Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Domingo, a 28 de Octubre de 2007

Tal como decía en la penúltima anotación del blog, hoy incluí en la Gramola las siguientes canciones de Eva Cassidy:

  • True Colors [Live]: versión grabada en directo de una canción que hizo famosa Cyndi Lauper, otra magnífica cantante que se vio minimizada por Madonna.
  • Hallelujah I Love Him So: una versión libre de una canción de Ray Charles, con el típico punteo de guitarra del R & B.
  • American Tune [Live]: una hermosa canción de Paul Simon grabada en directo, cantada con el único acompañamiento de la guitarra de Eva.
  • It Don't Mean a Thing (If It Ain't Got That Swing) [Live]: sobre una canción del gran Duke Ellington, Eva hace una demostración de su capacidad para interpretar cualquier tipo de sonido, incluida esta pieza de jazz.
  • Yesterday: un clásico de The Beatles reinventado por Eva y la ayuda de Chris Biondo. Fijaros en la voz y en la riqueza de matices que tiene.
  • Wade in the Water: una famosa canción tradicional yanqui pasada por el filtro de Eva y Biondo. El resultado final es una pieza con marcados tintes jazzísticos.
  • Songbird: una canción de Christine McVie, de Fleetwood Mac, distinta, totalmente distinta del original… mejor.
  • Cheek to Check: una pieza clásica del repertorio de jazz de cualquier intérprete que se precie, compuesta por Irving Berlín. Está incluida como primera canción en el CD Live at Blues Alley, se oye al presentador haciendo los honores a Eva.
  • Bridge over Troubled Water: el famoso “Puente sobre aguas turbulentas” de Simon & Garfunkel, con más sensibilidad y profundidad; inmejorable versión de un clásico con el perfume de pinceladas del jazz de más nivel.
  • People Get Ready: del gran Curtis Mayfield una canción para estremecerse.
  • Tall Trees in Georgia: una de las canciones más tristes que jamás se interpretaron fruto de la enorme sensibilidad Buffy St. Marie, una descendiente de indios cheroquis con un pasado tremebundo. En la voz de Eva consigue sacar todo lo tremendo que lleva inherente el texto y la música.
  • Fields of Gold: una canción de Sting. El resultado es, sencillamente, demoledor… ¡quien le diera a Sting cantar así y con tanta sensibilidad! Es una canción que confirma que, a veces, segundas partes son mejores.
  • What a Wonderful World: la famosísima canción que interpretó de forma magistral Louis Armstrong la transforma Eva en otra cosa, ni mejor ni peor: distinta. Vale la pena escucharla con interés… la voz está perfectamente ensamblada con la música.

Recordad que para escuchar mejor la música de la Gramola tenéis que pulsar en el extensible de la gramola para que aparezcan los nombres de los interpretes que están incluidos, después lleváis el ratón hasta el nombre elegido, esperáis que se cargue la música y, como remate, pulsáis abajo, en donde dice popup playes para que se abra un pequeño navegador. ¡Que lo disfrutéis!

 

Categorías:
Martes, a 25 de Septiembre de 2007

¿Quién dijo que la música antigua era aburrida o tristona? En la Gramola he incluido varias composiciones del siglo XVII que sirven como ejemplo de que el sonido bien combinando con los tiempos produce armonía, belleza, serenidad y alegría.

¿Por qué esta música? Ayer compré un CD de la Lautten Compagney Berlin, un maravilloso grupo creado en 1984 por Wolfgang Katschner y Hans-Werner Apel especializado en música barroca (siglos XVI al XVIII), el laud y el teatro musical de época.

Tuvimos el privilegio de verles este verano, el 14 de julio, en el Auditorio de Galicia, interpretando la ópera King Arthur de Henry Purcell con las voces de la Capella Angelica.

Este grupo vocal, formado en el 2002 como complemento de la Lautten, está especializado en música antigua y en la conjunción estética e interpretativa con los instrumentos de época. Tienen un repertorio muy variado que les permite actuar desde una formación en cuarteto de voces hasta un conjuntos de doce personas.

