Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Lunes, a 10 de Enero de 2011


“Ni un minuto más”

Antón Losada para cadenaser.com, 10/01/2011

No perdamos sin un minuto más analizando la literatura retorcida de un comunicado. Hace tiempo que ETA va a remolque de unos acontecimientos y una historia que se la va llevando por delante, a ella y a su mundo, con la misma despiadada precisión que tantos años nos ha aplicado. Todo lo que dice carece de sentido y carece de valor. Sólo lo dice para asegurar su supervivencia. No se lo pongamos más fácil.

No perdamos ni un minuto más discutiendo. No cometamos el viejo y conocido error de devolverle a un puñado de asesinos un control de la agenda pública y una capacidad de administrar los tiempos de la política que han perdido hace tiempo por completo.

No perdamos ni un minuto más en el ritual de declaraciones y contradeclaraciones de unos y otros. Es tiempo de cerrar la boca y trabajar con paciencia y discreción para que las opciones de que alguien pueda dar marcha atrás se reduzcan cada día un poco más.

No perdamos ni un minuto más olvidando que la política entendida como cooperación y responsabilidad nos ha traído hasta aquí. Será esa misma política la que pondrá fin a una historia tan dolorosa como inútil.

 

Categorías:
Sábado, a 8 de Enero de 2011

"Cuando quería dejar de fumar", por Manolo Saco, 08/01/2011

Tras el debate que habéis tenido ayer sobre la Ley antitabaco y sus consecuencias, me preguntaba cómo era yo cuando fumaba, y cuál sería mi postura hoy si todavía fuese un drogadicto. Porque fumé la friolera de 30 años, desde los 14 a los 44 años de edad. Por suerte o por desgracia para mí, voy dejando rastro de mi pensamiento, no siempre lineal, no siempre consecuente, como mi propia vida, como un diario íntimo compartido desde los medios en que fui publicando columnas de opinión. El 11 de mayo de 1989, hace casi 22 años, escribí una columna en el diario La Gaceta de los Negocios, de la que era Redactor Jefe, en la que explicaba mis angustias por mis numerosos intentos fallidos para dejar de fumar. Se titulaba “Un día de estos dejo de fumar”, y os la reproduzco a continuación para que comprendáis el porqué de una de mis meditaciones favoritas: “Cada día no creo en menos cosas”. Ahí va. Empiezo a quitarme la ropa.

Una de mis mayores obsesiones es dejar de fumar. En ello invierto buena parte de mis energías. Lo he intentado tan a menudo como veces me he matriculado en clases de inglés, mi otro vicio inconfesable. De esto último fui curándome a fuerza de recordar que mi taylor ya era suficientemente rich, mientras yo perdía dinero y tiempo a espuertas. Sobre todo, tiempo. Porque, como dice un amigo mío, los anglosajones disfrutan de más tiempo de ocio que los españoles porque no tienen que echar horas extraordinarias en aprender inglés.

Lo del tabaco, en cambio, no tiene nombre, porque los daños que produce en mi organismo y en mi cuenta corriente dan la imagen exacta del soplapollas irrecuperable que soy. Y si no, ya me dirán: tardo dos horas en dormir, presa del insomnio; al levantarme, me espabilo entre una tormenta de toses y gran aparato de esputos que me retuercen la figura durante una hora; hacia el mediodía, después del primer paquete, me entra un mareo de embarazada ñoña que ya empieza a ser la comidilla de mis compañeros de trabajo.

El médico se pone apocalíptico conmigo, con la misma técnica jesuítica con que nos amenazaban con el infierno, cuando todavía existía, en los ejercicios espirituales. “La nicotina y los alquitranes impiden la oxigenación de la sangre, provocan jaquecas, dificultan la correcta síntesis de los alimentos, embetunan los alvéolos pulmonares y te apuñalan el corazón”.

Entre tanta desgracia todavía me quedan luces para echar cuentas de que al año me gasto 144.000 pesetas en Wiston, un full rich (como mi taylor) tobacco flavor blend of USA, perfectamente empaquetado en un crush proof box. A esto hay que añadir otro gasto adicional: cada vez que dejo de fumar -unas cuatro o cinco veces al año- sigo el consejo de los manuales y me deshago de todo lo que pueda recordarme al vicio supremo. Regalo, entonces, los dos cartones que guardo en reserva, y regalo también el encendedor de plata con mis iniciales y una leyenda que, pacientemente, mi mujer viene repitiendo desde tiempo inmemorial: “Para que te acuerdes de mí”.

De esta manera, montones de amigos míos cuando encienden voluptuosamente un cigarrillo se acuerdan de mi mujer. Y eso es lo que peor llevo de este vicio repugnante”

Al año siguiente, gracias a un médico especialista en grandes drogadicciones, logré quitármelo de encima. Y todavía lo echo de menos. Al tabaco. Del especialista no recuerdo ni su nombre.



 

 

"Siete falacias pro tabaco", por Ignacio Escolar, 07/01/2011

En orden de aparición en cualquier discusión, tertulia o columna de opinión sobre la nueva ley antitabaco.

1. El Estado no es quien para decidir de qué me quiero morir. Pero sí lo es para proteger a los que no fuman y mueren por el tabaco ajeno. Cada año, entre 1.300 y 3.000 fumadores pasivos fallecen en España como consecuencia directa del humo del tabaco, según varios estudios médicos. Los más afectados son los trabajadores de la hostelería.

2. Es la ley más restrictiva de Europa. Es casi idéntica a la de Irlanda, Italia y Reino Unido, y muy similar a las que aprobarán otros países para cumplir con la política antitabaco de la UE.

3. Es una cortina de humo del PSOE para esconder la crisis económica. Pues fue negociada con el PP y aprobada por consenso, con el apoyo de la práctica totalidad del Congreso.

4. ¿Y por qué no se persigue el humo de los coches? Sí se persigue, aunque sea poco: hay controles sobre el nivel de emisiones en cada revisión de la ITV. Que un problema aún no esté resuelto no impide luchar contra otro (y tampoco puedes entrar en un restaurante con el coche encendido).

5. Es una ley hipócrita porque el Gobierno prohíbe el tabaco, pero cobra impuestos con él. El tabaco no está prohibido: se puede fumar en el 99% del país (al aire libre y en cualquier casa). También pagan impuestos los automóviles y no por eso se puede conducir por la acera atropellando peatones.

6. Va contra la libertad, la convivencia no debería basarse en prohibiciones. Pues todo nuestro sistema legal se basa en ellas y tu libertad termina donde empieza la de los demás. Como ironiza un amigo, “¿te molesta que coma mientras fumas?”.

7. Los bares no son un servicio público; el que no quiera fumar, que no entre. Los bares también son un centro de trabajo: el de los camareros. Y como dice Isaac Rosa, este argumento es reversible: el que quiera fumar, que se vaya fuera.

 

Jueves, a 30 de Diciembre de 2010

El “líder de la oposición”, a la sazón Mariano Rajoy Brey, se despachó anteayer con una declaración altamente ofensiva para algunos ministros del gobierno de mi país.

El susodicho Mariano, el grandioso y legendario “líder de la oposición”, un señor de pinta aburrida y lengua espesa, excesivamente grande (y gorda) para el tamaño de su boca, es famoso por su larga trayectoria de eterno candidato a la presidencia del gobierno de España: lleva dos elecciones generales perdidas, las del 2004 y 2008.

Ahora, gracias a las desgracias, se siente victorioso, y ve próxima la victoria en las urnas, una victoria que le podría llevar a presidir nuestro país.

Pero, ¡ojo!, Mariano no podrá ganar por sus éxitos como estadista o por que sus propuestas son las mejores para desarrollar nuestro país. ¡No, qué va!: sólo podrá ganar las elecciones por que quién las va a perder es José Luis Rodríguez Zapatero. O sea, que el Partido Popular (la derecha y extrema derecha española) sólo podrá ganar porque culpa del propio PSOE. Punto.

Ahora, viéndose victorioso, es cuando se anima a soltar de paseo su lengua de trapo y a dejar fluir por esa boca de pitiminí la chulesca verborrea fascista y faltona de la derecha española de siempre. Y dice lo que dice.

Y entre lo que dice, dijo, refiriéndose a varios ministros españoles: que le trae "sin cuidado si el candidato será Zapatero, Pepiño, Rubalcaba o la Chacón", porque los populares (Partido Popular) están preparados para gobernar.

Referirse al Ministro de Fomento, José Blanco, como Pepiño, diminutivo cariñoso que se utiliza en Galicia para los Pepe's, es, además de una irrespetuosa forma de citar a un representante del pueblo español, una falta absoluta de consideración hacia un adversario político.

Referirse a la Ministra de Defensa, Carmen Chacón, como “la” Chacón, es, además de una demostración del más rancio machismo carpetovetónico, una falta de consideración hacia una representante del pueblo español.

Esa forma tan de taberna que tiene Mariano Rajoy para referirse a los ministros de mi país, me obliga a que tenga que actuar de igual forma que él y que utilice, para citarle a él, una frasecilla que no es mía, pero que está  pensada con mala leche y retorcido doble sentido… y que cada uno la interprete cómo quiera.

A partir de hoy, hasta nueva orden, o hasta que el susodicho personaje de la extrema derecha española se retire de la política, le citaré exactamente igual cómo lo cita Federico Jimenez Losantos.

¿Y quién es (era) Federico? Pues era el locutor de más renombre, de más enjundia y mayor prestigio de la COPE, la cadena de emisoras de la Conferencia Episcopal Española, el organismo oficial de iglesia católica, apostólica y romana. Y Federico Jimenez Losantos, la lengua más viperina y falaz de los católicos españoles, suele llamar a Mariano Rajoy el “maricomplejines”.

