Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Lunes, a 15 de Agosto de 2011

Por Andrés Oppenheimer para elpais.com, 15/08/2011

Existe una creencia generalizada de que la desaceleración económica de Estados Unidos será devastadora para México y América Central, debido a su excesiva dependencia del mercado estadounidense. Pero esta creencia puede estar equivocada.

Un nuevo fenómeno está resultando una bendición para México y los países centroamericanos: el aumento de los salarios en China -producto de la apreciación de la moneda china, y de una mano de obra cada vez más calificada- está haciendo que cada vez más empresas estadounidenses estén cerrando sus fábricas en China y trasladándolas a México, y en menor medida a Centroamérica.

Es cierto que casi todos los economistas internacionales advierten de que la desaceleración económica de Estados Unidos tendrá como resultado menos importaciones estadounidenses, menos remesas familiares y menos turismo, todo lo cual perjudicará más a México y los países centroamericanos que al resto de Latinoamérica.

Según un reciente informe del Fondo Monetario Internacional, una desaceleración económica prolongada de EE UU será "una carga sustancial" para la economía mexicana. Y el economista ganador del Premio Nobel Joseph Stiglitz, a la izquierda del espectro político estadounidense, me recordó en una entrevista que "cuando EE UU estornuda, México se resfría". Para empeorar las cosas, la sangrienta guerra contra el narcotráfico en México, que se ha cobrado más de 40.000 vidas en los últimos cinco años, está reforzando la idea de que México, así como sus vecinos del sur, también plagados por la violencia, están condenados a varios años de recesión.

Pero otra escuela de pensamiento dice que el impacto del aumento de salarios en China compensará la reciente oleada de malas noticias económicas para México.

Según un estudio reciente de JP Mogan, mientras que hace 10 años el salario promedio en el sector manufacturero de China era un 237% más barato que en México, hoy es tan solo un 14% más barato. Eso significa que los salarios están prácticamente parejos, si se tiene en cuenta que transportar productos desde China a Estados Unidos es mucho más costoso que hacerlo desde México. En parte gracias a este fenómeno, el porcentaje correspondiente a México de importaciones manufactureras de Estados Unidos creció del 11,3% en 2005 al 14% el año pasado, dice el estudio.

"La brecha de salarios entre China y México se ha reducido de manera impresionante", me dijo esta semana Gabriel Casillas, el jefe de economistas de JP Morgan en México. "Estamos viendo una cada vez mayor reubicación de empresas desde China hacia México".

La industria automotriz ha tomado la delantera. Ford, Volkswagen, Toyota y Mazda han anunciado recientemente que abrirán nuevas plantas o expandirán las existentes en México. Y la industria aeroespacial le pisa los talones, con Airbus, Eurocopter y Bombardier abocadas a expandir sus operaciones en el país.

¿Y la ola de violencia no va a afectar esta tendencia?, le pregunté a Casillas. El economista respondió que sin duda, la violencia es un factor importante, y minimizarlo sería irresponsable. Pero en general la violencia se ha limitado al norte de México, Guerrero y Michoacán, mientras que la mayoría de las nuevas inversiones se están dando en el centro del país.

Otros economistas me dicen que la reciente caída de la calificación crediticia de Estados Unidos por parte de Standard & Poor's y sus secuelas económicas probablemente tengan como resultado una valorización aún mayor de la moneda china, que aumentará aún más los salarios chinos. Ante una menor demanda estadounidense de sus productos, China acelerará su transición de una economía principalmente exportadora hacia un modelo cada vez más basado en el consumo interno, que requerirá una moneda más fuerte y salarios más altos, según argumentan.

Rogelio Ramírez de la O, economista de Ecanal, de México, y cercano al candidato izquierdista Andrés Manuel López Obrador, se sitúa a medio camino entre los optimistas y los pesimistas: "Los salarios más altos en China mitigarán el impacto de la desaceleración económica de Estados Unidos, pero no lo compensarán", me dijo. Ramírez de la O prevé que la economía mexicana crecerá el 3,8% este año, un poco menos de lo que se calculaba anteriormente.

