitiera demasiadas veces al día, conscientemente o sin darse cuenta. Eche sus propias cuentas. El café de primera hora: dos cucharadas; una Coca-Cola para comer equivale a 10; el yogurt con frutas: 8; un helado de chocolate: 19. Estos cuatro alimentos adicionales ya suman 39 cucharadas de azúcar. Algunos organismos internacionales aconsejan que para una dieta de 2.300 calorías, lo ideal es ingerir 57 gramos. Son, más o menos, 11 cucharadas. ¿Cuántas le sobran? Demasiadas, seguro. Tal vez lo que no sepa es dónde va ese azúcar de más que circula por su cuerpo ni qué efectos le produce.

Dos de las reacciones del “consumidor” de azúcar son suficientes para clasificarla entre las sustancias adictivas: la ingestión de una cantidad pequeña genera el deseo de más azúcar y la abstención total de azúcar produce mono. Dicen los entendidos que el azúcar es uno de los peores venenos que existen en el mundo.

Las investigaciones les llenan de razón: para digerir, purificar y eliminar el azúcar hace falta que el organismo utilice vitaminas y minerales de sus reservas.Y, al final, el exceso de azúcar afecta a cada órgano del cuerpo”, cuenta el doctor Cidón Madrigal en su libro La dieta.

El azúcar extra que circula por el cuerpo se instala por primera vez en el hígado en forma de glucosa. Al ser un consumo excesivo diario, cuando el hígado llega a su máxima capacidad se hincha como un globo y devuelve a la sangre el exceso de glucosa en forma de ácidos grasos que se transportan a cada parte del cuerpo. Primero, eligen las áreas más inactivas del cuerpo para almacenarse: las nalgas, los pechos y las caderas. Cuando ya están llenas hasta la bandera, los ácidos grasos acampan entre los más activos, como el corazón y los riñones. “Es entonces cuando la función de estos órganos se ralentiza, degenerando sus tejidos y volviéndolos grasos”. Al final, todo el organismo queda afectado por una funcionalidad disminuida, produciendo una tensión sanguínea anormal.

Cuando comemos azúcar perdemos vitaminas del grupo B, calcio, fósforo, hierro y otros elementos nutritivos que salen directamente de nuestras reservas”, cuenta el doctor Madrigal. Si algo es el azúcar, es un auténtico ladrón de calcio. “La solución no consiste en beber más leche y tomar más calcio, sino en una correcta alimentación desde jóvenes”. El azúcar causa la pérdida de importantes minerales, sobre todo de calcio, que es automáticamente expulsado del organismo cuando irrumpe el azúcar. El organismo no tiene más remedio que coger el calcio de los huesos, lo que contribuye a debilitarlos y degenerando en una osteoporosis. Las mismas caries que se producen en los dientes se van produciendo en los huesos. No se ven, pero se sienten de mayores.

Aumenta el colesterol y los triglicéridos

Al mismo tiempo que aumenta el peso, otros elementos dañinos como el colesterol y triglicéridos también crecen. Día a día, se acumulan “todas las papeletas para ser uno más de las miles de personas que padecen enfermedades cardiovasculares en nuestra sociedad”.

Se sabe que el azúcar paraliza el sistema inmunológico y que es culpable de desequilibrar la glucemia, con sus repercusiones psicofísicas: el azúcar blanco, absorbido muy rápidamente por el intestino delgado, causa una veloz e intensa elevación del azúcar en sangre (hiperglucemia) que conduce a un estado de excitación física y psíquica.

También incrementa el riesgo de desarrollar cáncer. Las células segregan productos de desecho llamados radicales libres. Las enzimas neutralizan los efectos negativos de los radicales libres, pero las enzimas necesitan un balance adecuado de minerales para ser efectivas. Cuando el azúcar reduce los minerales del cuerpo, las enzimas dejan de ser tan efectivas, incrementando la presencia de radicales libres que pueden reducir la disponibilidad de oxígeno, lo que podría provocar mutaciones celulares cancerígenas.

Hiperinsulismo, diabetes, úlceras estomacales, enfermedades hepáticas, obesidad, indigestión, dermatitis seborreica, falta de concentración, ansiedad, trastornos psicológicos e incluso comportamientos delictivos violentos son otras consecuencias que podría tener el azúcar de más en el cuerpo.

La doctora Mónica Name ha comprobado que en el último decenio el consumo de helados se ha visto aumentado en un 852% y el de bebidas azucaradas hasta en un 2.638%. Más o menos, un niño de 12 años que ingiera dulces habitualmente habrá consumido a su temprana edad tanta cantidad de azúcar como la que haya podido tomar su abuelo en toda su vida.

Se necesita que transcurran de 20 a 30 años para poder percibir los efectos perniciosos que una mala dieta haya podido causar al organismo. Los expertos no dicen que se tenga que erradicar totalmente el azúcar de la dieta, pero sí recomiendan sustituirlo por verdadera azúcar integral -siempre que se pueda- y tomarla en porciones muy pequeñas, casi imperceptibles y mezcladas con algún alimento. Una tarea realmente difícil. Hay que saber qué, cómo, cuándo y en qué cantidad se come. Con el paso de los años, su organismo se lo agradecerá. Haga la prueba.