Obviamente, no seré yo el que haga juegos malabares con el posible significado de ese palabro, pero dejando volar la imaginación y dando pié al posible doble (o triple) sentido que podría tener ese apodo, a Mariano Rajoy le debería entrar prisas por salir del armario y aclarar de una vez por todas los posibles significados de tamaña palabreja. O, sino, seguir dentro del armario pero más educadito.

Lo dicho: a partir de hoy, haciendo uso de los mismos derechos que el citado Mariano utilizó para vilipendiar a dos ministros de mi gobierno, yo haré lo mismo con él y pasaré a llamarle “Mariano, el maricomplejines”.

El que avisa no es traidor.

Alfredo Webmaster



El tal Mariano, o Marianiño”, por Manuel Saco, 30/12/2010

Mariano Rajoy, El Mariano, o Marianiño, está que se sale. Ha bebido en las barras de las tabernas mediáticas tantas copas de encuestas favorables que ahora conduce por el foro político como un beodo, sin freno, sin respetar las normas, insultando por las ventanillas a todo el que no se aparta de su camino, tomando todas las curvas a la derecha, incluso las de la izquierda, derrapando como un chulo de barrio.

El Mariano, o Marianiño, se ha tomado al pie de la letra que él es el conductor que nos ha de llevar a una época de progreso. Es como esos taxistas que ya te dan miedo no más arrancar, mientras va dejando un rastro sonoro de ruedas que derrapan.

El que pasa por ser el político más perezoso, el más maleducado, el mejor dotado para el insulto, el coleccionista de elecciones perdidas, el que fue nombrado a dedo sucesor de aquel hombrecillo insufrible que a su vez había sido elegido a dedo, el que ha demostrado, con el ejemplo del Prestige, cómo el pánico y el miedo escénico le pueden empujar a tomar la peor solución en el peor momento, este empecinado perdedor, digo, se cree elegido por los dioses como solución a la crisis económica mundial.

Zapatero, Pepiño, Rubalcaba o La Chacón” le “traen sin cuidado”. Pudo haber dicho que Pepiño y La Chacón se la sudan o que se la traen floja, pero si algo ha aprendido Marianiño, o El Mariano, es que las groserías hay que administrarlas.

Imagino, a tenor de su tasa de entusiasmo en sangre, el comienzo del discurso del caudillo el día de la victoria de 2012: “Queridos pardillos que me habéis votado, en el día de hoy, cautivo y desarmado el PSOE, el PP ha alcanzado sus últimos objetivos. La crisis ha terminado”.

 

Lunes, a 6 de Diciembre de 2010

Por José Carlos Díez para elpais.com, 05/12/2010

Tras el verano de 2007, todas las quinielas en la City de Londres y en Wall Street incluían a Irlanda y España como los países más afectados por la crisis financiera. Ambos habían tenido déficit sostenido por cuenta corriente, una burbuja inmobiliaria y una alta exposición de su sistema bancario a la misma. Hasta hace unos meses se alababa la determinación del Gobierno irlandés por su plan de austeridad y su banco malo para sanear el sistema bancario. Ahora nadie da un euro por Irlanda y en nuestro caso seguimos en las quinielas, aunque al menos tenemos el beneficio de la duda.

¿Qué le ha sucedido al tigre Celta? Irlanda ha estado gobernado por una casta de liberales talibanes que se creían esa milonga de la mano invisible y los mercados libres. La liberalización les funcionó bien en la mayoría de los casos y gracias a eso han podido multiplicar su renta por habitante por seis desde 1980 pero en su sistema bancario el resultado ha sido desastroso. Irlanda era un paraíso fiscal dentro de la UE y ha sido la sede del sistema bancario en la sombra a este lado del Atlántico. Esto explica que su balance haya alcanzado un tamaño de 10 veces su PIB. La mitad de ese balance es de bancos ingleses, americanos y alemanes por eso Merkel y Cameron han salido prestos a ayudarles, a diferencia del caso griego. Pero, el principal problema está en la otra mitad del balance irlandés que pertenece a bancos domésticos. Para no perder el sentido de la magnitud y para comparar con nuestra querida España, Irlanda tiene 4,5 millones de habitantes, el PIB registra una caída del 10% y lo que le queda, el precio de la vivienda se ha desplomado el 50%, la inversión en vivienda y su sistema bancario explicaban el 25% de su PIB y tienen 400.000 viviendas nuevas sin vender. Por lo tanto, estamos hablando de la mayor burbuja inmobiliaria tras la de Japón.

La crisis bancaria japonesa le costó al contribuyente el 14% de su PIB. Irlanda tan solo en una entidad, el Anglo Irish Bank, ya se ha gastado el 20% del PIB. El problema es que ahora tiene que salvar a sus dos grandes entidades Allied Irish Bank y Bank of Ireland y cada una tiene un tamaño equiparable al PIB irlandés, o sea serían el equivalente en España al Santander y el BBVA. Esas dos entidades irlandesas tienen un 70% de su cartera de crédito en hipotecas y crédito promotor pero además hicieron banca de activos, lo cual multiplica los problemas de solvencia y sobre todo de liquidez.

¿Qué tienen que hacer los irlandeses? Copiar el modelo español. Nuestro deporte nacional es la autoflagelación pero el lector debe saber que los chinos también sueñan con simular nuestro modelo bancario. Franco nos dejó un sistema bancario quebrado e ineficiente cuyo saneamiento le costó al contribuyente el 6% del PIB en la crisis bancaria de 1979. Allí se forjó la leyenda del Banco de España y se diseñó un sistema de intervención bancaria muy eficaz. El sistema se fue mejorando y en 1993 tuvimos que salvar a Banesto, una entidad ahora saneada y eficiente. 30 años después tenemos al Santander y el BBVA, los dos líderes mundiales en banca minorista y en beneficios.

Como decía San Agustín "cuando me analizo me deprimo, pero cuando me comparo me ensalzo" Si sumas a La Caixa, una de las entidades con mayores ratios de solvencia y menor morosidad del mundo, suman el 50% de nuestro sistema bancario. Por lo tanto, las dudas sobre la solvencia de nuestro sistema no solo son infundadas sino que son una ofensa a la inteligencia. Aun así, el Gobierno y el Banco de España decidieron estresar a todo nuestro sistema en julio. El resultado es que el 75% pasará la peor crisis financiera desde la Gran Depresión sin ayudas públicas algo que no pueden decir los alemanes, estadounidenses o británicos. El otro 25% del sistema tiene capitalización débil y ha tenido que apelar a ayudas públicas que han ascendido a 1% de nuestro PIB, versus el 8% del Reino Unido o el 3% de Alemania.

No obstante, el Banco de España hace bien en acelerar los procesos de fusión y saneamiento de las entidades que han apelado al FROB y en exigir transparencia en las carteras inmobiliarias de todas las entidades, principal temor de los inversores. Los mercados siempre acaban cotizando los fundamentales y algún día el estigma pasará. Mientras tanto, como la mujer del Cesar, además de serlo, debemos parecerlo.

José Carlos Díez. Economista jefe de Intermoney y profesor de la Universidad de Alcalá.

 

Categorías:
Domingo, a 5 de Diciembre de 2010

Pese a que la viñeta de El Roto está pensada para otra situación social y económica, publicarla hoy resulta muy apropiada para recordar lo sucedido con la huelga salvaje de los controladores aéreos españoles

 

Editorial de El País: El Gobierno se impone

La huelga salvaje de los controladores aéreos durante 24 horas, resuelta con medidas tan urgentes como inéditas (militarización del servicio y estado de alarma), hace inexcusable para el Gobierno reformar un sector crucial para lograr su imprescindible estabilidad a largo plazo. No lo tiene fácil. La actitud irresponsable de los controladores al abandonar masivamente sus puestos de trabajo el primer día del puente más importante del año es una nítida señal de que el Ejecutivo se enfrenta a un colectivo correctamente calificado de insensato por el vicepresidente Rubalcaba, en el que difícilmente se puede seguir confiando para controlar el tráfico aéreo español.

La militarización y la movilización obligatoria ha sido la única medida capaz de torcer el brazo a un grupo endiosado de privilegiados que ha echado un pulso al Estado sobre las espaldas de cientos de miles de ciudadanos indefensos. Y que de paso ha causado un grave perjuicio al sector turístico, uno de los pocos que empezaba a emitir señales positivas en una crisis que mantiene en el paro a más de cuatro millones de personas, así como a la imagen y solvencia de España en el exterior. El incivismo y la inadmisible actitud de los controladores -poco más de 2.000 profesionales a los que sucesivos Gobiernos, empezando por los del PP, han permitido irresponsablemente acaparar más poder de lo saludable en cualquier sociedad desarrollada- cobra mayor gravedad precisamente en este deteriorado contexto económico.

El paulatino regreso a la normalidad iniciado ayer no debiera ser interpretado por los poderes públicos como el punto final de una situación que, pese a su gravedad, las cortas vacaciones del puente de la Constitución pueden hacer olvidar. En su perfil actual, este colectivo no es de fiar, como crudamente ha quedado demostrado. Las sanciones laborales y penales a las que se han expuesto los controladores deben ser aplicadas con rigor. Pero, además, se impone la reforma profunda y urgente de su oficio, ya esbozada en la ley que, en febrero pasado, fijó nuevas condiciones laborales y redujo sus desorbitados salarios.

La reforma de febrero devolvía la organización del trabajo a AENA (los controladores se la habían apropiado con Álvarez Cascos de ministro de Fomento), preveía la concurrencia de empresas privadas para el control aéreo y facilitaba la formación de nuevos controladores -350 con carácter inmediato, dijo entonces el ministro Blanco-. Solo un nuevo y urgente marco laboral será capaz de arrebatar a los 2.300 trabajadores del sector la capacidad de tomar como rehenes a centenares de miles de personas para hacer valer algunas de sus extravagantes reivindicaciones. Una capacidad que presumiblemente recuperarán si el Gobierno no corta por lo sano cuando, en 15 días, el servicio deje de estar militarizado.