Mi opinión: el aumento de los salarios chinos es una bendición para México, y podría ser una gran ayuda para Centroamérica. Podría ser la mejor oportunidad que ha tenido México en los últimos años para salir de su estancamiento y convertirse en una potencia económica emergente de primera línea como Brasil, Sudáfrica o India. Pero para lograrlo, México tendrá que reducir sus niveles de violencia y aprobar las muy demoradas reformas laborales, fiscales y energéticas después de las elecciones presidenciales de 2012. Es una oportunidad de oro. Pronto sabremos si su clase política tendrá el valor de aprovecharla.

 

Domingo, a 30 de Enero de 2011

El fabricante de bañadores y artículos de playeros Reef lleva cinco años presentado sus productos con campañas publicitarias que incluye vídeos promocionales, anuncios en televisión o en prensa especializada, patrocinio de torneos de vóley playa, etc. Y también con una publicación anual que ya se está convirtiendo en referencia: The 2011 Miss Reef Calendar.

El vídeo promocional de este año me lo mandó Yoshida Hayde, y está filmado íntegramente en las playas e islas de Panamá.

Alfredo Webmaster

 

 

 

Categorías:
Sábado, a 27 de Noviembre de 2010

Por Yoshida Hayde, de Panamá

La excepcional ubicación geográfica de Panamá, puente entre Sudamérica y Norte/Centroamérica, y entre el Océano Atlántico (Mar Caribe) y el Océano Pacífico, convierten al país en un paraíso para antropólogos, zoólogos y naturalistas. Y para folcloristas y amantes de las culturas populares.

El 30% de su superficie del país está protegida con una red de 15 Parques Nacionales de incalculable valor, 12 Reservas Forestales con enorme profusión de bosques autóctonos que sirven de refugio a 10 subreservas de Vida Silvestre.

En Panamá, siendo como es un país muy pequeño, de sólo 78.200 km2 (poco más del doble que Galicia), viven más 950 especies distintas de aves, muchas más que en todo EE.UU. (un país 123 veces mayor que Panamá); además, durante el invierno sobrevuela territorio panameño más de 50 variedades de aves migratorias, en busca del calor en otros destinos.

Tienen más de 225 variedades de mamíferos, 215 tipos de reptiles y 143 de anfibios, lo que constituye un conglomerado de fauna de asombrosa riqueza.

Las cifras de diversidad en su flora no es menos espectacular: más de 10.000 especies, entre ellas más de 1.200 variedades de orquídeas.

Además de ser un paraíso natural, Panamá tiene una cultura popular igual de rica y variada, algo sorprendente en un país con un territorio tan pequeño: en sus 78.200 km2 conviven los emberá a orillas del río Chagrés, los wounaan en las impenetrables junglas del Darién, los kunas en el archipiélago de San Blas, los ngöbe-buglé en Veraguas, Bocas del Toro y Chiriquí, los teribe que viven a orillas del río de igual nombre, los bokotá en Bocas del Toro y los bribri, en la frontera con Costa Rica.

La pollera, un poco de historia

Entre sus riquezas culturales más populares y arraigadas, más extendidas y apreciadas, está la pollera, uno los vestidos típicos y populares más hermosos del mundo, la constatación de la diversidad de culturas y raíces de este país, un traje brillante, vistoso y variado: no hay dos iguales.

Junto con otros vestidos tradicionales de Latinoamérica, la pollera tiene sus orígenes en variantes de los vestidos de la España de los siglos XV (finales), XVI y XVI, adaptados al clima y humedad del Nuevo Mundo.

Doña Nieves de Hoyos, directora del Museo del Pueblo Español, publicó un artículo en la Revista de las Indias de diciembre de 1963, titulado "La Pollera Panameña", que decía:

"Creo, sinceramente, la respuesta es simple, el origen se encuentra en España, pero no desde el traje regional español, que contrariamente a la opinión general, no desarrollaron su forma actual hasta el siglo XVIII o posterior. La pollera en Panamá evolucionado a partir de los trajes del siglo XVI y XVII, no del traje de corte con sus aros grandes cubiertas con terciopelos y sedas bordadas adornadas con encajes, oro, y los hilos de plata (el vestido que inmediatamente viene a la mente a la mayoría de la gente porque a menudo han visto los cuadros de Velazquez). En el siglo XVII ese traje español convivió con los hermosos vestidos tribunales y populares de todos los días, que en esta época era generalmente blanco con una falda de dos o tres volantes bordados o apliques en diseños florales. Esta descripción es, simplemente, la pollera.