Categorías:
Viernes, a 18 de Septiembre de 2009
 
El corresponsal de la Cadena SER en Washington, Javier del Pino, explica el actual sistema sanitario estadounidense, 18/09/2009

Quienes se oponen a revisar o reformar el sistema sanitario de salud en Estados Unidos alegan, por ignorancia o por demagogia, dos argumentos en su defensa: primero, que a este país no se le puede acusar de negligencia sanitaria cuando ofrece al mundo los mejores avances en tecnología médica y farmacológica; segundo, que ni son reales las cifras de población sin cobertura médica ni es cierto que a un paciente sin seguro o sin dinero se le niegue la atención ante un problema médico repentino.

Es absolutamente cierto que son las universidades y los laboratorios de Estados Unidos los que proporcionan algunos de los avances más esperanzadores en la medicina moderna, y es también incuestionable que son investigaciones extraordinariamente costosas. Pero la reforma sanitaria no cuestiona la capacidad de innovación ni la dedicación, sino la racionalización de los gastos. Algo no funciona en el sistema cuando el país que más invierte en el mundo en gasto médico per cápita (el 16,5% del P.I.B.) tiene una tasa de mortalidad infantil superior a la de Lituania, Corea del Sur o Tailandia. Algo falla en el diseño cuando un individuo nacido en Nueva York tiene, según estadísticas de la Organización Mundial de la Salud, una expectativa de vida cuatro años inferior a la de un niño que nace en Cuba, en Chile o en Costa Rica. Las cifras demuestra las virtudes y la crueldad del capitalismo. El país que ofrece lo mejor ofrece también lo peor.

Nikki White, una mujer joven de Tennessee, perdió el seguro médico privado que costeaba su empresa cuando se quedó sin empleo por culpa de la crisis. Cometió el error de ser humilde pero no pobre, lo cual habría garantizado la cobertura pública a través del Medicaid. White estaba encerrada en ese grupo arriesgado de individuos sin acceso a seguro público y sin recursos para un seguro privado. Un libro recomendable para este debate, La curación de América (The Healing Of America, T. R. Raid), cuenta cómo White enfermó de lupus y entró en un laberinto de trámites, deudas, procedimientos denegados y fármacos de precio prohibitivo. White acabó convertida en un número: es una de las 22.000 personas que mueren en EEUU cada año por no poder sufragar la atención médica que requieren.

Quienes insisten en que a nadie en Estados Unidos se le niegan cuidados médicos ignoran conscientemente que los pacientes se enfrentan en muchos casos a una lucha contra el tiempo. No se niega atención médica pero sí se demoran o se niegan procedimientos costosos.

Al mismo tiempo, quienes rechazan tajantemente que en este país haya 46,3 millones de individuos sin cobertura médica, como dicen los datos del Censo, tienen toda la razón: son muchos más. Esos datos del censo no incluyen a millones de inmigrantes ilegales que, en caso de enfermedad grave, se enfrentan a opciones desastrosas: ante la perspectiva de cometer un fraude sanitario por suplantación de identidad o arriesgarse a su deportación, muchos optan por un sufrimiento en privado y aceptan el destino de su propia salud.

En último término, la reforma sanitaria -cualquiera que sea al final del proceso político actual- no es sólo necesaria para proteger a los desfavorecidos sino para instaurar un modelo ético en el sistema. Una compañía de seguro médico privado que cobra a un paciente cientos de dólares al mes no puede negarse a costear la extirpación de un tumor porque el paciente no había notificado a la aseguradora la presencia de una piedra en el riñón cuya existencia ignoraba; el paciente murió en medio de los trámites de reclamación. No se puede permitir que un tumor en el pecho de una mujer multiplique por dos su tamaño al quedar suspendido el tratamiento porque a la paciente se le había olvidado comunicar a la aseguradora que sufrió acné cuando era adolescente. Ambos ejemplos están documentados e incluso citados en el Capitolio por el presidente Barack Obama en su discurso reciente ante las cámaras.

¿Cuál es la ética sanitaria de un país en el que se permite a una compañía privada negar la cobertura médica a una mujer que ha denunciado a su marido por violencia doméstica? Esa es la lógica cruel del capitalismo: considerar que una mujer maltratada por su marido corre el riesgo de volver a requerir atención médica costosa si el marido reincide. Hubo hace tres años un esfuerzo demócrata para impedir que las compañías privadas puedan alegar que la violencia doméstica es una condición preexistente que permite la denegación de cobertura médica. Los republicanos lo impidieron.

¿Dónde está la ética en un sistema que factura 1.434 dólares por el mismo escáner que en Japón cuesta 105? ¿Cómo es posible que la tasa de vacunación infantil esté siempre por debajo de los países más desarrollados? ¿Por qué se permite a un hospital solicitar una tarjeta de crédito antes de recibir a un paciente en los servicios de urgencias?

Este es un país de contrastes; quizá por eso su sistema médico puede curarte como ninguno, pero también puede arruinarte o ignorarte.

 

Sábado, a 5 de Septiembre de 2009

En estos momentos, estadísticas en mano, la posibilidad de morir si te contagias de la gripe A (AH1N1), es de 1 por cada 2.632 infectados.

Las posibilidades de morir si te contagias de la gripe convencional, es de 1 por cada 555 infectados (a nivel mundial, entre 250.000 y 500.000 muertos cada año).

¿A qué le deberíamos tener más miedo? A otras enfermedades y pandemias realmente graves, y al paro.

Alfredo Webmaster

 

Martes, a 25 de Agosto de 2009

Por más que lo he intentado, nada o casi nada sé sobre Julián Alterini, el autor de este reportaje titulado “Operación Pandemia”. Aun así, tengo que reconocer que me creo casi todo lo que afirma Julián Alterini.

