Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Domingo, a 20 de Febrero de 2011


Una chica camina tras el funeral por dos mujeres asesinadas en Ciudad Juárez (México) en octubre de 2010.

Foto de REUTERS

 

Por Soledad Gallego-Díaz (Buenos Aires) para elpais.com, 19/02/2011

"Del dicho al hecho". El lema del informe elaborado en 2009 por la Comisión Económica de Naciones Unidas para América Latina (Cepal) sigue resumiendo muy bien el principal problema con el que se enfrentan, ya bien entrado el siglo XXI, las mujeres de ese continente: en los últimos 10 años se han experimentado avances muy importantes en las legislaciones que reconocen sus derechos y condenan la violencia machista, pero, en la práctica, las autoridades, jueces incluidos, no aplican esas normas con suficiente rigor ni persistencia como para que las cifras explosivas de maltrato, abuso y discriminación hayan experimentado un retroceso aceptable. La impunidad de sus agresores sigue siendo en la mayoría de los países de América del Sur, Centroamérica y Caribe la peor pesadilla de las mujeres.

Esa realidad convive con otra: en América Latina ha habido hasta el momento nueve mujeres que alcanzaron la presidencia de su país, tres de ellas, en Argentina, Brasil y Costa Rica, en ejercicio; la directora de Naciones Unidas para la Igualdad de Género es la expresidenta chilena Michelle Bachelet, y se ha producido un aumento espectacular en el número de parlamentarias. Mejor aún, un 55% de las latinoamericanas de 20 a 24 años ha completado la educación secundaria (mientras que solo lo ha conseguido el 49% de los hombres). Incluso en las zonas rurales, en las que la extensión de la secundaria es mucho menor, el promedio de mujeres de esa edad que ha alcanzado ese grado supera notablemente al de los hombres (31% frente al 26%).

El menor porcentaje de paro y, sobre todo, las transferencias de recursos puestas en marcha por los Gobiernos de varios países, como Venezuela, Brasil, Argentina, Ecuador o Bolivia, que tienen sistemas de ayudas a la familia, han disminuido los índices de pobreza extrema y mejorado las condiciones de salud y educación de la infancia, niñas incluidas.

Sin embargo, esas mejoras no impiden que América Latina siga siendo la región con mayores desigualdades ni que sea una de las zonas más peligrosas del mundo para las mujeres, tanto por el feminicidio y casos graves de maltrato, como por el alto porcentaje de abusos sexuales en el entorno familiar, la mortandad maternal y el gran número de abortos clandestinos a los que obligan las omnipresentes legislaciones contrarias a la interrupción legal del embarazo. Cuatro millones de abortos ilegales y 4.000 muertas al año no consiguen torcer el brazo a las poderosas iglesias católica y evangélica.

Entre el 39% y el 42% de las mujeres peruanas confiesa, por ejemplo, haber sido víctima de violencia física por parte de su pareja o marido, según el Instituto Nacional de Estadística e Informática. "Las agresiones recibidas por las víctimas fueron empujones, golpes, patadas, ataques o amenaza con cuchillo u otra arma, además de ser forzadas a tener relaciones sexuales sin su consentimiento, entre otras formas de violencia física y psicológica", asegura el documento, que analizó una encuesta realizada entre 24.000 mujeres.

"La última vez que Keiko Tamaca, de 14 años, vio a su enamorado, William Chiroque, de 18, fue cuando le apuntaba con una pistola de 9 milímetros, ebrio de celos por haberla visto conversando con otro muchacho", relata un diario local. La adolescente fue una de las dos o tres menores de 18 años que mueren asesinadas cada mes en Perú. "Reproducen patrones de conducta que ven en casa", explicaba en el periódico la psicóloga Tesania Velázquez.

Aunque no hay estadísticas fiables para el conjunto de la región, los datos parciales que van facilitando organismos especializados de los distintos países son escandalosos. El 35% de las mujeres mexicanas sufre violencia física; 39% en Colombia; 31% en Ecuador y hasta un 52% en Bolivia. En Chile, en 2002, se calculaba que solo el 3,8% de los casos denunciados terminaba en condena. En Brasil, señalan algunos estudios, el 10% de las mujeres del área urbana y el 14% de las mujeres del área rural han sufrido violencia sexual. En Centroamérica, dos de cada tres asesinadas son víctimas de un crimen machista, es decir, mueren por ser mujeres.