En cuanto a la pollera montuna o el vestido para el uso diario, una falda de algodón estampado en diseño floral se usa comúnmente en los climas tropicales y durante las temporadas de verano en regiones más frías. Debemos pensar en las faldas de Andalucía, pero no de la falda ajustada con volantes de las bailarinas de flamenco, ni la ropa tradicional de las regiones de montaña (en lugar de la falda de las mujeres comunes en cualquier ciudad, que utilizó una pollera montuna). En el Museo del Pueblo Español no es un vestido de mujer de Córdoba, hecho de percal con un patrón de pequeños impresos, muy completo y con un volante, que no puede diferenciarse de la pollera montuna de Panamá. El peinado complicado que utiliza peines de oro que nos hace pensar en los estilos de pelo de Valencia y Salamanca, donde no usan peines, pero grandes, ricamente decoradas con alfileres. Naturalmente, el peinado y adornos para el pelo que se encuentran en Panamá no sería una imitación, pero con el paso del tiempo que iba a cambiar y adquirir un carácter diferente de sus predecesores españoles".

Fechas importantes en la historia de la pollera

- Año 1650. En esa época podemos mencionar dos clases de polleras: la primera, la pollera de Tabi, que era según el diccionario una tela de seda con labores ondeadas, con la basquiña de raso con adornos, y, la segunda, la pollera de Espoli, con telas floreadas con unas labores y urdimbres parecidas al brocado.

- Año 1730. Se describe el vestido como una camisa tipo holanda y una falda de mucho vuelo bordado en hilo morado; este hilo era teñido por las mismas mujeres que las usaban.

- Año 1814. En el mes de julio, con motivo de la restauración en el trono del nefasto Fernando VII, se colocó el retrato del Rey en un carro decorado, carro que fue tirado hasta Santa Ana por 30 mujeres vestidas con polleras.

- Año 1821. Sabemos que para la celebración de la independencia el vestido que usaron las mujeres se ha descrito como una enagua de algodón, blanca y ligera, adornada con uno o más volantes estampadas con algunas guirnaldas de colores chillones; los corpiños de mangas cortas con tres guarniciones parecidas eran tan descotados que generalmente llevaban el pecho y la espalda descubiertos.

- Año 1879. A la empollerada se le añade sombrero y paño.

Las polleras eran el vestido usado por las mujeres del pueblo, de las clases humildes. Las cocineras y lavanderas utilizaban pollerón de zaraza de tintes morados y camisa blanca.

A pesar de que en sus orígenes la pollera sólo era utilizada por las mujeres de pueblo y de clase humilde, en la actualidad es una prenda muy utilizada por todo tipo de mujeres que, poniéndosela, realzan la gran riqueza cultural de nuestro país: las polleras han evolucionado a lujosas piezas elaboradas de vestir, teniendo un coste que varía entre algunos cientos de dólares, hasta varios miles, según la cantidad de tocados y detalles que lleve; su confección puede durar, en algunos casos, más de un año.

Festivales de exaltación de la pollera

- Festival de la Pollera Margarita Lozano: se realiza en la ciudad de Las Tablas, provincia de Los Santos, “cuna del folclor”, el 22 de julio de cada año, durante las celebraciones de Santa Librada. Están aprobados por la la Ley No. 50 del 24 de noviembre de 1961 y su nombre se da en honor a la primera reina del Festival de la Pollera Margarita Lozano

- Festival de la Pollera y La Camisilla Margarita Escala: se realiza en la ciudad de Panamá desde 1975 buscando igualmente, premiar los mejores trabajos en los diferentes estilos, aunque con reglas y normas diferentes a las utilizadas en el Festival de Pollera Margarita Lozano. Su organizadora es la folklorista panameña Margarita Escala.