Aparentemente, después de investigar un poco, pude constatar que las informaciones que maneja son veraces y ajustadas a la realidad, y casi todas ellas están corroboradas por los organismos médicos más fiables.

A algunos de vosotros os podrá parecer exageras algunas de las afirmaciones que se plasman en el vídeo, pero yo creo que la verdadera pandemia es la pandemia que se está gestando en algunos medios de difusión pública, que, ¡no lo olvidemos!, pertenecen en su mayoría a grupos económicos muy interrelacionados con empresas o corporaciones multinacionales.

Muchas de esas corporaciones y multinacionales tienen importantes intereses económicos en sectores que, en caso de que todos nos volvamos locos por miedo a la infección del virus de la Gripe A (H1N1), saldrían muy beneficiados con las ventas de vacunas, tratamientos médicos, investigaciones, etc.

La paranoia que están provocando en la población con los mensajes apocalípticos del devastador efecto que puede generar la Gripe A (H1N1) entre nosotros, está llevando a que muchas personas cambien sus más elementales pautas de comportamiento. Ayer, por ejemplo, una conocida me saludó de una forma fría y distante, sin los clásicos dos besos de cortesía: ¡Tenía miedo a contagiarse con la Gripe A si se rozaban nuestras mejillas!

Pero, ¿Realmente es tan peligrosa esta gripe? ¿Qué pasó con la anterior, la gripe aviar, aquella devastadora gripe de la que nos decían que mataría a millones de personas en todo el mundo?

Ahora, desde que nos machacan con un miedo patológico a la supuesta maldad de un virus gripal, nos hemos olvidado de otras muchísimas desgracias bastante más dramáticas y peligrosas, entre las que sobresalen el hambre, el sida, la tuberculosis, la malaria… Sólo tenéis que leer algo que ya publiqué en el mes de mayo de este año: “Olvídese de la Gripe A: éstas son las diez verdaderas pandemias del siglo XXI”.

Mientras ciertas informaciones periodísticas hablan del más que probable origen en un laboratorio farmacéutico del virus de la Gripe A (H5N1), yo seguiré pensando aquello de que “Si me engañan una vez poco puedo hacer, pero si me engañan dos veces, la culpa será mía...”.

Alfredo Webmaster

 

Domingo, a 2 de Agosto de 2009

Que a Michael Moore la América profunda, blanca y reaccionaria, le pone enfermo, en sentido literal y figurado, era algo sobradamente conocido: lo sabíamos desde que vimos su genial documental “Bowling for Columbine”.

Que Michael Moore que no se cansa de sacarle los colores a una sociedad y cultura atormentada por un pasado excesivamente individualista, una mentalidad ultraliberal (en el peor sentido de la palabra) y las mentiras de una derecha imperialista, también era conocido: “Fahrenheit 9/11” nos enseñó las realidades ocultas de la invasión de Irak.

Lo que no sabíamos era que su nueva película iba a comparar las situaciones estrambóticas vividas en un día normal de un país rico y poderoso (EE.UU.), comparado con lo que sucede en el día a día de la lucha por la supervivencia en un país caribeño (Cuba).

Eso es “Sicko”, la última película de Michael Moore. Un filme en el que se dirimen las bondades y los desastres de uno de los logros sociales del siglo XX (y XXI), en una batalla desigual: sanidad pública vs sanidad privada.

En este filme, Moore retrata la situación de paupérrimas carencias que tiene el sistema sanitario yanqui, sobre todo el sistema público, el que se dirige, controla y financia con fondos estatales. Aquí, en el reflejo de la realidad diaria, es donde Moore vuelve por sus fueros de propagandista cáustico, cínico, mordaz, en algunas ocasiones manipulador, aportando datos, cifras y testimonios que ayudan a redondear la crítica sistemática de un sistema político en el que conviven el capitalismo más atroz, al lado de la supuesta “tierra de oportunidades”, en la que sus habitantes, con esfuerzo y voluntad, consiguen llegar a ser “alguien” en una sociedad de valores eminentemente materialistas.

El guión de este documental sigue una senda preconcebida; se plantea una hipótesis, se aportan un sinfín de argumentaciones en que sustentarla, y se aporta el resultado con una simpleza apabullante: la escena de la señora yanqui llorando al recibir unos medicamentos cubanos a un coste insignificante, es demoledora (y un pelín manipuladora).

En la película se pone de manifiesto el grado de corrupción y siniestra manipulación en la que está basado el sistema sanitario privado yanqui, en una concatenación de abusos, lobbys farmacéuticos explotadores e inhumanos, y aseguradoras que tienen como práctica habitual premiar a los médicos que deniegan más veces coberturas sanitarias básicas.

Para explicar mejor los sinsentidos de la situación kafkiana a la que llegó un sistema sanitario inoperante como el norteamericano, Moore traslada la acción a la Vieja Europa (nombre con la que los neocons llaman a la Europa más social) y presenta los logros sociales y sanitarios de la seguridad social de Francia, Reino Unido y Cuba; desgraciadamente, no habló de la sanidad española, modélica en cuanto a prestaciones y servicios.

El resultado de esa comparación es obviamente apabullante: con menos dinero por paciente y con menos recursos financieros totales, los sistemas públicos de salud de la Vieja Europa, o incluso Cuba, son infinitamente mejores que los yanquis.

Lo curioso de todo esto es que las aseguradoras sanitarias, las farmacéuticas y los gobiernos republicanos de Norteamérica, han conseguido convencer a sus conciudadanos que la seguridad social pública es un embuste, una amenaza y una “supuesta” ventaja típica de las sociedades comunistas

Conseguir algo así no es difícil: los yanquis arrastran una especie de paranoia anticomunista desde la Guerra Fría y viven en un país donde la libertad más preciada es poder tener y usar armas de fuego, sean del calibre que sean, como un derecho constitucional básico.