En el mejor de los casos, asegura la Cepal, en la hipótesis más leve, una de cada diez mujeres de Latinoamérica sufre violencia física, "que se manifiesta desde golpes hasta violencia severa con amenaza de muerte junto con una fuerte violencia psicológica y, muchas veces, con violencia sexual". En solo siete países se han aprobado leyes específicas sobre la violencia contra las mujeres (la Venezuela de Hugo Chávez, entre ellos), siguiendo la estela de la ley llamada María Pehna, aprobada en Brasil en 2006. (María da Pehna es una farmacéutica brasileña cuyo marido intentó asesinarla en dos ocasiones y terminó dejándola parapléjica. 15 años después de aquellos hechos, el agresor seguía en libertad, amparado por jueces que dilataban el proceso. La nueva ley consiguió al fin llevarle a prisión.

Nadie puede negar que en América Latina el acceso de las mujeres a los puestos de toma de decisiones políticas ha crecido de manera muy notable en la última década. Nueve países (entre ellos Bolivia, con el Gobierno de Evo Morales) han aprobado leyes a favor de la igualdad. El promedio regional de mujeres diputadas es del 20,7% (lo que supone oscilar entre el 40% de presencia femenina en el Parlamento argentino, al 9% que existe en Colombia).

El aumento del promedio se debe a que 11 países has aprobado leyes que establecen cuotas en las listas electorales, aunque en solo cuatro casos existe el llamado "sistema cremallera" que impide que las mujeres sean ubicadas al final de la lista. En los casos en los que no existen cuotas, como en las alcaldías, por ejemplo, el desfase sigue siendo muy importante: la presencia femenina no llega al 6,8%, según la Cepal. En el sistema judicial, el avance es desesperantemente lento: solo el 19% de los jueces de los tribunales superiores y cortes supremas son mujeres.

Muchas de las cifras que reflejan la evolución positiva de los derechos de la mujer van acompañadas por otros datos alarmantes. La tasa global de fecundidad bajó de 5,9 hijos en los años cincuenta a 2,4 en el primer lustro del nuevo siglo, pero el embarazo de las adolescentes prácticamente ha duplicado su aporte a la fecundidad total, pasando de un 8,5% en 1950 a un 14,3% en 2005. La mortalidad materna se redujo en un 28% desde 1990, pero aun así demasiadas mujeres siguen muriendo de parto en América Latina: 130 muertes maternas por cada 100.000 nacidos vivos es una cifra que está muy por encima del quinto objetivo del Milenio, pero que no resulta extraña si se constata que el 80% de las mujeres pobres de Bolivia, o de Haití, dan a luz fuera del sistema hospitalario.

El difícil cambio cultural en todo lo relacionado con la situación y los derechos de la mujer en América Latina brilla con todas sus contradicciones en países como Chile, que lleva años en una sólida progresión económica pero que ha sido el último del mundo, en noviembre del 2004, en aprobar una ley que regulara el divorcio. O en Argentina, con la tradición educativa e igualitaria más fuerte de toda la región, presidido en la actualidad por una mujer, pero que no ha logrado despenalizar el aborto voluntario, algo que tampoco pudo hacerse en Uruguay, pese a que desde 2005 gobierna un amplio frente de izquierdas. Ni tan siquiera Dilma Rousseff, heredera de Lula, ha dado señales de ir a presentar una ley en ese sentido, pese a que algunas de las clínicas brasileñas especializadas en abusos sexuales estén denunciando, desde hace años, que casi la mitad de los casos que tratan involucra a niñas menores de 12 años.