 

 

 

Festival Nacional de la Pollera 2010 - Las Tablas (Panamá)

 

Desfile de las Mil Polleras de Azuero - Las Tablas 2010 (Panamá)

 

 

 

Miércoles, a 22 de Septiembre de 2010

Por Lyda Urrutia (Panamá)

La República de Panamá, mi país, está divido en 9 provincias y dos comarcas indígenas. A lo largo de los escritos que iré presentando, tendrán la oportunidad de ir conociendo más del país, de su cultura, su idiosincrasia, gastronomía, localidades, atractivos ecológicos, etc. Estoy segura que el recorrido les llevará a considerar a Panamá como su próximo destino turístico y, por qué no, hasta pensar en mudarse aquí y pasar el resto de su vida con nosotros.

Hoy les quiero hablar de lo que pude disfrutar en Bocas del Toro, una de las nueve provincias de Panamá

Podemos llegar por vía aérea: hay vuelos diarios. Existe la alternativa de utilizar el automóvil y aprovechar el viaje para apreciar los hermosos paisajes de todo el trayecto, una travesía que recorre el corazón del territorio nacional; el viaje en auto dura aproximadamente 12 horas.

Por vía aérea, desde la capital, tomamos un vuelo de 45 minutos que nos lleva a Isla Colón, lugar en donde nos espera un taxi acuático para llevarnos a conocer las diferentes atracciones y observar los diferentes hoteles que hay en el área; todos ellos tratan de conservar el medio ambiente en armonía natural

Los distintos hoteles los vemos en las islas que conforman el archipiélago, como en Isla Bastimentos, donde encontramos un hotel de lo más curioso, Hotel Macca Bite, por estar sobre el mar, en unas agua cristalina, y en donde podemos realizar todo tipo de deporte acuático, entre ellos esquiar, pescar, bucear, etc.

El hotel queda frente a los Cayos Zapatilla, dos islas en donde las tortugas llegan a desovar y que al mismo tiempo sirven de contención, ya que dan cara al mar abierto, protegiendo a así al resto de islas y, también, las actividades propias de los lugareños, como la pesca artesanal y el tránsito fluvial en cayucos, barquitos de madera típicos de la zona.

Estos cayos están muy vigilados con guardaparques por estar catalogados como Parques Nacionales. La vigilancia permite hacer bbq o pasar el día por los cayos, con un pequeño costo por persona, cantidades que se utilizan para mantener limpio el lugar.

Igualmente, encontramos otro hotel, el Punta Caracol, ubicado en la Isla Colón, que también nos pareció curioso y acogedor, y que incluye hasta Internet inalámbrica, con unas habitaciones de lo más románticas y unas vistas espectaculares, ya que la puesta del sol resulta ser un sueño, y ni hablar de los maravillosos amaneceres: un paraíso del cual no quería salir. Lo mejor es que la luz artificial proviene de paneles solares, por lo que nunca faltó la luz.

Hay hoteles que ofrecen tours a las diferentes islas, en donde se pueden ver delfines, estrellas de mar, pájaros en abundancia, ranas rojas, así como playas para pasar un buenos y largos ratos, con restaurantes de comida típica del lugar. Por cierto, me comí un delicioso pulpo en salsa criolla con un arroz con coco que estaba delicioso, o, como se dice en una expresión típica panameña, “estaba de muerte lenta”.

En fin, en las distintas y abundantes playas hay otros restaurantes en donde podréis almorzar, picar, hasta tomar cócteles, cervezas nacionales e internacionales.  También se pueden contratar taxis para hacer los tours individualmente, evidentemente un poco más económicos por ser de trato directo con los lancheros; aún así, sería bueno regatear un poco y apuntar lo que se está pidiendo y lo que ellos ofrecen.

Os adjunto unas cuantas fotos para que lo disfruten como yo lo hice. Igualmente, pueden entrar en Internet y ver más información sobre Bocas del Toro, en mí Panamá.