Nueve meses después de aquella pregonada reforma poco se ha avanzado. Resulta posible discutir, como hace el PP, si el decreto que cuantificaba las obligaciones horarias de los controladores tenía que aprobarse el mismo día en que se iniciaba el largo y esperado puente de diciembre, o debía haberse hecho antes. Argumentos que en ningún caso justifican la virulencia de su portavoz, González Pons, al arremeter contra el único Gobierno que ha intentado hasta ahora organizar de manera razonable un sector tan crucial y con tal potencial para dañar los intereses colectivos. Una capacidad de intimidación adquirida en parte con la anuencia de Gobiernos del partido del señor Pons que prefirieron mirar hacia otro lado y eludir sus responsabilidades en este ámbito. El PP, una vez más, ha sido incapaz de renunciar a sus bajunas tácticas electoralistas mientras más de medio millón de personas permanecían atrapadas en los aeropuertos españoles.

 

Sábado, a 27 de Noviembre de 2010

Desde hace más de un año estamos siendo atacados por esa cosa abstracta que hemos dado en llamar ‘los mercados’. Pero, ¿quiénes son ‘los mercados’?

Los mercados son un conglomerado de fuerzas ocultas, a los ojos de la mayoría de los ciudadanos de a pié, capaces de mover las finanzas globales, hacer temblar las bolsas de valores, machacar divisas, manejar a su antojo los mercados de futuros, controlar los mercados de materias primas, chantajear a estados soberanos, hundir en la miseria países completos, tumbar políticas sociales o aplastar la economía de las familias. Los mercados, eufemísticamente, es el resultado de haber dejado en manos de muy pocos la acumulación escandalosa de las plusvalías capitalistas.

¿Cuántas sociedades creéis que están detrás de todo eso que llamamos ‘los mercados’? Básicamente cuatro, a las que llamaremos ‘Las cuatro fantásticas: State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR (Fidelity).

¿Y a qué se dedican los fulanos de State Street Corporation, Vanguard Group, BlackRock y FMR (Fidelity)? Básicamente, a controlar el sector financiero norteamericano y, por ende, los dineros de todo el Mundo. Mires donde mires, compruebes donde compruebes, indagues donde indagues, los accionistas principales de los bancos yanquis son siempre ellos, ya sea directa o indirectamente, de forma grupal o en alianzas con otras sociedades de inversión similares (Paulson, JPM, T.Rowe, Capital World Investors, AXA, Bank of NY Mellon, Northern Trust Corporation, Fairholme Capital Mgmt , Berkshire Hathaway, Wellington Mgmt, T.Rowe o David Selected Advisers). Siempre están allí ‘Las cuatro fantásticas’. Siempre.

Manejan a su antojo al BofA, JP Morgan, Citigroup, Wells Fargo, Goldman Sachs y Morgan Stanley. Y detrás de esos a todos los demás, ya sea en Yanquilandia, Reino Unido, Francia, Alemania, China (con sus fondos soberanos), España, Colombia o Panamá. Pero siempre ellos.

¿Y cuantos fondos manejan entre las cuatro? El equivalente a 100 veces el PIB de España: 103 billones de dólares (o 103 trillones de dólares anglosajones). O sea: 103.000.000.000.000 dólares.

Lo más sorprendente de todo es que esas cifras astronómicas corresponden sólo a los fondos de unos nueve mil clientes (individuales o corporaciones): algo más de 10.000 millones de dólares por cliente.

¿Cómo hacen crecer los gestoress esos fondos? ¿Cómo obtienen plusvalías o rendimientos? ¿Cómo consiguen ser más y más ricos cada día? De la única forma que es posible para el capitalismo: sacándoselo a los demás. Como decía Karl Marx, “Para que unos pocos vivan como viven, muchos tienen que vivir peor”. O, como digo yo: “La riqueza ni se crea ni se destruye: se traslada”.

Y eso es lo que están haciendo ‘Las cuatro fantásticas’ todos los días, a todas horas: trasladando la riqueza de los países, de todos sus habitantes, a las manos de ellos.

¿Recuerdas lo que decía al principio? Se hacen más y más ricos moviendo las finanzas globales, haciendo temblar las bolsas de valores, machacando las divisas, manejando a su antojo los mercados de futuros, controlando los mercados de materias primas, chantajeando a estados  soberanos, hundiendo en la miseria países completos, tumbando las políticas sociales o aplastando la economía de las familias.

Ya probaron suerte: primero lo hicieron con Grecia y les salió bien; después fueron a por Irlanda y consiguieron su objetivo. Ahora pretenden ir a por Portugal, y dentro de poco quieren hacer lo mismo con España, Bélgica e Italia. Y después, el objetivo final: ¡cargarse al euro! Nadie está libre.

En su afán expoliador no se paran ante nada ni nadie. Son los Atila del siglo XXI: por donde pasan no vuelve a crecer la hierba.

¿Qué podemos hacer? Poco, la verdad, pero algunas cosas si sería factibles si se unieran los gobiernos de los países atacados, sobre todo si algunos de ellos tuvieran menos ramplonería nacionalista y fueran más solidarios con sus socios: estoy hablando de Francia y Alemania con respecto al resto de Europa. También sería una magnífica medida la de empezar a aplicar la Tasa Tobin, para penalizar los movimientos de capitales especulativos impoductivos. Otra fórmula sería que todos los ciudadanos y partidos políticos del país atacado apoyaran al gobierno.

Pensando en las alternativas que tenemos en España, lloro: aquí sería imposible que una parte de nuestros políticos (de derechas) apoyara al gobierno. Imposible.

En el ataque que sufre España por parte ‘los mercados’ (‘Las cuatro fantásticas’ y sus adláteres financieros), el Partido Popular ha decidido resucitar la vieja táctica de tierra quemada que tantos éxitos le dio en el pasado, y han puesto a la sinvergüenza de Soraya Sáenz de Santamaría, a la impresentable de Dolores de Cospedal, al 'casi' procesado González Pons y ambivalente Mariano Rajoy unidos como una piña avivando las dudas sobre la solvencia de la economía española, y, por tanto, de toda España como nación. Con patriotas como como los del Partido Popular, con el memo de Rajoy a la cabeza, a España le sobran los especuladores.

A esa actitud miserable y vil se llama alta traición, algo que en la época del dictador Franco, funesto personaje del que esos “patriotas de hojalata jamás renegaron, sería motivo de castigo delante de un pelotón de fusilamiento o de muchos años de prisión en cárceles miserables.

Cuando ‘los mercados’ se calmen, después de que se coman miles y miles y miles y miles de millones de euros de todos los españoles, deberíamos acordarnos de lo que estos desgraciados hicieron, y no votarles jamás de los jamases. Al menos yo, Alfredo, no lo hará nunca: lo prometo por mi honor.

 

Alfredo Webmaster

 

Sábado, a 27 de Noviembre de 2010

Por Manuel Saco

Manuel Azaña, que fue presidente del gobierno y de la República española, en un memorable discurso en el Congreso, en el que aseguraba que los frailes habían “traído a España la tiranía, la dictadura y el despotismo”, reflexionaba sobre la conveniencia de expulsar a las órdenes religiosas como medida profiláctica para la educación de las generaciones futuras. Y pensaba en “aquellas órdenes en las que, además de los tres votos canónicos, se preste otro especial de obediencia a autoridad distinta a la legítima del Estado. Estos son los jesuitas”, concluía.

En la Biblia (Reyes) nos recuerdan que no podemos servir a dos señores. Y Azaña era consciente de cuál era el único señor de los soldados del Papa. Así que cuando el gobierno consintió en poner a Carlos Dívar, católico de estricta observancia, como presidente del Tribunal Supremo, muchos denunciamos el peligro de que el más alto tribunal estuviese presidido por alguien que, en caso de duda, estaba obligado a seguir los dictados de su Señor. O sea, el jefe de una potencia extranjera.

Una potencia extranjera que utiliza las armas psicológicas del terrorismo para reclutar adeptos, cuyas leyes estrafalarias condenan con penas de tortura y muerte eterna por fornicar fuera del matrimonio, por practicar el amor homosexual, por usar condón o por no oír la misa dominical, tiene más valor para el máximo juez que nuestras leyes votadas por nuestros representantes elegidos democráticamente.

Hace un par de días volvía a explicarnos en la radio su compromiso moral, la prevalencia de la ley de su dios sobre la nuestra, porque “la justicia divina es objetiva, mientras que la humana siempre es subjetiva”.

Así que vuelvo a preguntarme: ¿Puede un país consentir que el Tribunal Supremo esté en manos de alguien que, como los jesuitas, debe obediencia a las leyes de otro Estado?