La actuación que presenciamos podríamos definirla de memorable tanto por la calidad de la parte instrumental como por la conjunción vocal del coro y solistas. Además, Wolfgang es un excepcional director y conductor de personas (como un amigo), con una capacidad de comunicación no verbal que hizo las delicias de todos los asistentes al concierto.

Fue un concierto para no olvidar.

Las canciones incluidas en la Gramola pertenecientes al CD que compré, son:

1- The Nightingale, the mery Nightingale, de Thomas Ravenscroft (1592/93-1633)

2- Canan a 5, de Thomas Ravenscroft (1592/93-1633)

3- All in the garden green, de John Playford (1623-1686)

4- Boatmen, de John Playford (1623-1686)

5- The Elves Dance, de Thomas Ravenscroft (1592/93-1633)

6- Il Russignolo, de Nicola Matteis (1650-1714)

7- Ground after the Scotch humour, de Nicola Matteis (1650-1714)

8- Parson's farewell, de John Playford (1623-1686)

9- Pauls Steeple or the Duke of Norfolke - a division on a Ground, de John Playford (1623-1686)

10-Lumps of pudding, de John Playford (1623-1686)

1

2

3

 

Categorías:
Lunes, a 24 de Septiembre de 2007

1

Hace algún tiempo, quizá 11 o 12 años, alguien me habló del disco de un compositor para mi desconocido, un disco que definió como lo mejor que se había editado en los años 90. Ese disco era Grace y el compositor Jeff Buckley.

Como ni el disco ni el interprete me resultaban conocidos, no lo tomé en consideración quizá por un exceso de elitismo musical y de prepotencia: si yo no lo conozco es que no vale la pena.

Me equivoqué: tanto Jeff como el disco son, realmente, lo mejor de los años 90.

Además, el único Buckley que yo conocía era Tim, un ecléctico compositor e interprete de jazz y folk de los años 60/70, fallecido antes de cumplir los treinta años por los excesos de alcohol y drogas, y del que tengo varios CD’s en mi colección.

De su madre, Mary Guibert, lo único que sé es que es también músico como su hijo y exmarido, tiene la titularidad de todos los derechos de Jeff.

Pese a su temprana muerte, en el 94, ahogado en las aguas del río Wolf (Memphis), su escasa pero colosal producción ha servido para contemplar extasiados al que posiblemente estaba llamado a ser el mejor compositor americano del último cuarto de siglo; era la mente y la voz más rica de su época, una voz con un registro de más de cuatro octavas, un portento.

Fue un perfecto desconocido hasta que un día lo más granado de la música (los Bob Dylan, Jimmy Page, Paul McCartney, entre otros) empezó a alabar su disco, abriendo de esa forma los oídos a miles de aficionados a la música, y entre ellos yo.

Lo escuché por primera vez hace varios años, tal vez, 9 o 10, por que me regalaron una copia del original.

En ese CD pirata, sin carátula, metido en una simple bolsa de plástico rígido, descubrí el valor y la capacidad generadora de maravillas que tenía Jeff, y eso que sólo publico un CD. El resto de sus discos que circulan por las tiendas y colecciones, son grabaciones en directo y versiones piratas que van de mano en mano entre los acérrimos de Jeff (entre ellos yo).

Para mi, fue un hallazgo increíble, un referente, una joya que cuidar, un disco para escuchar cada poco tiempo de forma pausada y tranquila, sin prisas, con una copa de ron añejo en la mano.

Si todo Grace es una joya, dentro del disco hay una canción que es la joya entre las joyas: Hallelujah, una versión de un clásico de Leonard Cohen.

Es una canción enigmática, llena de matices y de referencias bíblicas y metafóricas. La guitarra de Jeff arranca con punteos sutiles, deslizando los dedos sobre las cuerdas… su voz acaricia cada sílaba, cada nota, contagiando de sensibilidad y candor los sonidos y la palabra hebrea hallelujah.

Nunca antes había sentido tan profundamente que el sonido podría salir del corazón.

Aquel conocido mío que hace 11 o 12 años me avisó de lo que encerraba Jeff, se había quedado corto. Por su recomendación es el culpable de que cada vez que escucho el Hallelujah se me agolpen las lágrimas en mis ojos.