Hotel Macca Bite

 

 

Cayos Zapatilla

 

Hotel Punta Caracol

 

Isla Pájaros

 

Lunes, a 25 de Mayo de 2009

El ejército colombiano muestra a los medios de comunicación el armamento y los cuerpos de guerrilleros de las FARC muertos tras un enfrentamiento en la localidad de La Plata

 

Las armas ilegales desangran Latinoamérica: más de 140.000 personas mueren tiroteadas cada año en la región - Los “narcos” han reemplazado a las guerrillas en el negocio - Nicaragua es un gran punto de entrada.

Por Fernando Gualdoni / Javier Lafuente para elpais.com (Madrid), 25/05/2009

Los recientes juicios contra dos de los más conocidos traficantes de armas, el ruso Víktor Bout -alias El Mercader de la Muerte- en Tailandia (pendiente de extradición a EE UU para agosto) y el sirio Monser al Kassar (condenado en febrero a 30 años de prisión en Nueva York), han revelado lo sencillo que es meter armas ilegalmente en América Latina, el papel crucial que desempeña Centroamérica, en especial Nicaragua, en este negocio, y la amenaza que supone que un país como Venezuela fabrique sus propios fusiles y municiones.

Para detener a Bout y Al Kassar, la agencia antidroga estadounidense alegó que ambos intentaron vender lanzamisiles portátiles tierra-aire rusos SAM a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La ruta prevista para ambas operaciones era similar: las armas partían desde Rumania o Bulgaria y entraban por Nicaragua. Desde el país centroamericano se iban a arrojar con paracaídas sobre territorio colombiano.

"No hay pruebas de que el Gobierno de Ortega sea cómplice del tráfico, pero sin duda el país tiene enormes lagunas legales que facilitan el tráfico ilegal", dice Roberto Orozco, experto nicaragüense del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas. "Es verdad que no se puede afirmar que Managua esté directamente involucrada, pero hay que recordar que Ortega ha dado cobijo a narcoterroristas de las FARC", replica el colombiano Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia en Bogotá.

Los puertos nicaragüenses están entre los mayores coladeros de armas en la región, según fuentes de Defensa de EE UU. "En especial el puerto de Corinto", apunta Orozco. "Es el único de aguas profundas y está controlado por el Ejército y la policía, que hace la vista gorda. No hay estadísticas fiables sobre la cantidad de barcos que atracan allí, pero no hay que pensar en veinte o treinta, con dos o tres bien cargados es suficiente para abastecer al mercado de miles de armas", añade.

Hay más de 80 millones de armas ilegales en América Latina, según el Centro para la Información de Defensa (CID) de Washington. Cualquier criminal, hasta el más imbécil, tiene acceso a una pistola y hasta a un fusil. Ni hablar de las narcoguerrillas y el crimen organizado, éstos se hacen con un lanzacohetes como cualquier español con una barra de pan.

Los datos son brutales. La tasa de homicidios -140.000 al año, según el Banco Mundial- es más del doble del promedio mundial. Varios países tienen un índice de crímenes por cada 100.000 habitantes más que alarmante: Brasil, 28; Colombia, 65; El Salvador, 45; Guatemala, 50; Venezuela, 35. La violencia también golpea a la economía latinoamericana. El coste de esta lacra se estima en un 14,2% del PIB regional, según el informe Crimen y Violencia en el Desarrollo del Banco Mundial.

Además, el tráfico ilícito de armas está cada vez más estrechamente ligado al narcotráfico. En Perú, hace unos meses, saltaron todas las alarmas cuando el Ejército comprobó que los resquicios de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, hoy dedicada a la producción y venta de cocaína, tenían en su poder lanzacohetes RPG-7, ametralladoras pesadas y fusiles Kaláshnikov, todos de origen ruso. El rearme senderista ya ha costado la vida a medio centenar de soldados peruanos en 12 meses.