Resumiendo: un gran documental.

Alfredo Webmaster

"Sicko", de Michael Moore - trailer en español -

 

Domingo, a 12 de Julio de 2009

Raquel Weisz, Kate Winslet y Emma Thompson reivindican la naturalidad como arma para sus interpretaciones frente a compañeras como Nicole Kidman, por Barbara Celis (Nueva York) para elpais.com, 12/07/2009

Botox. Entró en la epidermis del siglo XXI con la fuerza de una locomotora: la palabra mágica podía borrar el tiempo de los rostros más arrugados y en Hollywood se convirtió en un producto tan común como el tinte de pelo rubio o el pintalabios rojo. Pero no todas las actrices reverencian al gran dios antiarrugas: la última en unirse al coro de las rebeldes ha sido Raquel Weisz. "El botox debería estar prohibido para los actores igual que los esteroides lo están para los deportistas". Así de rotunda es la británica en el próximo número de Harper's Bazaar UK. "Actuar consiste en ser expresivo. ¿Por qué borrar las arrugas de la expresión?" se pregunta Weisz, de 38 años, en una extensa entrevista.

Aunque la mayoría de las actrices pertenezcan al bando de Nicole Kidman, cuyo rostro angelical resplandece a costa de estar prácticamente paralizado por el botox, hay unas cuantas mujeres valientes que se han pronunciado antes que Weisz en contra de estas inyecciones de falsa juventud. Curiosamente, varias de ellas son británicas. La oscarizada Kate Winslet, lo ha dicho en numerosas entrevistas: "Quiero ser capaz de expresarme con mi rostro". Y Emma Thompson ha sido más que clara: "El botox sería una terrible traición hacia todo en lo que creo. No le veo ningún sentido. Tengo 50 años y pienso ¿por qué no puedo tener 50 años?, ¿qué tiene de malo? Me encantaría poder lavarle el cerebro a todas las mujeres del mundo y explicarles que no importa su aspecto. Es una obsesión insana", declaró el mes pasado en la web Bangshowbiz.

También hay mujeres made in Hollywood que tienen carné antibotox. Tanto Cate Blanchett, de 39 años, protagonista de El aviador como la reina de Sexo en Nueva York, Sarah Jessica Parker, de 43, son acérrimas enemigas del botox por principio. Y entre quienes no se han pronunciado hasta haber recibido el primer pinchazo está Jennifer Aniston... "Lo probé una vez y odié sus efectos. Era como llevar peluca", declaró este invierno en la revista People la protagonista de la serie Friends, de 41 años.

Pero desde que envejecer y que se note se ha convertido en pecado capital las voces que defienden la belleza de la arruga natural también hacen ruido. "Cuando tenga 80 años quiero mirarme al espejo y ver a una mujer de 80 años. Mis abuelas tenían muchas arrugas y cada una contaba una historia". Esta frase es de Penélope Cruz, de 35 años, quien no se opone a la cirugía "leve" pero no parece tener intención de utilizarla. La obsesión por mantenerse eternamente joven creció exponencialmente a lo largo del siglo XX y se disparó en el XXI ayudada por una industria antienvejecimiento que incita a hombres y mujeres a gastarse millones en seguir pareciendo adolescentes. Muchos de quienes viven de su aspecto físico ni lo dudan, puesto que prolongar la juventud es una forma de mantener sus ingresos bien altos, como en el caso de la modelo Linda Evangelista, que a sus 43 años dice sin rodeos: "Utilizo botox porque las modelos no somos sobrehumanas. Envejecemos".

El problema, sobre todo en el cine, es que el exceso de botox está convirtiendo las películas en un desfile de maniquíes incapaces de comunicar y quizás por eso, en los últimos años, muchas de las mujeres que se han llevado el Oscar han sido precisamente las antibotox: Penélope Cruz, Kate Winslet, Rachel Weisz, Tilda Swinton, Helen Mirren o Marion Cotillard, capaces de provocar un escalofrío simplemente con un movimiento de ceja. Como decía Alfred Hitchcock "no hay mejor efecto especial que un primer plano de un rostro humano". El botox está borrando este axioma del cine, pero quizás la defensa de la naturalidad gane la batalla.

 

Sábado, a 13 de Junio de 2009

El semen puede ayudar a curar el cáncer

En los estudios realizados por un grupo de investigadores de la North Carolina State University (EE.UU.), dirigidos por la doctora Helena Shifteer, se llegó a una conclusión sorprendente: “Las mujeres que a menudo realizan felaciones con ingesta del semen de sus parejas, tienen un 40 % menos de posibilidades de desarrollar cáncer de mama”. La noticia fue difundida por primera vez en la cadena de noticias CNN.com/Health en octubre de 2003, y confirmada posteriormente por los estudios del doctor AJ Kramer de la Johns Hopkins School of Medicine de Baltimore, en Maryland (EE.UU.).

Hasta ahora, se decía que el semen era una excelente “crema” de cara, que ayudaba a disminuir de forma notable las arrugas y las patas de gallo, además del efecto beneficioso que tenía en la eliminación de las bolsas en los párpados y las ojeras.

"Yo animo a todas las mujeres del mundo a que practiquen la felación y que ésta se convierta en la rutina de salud más importante de su vida diaria" afirma la doctora Helena Shifteer, directora del grupo de científicos que realizaron el estudio. Ella misma ingiere el semen de su marido como medida profiláctica y de prevención del cáncer.