Como no he conseguido obtener el vídeo de la canción por problemas de derechos de autor, en la Gramola tenéis en formato mp3 la grabación original del CD.

Información adicional: es posible que por un problema de copyright, en algunas partes del mundo éste vídeo no sea visionales... ¡y bien que lo siento, por que es magnífico!.

Letra de Hallelujah

I’ve heard there was a secret chord
That David played and it pleased the Lord
But you don’t really care for music do you?
It goes like this – the fourth, the fifth
The minor fall, the major lift
The baffled King composing Hallelujah

Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah

Your faith was strong but you needed proof
You saw her bathing on the roof
Her beauty in the moonlight overthrew you
She tied you to a kitchen chair
She broke your throne, she cut your hair
And from your lips she drew the hallelujah

Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah

Maybe I’ve been here before
I know this room, I’ve walked this floor
I used to live alone before I knew you
I’ve seen your flag on the Marble Arch
Love is not a victory march
It’s a cold and it’s a broken hallelujah

Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah

There was a time when you let me know
What’s real and going on below
But now you never show it to me, do you?
And remember when I moved in you
The holy dark was moving too
And every breath we drew was hallelujah

Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah

Maybe there’s a God above
And all I ever learned from love
Was how to shoot at someone who outdrew you
And it’s not a cry you can hear at night
It’s not somebody who’s seen the light
It’s a cold and it’s a broken hallelujah

Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah
Hallelujah, hallelujah, hallelujah, hallelujah

 

Categorías:
Jueves, a 23 de Agosto de 2007

Hoy le toca entrar en la Gramola a otro de los grandes cantautores españoles: Joaquín Sabina.

Recorrió todo lo recorrible, desde el exilio hasta las drogas o el alcohol, y todo lo recorrió como si en ello le fuera la vida. Es el cronista de las desgracias y de los desamores, de los perdedores y los que nunca llegarán a ser nada en la vida, de los desengañados y los parias de la tierra.

Es Joaquín Sabina… ¡es “el Sabina”!

Las canciones que incluí en la Gramola, son:

* ¿Quién me ha robado el mes de abril?: del CD “El hombre del traje gris”. Deliciosa canción llena de recuerdos y melancolías.

* Princesa: del CD “Juez y parte”. Este poema musicado fue escrito pensando en una mujer concreta, en una princesa de carne y hueso, en una dama que recorrió todas las épocas y vivió todos los tiempos, y todo lo consumió con fruición. Y terminó mal.

* Noche de bodas: del CD “19 días y 500 noches”. Está canción la interpreta acompañado de la insigne y maravillosa Chavela Vargas. La introducción no tiene desperdicio, es una broma de amigos y el preámbulo de lo que vendrá después.

* Por el bulevar de los sueños rotos: canción incluida en el CD “Esta boca es mía”. Con esta canción pasó de todo, desde ser una mezcla de los sonidos de Enrique Urquijo, de Los Secretos, con los versos escritos en una servilleta por Joaquín. Al final quedó algo perfecto, un poema hermosísimo dedicado a la desesperanza y a México.

* Y nos dieron las diez: del CD “Física y química”. Otra deliciosa canción, que además de ser bella y romántica a la par que desolada. Es conocidísima y la cantan multitud de grupo y de intérpretes españoles y mexicanos.

* Yo quiero ser una chica Almodóvar: del mismo CD que la anterior. En este tema Joaquín mezcla una broma con mucha ironía con la desesperanza de ver como algunos, desde la izquierda, mutan a la modernidad sin metas ni credos.

* Que se llame soledad: del CD “Hotel, dulce hotel”. Canción autobiográfica, con reminiscencias jazzísticas. Está dedicada a la que fue su esposa y madre de sus hijos, Isabel Oliart.

* Calle Melancolía: canción incluida en el CD “Malas compañías”. Esta es, posiblemente, la canción más conocida y famosa de Joaquín; en ella habla de soledad, de tristezas y de las penas que siente al ser un extraño en un sitio extraño.