 

Domingo, a 21 de Noviembre de 2010

Debemos recordar las desagradables consecuencias de no actuar a tiempo; ante las situaciones difíciles hay que actuar muy, muy rápidamente.” (Timothy Geithner, es el Secretario del Tesoro de Estados Unidos)

Por Isaac Rosa para publico.es, 21/11/2010

Ya que se habla tanto de rescates, les propongo un ejercicio de agudeza visual, un pasatiempo para el domingo: en la siguiente lista de bancos, empresas, sectores económicos y países rescatados en los últimos dos años, se han colado dos intrusos, dos gazapos, dos que no han merecido un generoso plan de rescate pese a su situación dramática. Ahí va la lista, en orden alfabético, a ver si los encuentran:

AIG, autopistas españolas de peaje, Bank of America, BNP Paribas, Bradford & Bingley, cajas de ahorros españolas, Capital One, Chrysler, Citigroup, ciudadanos hipotecados en riesgo de embargo, Commerzbank, Dubai World, Fannie Mae, Freddie Mac, Fortis, General Motors, Goldman Sachs, Grecia, Haití, HBOS, Hypo Real Estate, industria automovilística yanqui y alemana, Irlanda y todos sus bancos, Islandia y todos sus bancos, JPMorgan Chase, Letonia, Lloyds TSB, Merril Lynch, Morgan Stanley, Northern Rock, Royal Bank of Scotland, UBS, US Bancorp, Wells Fargo, WestLB…

Uf, esperen que tome aire… No es ni mucho menos una lista exhaustiva, sólo están los principales, pues faltan centenares de pequeños bancos en Estados Unidos y Europa, así como aseguradoras, empresas de inversión, agencias hipotecarias, inmobiliarias y otros sectores que han recibido ayudas estatales, han sido parcial o totalmente nacionalizados, han protagonizado planes de estímulo o recibido beneficios y ventajas para pasar el mal momento, reestructurarse, limpiar activos tóxicos, o conseguir financiación fácil y barata.

Ni se sabe lo que nos hemos gastado en lo que va de crisis. Hay estimaciones que calculan que en todo el mundo se han fundido más de 3,5 billones de dólares en planes de rescate, y otros 9 billones en planes de estímulo, sumando más de una quinta parte del PIB mundial.

Es decir, que por dinero no será, que cuando hace falta se saca de donde sea. Y bien, ¿han descubierto ya los dos gazapos, cuáles son los dos casos críticos que no han merecido un buen plan de rescate (y no valen unas ayuditas ni promesas, sino un plan de rescate como tal) que los saque del agujero? Vale, llámenme demagogo si quieren.


Nota aclaratoria de Alfredo: si aún no habéis adivinado el acertijo que propuso Isaac Rosa de cuál es el único país del mundo occidental en el que no se ha puesto ni un solo euro, ni un solo céntimo de euro en ayudas públicas (pagadas por todos), ni se han nacionalizado bancos, empresas o compañías de seguros, es… es... es... ¡¡España!!

Para que ahora nos venga el cenizo e impresentable de Mariano Rajoy a hablarnos de las “maravillas de las economías y políticas liberales” de Yanquilandia, Reino Unido o Irlanda... ja    ja    ja   y  más ja.

 

Sábado, a 6 de Noviembre de 2010

Hay libros que deberían ser de obligada consulta; hay artículos que deberían ser de imprescindible lectura; hay escritoras que deberían de ser elevadas a los altares (laicos). Una de esas últimas es Maruja Torres.

El pasado 4 de noviembre, en la contraportada de El País, publicó su habitual columna semanal. La de esta semana se llamaba “Mi Papa”, un excelso artículo de corte jocoso al que me adhiero con entusiasmo. Y al que se debería adherir todas las personas cabales de éste, mi país. Y de muchos otros.

Alfredo Webmaster



Mi Papa, por Maruja Torres para elpais.com, 04/11/2010

Reconozco que no sé qué ponerme para ir a recibir al jefe del Estado vaticano y recordarle a la vez que Cataluña es una nación, que tenemos raíces católicas hasta en lo más hondo del profundo moño de las pubillas más abismales; que soy charnega pata negra desintegrada por implosión voluntaria de fronteras; que solo me casaría, y de blanco, si fuera gay y con Carla Bruni, nada más que para fastidiarle (al Pontífice); y que creo firmemente que, si existiera Dios, unos cuantos miles de curas pederastas habrían caído fulminados a lo largo y ancho del mundo desde hace un montón de tiempo.

Todo esto me ocurre por ser mujer. No solo no puedo ser sacerdotisa: es que ni siquiera sé con qué cubrirme para recibir a B-16 a las puertas de la Sagrada Familia. Si fuera un hombre no tendría tal problema. Me pondría un condón. Cuatribarrado y con barretina en la punta, pero condón.

Condón, condón, condón, condón. Lo repito como un karma. Y además, qué bien, condón rima con nación. A ver, todos a una: "Cataluña es un condón". "Un condón es una nación". "Una nación es un condón". "¡Ay, condonera! ¡Aunque la gente no quiera!" (música de Campanera, copla inmortal de Joselito).

¿Me he vuelto loca? Posiblemente. Después de saber que el Tea Party se ha cargado a Obama por intelectual -y por ser de Al Qaeda-, ¿no es para desplomarse en la insania que en este país no dispongamos ni de un Nestea Party capaz de rechazar a Ratzinger por intelectual y por cabeza máxima de una institución homófoba, machista, antiabortista y antievolucionista?

Dijo Amin Maalouf en su animoso aunque pesimista discurso de aceptación de lo de Asturias: "Si nos descuidamos, este siglo recién empezado será un siglo de retroceso ético". Y dijo bien: tenemos la prueba. Más avanzan las religiones, más retrocede la ética.

Condón, nación, papón.

 

Sábado, a 23 de Octubre de 2010

Por Juan Carlos Escudier para publico.es, 23/10/2010

Quienes hayan leído en la agencia Bloomberg el reportaje de cómo Google evita pagar casi un 98% de sus impuestos con un alambicado pero legal trasvase de fondos desde Irlanda a Holanda con destino final en las Bermudas, habrán podido vomitar a gusto al recordar cómo los líderes mundiales iban a insuflar ética al capitalismo y acabar con los paraísos fiscales. Por si les ha quedado algo en el estómago, les extracto unas declaraciones que el patrón del buscador, Eric Schmidt, hacía en 2006 a la periodista Patricia Fernández de Lis sobre los ejecutivos de la compañía: “No han venido a Google a hacer dinero, sino a cambiar el mundo”.

El caso es que Google se habría ahorrado en tres años 3.100 millones de dólares en impuestos –su parte alicuota en España-, lo cual no deja de ser una simple anécdota ya que, como es natural, los asesores fiscales de la multinacional son muy listos, pero no más que los del resto de las multinacionales, y si, por casualidad, no son capaces de establecer un itinerario desde Holanda a las Bermudas, unas islas mágicas donde desaparecen por igual los aviones y la pasta, bien pueden montar un tour por Panamá o Belice, que también son el paraíso de cualquier golfería.

Mientras estas grandes corporaciones evitan pasar por caja, sus directivos, tipos que, por lo general, van al médico de cabecera en jet privado, no dejan de darnos lecciones sobre cómo salir de la crisis, un recetario que siempre incorpora como primer plato el desmantelamiento del Estado del Bienestar. Sus argumentos derrochan lógica: con lo poco que se ingresa y lo mucho que ellos defraudan, no hay quien pague el Frenadol a los abuelos, que además ahora viven más que las tortugas.

Como el tal Schmidt tiene un buscador muy eficaz sabrá que aquí hasta hace dos telediarios los ricos podían montar una Sicav con más ventajas que en Andorra pero sin tanto frío, y que a los evasores fiscales Hacienda no les cita en la comisaría para que expliquen por qué tienen cuentas millonarias en Suiza o en Liechtenstein sino que les da un plazo para que regularicen su situación. Los demás usamos Google para informarnos sobre los trabajos del G-20, reunido esta vez en Corea.

Está costando esto de refundar el capitalismo, así que tengamos a mano el Primperan por si nos vuelven las náuseas.

 

Categorías:
Lunes, a 4 de Octubre de 2010

Por Luis del Olmo

Hubo un tiempo, no muy lejano, en que Francia era considerada un refugio de ETA, el lugar en que los terroristas se escondían, se entrenaban y ocultaban sus armas. Y ahora todo indica que, una vez desarticulado el “santuario” francés, gracias a la cooperación antiterrorista del  presidente Sarkozy, los etarras han buscado otros campamentos de aprendizaje, entre ellos la Venezuela de Hugo Chávez. Y esa sospecha se ha confirmado tras la declaración de dos miembros de un comando etarra, Xabier Aristrain y Juan Carlos Besance, detenidos el pasado miércoles en Guipúzcoa. No se trata, por tanto, de fantasías infundadas o de vanas imaginaciones, sino de pruebas documentales y de confesiones de los propios etarras. Y, además, se conoce hasta el nombre del instructor de terroristas, del maestro de asesinos, que es Arturo Cubillas, un etarra deportado a Venezuela y actualmente alto cargo en el Instituto Nacional de Tierras de aquel país.

Y ahora el ministerio español de Exteriores, tal como es su obligación, le pide explicaciones a Venezuela sobre este asunto en que se producen, según investigaciones de la Audiencia Nacional, responsabilidades del Gobierno de Hugo Chávez y conexiones con los etarras y con los terroristas colombianos de las FARC.

En fin, que los etarras no viajan a Venezuela a hacer turismo, a conocer otro mundo y otras culturas, sino a hacer un “máster” en  las técnicas de manejar armamento, montar explosivos, organizar seguimientos a posibles víctimas, chantajear y matar. Un viaje de estudios o una licenciatura muy macabra, muy terrible, muy lamentable.

La diplomacia es una de las bellas artes, y quizá el más complicado de los oficios. Pero la diplomacia no es sólo “templar gaitas” ni habilidad para decir sí y decir no al mismo tiempo, con proverbial ambigüedad, sino que debe consistir en denunciar con toda firmeza, y cueste lo que cueste, las acciones que atenten contra los derechos humanos de otro país; y no hay derecho humano más sublime que la protección de la libertad y de la vida.

Quizá en Caracas, y como es norma de la casa, tenga una escasa repercusión la protesta española por el adiestramiento de etarras. Pero ni nos podemos callar ni debemos aceptar la mentira y la patraña como respuesta. Es éste uno de los casos claros en que la comunidad internacional, y más concretamente la Unión Europea de la que formamos parte, no puede dejar a España sola, clamando en el desierto, por mucho que bajo el desierto venezolano haya petróleo y sean muchos los intereses españoles en el país del errático Hugo Chávez.