Obviamente, como indica el estudio científico, para que el método sea efectivo, la ingestión de semen debería ser de al menos dos veces por semana.

A su vez, el estudio también previene sobre esta práctica al indicar es desaconsejable en caso de parejas múltiples o de sexo fortuito. Si bien la ingesta era beneficiosa para prevenir el cáncer, en caso de realizarlo con parejas fortuitas u ocasionales, podría ser un método de transmisión de enfermedades sexuales como la hepatitis b, los herpes y hasta el VIH.

En el estudio, se tomaron referencias de más de 15.000 mujeres que en los últimos diez años habían realizado felaciones con carácter regular que incluían la ingesta de líquidos ejaculatory. Los investigadores encontraron que las mujeres que habían realizado el acto regularmente, de una a dos veces a la semana, se producía una menor incidencia de cáncer de mama que aquellas mujeres que no lo habían hecho, en porcentajes cercanos al 40 %.

"En los casos de mujeres en las que se detecto de cáncer de mama, además de la ausencia de felaciones con ingesta de semen, también existieron otras causas que pudieron generar la enfermedad. La ausencia de felaciones es una causa, no la causa", dijo la doctora Helena Shifteer.

"Creo que el estudio de la doctora Shifteer elimina la última sombra de duda de que la felación es en realidad un acto saludable", dijo el doctor AJ Kramer, de la Johns Hopkins School of Medicine, científico que no participó en la investigación anterior pero que sí dirigió la suya propia. "Estoy sorprendido por estos resultados, pero también estoy emocionada de que pudimos haber descubierto una manera relativamente fácil de disminuir la incidencia del cáncer de mama en la mujer."

El reasearch del doctor AJ Kramer constaba de dos grupos de pruebas, uno formado por 6.246 mujeres de edades entre 25 a 45 años que habían realizado felaciones y que ingirieron semen de manera regular en los últimos cinco a diez años, y un segundo grupo formado por 9.728 mujeres que no habían realizado felaciones.

El grupo de mujeres que había realizado felaciones y tragado semen, presentaban unas tasas de cáncer de mama de únicamente el 1,9 por ciento, mientras que el segundo grupo, el que no realizaban ingesta de líquidos ejaculatory, habían tenido una tasa de cáncer de mama de 10,4 por ciento.

Si es cierto lo que dicen estos científicos, no me extrañaría nada que dentro de poco empezaran a aparecer algunos alimentos que dirían, por ejemplo:

- Cuide su cuerpo con yogures Danone Activia, ricos en bífidus y semen natural. Cómprelos con sabores fresa y limón. ¡Su cuerpo y su salud se lo agradecerán!

- Compre leche de soja VivesSoy de Pascual, con omega 3 y 6, isoflavonas y semen. ¡Ayuda a mantener una buena salud ósea y a prevenir el cáncer!

Alfredo Webmaster

 

Lo que Mónica Lewinsky buscaba era mejorar su salud... ¡Y nosotros pensando que era otra cosa!

 

Pronto empezáramos a ver expendedores de semen en los servicios públicos

 

Sábado, a 9 de Mayo de 2009

Ana I. Gracia para elconfidencial.com - 06/05/2009

El brote de la Gripe A ha conseguido eclipsar al mundo con un balance de 29 muertos en México y dos casos en EEUU, según la OMS. La prensa internacional se ha unido para provocar una histeria colectiva global. Según los expertos, para desviar la atención de problemas más graves que nos afectan, como la crisis. Paradójicamente, se hace oídos sordos sobre las millones de personas que todavía mueren en el mundo por enfermedades curables. No puede negarse las batallas ganadas en el campo de la salud pública, pero algunas de esas victorias simplemente se han limitado a las naciones más ricas. Si las cuentas no fallan, en países en vías de desarrollo siguen muriendo al día de hambre 24.000 personas, 3.000 de malaria, 3.500 de tuberculosis y casi 7.000 se infectan de sida. Las farmacéuticas no invierten en el tratamiento de estos males porque no les aporta beneficios directos. Una conducta irresponsable también contribuye a la propagación de estas enfermedades. El ejemplo más dantesco es el sida, que se contagia mediante fluidos corporales. Se ha calculado que, desde el año 2000 hasta 2020 unos 68 millones de personas morirán. En los 25 años anteriores, ya mató a más de 27 millones de seres humanos. El Confidencial recoge algunos detalles de diez de los brotes y amenazas más extendidos en el mundo.

1. Hambre

Según Naciones Unidas, cada cinco segundos muere un niño de hambre al mismo tiempo que  uno de cada cinco niños en Estados Unidos es obeso. 10 millones de personas mueren al año de hambre o las enfermedades que provocan y acentúan la malnutrición. Paradójicamente, el mundo produce comida más que suficiente para todos los seres humanos. El presupuesto total mundial que dan los gobiernos de los países ricos para el desarrollo de los países pobres es de 50.000 millones de dólares al año (37,5 millones de euros). El hambre, que mata directa o indirectamente a nueve veces más personas al día de las que murieron en las Torres Gemelas de Nueva York, es la manifestación mas extrema posible del fracaso humano.

2. Sida

Unas 33 millones de personas viven con VIH, que se contagia mediante fluidos corporales. Se ha calculado que, desde el año 2000 hasta 2020, unos 68 millones de personas morirán. En los 25 años anteriores, ya mató a más de 27 millones de seres humanos. También casi 7.000 personas se infectan al día de sida, 1.400 menores de 15 años mueren de la enfermedad y el mismo número de niños quedan huérfanos por el mismo motivo. Se ha comprobado que casi todos los infectados con el virus que provoca el sida viven en países en desarrollo.