A finales de abril, los senderistas intentaron derribar el helicóptero en el que viajaba el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el general Francisco Contreras. El coronel Jorge de Lama iba en el aparato. "Nos dispararon dos granadas de RPG, pero por suerte cayeron lejos. No creo que supieran que iba el general Contreras, simplemente apuntaron a un helicóptero militar que estaba en su zona", relata De Lama, refiriéndose al valle de los ríos Apurimac y Ene, la inaccesible zona de Ayacucho donde Sendero ha estado desde que se creó en los ochenta. El Ejército peruano se resiste a revelar las rutas de abastecimiento de armas de los senderistas, pero no se atreve a negar que el puerto amazónico de Iquitos es un agujero negro para la seguridad del país. A esta ciudad estaban destinados los 50.000 Kaláshnikov que Vladimiro Montesinos, el siniestro ex jefe de los servicios secretos peruanos durante el Gobierno de Fujimori, compró en Jordania. Sin embargo, 10.000 de esas armas acabaron en manos de las FARC. El resto nunca se entregó porque Ammán detuvo la operación.

Iquitos y la frontera entre los países andinos y Brasil, el golfo de Urabá, que une Colombia y Panamá, el triple límite entre Paraguay, Brasil y Argentina -zona donde Hezbolá tiene una fuerte influencia-, son algunos de los principales puntos de contrabando en la región. Sin embargo, Centroamérica y, en especial Guatemala y Nicaragua, han adquirido en los últimos años especial relevancia como puerta de entrada de los cargamentos.

Rangel recuerda que así como Nicaragua ya es clave en el comercio ilegal, Venezuela desempeña un papel relevante. Como buena parte de las armas que acaban en el mercado negro proceden de la policía y el Ejército -robadas o vendidas por los propios agentes o militares-, hay serios temores de que parte de los 100.000 Kaláshnikov que Caracas compró a Rusia acaben en manos de los narcos. Sin embargo, el mayor peligro, apunta Rangel, lo constituirá la fábrica venezolana, bajo licencia, de armas y municiones rusas.

Mientras que las armas abundan en la zona, las municiones escasean. El calibre 7,62 mm, que usan los fusiles rusos AK-103 adquiridos por Venezuela, es el más deseado por la región y en especial por las FARC, que aún poseen al menos 5.000 armas que necesitan esta munición. Hoy se consigue en Perú y Bolivia, pero en poca cantidad. La fabricación de este calibre en Venezuela ofrecerá a las narcoguerrillas una fuente ilimitada de municiones dentro del continente.

Aparte de los canales de tráfico de armas que se remontan a la época de auge de las guerrillas, en los setenta y ochenta, se han afianzado en la región aquellos controlados por el crimen organizado. Los intercambios de droga por armas que los carteles de la droga colombianos inauguraron a mediados de los noventa con la mafia rusa han proliferado. Así como la cocaína sale de Colombia, Perú y Bolivia hacia Europa a través de Venezuela, Ecuador y Brasil, las armas recorren el mismo camino en sentido contrario.

Adelaida Vásquez y Carolina Gabea son testigos casi a diario de este tráfico. Ambas son fiscales de Ciudad del Este, la urbe paraguaya pegada a Brasil y Argentina y uno de los mayores focos de contrabando de armas de Suramérica y paso del tráfico desde Brasil hacia Perú y Colombia. Tienen una queja común: pocos recursos y el enemigo en casa. "La policía nacional no sólo no nos ayuda, nos boicotea. Tenemos un grupo de agentes especiales, pero son pocos ante tanto delito", explica Vázquez, que sobre drogas y armas lo ha visto todo. "Una vez confiscamos una ametralladora antiaérea a unos narcos... no me lo podía creer", añade. Vázquez es de Ciudad del Este, pero Gabea lleva en la ciudad cuatro años, es de Asunción. "Es peligroso ser legal y trabajar acá, pero ¿sabe qué?, si uno se mantiene limpio el narco no suele meterse con uno. Es parte del juego", dice Gabea.

 

El gran traficante

- Víktor Bout, en ruso Виктор Бут, nació en 1967 en Dushambé, capital de Tayikistán, entonces parte de la Unión Soviética. También se ha dicho que era de origen turkmeno o ucranio.

- Fuerza aérea soviética: Bout ha declarado que se graduó como oficial de la Fuerza Aérea soviética y que también estudió en el Instituto Militar de Lenguas Extranjeras de Moscú, cuna del espionaje soviético.