 

Lunes, a 4 de Octubre de 2010

Pintada a favor de ETA, en un barrio de Caracas, en la que se pide libertad para el pueblo vasco y se muestra rechazo a la extradición de etarras (Foto Gabriel Osorio)

 

Por José María Irujo para elpais.com, 04/10/2010

La confesión de los presuntos etarras Juan Carlos Besance y Xavier Atristain, detenidos el pasado 29 de septiembre en Guipúzcoa, supone el primer reconocimiento de miembros de la organización terrorista sobre la utilización de Venezuela como escenario para su entrenamiento armado.

Hasta ahora todos los indicios sobre la utilización de ese país durante el Gobierno de Hugo Chávez se basaban en documentación intervenida a ETA en Francia, en los correos electrónicos que contenía el disco duro del ordenador del jefe de las FARC Raúl Reyes, muerto en un bombardeo del ejército colombiano, y en testimonios recogidos en Bogotá por agentes españoles a ex miembros de las FARC que relataron con todo lujo de detalles como fueron entrenados en armas y explosivos por miembros de ETA en la selva venezolana. Besance y Atristain añaden ahora un relato clave que demostraría el presunto amparo de Chávez a las constantes idas y venidas de miembros de ETA por su territorio, un país que los terroristas han convertido en un balneario para el descanso, el entrenamiento y el asesoramiento de organizaciones armadas amigas como las FARC. Venezuela es la mayor reserva de refugiados y huidos etarras de Suramérica, aunque la mayoría de los 60 miembros que residen allí están alejados de la banda. En los últimos años los servicios de inteligencia españoles han detectado un traslado constante de miembros de ETA desde México y Francia a Venezuela.

Los presuntos etarras Besance y Atristain, según fuentes próximas a la investigación, han relatado que viajaron al balneario etarra en 2008 para llevar a cabo un curso de armas y que les recibió Arturo Cubillas Fontán, a quien el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco procesó el pasado mes de marzo por sus relaciones con ETA y las FARC y por ser la persona que presuntamente recibía en Venezuela a los etarras que impartieron los cursillos de armas y explosivos. Cubillas, de 46 años, es funcionario del Gobierno de Chávez y está casado con Goizeder Odriozola, asesora personal de Elías Jaua, vicepresidente de la República. El etarra mantiene estrecha relación con mandos de la Guardia Nacional y de la Dirección de Inteligencia Militar (DIM) por razones de su cargo como jefe de seguridad del Instituto Nacional de Tierras (INTE), un organismo que ha confiscado 40.000 fincas supuestamente improductivas, según fuentes consultadas por El PAÍS.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional que dirige Javier Zaragoza, presentó una querella contra Cubillas y otros miembros de ETA y las FARC y el juez solicitó su extradición como presunto autor de tres asesinatos y responsable de la organización terrorista en Venezuela. Cuando se cumplen siete meses desde el auto de la Audiencia Nacional que decretó su prisión provisional y búsqueda y captura internacional, Cubillas sigue sin ser detenido y pasea libre por las calles de Caracas.

La orden de detención aparece desde el pasado 1 de marzo con índice rojo, detención para extradición, en los ordenadores de los 188 países asociados Interpol. Fuentes de la Audiencia NacionalNo esperamos nada de las autoridades venezolanas", reconocen fuentes judiciales. Una delegación de Interior que visitó Caracas para convencer a sus homólogos de la importancia de detener a Cubillas regresó a Madrid sin conseguir su objetivo. aseguran que ninguno de los requerimientos a la justicia de Venezuela ha recibido respuesta. "

 

Sábado, a 2 de Octubre de 2010

Por Manuel Saco

Cuando Juan Pablo II comenzó a tomarle gusto a sus viajes de promoción, en Italia corría un chascarrillo malicioso: “¿Sabes por qué el Papa besa la tierra cuando desciende del avión? ¿No? Se nota que no has viajado nunca en Alitalia”.

Este Papa es menos besucón, quizá porque su vestuario de diseño, con zapatos de Prada y sotana blanca de seda salvaje, no aconseja arrastrarse por los suelos. Los nazis eran exquisitos con sus uniformes, porque eran conscientes de que ellos expresan mejor que las palabras su mensaje de orden y de pertenencia a una élite.

La compañía aérea Ryanair aprovechó la visita del ex nazi para hacer publicidad a su costa, ya que el vicediós llegaba con los gastos pagados, y bueno era que devolviera parte en especies. Así que, aprovechando el lío que se armó en el Reino Unido con el coste de la promoción papal, a pagar a escote entre católicos y el resto de la población a la que detesta, como ateos, infieles, homosexuales, pederastas (bueno, no, pederastas no, que según él son enfermos), abortistas y todos los que tienen bien ganado un sitio en su infierno… aprovechando, digo, este tirón, la compañía aérea “de bajo coste” recibió al Papa con un anuncio que no me hubiera importado firmar: “Debería haber volado con Ryanair. Ahorremos dinero a los contribuyentes”.

Una visita muy oportuna, sobre todo cuando la mitad de los curas pederastas de Inglaterra y Gales continúa ejerciendo el sacerdocio.

En vista de ello, abro desde este momento un concurso público para elaborar un eslogan con el que recibir al Papa en las dos visitas anunciadas a España. Recibámosle como se merece.

Bueno, como se merece no. No seamos crueles.

 

Lunes, a 27 de Septiembre de 2010

Por Almudena Grandes para elpais.com, 27/09/2010

Porque no quiero que mis hijos vivan peor de lo que he vivido yo. Porque no es justo que los trabajadores paguen la cuenta de una crisis que ha enriquecido a sus responsables. Porque este Gobierno no ha reinstaurado el impuesto sobre el patrimonio, no ha gravado a las grandes fortunas, no ha incrementado el tipo impositivo de las SICAV, donde los más ricos invierten el dinero que les sobra para contribuir a los gastos del Estado con un mísero 1%, y a cambio, ha castigado a los más débiles con una reforma laboral inadmisible. Porque no se puede admitir que un empresario despida a sus empleados con cuatro días de antelación, solo porque "prevé" pérdidas para el próximo ejercicio, ahorrándose de paso más del 50% de la indemnización. Pero, además, porque la crisis está sirviendo para enmascarar un cambio de ciclo destinado a liquidar el Estado de bienestar. Porque si no hemos sido capaces de exportar nuestro progreso a los trabajadores de las grandes potencias emergentes, como China y la India, lo que nos espera es la importación de sus espantosas condiciones de trabajo. Porque Occidente ya ha recordado que esclavizando a la gente se gana mucho más dinero. Porque detrás de los recortes de derechos laborales, vendrán los de derechos civiles. Porque siempre habrá una agencia calificadora, o un premio Nobel, que proclame que los retrocesos son imprescindibles para avanzar.

Y, sobre todo, porque digan lo que digan Zapatero, Salgado o el sursuncorda, los trabajadores somos el motor de la economía. Porque ni los bancos, ni las multinacionales, ni las grandes cadenas pueden subsistir sin nosotros. Porque si nosotros paramos, se para todo. Porque hemos heredado, junto con nuestros apellidos, la experiencia de que no existe otra manera de proteger nuestros derechos. Por todo eso, yo voy a la huelga general del 29 de septiembre.

 

Lunes, a 27 de Septiembre de 2010

Por Javier Benavente Barron para elpais.com, 08/08/2010

Con unas cifras de desempleo en España cercanas al 20% de la población activa y un déficit presupuestario disparado hasta el 11% en 2009, resulta evidente que las medidas que se deben adoptar en la lucha contra el paro tienen que estar basadas en políticas activas de empleo que fomenten la recuperación del mercado laboral y, por tanto, las arcas del Estado, evitando un aumento del gasto público que provocaría la entrada en déficit del INEM en pocos meses. Si a todo esto añadimos que la economía sumergida en España se situará en el 23% del PIB a finales de 2010, alcanzando la cifra de 240.000 millones de euros, y que una buena parte de los parados en nuestro país está trabajando en la economía sumergida, resulta también evidente que un objetivo primordial de la Administración debería ser lograr aflorar el mayor número posible de los trabajadores empleados irregularmente.

Entre el paquete de medidas anunciadas por el Gobierno en su lucha contra el desempleo se echan de menos aquellas que promuevan de una manera firme la afloración de empleos sumergidos a la economía regulada, algo que, dicho sea de paso, reduciría la precariedad laboral en nuestro país y ofrecería mayores posibilidades de obtener un empleo de calidad a los colectivos más desfavorecidos, entre los que se encuentran las mujeres, los inmigrantes y las personas con un nivel menor de estudios.

En este sentido, los servicios a la persona (SAP), un sector de actividad omnipresente en el devenir diario de la totalidad de los hogares de nuestro país, tienen un potencial de creación de hasta un millón de puestos de trabajo regulados que en la actualidad se están prestando en su inmensa mayoría desde la economía sumergida. Resultaría arrogante asegurar que todo ese potencial se pueda capitalizar de la noche a la mañana y de forma sencilla, pero sí me atrevo a afirmar que un correcto desarrollo del sector de los SAP no resultaría muy complicado y permitiría la creación de al menos 700.000 puestos de trabajo regulados en España antes de que finalice 2013 y a un coste cero para las arcas del Estado.

Pero ¿qué son los servicios a la persona? ¿Están realmente tan presentes en nuestros hogares? Los SAP reagrupan el conjunto de servicios que contribuyen a un mayor bienestar de los ciudadanos mejorando sus condiciones de vida en el domicilio, el trabajo o los lugares de ocio. Encuadran tres grupos básicos: los servicios a la familia, donde están incluidas actividades tales como el cuidado de niños y mayores, las clases particulares a domicilio o la asistencia informática en el domicilio; los servicios para la calidad de vida y la salud, referidos a los cuidados no prestados por el sector público a convalecientes, discapacitados o dependientes, entre otros; o los servicios de asistencia al hogar, que consisten en el apoyo en tareas domésticas y las pequeñas reparaciones o adaptaciones del hogar.