3. Tuberculosis

Un tercio de la población mundial (más de 2.000 millones de personas) está infectado con la bacteria que produce la tuberculosis, una enfermedad que afecta fundamentalmente los pulmones. Unas nueve millones de personas desarrollan la condición cada año cuando sus sistemas inmunes se debilitan, normalmente por enfermedad o embarazo. En 2007, 1,3 millones de personas murieron por tuberculosis en personas sin sida. Normalmente es una enfermedad que puede tratarse con antibióticos, pero las formas resistentes a los fármacos complican y encarecen mucho la terapia.

4. Malaria

Casi la mitad de la población, unos 3.300 millones de habitantes, corren el riesgo de desarrollar esta dolencia tropical que se transmite entre las personas a través de los mosquitos. Anualmente cerca de un millón de personas mueren por esta causa, o por el paludismo, en su mayoría niños menores de cinco años. Los grupos más vulnerables son los niños, las mujeres embarazadas, los viajeros, los refugiados y los trabajadores que migran a zonas endémicas.

5. Gripe normal

La gripe estacional normal se instala en el cuerpo de entre 3 y 5 millones de personas anualmente en todo el mundo. Entre 250.000 y 500.000 mueren a consecuencia de ella. La mayoría, otra vez, en economías desarrolladas. En el siglo XX ha habido tres brotes pandémicos de gripe: en 1918, en 1957 y en 1968, conocidas como la gripe española, asiática y hongkonesa. Unos 50 millones murieron durante el primer brote, 2 millones fallecieron en el segundo y entre 1 y 3 lo hicieron en el tercero. En España, el año pasado murieron 73 personas de gripe estacional normal.

6. Cólera

El cólera es una infección diarreica aguda que suele expandirse mayormente en las zonas con agua contaminada e inundaciones y escasa higiene. Puede provocar la muerte de adultos saludables en horas por deshidratación. La Organización Mundial de la Salud avisó de que millones de personas probablemente se infectan con cólera cada año. Seguramente una cifra diez veces superior a los casos oficialmente informados por los países. Una de cada dos personas moriría sin tratamiento con sales de rehidratación o antibióticos.

Recientemente, más de 4.000 personas han muerto por una epidemia de cólera en Zimbawe y una cifra algo menor en Irak. En ambos casos, las fuentes de agua contaminada fueron las responsables.

7. Hepatitis B y C

Es una infección viral que ataca al hígado y de la cual se ha infectado unos dos millones de personas en todo el mundo, 600.000 de las cuales no consigue sobrevivir al año. Se expande como el sida pero, para diferenciarse, puede sobrevivir fuera del cuerpo por al menos siete días y se previene a través de la vacunación.

La Hepatitis C infecta a entre 3 y 4 millones de personas al año, fundamentalmente por contacto directo con sangre. No existe vacuna contra esta forma, que es una de las principales causas de hepatitis aguda y enfermedades hepáticas crónicas como la cirrosis y el cáncer de hígado.

8. Fiebre del dengue

Se ha denominado la enfermedad tropical más extendida después de la malaria y también se transmite a través de los mosquitos. En su forma más severa, puede generar hemorragia y muerte. Unos 2.500 millones de personas, dos quintos de la población, corren riesgo por la enfermedad, endémica en más de cien países. Según la OMS, las zonas urbanas en regiones tropicales y subtropicales son las que más riesgo corren de infectar a unos 50 millones de personas al año, que no cuentan con tratamiento específico para su curación.

9. Fiebre amarilla

Fue llamada así por la ictericia que causa en algunos pacientes. Es una condición viral que provoca la muerte de 82 personas al día. Unos 33 países africanos, con una población conjunta de más de 500 millones de personas, están en riesgo. También es endémica en nueve países sudamericanos y varias islas del Caribe. Según la OMS, los estados de más riesgo son Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador y Perú.

10. Meningitis

Es una infección bacteriana potencialmente letal de la cubierta que rodea al cerebro y la médula espinal. La meningitis es más común en África subsahariana, donde un brote provocó más de 25.000 decesos en 1996. Existen vacunas para prevenirla y varios grupos de ayuda trabajan para aumentar su disponibilidad en las zonas de alto riesgo. Unicef ha declarado hace poco que más de 2.500 personas han muerto por al enfermedad en Nigeria, Níger, Burkina Faso y Chad desde comienzos de 2009.

Hasta el 20% de las personas que sobrevive a la meningitis sufre daño cerebral, pérdida de audición o problemas de aprendizaje. Se contagia a través de besos, estornudos, tos o compartiendo utensilios de cocina y vasos.

Viernes, a 10 de Abril de 2009

Gloria María Tomás y Garrido, profesora de Bioética de la Universidad Católica San Antonio de Murcia, participó como conferenciante en el “V Curso de Ciencia y Sociedad” de la Universidad de Alicante, en concreto en la ponencia titulada “La persona humana en cuanto cuerpo sexuado”.

Al margen de la idoneidad o no de incluir como conferenciante sobre sexualidad a una profesora de una universidad de marcada tendencia reaccionaria e ideario absolutamente partidista, las escasas “luces” de esta señorona confirmaron lo previsible: que la conferencia acabaría como el rosario de la aurora.