- Caída de la URSS: Bout se aprovechó del caos y empezó a suministrar armas. Comenzó proveyendo a la Alianza del Norte afgana, siguió con los dictadores africanos y añadió luego a narcos en América Latina.

 

 

 

Lunes, a 25 de Mayo de 2009

El auge de las pandillas y la necesidad de autodefensa han disparado el contrabando en la última década

J. L. / F. G. para elpais.com (Madrid), 25/05/2009

Que la importación de armas en América Latina haya crecido un 16% en 12 años no se debe sólo a la carrera armamentista de la que, por otra parte, todos los Gobiernos reniegan. Hay miles de personas que se blindan diariamente. Para defender su vida, la de sus familiares, sus propiedades. Pero también para delinquir. El Latinobarómetro del año pasado refleja la inseguridad que padecen los habitantes de la región, para quienes la delincuencia es el principal problema de sus países, por encima del paro.

La violencia es una pandemia que recorre de norte a sur la región desde hace décadas. Si en México el narcotráfico es el caldo de cultivo de la inseguridad ciudadana, en Centroamérica los crímenes de las maras provoca cantidad ingente de muertos. La probabilidad de que un joven de entre 15 y 24 años pueda ser asesinado en El Salvador o en Guatemala es 30 veces superior a la de un europeo, de acuerdo a un estudio de la Red de Información Tecnológica Latinoamericana. En el caso de los primeros, la tasa de crímenes juveniles es de 92,2 por cada 100.000 habitantes.

Según se desciende por el mapa, la violencia sigue inquebrantable en muchos países, aunque ya no tan asociada a las pandillas. En Venezuela se calcula que los homicidios entre 2007 y 2008 aumentaron un 11%, y que se han triplicado desde hace 10 años.

Colombia, asolada por el narcotráfico, y Brasil, son los otros dos lugares más violentos de la región, y al mismo tiempo donde se han registrado las primeras experiencias positivas de desarme de la sociedad. La gestión del Estado de São Paulo es un ejemplo. Gracias a la mejora de los transportes públicos, de la implantación de programas sociales y facilitar el trabajo en zonas donde la violencia era permanente, entre 1999 y 2004 se redujo la tasa de homicidios un 41%. En Río de Janeiro, la ONG Viva Río ha implantado programas de entrega de armas a cambio de algún beneficio para su portador. Un trabajo similar al que llevó a cabo la alcaldía de Bogotá hace ya una década al desarrollar en Navidad el Proyecto Regalos por Armas, que logró un descenso de los homicidios de casi un 30%.

Combatir el crimen y la violencia no es sencillo. Hay un componente histórico enclaustrado en la sociedad que ya ha impregnado a varias generaciones. “Dictaduras, guerras civiles, grupos armados… La violencia en la política de las últimas décadas ha quedado como un legado que influye en las relaciones sociales”, explica Laura Tudesco, investigadora de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (Fride).

La relación entre el crimen urbano y las extremas condiciones en las que viven 230 millones de personas que son calificadas como pobres o indigentes en la región explica también la demanda de armas por la sociedad. “Lo que antes podría considerarse cultura de la pobreza está cada vez más relacionada con la violencia, la marginalidad y la hostilidad”, añade.

Más sangrante es la actitud de los Gobiernos ante este panorama. El control que se ejerce sobre el tráfico es prácticamente nulo. “Las industrias tienen relaciones muy fuertes con los Gobiernos. Muchas veces son los propios Gobiernos. El Estado debe brindar más seguridad, tratar de delimitar la proliferación de armas”, opina Diego Fleitas, de la Asociación de Políticas Públicas argentina, autor de un reciente informe sobre tráfico de armas en la región.

 

Miércoles, a 31 de Octubre de 2007

Panamá

"¡Fíjate…qué vacilón!: Panamá limita al norte con el Caribe, al sur con el Pacífico, al oeste con Costa Rica, al este con Colombia y en el centro con Estados Unidos"

 

Categorías:
Viernes, a 19 de Octubre de 2007

Bandera Panama

La generación de yanquis de la oleada de “baby boomers” nacidos en los años 1946/1964 es una de las principales causas del desarrollo inmobiliario de Panamá, que está contribuyendo a la transformación de este país en lo que muchos llaman ya el "nuevo Miami".