¿Qué familia española no ha necesitado de la prestación de alguno de estos servicios de manera más o menos recurrente? La realidad es que la práctica totalidad de la población necesita personal externo para que le preste uno o varios de estos servicios. Lo malo es que, por lo general, en más de un 90% de los casos se hace a través de la economía informal, que es más asequible económicamente y está disponible en cualquier rincón del país. Por tanto, queda claro que el sector necesita de la adopción de medidas que universalicen el acceso regulado a unos servicios a la persona de calidad para que sean accesibles a toda la población independientemente de la ubicación geográfica, y además con precios equiparados a los de la economía sumergida.

Para que el sector se desarrolle plenamente es necesario que la Administración tome medidas. En mi opinión, el primer paso es la creación de una Agencia Nacional de Servicios a la Persona que cuente con al apoyo de todas las fuerzas políticas y sociales y cuyo objetivo primordial sea la promoción de la distribución de los servicios a la persona en cualquier lugar de España, permitiendo el desarrollo de un nuevo sector empresarial de creación intensiva de empleo no deslocalizable. Se encargará, además, de promover una modificación especial de la normativa laboral y fiscal del sector que permita mejorar las condiciones generales de los asalariados y su formación. Esta agencia tiene que delimitar el listado de actividades específicas a incluir como servicios a la persona e implantar un mecanismo de acreditación nacional de empresas prestatarias que garantice la cobertura geográfica y de calidad de los servicios.

Para lograr la equiparación de los precios con los de la economía sumergida, se deben adoptar una serie de medidas fiscales y laborales que, además de permitir la reducción de las cifras de desempleo y mejorar la calidad de los servicios prestados, no supongan ningún coste para la Administración y mejoren la competitividad de las empresas. Entre otras, será necesario la aplicación de un IVA muy reducido para las actividades del sector, la incorporación de deducciones en el IRPF para los particulares que contraten de forma regulada estos servicios, la disminución de cotizaciones sociales para los empleadores del sector y deducciones en el impuesto de sociedades para aquellas empresas que aporten a sus empleados estos servicios como medio de conciliación laboral. El saldo neto en las cuentas del Estado a nivel presupuestario deberá ser neutro, equiparándose los ingresos adicionales en nuevas cotizaciones e impuestos con las deducciones aplicables a particulares y empresas por la utilización de estos servicios de forma legal.

Todas estas medidas tienen que ir acompañadas de sistemas de pago transparentes de los servicios que incorporen automáticamente todas las retenciones fiscales correspondientes y permitan a la Administración mantener el control sobre la actividad realizada.

Las ventajas para la sociedad son múltiples: se reduce el desempleo entre las capas de la población más desfavorecidas y con mayor dificultad para incorporarse al mercado de trabajo; se disminuyen las prestaciones por desempleo que tiene que sufragar el Estado; se aumentan los ingresos del Estado por cotizaciones; se reduce la precariedad del empleo sumergido; las familias podrán disponer de servicios a la persona de forma sencilla, transparente, profesional y con todas las garantías en la asistencia, y el empleo creado sería estable y localizado, ya que la prestación de los servicios no se puede trasladar a otras ubicaciones.

En Francia se percataron hace cinco años de los beneficios que les reportaría el desarrollo del sector y, mediante la aprobación de la denominada Ley Borloo, en 2005, decidieron apostar por un desarrollo regulado de los servicios a la persona que les permitió crear medio millón de nuevos puestos de trabajo estables y de calidad en los primeros tres años de aplicación de la ley. Allí comenzaron con un número reducido de actividades reguladas como servicios a la persona, tales como el cuidado de los niños y dependientes, los servicios de limpieza a domicilio o las clases particulares. Tras constatar el éxito y la viabilidad de las medidas adoptadas, han ido incrementando el catálogo, incluyendo otros servicios como el cuidado de jardines, la asistencia informática a particulares o el servicio de peluquería en el domicilio.

Tenemos una magnífica oportunidad de eliminar la precariedad en un sector que presta unos servicios que ya son indispensables en la sociedad del bienestar en la que vivimos y de, al mismo tiempo, aprovechar para crear empleo y regularizar una industria que permita además que se desarrolle de una forma correcta la Ley de Dependencia que tenemos en España, que, por otro lado, es sin duda la más avanzada de todo el mundo.

Javier Benavente Barrón es presidente de la Asociación Española de Servicios a la Persona (AESP) y presidente de Alares.

 

Domingo, a 19 de Septiembre de 2010

El político y escritor fallece a los 75 años en un hospital de la capital aragonesa, al que fue trasladado esta semana al empeorar su estado de salud.

Publicado en elpais.com, 19/09/2010

José Antonio Labordeta falleció en torno a la una de esta madrugada en el Hospital Miguel Servet de la capital aragonesa al que fue trasladado esta misma semana al agravarse su estado de salud, que lo tenía postrado en su casa desde hace varios meses. "Con profunda tristeza comunico que José Antonio Labordeta ha fallecido hace unos minutos", ha informado mediante un comunicado la Chunta Aragonesista. Labordeta padecía desde 2006 un cáncer de próstata, que le fue diagnosticado mientras ocupaba su escaño en el Congreso de los Diputados. "Los hombres y mujeres de Chunta Aragonesista expresamos nuestra más profunda tristeza ante la muerte de nuestro compañero y transmitimos nuestro apoyo y cariño a su familia en estos momentos tan difíciles", dice la nota.

El Rey Juan Carlos I ha lamentado esta mañana, durante la celebración del GP de Motociclismo de Aragón en Alcañiz, la muerte de José Antonio Labordeta y ha calificado al artista y político de "gran español y gran patriota". El monarca ha declarado ha dado su pésame a los aragoneses: "Lo conocí mucho. Estoy con todos vosotros, los aragoneses" A partir de las seis de esta tarde, se abrirá la capilla ardiente del cantautor, escritor y político en el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón. Desde Barcelona, donde ha participado en la Fiesta de la Rosa, el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, también ha recordado a su antiguo compañero en el hemiciclo como "un hombre auténtico".

Socarrón y descreído, tuvo un hueco destacado en los informativos de todo el país en marzo de 2003 cuando, en un debate con el entonces ministro de Fomento, Francisco Alvarez Cascos, mandó literalmente "a la mierda" a la bancada popular, que le impedía hablar y se burlaba de él, con referencias despectivas a su participación en el programa de TVE “Un país en la mochila”, una serie de reportajes en los que Labordeta mostró aspectos íntimos y poco conocidos de diferentes pueblos de España.

Labordeta presentó en mayo pasado el último libro que escribió, Regular, gracias a Dios, una obra marcada por el cáncer de próstata que le detectaron, en el que expresa su gratitud a su familia, a los amigos y los sanitarios que le atendieron en esta etapa. Se trata de un texto escrito "a tajos", y el título lo extrajo de una frase acuñada por un compañero marroquí del hospital. "Es la explicación menos dolorosa y más ajustada que he encontrado para responder a todos los que se interesan por mi mermada salud", decía Labordeta. Siempre rodeado de buenos amigos y por su familia, desde octubre del año pasado su salud había empeorado y había tenido que ser hospitalizado en alguna ocasión, momentos en los que estuvo arropado por su esposa Juana de Grandes, sobrina del general Muñoz Grandes, y sus tres hijas Ana, Ángela y Paula.

El último acto público que protagonizó se produjo fue el pasado día 6 de septiembre, cuando los ministros de Defensa, Carme Chacón, y Educación, Angel Gabilondo, le entregaron en su casa la Gran Cruz de la Orden Civil Alfonso X El Sabio . Un reconocimiento que el Gobierno le concedió por su sabiduría, su pasión, sus convicciones y su defensa de la libertad y el pueblo -motivos por los que también le otorgó la medalla al Trabajo-.

El Gobierno de Aragón, a propuesta de su presidente, Marcelino Iglesias, le ha concedido hoy, a título póstumo, la Medalla de Aragón, la máxima distinción que otorga la Comunidad Autónoma. Desde el circuito de Alcañiz, donde asiste al Gran Premio de Motociclismo, el presidente aragonés ha querido "recordar muy especialmente a una persona que ha sido una referencia para Aragón y, sobre todo, para los que amamos la libertad y la democracia".

José Antonio Labordeta “Canto a la libertad

 

Sábado, a 18 de Septiembre de 2010

Por José Antonio Zarzalejos para elconfidencial.com, 18/09/2010

Las deportaciones de gitanos rumanos y búlgaros ordenadas por el Gobierno francés y reprobadas por la Comisión Europea por vulnerar directivas de la UE constituyen un episodio de enorme gravedad política porque, en vez de expulsiones individuales y justificadas, Sarkozy ha optado por las colectivas e indiscriminadas -puro populismo-, lo que, para los lepenistas de extrema derecha, suena a música celestial. Lo peor que le puede ocurrir a una derecha convencional es tener que convivir en tiempos de crisis con radicales organizados en partidos todavía más a la derecha. Que se lo pregunten al Partido Republicano de EEUU, al que el Tea Party ha desbordado al desbancar en las primarias del pasado martes a varios candidatos oficialistas al Senado USA.