Vídeo de parte de la conferencia

No sé qué buscaba cuando expresó sus opiniones; no sé si lo que pretensión era notoriedad científica (pseudo científica) o ser adalid de las ideas que preconiza la parte más carpetovetónica de la iglesia católica española (y oficial). En todo caso, sus palabras, además de ser extremadamente peligrosas por lo que conllevan de radicalismo en contra de las tendencias sexuales diversas (homosexualidad o bisexualidad), también son una nefasta enseñanza para las personas que se sienten distintas con respecto a los roles sexuales habituales (sólo hombres, sólo mujeres) y no saben cómo actuar ante esas diferencias que descubren en su vida.

La homofobia no sólo incluye los prejuicios, aversión, miedo, odio o discriminación contra hombres o mujeres homosexuales, también lo es cuando decimos o hacemos distinciones con las personas bisexuales o transexuales.

No estamos hablando de un tema baladí: cada día muere una persona homosexual (o bisexual o transexual) en el mundo, víctima de actos violentos y execrables.

En más de 70 países del mundo se les persigue (India, ciertas zonas de África, Nicaragua, Guyana, Malasia, Papúa Nueva Guinea, algunas repúblicas de Asia central y en un gran número de países islámicos) y en 8 de ellos es justificación para ser ejecutados (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Irán, Mauritania, Nigeria, Somalia, Sudán y Yemen).

A pesar de que en muchos otros países no existe persecución estatal, la homofobia está muy extendida y ese prejuicio arraigado en la forma de pensar de una parte de la población. En esos otros países las muertes homófobas también son muy altas.

Entre esos países en los que la homosexualidad no está penada por los tribunales, Brasil es el país en el que más asesinatos de homosexuales se producen, habiéndose registrado 122 casos en el año 2007, la mitad de de ellos de transexuales. Los colectivos defensores de los derechos humanos de Brasil creen que la cifra es muy superior, ya que no existe un control estadístico oficial.

En el segundo país en muertes violentas, México, se produce unos 100 casos por año. El tercero es EE.UU., con unas 50 muertes por año.

Obviamente, estamos hablando de los datos reconocidos públicamente por las autoridades, pero la realidad es mucho más sórdida y terrible: al no existir estadísticas fiables al respeto y por la propia ocultación que hacen las familias de los fallecidos de los motivos reales de la muerte, el número de muertos puede ser escandaloso.

La homofobia no sólo se manifiesta en los actos violentos que señalaba antes; también se demuestra en la negación a que los homosexuales tengan los mismos derechos políticos, sociales o legales que las personas heterosexuales.

Volviendo a lo sucedido en la Universidad de Alicante, para esta presunta científica "experta" en Bioética, las razones que podrían haber llevado a un chico a tener relaciones homosexuales podría haber sido causadas por un gatillazo juvenil. La presunta científica dice: “En concreto, el típico que nunca ha tenido, o la típica, una relación con el otro sexo” y que acude, por ejemplo, a una fiesta, para intentar tener relaciones “y no puede, no le sale”, y claro, sucede lo que sucede: puede quedar muy dañado “sobre todo, si es chico, muy dañado”, y pasar “3… 4… 5 años pensando que es (…homosexual, lesbiana…), que le pasa algo con las mujeres porque no ha podido… y ha sido simplemente por un mal uso”.

Otra de las razones esgrimidas por esta presunta científica que podrían justificar la homosexualidad es tan simple como decir que se trata de una “enfermedad”, debida a que la persona “tiene mal la proporción de los sexos”; en todo caso, sentencia esta lumbrera, “puede haber una solución, aunque sea complicado”.

Y más razonamientos de la citada pseudo científica: otros motivos por los que se podría haber llegado a la homosexualidad podrían haber sido el inicio de las “tonterías de masturbaciones” o “una experiencia, a lo mejor tonta”.

Si eso es lo que opina de la homosexualidad, el “problema de la bisexualidad” tampoco sale bien librado: es una “perversión”.

¿Qué solución aporta esta pseudo científica a la homosexualidad o bisexualidad?: “tenemos que sujetar nuestra libertad a nuestra dignidad”. ¡Casi nada!

De igual manera que la legislación española prohíbe expresiones de índole racista, las opiniones homófobas expresadas por personas que están, en teoría, cualificadas, como esta presunta científica, deberían ser tratadas con sumo cuidado y, llegado el caso, aplicarles la sanción legal que corresponde a casos así.

Si no actuamos pronto y con contundencia, la educación de los jóvenes y la aptitud de algunos mayores podrían llevar a situaciones de radicalismo tan dantescos como los que le podemos oír a este energúmeno en un programa de radio:

Como corolario, quiero expresar mi indignación más profunda y mi absoluto rechazo a que una parte de mis impuestos, que tengo que pagar todos los años quiera o no quiera, se destinen a financiar a la iglesia católica española, a una iglesia que ni se avergüenza de lo que hizo en la Guerra Civil español, ni en la posguerra posterior, que denigra el uso de condón, que relega a la mujer a un papel secundario o que vilipendia, ofende y agrede a una parte de la población española (y del resto del mundo) que no comulga con sus “sacrosanto” concepto de sexo casto y puro.

Alfredo Webmaster

Viernes, a 13 de Febrero de 2009

Por Sofía Carmona, para Vanitatis (28/01/2009)

La igualdad entre hombres y mujeres que tanto anhelamos no parece ser una realidad, al menos, en el plano físico y psíquico. De acuerdo con un reciente estudio elaborado para la empresa especializada en dietas Weight Watchers las mujeres suelen pensar más en la comida que en el sexo.