La generación de los baby boomers, los más de 70 millones de yanquis que nacieron al finaliza la II Guerra Mundial, comenzó a jubilarse el año pasado. Los elevados costes de la vivienda en Estados Unidos, unidos al creciente coste de la sanidad y su enorme desprestigio, están provocando que muchos de aquellos baby’s busquen lugares de residencia alternativos a la Florida, estado que había sido hasta ahora el destino preferido.

Según el presidente de la consultora Nuevas Iniciativas Globales, Bob Adams, los que planean irse fuera de Estados Unidos gastarán una media de 260.000 dólares (180.000 euros) en la compra o construcción de una vivienda fuera del país

Actualmente, Panamá está considerado como uno de los destinos favoritos de estos jubilados norteamericanos, y ello, junto con otros factores como la ampliación del Canal de Panamá, está despertando el interés inversor internacional en el mercado inmobiliario de este país.

En una conferencia organizada en Chicago por el World Trade Center de Illinois el viernes pasado, miembros del sector público y privado de Panamá expresaron a un centenar de inversores norteamericanos las múltiples ventajas de invertir en este país.

Uno de los asistentes, Tony Mirchandani, vicepresidente de una consultora norteamericana, comenzó a buscar hace un año un país en Centro América donde invertir. Visitó Costa Rica y México, y cuando llegó a Panamá no dudo de que éste sería el destino de su inversión por sus similitudes con Estados Unidos. "Cuando vas a la Ciudad de Panamá, es como si fueras a Miami", aseguró.

Pero a diferencia de Miami, en Panamá el coste de la vivienda es un 40% más barato y la sanidad, no siendo mucho mejor que la yanqui, cuesta la mitad.

Por ejemplo: mientras que el coste de una operación quirúrgica en un vulgar hospital de EE.UU. es de 60.000 dólares (42.500 euros) en Panamá, la misma operación, cuesta 30.000 dólares (21.000 euros) y, además, realizada en el mejor hospital del país.

La paridad de la moneda oficial con el dólar norteamericano, el dominio del inglés por parte de un 14% de la población y el desarrollo de un sector servicios que representa un 76% de la economía, son otros factores que atraen a los norteamericanos. No es de extrañar, pues, que las visas que concede la Secretaría de Migración de Panamá se hayan más que triplicado en los últimos cuatro años.

Pero no son sólo los jubilados norteamericanos los que están acelerando la demanda inmobiliaria en Panamá. Según Colfax Realty Group, una inmobiliaria con bases en Estados Unidos y en Panamá, la relocalización de corporaciones y organizaciones internacionales, como las Naciones Unidas, el crecimiento de la industria turística, y el éxodo de las clases altas venezolanas y colombianas, también están contribuyendo al boom inmobiliario en este país.

El actual estado especulativo en que vive el sector inmobiliario panameño por parte de inversores internacionales, se debe a una lista de "mega proyectos", que, en los próximos años, generará alrededor de 18.650 millones de dólares, según Colfax.

Entre estos "mega proyectos" cabe destacar la ampliación del canal, un proyecto que comenzó el pasado mes de septiembre y que cuenta con un presupuesto inicial de 5.000 millones dólares. Durará siete años y generará 7.000 puestos de trabajo directos y 25.000 indirectos, según dijo en la conferencia del viernes el abogado panameño y antiguo Ministro de Comercio e Industria, Joaquín E. Jácome.

Fuente: http://www.cotizalia.com/cache/2007/10/01/31_goodbye_miami_panama.html

¿Qué ventajas tiene todo esto para Panamá? ¿Realmente Panamá, para prosperar, necesita este tipo de turismo/vivencia? ¿Qué pasará con las clases humildes y menos pudientes cuando la vivienda se siga disparando de precio? ¿Cuál es el futuro de las clases medias? Y la cultura panameña, ¿sobrevivirá al poder del colonialismo yanqui? ¿Y los paisajes y la riqueza forestal?

Acepto ideas y opiniones… ¿Quién quiere opinar?
 
1
2
3
4
5
7
7
8
Suscribirse a Panamá