Lo mismo le sucede a Berlusconi, quien ha de incurrir en esos populismos autoritarios tan excéntricos para contento de las huestes de Bossi, líder de la Liga Norte que arremete no sólo contra los emigrantes, sino también contra sus compatriotas del sur y plantea, incluso, la segregación de la Padania. En 2008, el primer ministro italiano aprobó un plan de seguridad que afectaba -expulsiones incluidas- a 150.000 gitanos rumanos. En Holanda, Pim Fortuyn y Gert Wilders son auténticos líderes ultras con una significativa presencia en las instituciones. Son, por su puesto, racistas. Mientras, el difunto Haider ha dejado insertado en el sistema austriaco un eco de permanente xenofobia. El domingo es muy posible que la formación radical Demócratas Suecos obtenga representación en el Parlamento de Estocolmo.

“Alemania se disuelve”

Y si grave es la migración forzada de gitanos de Francia hacia sus países de origen, justificada en razones abstractas que evocan motivos étnicos y, en consecuencia, xenófobos, tanto lo es el éxito del libro Alemania se disuelve de Thilo Sarrazin, vocal del Busdesbank germano, cesado ya de su cargo, que señala a la inmigración como causa de la disolución nacional germana y sostiene que tanto judíos como vascos disponen de un gen diferenciador. El debate en Alemania está siendo colosal y, a la vez, amedrentado, porque el gran país germánico no deja de tener presente su particular memoria histórica: el nazismo. Pero el libro de Sarrazin, no hay que engañarse, es la continuación de otros títulos inquietantes (Mientras Europa duerme, Los últimos días de Europa) que están haciendo mella en Alemania, donde viven más de 15 millones de personas de origen emigrante, ocho de ellos con nacionalidad alemana, y cuatro millones de musulmanes. El autor de Alemania se disuelve aduce que el exceso de emigrantes, en general poco adaptados y muy prolíficos, sobrecarga el Estado social y hace que la inteligencia colectiva se retraiga. Temible argumento genético. Sin embargo, Alemania ha logrado que en su sistema político no tenga presencia un partido xenófobo, una extrema derecha organizada, consiguiendo la CDU de Merkel ocupar un amplísimo espectro que no deja espacio a cualquier opción radical de ese corte. Parece, no obstante, que las cosas podrían cambiar.

La comisaria de justicia de la UE, Viviane Reding, ha declarado que creía “que tras la Segunda Guerra Mundial, Europa no vería más esto”, en referencia a la deportación de gitanos desde Francia. La Comisión ha abierto un expediente de sanción a París y ha recordado que fue el país galo el que impulsó el artículo 7º del Tratado de Lisboa, que establece sanciones a los Estados que violen el espacio de justicia y libertad que es la Unión Europea. La crisis en la UE ha enfrentado a Estados con la Comisión, pero no puede olvidarse que aquel precepto se justificó por la llegada al poder en Austria del xenófobo Jörg Haider, cuyo partido gobernó -aislado diplomáticamente- con el centro derecha.

La ausencia de una extrema derecha xenófoba es un mérito del sistema político español y una consecuencia histórica del esfuerzo de tolerancia que las generaciones sucesivas han sabido desarrollar

Rechazo español a judíos y musulmanes

Al igual que en Alemania, en España, pese a la fuerte presencia de inmigración procedente de América Latina y el norte de África, y al margen de incidentes concretos, no ha surgido articuladamente ninguna opción política xenófoba de extrema derecha. Y no se debe, desde luego, a que los españoles no dispongan de opinión respecto de la inmigración. Casi un 35% de los ciudadanos consultados en la encuesta recientemente elaborada por Casa Sefarad Israel tiene serias reticencia hacia los judíos, que siguen siendo víctimas de estereotipos y tópicos y son asociados con las políticas del Estado de Israel. El rechazo de los españoles es mayor aún hacia los musulmanes; que llega al 53% de los encuestados, quizá porque su número en España sea considerable: un millón y medio.

Esa ausencia de una extrema derecha xenófoba es, creo, un mérito del sistema político español y una consecuencia histórica del esfuerzo de tolerancia que las generaciones sucesivas, desde la Transición hasta el presente, han sabido desarrollar. Ahora bien, al igual que Alemania, España no está exenta de riesgos. Los movimientos articulados de la ultraderecha xenófoba comienzan casi siempre en los niveles locales mediante candidaturas aisladas que, si prosperan, van creando una red y un ambiente susceptible de crear organizaciones de implantación amplia. De ahí que las políticas de inmigración -que remiten a una sensata integración de los foráneos- y las de orden público sean absolutamente estratégicas. En el ámbito de las primeras, casi en su epicentro, se encuentran las creencias religiosas y los hábitos de convivencia. La política multicultural -por la que se inclina la izquierda- no es la mejor, porque establece en una misma sociedad compartimentos estancos. Resultan mejor las políticas integracionistas respetuosas con las libertades religiosas y de expresión, pero exigentes en el respeto a los valores de las sociedades de acogidas.

En España -ha ocurrido en Cataluña, en donde existe ya una problemática seria- se están comenzando a producir desequilibrios y desencuentros -por ejemplo, con el uso de las prendas tradicionales de las mujeres musulmanas- que generan chispazos de confrontación. No sería en modo alguno improbable que en no pocos municipios haya candidaturas para las próximas municipales cuyo discurso tenga tintes xenófobos y ultras. Sería regresivo que un país que como el nuestro que ha sabido contener la convulsión xenófoba e hipernacionalista que condiciona en Europa a los grandes partidos -de centro derecha y socialdemócratas- rompa con una tradición democrática impecable. Compatible, por cierto, con políticas de inmigración rigurosas.

Como en Alemania con la CDU, en España el Partido Popular se puede apuntar el logro de aglutinar en una organización de espectro muy amplio -y por ello existen tensiones en su seno- a toda la derecha. ¿Por cuánto tiempo más? En mi opinión, no demasiado, porque la crisis económica, el desempleo y la insolidaridad favorecen el cuarteamiento de los espacios políticos e ideológicos. Y porque entre el electorado del PP existen síntomas, expresados indirectamente en determinados discursos mediáticos, de que el esfuerzo de cohesionar a grupos tan diferentes resulta excesivo e ineficiente. El Partido Popular -y el grueso natural de su electorado- no son de chicle. Y al final, lo que ocurre en el resto de Europa termina por suceder también aquí. Con retraso, pero de manera casi indefectible.

 

Martes, a 14 de Septiembre de 2010

Antes de entrar en cifras, datos, opiniones o digresiones, un titular clarificador: sólo 23 países de todo el Mundo tienen estadísticas de las muertes por violencia machista; en el resto de los países, la mayoría, o no se conocen sus cifras o si las que conocen sus dirigentes, son altamente preocupante (y no las publican).

De los 23 países de todo el Mundo que informan exhaustivamente de este tipo de violencia, 17 son europeos, cinco americanos y Japón. Los datos están perfectamente detallados en el II Informe Internacional de Violencia contra la Mujer del Centro Reina Sofía (España).

Los datos conocido y contrastados de forma fehaciente, sitúan a España entre los países de todo el Mundo con menos muertes de mujeres (7,7 mujeres por cada millón de mujeres).

Este dato, aún siendo preocupante por tratarse de muertes violentas, es mucho mejor que el de otros países europeos, como Dinamarca (10,4), Finlandia (11,9), Suiza (9,4), Bélgica (29,3), Austria (15,8), Alemania (11,1), Holanda (9) o Noruega (8,7); el peor dato europeo lo tiene Estonia, con 56,9 mujeres muertas por millón.

Curiosamente, Francia, uno de los países más avanzados en leyes y derechos, es uno de los estados europeos que no facilita este tipo de información: desconocemos cuál es el porcentaje de sus muertes.

En el extremo contrario, entre los países del Mundo con más violencia contra las mujeres, están: Guatemala (128,8 por millón), Colombia (70,2) y El Salvador (66,3). Bolivia, aún teniendo un dato muy elevado (43,4), está por debajo del de Estonia.

Es importante señalar que no todas las fuentes del estudio son homogéneas. En el caso español, el país que más y mejor documentación aporta para el estudio de violencia, para obtener las cifras se recurrió al Ministerios de Interior, a las Fiscalías, Policía Nacional, policías municipales, Institutos Nacionales de Estadística, Poder Judicial y otras instituciones. Muchos países que han aportado datos, lo hicieron sólo obteniéndolos de algunos organismos pero no de todos ellos, por lo que, en algunos casos, hay que tomar los datos con más cautela.

A la vista de estas cifras, absolutamente ciertas y contrastadas, no me deja de sorprender, muchas más veces de las razonables, como en algunos foros de Internet, en muchas páginas Web, periódicos o incluso en mi propio blog musicayvino.com, se hacen comentarios y críticas sobre la violencia que sufren las mujeres españolas a manos de sus maridos o novios. Obviamente, los comentarios siempre son de índole negativo.

Observar que en países como Argentina o Venezuela la población se sorprende ante las noticias sobre mujeres asesinadas en España por sus maridos, me produce pena: en muchísimos países no se lleva ninguna estadística que permita determinar si en esos estados hay más o menos violencia contra las mujeres. En el caso concreto de Argentina y Venezuela, curiosamente, ni se conoce los datos ni se pretende que se conozcan.

¿Qué significa todo esto? Como en muchos países, algunos de ellos muy importantes y orgullosos de sus libertades (léase Francia, Venezuela o Argentina) no existen datos publicados, los habitantes de esos países no son conscientes de la gravedad del problema que ellos mismos también padecen: como no se publican noticias ni sus gobiernos facilitan las estadísticas, se desconoce si hay o no hay violencia machista, ni cuánta hay; por tanto, suponen que no la hay por que lo desconocen.

A la vista de los datos oficiales que presenta el II Informe Internacional de Violencia contra la Mujer del Centro Reina Sofía (España), queda meridianamente claro que la violencia machista, siendo una lacra deleznable, es un problema relativamente pequeño en España.