La encuesta revela que si bien el 58 % de las mujeres suelen pensar en el sexo y temas relacionados con el mismo unas diez veces al día, cerca del 70 % reconoce que sus fantasías con la comida son, sin embargo, mucho más frecuentes. Estas conclusiones vienen a demostrar que mientras una mujer está a dieta su apetito sexual disminuye hasta el punto de que muchas prefieren suplirlo ingiriendo los “alimentos prohibidos”: chocolate, alcohol, patatas fritas y, en general, los postres.

De hecho es tal la obsesión que llegan a sentir por la comida en esos días que el 53 % admite pensar en su peso más de diez veces al día. Asimismo el informe desvela el día y la hora más apropiados para iniciar una dieta: la mayor parte de las encuestadas afirmó que es bueno comenzarla un martes a las once la mañana.

"Creo que esta hora para muchos es más fácil porque durante el día tienen más probabilidad de tener un montón de quehaceres y tareas que les distraigan de los alimentos. A la llegada de la tarde y la noche la gente se siente un poco más relajada y para muchas personas comer un dulce a la hora de la merienda se ha convertido en una forma de relajación”, explicó Zoë Hellman, responsable de comunicación de Weight Watchers.

La culpable: la testosterona

Este estudio vendría a confirmar el mito según el cual los hombres no hacen más que pensar en sexo. De hecho, recientes tesis publicadas acerca de este asunto han puesto de manifiesto que esto se debe a la estructura del hipotálamo masculino. Al ser más grande permite una mayor producción de testosterona lo que motiva que tengan pensamientos relacionados con el sexo y el erotismo. En total, casi un 80 % de su pensamiento diario se dedicaría a este tema.

 

 

Categorías:
Viernes, a 13 de Febrero de 2009

Por Vanitatis (11/02/09)

En estos días en los que el amor romántico –y también económico– hace palpitar a los corazones es un buen momento para cuidar del otro, del músculo que con su latir constante mantiene nuestra sangre en movimiento y a nosotros con vida. Esta semana las cajas de bombones correrán como el fuego por la pólvora y aunque muchos no lo sepan, con ese simple gesto no sólo regalarán a sus amados un detalle: de paso también cuidarán con dulzura su salud.

Las investigaciones científicas han demostrado con profusión los beneficios del consumo –moderado, eso sí– de chocolate. La salud vascular, la cognitiva, la presión y el flujo sanguíneos... cada uno de ellos se alegra un poco cuando lo comemos.

El chocolate forma parte de nuestro estilo de vida y ha sido visto a lo largo de los tiempos como un regalo de los dioses, como patrón monetario, como un producto gourmet de las elites hasta que finalmente ha conseguido convertirse en un delicioso capricho para todo el mundo. Lo explican las dietistas Monica Bearden y Shara Aaron en su último libro, Chocolate, A Healthy Passion, que acaba de salir a la venta en EEUU.

Tanto Bearden como Aaron son especialistas con un largo recorrido en el campo de la nutrición y en su libro repasan los trucos para sacar el máximo partido al chocolate. ¿Sabía que un 60% de cacao en estos productos es suficiente para comenzar a notar sus efectos beneficiosos? El mejor modo de hacerlo, explican, es consumirlo en formatos con porciones controladas, como las tabletas. Así se pueden obtener resultados positivos sin tener que mirar con recelo a la báscula.

Bálsamos labiales, terapias de spa, máscaras faciales, jabones, geles de ducha... las opciones para aprovechar el chocolate son muchas, sólo hace falta encontrar la que mejor se adapta a nuestros gustos y estilo de vida. O al de nuestros ‘valentines’: este año en vez de unas rosas regale chocolate, su corazón se lo agradecerá.

Categorías:
Martes, a 25 de Noviembre de 2008

Los 25 de noviembre, por resolución de la Asamblea General de las Naciones Unidas, se conmemora el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, como resultado de la dramática situación de desprotección en que se encuentra la mujer en multitud de países del mundo y por la respuesta del movimiento internacional para acabar con esta trágica epidemia que devasta las vidas de mujeres y niñas, sin importar ni la edad ni la condición social.

La fecha fue elegida en memoria del brutal asesinato en 1960 de las tres hermanas Mirabal, activistas políticas de la República Dominicana, que fuero eliminadas por orden del dictador Rafael Leónidas Trujillo.

Razón por la que, en la actualidad, se invita a los gobiernos, organizaciones internacionales y organizaciones no gubernamentales a que realicen en ese día actividades dirigidas a sensibilizar a la opinión pública respecto al problema de la violencia contra la mujer.

Resulta desesperanzador saber que más del 70% de las mujeres maltratadas, encuestadas por la Organización Mundial de la Salud, consideraron que la violencia estaba justificada. Por ese motivo, la ONU se esfuerza año a año para reducir esta terrible cifra.

Si bien es cierto que muchos países están avanzando en la redacción de leyes que buscan proteger la integridad de las mujeres y su plena realización personal, laboral, profesional, etc., también lo es que aún queda un enorme camino por recorrer y, sobre todo, mejorar la educación del hombre para que sepa asumir que no hay nada que justifique la supuesta supremacía masculina.

Alfredo Webmaster

Domingo, a 2 de Noviembre de 2008

Este post está dedicado especialmente a una persona con gran afición al tabaco, al pitillo encendido inmediatamente después del anterior, con ganas pero sin fuerzas para dejar de fumar.

¡Ánimo, el tabaco tiene cosas muy “positivas”!

Alfredo Webmaster

 

 

 

Suscribirse a Salud