* Círculos viciosos: del CD “La Mandrágora”. Sobre un poema de Chicho Sánchez Ferlosio, la voz y el sonido de un primitivo Sabina.

* Pongamos que hablo de Madrid: también del mismo CD. Otra de las canciones bandera de Sabina, un retrato entre amoroso y odios del Madrid de sus amores.

* Marieta: del CD “La Mandrágora”. Con un poema de Georges Brassens, el sonido de Sabina y la voz de Javier Krahe, sale este sarcasmo musical.

* La tormenta: mismo CD. Otro poema de Brassens, con arreglos musicales de Sabina y la voz de Alberto Pérez.

* Nos ocupamos del mar: del mismo CD. Empieza como una broma pero, a los pocos compases, cambia y muta en una de las piezas de mayor romanticismo que jamás oí, de una belleza apabullante y el sueño de cualquier enamorado.

Categorías:
Domingo, a 19 de Agosto de 2007

Hoy incluí varias canciones en la Gramola, todas ellas de uno de los más grandes cantautores españoles: Joan Manuel Serrat.

  • Cada loco con su tema: canción correspondiente al CD del mismo nombre del año 1983. A esta canción se la podría considerar como el himno no oficial de la España democrática, el himno que a todos nos gusta cantar y que es el reflejo de las ansias de libertad y sana convivencia de un pueblo recién salido de la dictadura del general Franco; tiene un punto ligeramente salsero y vivaz.
  • Algo personal: canción del mismo CD anterior. Es una ácida denuncia de todos los dictadores, sean de la tendencia que seas, de los llamados salvadores de la patria, los amos del universo (las grandes corporaciones y la globalización), las guerras frías, los Ronald Reagan y Bréznev, etc., etc., etc.; la letra va del humor a la rabia, de la ironía a las ganas de gritar, del miedo a la esperanza.
  • Yo me manejo muy bien con todo el mundo: también del mismo CD. Es una canción muy festiva, grotesca, sarcástica… es una canción que habla de los jefecillos que lo mismo son sumisos con los jefes como condescendientes con los inferiores (pero siempre manteniendo las distancias). Una canción muy de toda la vida y de todos los países.
  • Aquellas pequeñas cosas: canción correspondiente al CD “Mediterráneo” del año 1971. Es un canto a los recuerdos, a la nostalgia, a las cosas bonitas de la vida.
  • Nanas de las cebollas: canción del CD “Miguel Hernández” del año 1972. Esta canción está basada en un poema del maravilloso Miguel Hernández, poeta republicado y preso por la dictadura del general Franco. Los versos nacieron en la prisión en la que Miguel estaba recluido y son el producto de haber leído una carta que le mandó su mujer y en la que le decía que, por la represión, no había podido comer nada más que cebollas y pan.

 

Categorías:
Viernes, a 17 de Agosto de 2007

Me voy de fin de semana a casa de mi padre en A Coruña. Volveré mañana sábado de noche.

 

BacarisseOs dejo en la Gramola una canción absolutamente deliciosa, una Romanza para guitarra y Orquesta del compositor español Salvador Bacarisse (Madrid 1898, París 1963).

 

Es una pieza clásica hermosa, evocadora de paisajes y atardeceres de otoño.

 

Me gustaría leer vuestras opiniones.

 

 

¡Un saludo y buen fin de semana!

Categorías:
Miércoles, a 15 de Agosto de 2007

Dentro de las mejoras que irán apareciendo en los próximos días en la página Web, hoy empezó a funcionar la Gramola (parte derecha arriba, de la página).

Si pulsáis en "popup playet" se abrirá una nueva ventana en la que sólo estará la Gramola; hacerlo os permitirá oír las canciones y seguir navegando por la página sin problemas.

En la gramola iré introduciendo canciones de intérpretes seleccionados entre los de mi colección de música.

Hoy entraron tres canciones de un grupo que se llama Cowboy Junkies, en concreto de su CD “Rarities, B-Sides and Slow, Sad Waltzes”.

Espero que os gusten y también espero vuestras opiniones.

Cowboy Junkies
Categorías:
Suscribirse a Gramola