La legislación española, la más proteccionista del Mundo para la mujer, contempla medidas de castigo y penas de privación de libertad para los maltratadotes, además de una serie interminable de ayudas, apoyos y aportes económicos para las mujeres maltratadas.

Como curiosidad, indicar que la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, aprobada por unanimidad por las Cortes Españolas, es la más avanzada del Mundo. En su Artículo 1.1, la Ley señala que tiene como finalidad “Actuar contra la violencia que, como manifestación de la discriminación, la situación de desigualdad y las relaciones de poder de los hombres sobre las mujeres, se ejerce sobre éstas por parte de quienes sean o hayan sido sus cónyuges, o de quienes estén o hayan estado ligados a ellas por relaciones similares de afectividad, aun sin convivencia”.

Alfredo Webmaster

 

Pulsa "Ver imagen" para ampliar

 

Domingo, a 12 de Septiembre de 2010

Artículo escrito por un maestro del periodismo español: don Enrique Meneses, 20/08/2010

Los adoradores de la actividad privada, parten del principio de que lo que se hace con afán de lucro, está eficazmente  dirigido y no produce despilfarro. En el polo opuesto, esos partidarios del liberalismo más desaforado, sitúan lo público junto al cubo de la basura. Cualquiera de los hospitales que construye Esperanza Aguirre en la Comunidad de Madrid, es privado, es decir, la empresa sueca Capio los administra y da cobertura a 500.000 ciudadanos percibiendo 200 millones de euros  anuales de fondos públicos. Evidentemente estos escandinavos no trabajan por caridad cristiana sino para ganar dinero.

En Estados Unidos, los estudios universitarios se costean casi siempre con onerosos préstamos bancarios que los jóvenes profesionales, por ejemplo de medicina o derecho, tardan muchos años en devolver a las entidades financieras que gustosamente se los concedieron. Es más, son estas quienes persiguen a los candidatos desde la Secundaria. Muchos abogados llevan fuertes comisiones sobre las indemnizaciones que obtienen para sus clientes en los tribunales. Las victimas más propiciatorias son los médicos acusados siempre de mala práctica. Esto empuja a los galenos a contratar costosos seguros para contrarrestar las importantes indemnizaciones. Resultado: medicina y abogacía son carísimas en EE.UU. y caen fuera de las posibilidades económicas del ciudadano de clase baja o media.

En muchos países del mundo, se compran y venden órganos para trasplantes. En España se prohíbe este comercio … y, sin embargo, nuestro país está en el primer puesto del ranking  mundial en cantidad y calidad de trasplantes. Un organismo público (ONT) ha creado la compleja infraestructura que permite la detección y rapidez de intervención en todo nuestro territorio. No es extraño que la Unión Europea adopte nuestro modelo. Eso no significa que la seguridad social española sea todo lo eficaz que debiera ser si recibiese presupuestos suficientes del erario público. En la actividad privada se tiende a socializar el costosísimo instrumental sanitario e incrementar los beneficios reenviando pacientes a la Seguridad Social. En EE.UU., los seguros médicos privados se establecen en función de las posibilidades o no de desarrollar enfermedades de costosos tratamientos. Hay quien tiene que vender su casa para operarse de un cáncer de colon. El neo liberalismo propaga la idea de que lo gratuito no puede ser bueno y que el ser humano solo se mueve por lucro.

Esperanza Aguirre concedió a una empresa privada, la construcción y explotación de una autopista de peaje  (R-2) paralela a la autovía A2 Madrid-Barcelona alegando que las zonas industriales que hay entre la capital y Alcalá de Henares, provocan atascos importantes en horas punta, entrada y salida del trabajo en los polígonos industriales. El resultado es tan ruinoso que ha habido que prolongar la concesión porque la autopista es super deficitaria. Muchos prefieren la gratuidad aunque se tarde un poco más en cubrir el trayecto. Pero seguro que ha habido beneficios jugosos en expropiaciones, recalificaciones y asignación en concursos más o menos cristalinos.

El AVE Madrid-Barcelona, tiene una estación a 13 km de Guadalajara en Ciudad Valdeluz, en medio del campo, casualmente en terrenos de familiares de Esperanza Aguirre. Tiene unos quince  pasajeros diarios en esta parada absurda para un tren de alta velocidad. Esta ciudad de lujo está prevista para 30.000 habitantes y solo la habita el 1,5%. Un pelotazo desde la presidencia de la Comunidad de Madrid.

El feroz neo liberalismo que ha florecido de forma inimaginable con el gobierno Bush, ha hecho que concesionarios privados se han apropiado hasta las tareas de combate. Se ha pasado de los reclutas sin paga al ejército profesional, digamos “público”, hasta llegar al actual momento en que la guerra la están haciendo auténticos mercenarios. En EE.UU. se produjo una serie de televisión en los años 60, titulada “Have a gun, will travel” (tengo revolver, puedo viajar) en la que un pistolero bueno se alquilaba para limpiar pueblos dominados por pandilleros patibularios. Actualmente, los combatientes estadounidenses que luchan en Irak y Afganistán, son principalmente inmigrantes que desean adquirir la nacionalidad de su nuevo país defendiendo lo que el gobierno de Washington quiere. Los ex-soldados de EE.UU. se reenganchan como mercenarios en empresas privadas que cobran millones de dólares del Pentágono. Blackwater, rebautizada Xe Services, es una de ellas y ha ganado su reputación practicando verdaderas matanzas de civiles en Irak.

El vice-Presidente Dick Cheney en la Administración Bush, había presidido Halliburton, la empresa designada a dedo para encargarse de los suministros al ejército americano en la operación “Justicia Infinita” contra Irak, luego rebautizada “Libertad Duradera” que ostenta actualmente. So pretexto de que el gobierno no es capaz de organizar y administrar eficazmente como las empresas privadas, millones y millones de dólares se han ido a los bolsillos de neo liberales republicanos y a las arcas de su partido. No es coincidencia que sean socios de British Petroleum (BP) responsable del desaguisado del Golfo de México.

En España, mucha gente cree que personas como Muhamad Yunus y su Grameen Bank o el ex-jesuita Vicente Ferrrer, son capaces de crear desarrollo duradero a su alrededor sin obtener beneficios personales. ¿Por qué se sigue sosteniendo que la derecha crea más riqueza mediante la empresa privada? En España vemos como muchos obreros prefieren los alcaldes del PP porque recalifican descaradamente y eso requiere muchos que trabajen en la construcción con retribuciones superiores a las de la agricultura o los servicios. ¡Cuantos estudiantes colgaron sus carreras para subir al andamio a una media de 1.500 euros mensuales! Contra más destruyamos nuestro entorno y lo llenemos de ladrillos, más trabajo tiene el pueblo y más coches se venden o chalets se compran. Así nació la burbuja: de la más pura rapiña. Pero algunos presumían de que eso era fruto del liberalismo económico. Construíamos tanto como los cuatro países más poderosos de la Unión Europea y conviene señalar que concentrábamos el mayor número de billetes de 500 euros de nuestro continente. El dinero negro.


Domingo, a 5 de Septiembre de 2010

Foto del acto de declaración de alto el fuego

Como siempre, los "valientes" gudaris aparecen con su rostro encapuchado y macabro: una demostración de la anormalidad y la delincuencia asesina en una Europa democrática

 

Un paso insuficiente, por Ignacio Escolar,  05/09/2010

El grupo terrorista ha enviado un vídeo a la BBC donde anuncia, de aquella manera, un alto el fuego. “ETA hace saber que ya hace algunos meses tomó la decisión de no llevar a cabo acciones armadas ofensivas,” dicen los encapuchados, según la traducción al castellano que ha colgado Gara en su web. Es la única referencia a las armas en un comunicado que conviene leer para ver en qué país imaginario viven los de las pistolas. Es cierto que el anuncio es un paso, y dentro de su locura interna habrá quien lo considere un paso importante. Pero para la mayoría de los ciudadanos es un paso muy pequeño, decepcionante e insuficiente si de verdad ETA pretende “una solución democrática a través del diálogo y la negociación”. ¿Cuál es para ETA la diferencia entre acciones armadas ofensivas y defensivas?

Que el anuncio sea en la BBC no es casual. ETA intenta que el problema vasco se aborde fuera de España e incluso hace un llamamiento “a la comunidad internacional” para que “responda con responsabilidad histórica a la voluntad y compromiso de ETA”, como si en lugar de la última y anacrónica banda terrorista de Europa estuviésemos hablando de palestinos e israelíes.

Hacía tiempo que Batasuna esperaba de ETA un gesto que permitiese a la izquierda abertzale salir de su actual aislamiento; más tarde o más temprano, un anuncio así estaba cantado. Es una consecuencia de la anterior ruptura, del atentado de la T4, donde ETA quedó muy tocada incluso dentro del mundo abertzale como los responsables de que aquella oportunidad no prosperase. El huevo llega al fin, pero no parece lo bastante grande como para permitir al Gobierno dar, a su vez, otro paso hacia la paz: no hay sitio para otra negociación a no ser que ETA se moje un poco más.

A esta hora no hay, de momento, respuesta del Gobierno, pero me extrañaría que fuesen unas declaraciones muy optimistas. Es posible, eso sí, que tras este primer comunicado lleguen otros, y el camino definitivo hacia el fin de ETA empiece aquí; la de hoy, aunque pequeña, es una noticia positiva. Pero después de la T4, después de los pelos en la gatera que se dejó Zapatero por intentarlo, no basta sólo con un gesto así para volver otra vez a las negociaciones de paz. Aunque quisiera, el Gobierno no tiene margen de maniobra para reabrir el proceso de paz sólo con este comunicado.

Si ETA quiere de verdad una solución democrática para el País Vasco, tiene que abandonar de una vez y para siempre lo más antidemocrático que existe: las pistolas.

 

Suscribirse a España