 

Lunes, a 22 de Febrero de 2010

 

Varios agentes trasladan el cacáver de un menor tiroteado en Caracas

Por Moisés Naím para elpais.com, 21/02/2010

El 16% de la población mundial en edad adulta se quiere ir de su país. Esto quiere decir que 700 millones de personas, más que toda la población del continente americano, dejarían su país para siempre si tuviesen los medios para hacerlo. Estos son los resultados de una encuesta que llevó a cabo la empresa Gallup en 135 países entre 2007 y 2009. Los investigadores de Gallup aclaran que estas respuestas reflejan aspiraciones más que intenciones, y que sólo una fracción de quienes desean emigrar lo hacen. Pero, en todo caso, las fuerzas que empujan a cientos de millones de personas a desear abandonar su tierra son lo suficientemente potentes como para que, en muchos países, el cómo, cuándo y adónde emigrar se haya convertido en un tema recurrente de las conversaciones cotidianas.

Salvo en casos extremos, donde la guerra o la carestía material hacen que marcharse sea la única forma de sobrevivir, la emigración no es para todos. En general, quienes se aventuran a iniciar una nueva vida en otro país son los más jóvenes y educados. Sólo el 10% de quienes sueñan con emigrar tiene más de 35 años, mientras que el 22% tiene entre 15 y 34 años. El 40% tiene educación secundaria o superior y sólo un 11% no terminó la secundaria. Pero el principal factor que define a quienes desearían mudarse a otro país es que tienen familiares y amigos que ya emigraron y con quienes se mantienen en contacto. Gallup encontró que el 59% de quienes respondieron que les gustaría emigrar tienen o han tenido en los últimos cinco años un familiar viviendo en otro país, mientras que sólo el 13% no tiene a nadie en el exterior con quien pueda contar.

La inseguridad se está convirtiendo cada vez más en el detonante para abandonar el país

"¿Cuál es tu Plan B?" es una pregunta que en muchos países se hace con una trágica naturalidad. Todos saben que el Plan B significa irse del país. En Venezuela, Guatemala, Nicaragua o Ecuador, prepararse para la triste pero inevitable contingencia de tener que emigrar cuando la ya precaria situación se haga invivible forma parte de la experiencia de la clase media. Si bien la mala situación económica y la falta de oportunidades son fuertes motivaciones para emigrar, cada vez más la inseguridad personal -los frecuentísimos robos, secuestros y asesinatos- se convierte en el detonante de la decisión de abandonar la patria. "Estoy dispuesto a no tener todo lo que me gustaría tener", me dice Arturo, un joven profesional guatemalteco, "pero no quiero vivir con miedo de salir a la calle. Por eso me fui". Elena, que es venezolana, ingeniera industrial y la primera persona de su familia que obtuvo un título universitario, me cuenta que decidió emigrar después de que la violasen... por segunda vez. "La primera vez fue muy traumática, pero decidí que no les daría el poder de cambiarme la vida. Me mudé de Maracaibo a Caracas. Un año después, saliendo del cine con mi novio, nos hicieron un secuestro express; nos tuvieron en un carro toda la noche obligándonos a sacar dinero de los cajeros automáticos, me violaron varias veces y a mi novio le dieron una terrible paliza. Eran militares. Pocos días después me fui a Miami, donde sigo ilegal, trabajo como camarera y vivo en un cuarto alquilado. No volveré más nunca". Hace pocos días, Javier Aguirre, el entrenador de la selección mexicana de fútbol, anunció en una entrevista que se iría del país porque vivir en México se le hacía intolerable debido a la inseguridad.

Arturo, Elena y Javier Aguirre son el tipo de gente con la cual se construye una sociedad decente y próspera. ¿Decidieron ellos irse o su país los expulsó? No importa. El hecho es que sus respectivos países ya no cuentan con su talento. Y lo que más importa es que millones como ellos están pensado en irse, y que esos sueños de emigración atenúan su compromiso con su nación y acortan su horizonte temporal. Quienes piensan en emigrar no tienen muchas razones para tener proyectos de largo plazo en un lugar que quizás abandonen. Éste es el empobrecedor proceso que transforma a los ciudadanos de un país en meros habitantes de su territorio. Y cuando un país tiene más habitantes que ciudadanos, su futuro no puede ser bueno.

 

Domingo, a 14 de Febrero de 2010

Ecuador, debido a su ubicación geográfica es un país que cuenta con una gran riqueza natural; por esta razón, por su especialísima ubicación geográfica, es por lo que es única en su biodiversidad, en su flora, en su fauna y en la riqueza de sus suelos. Su gastronomía varía de acuerdo a cada región, según nos encontremos en la costa o en el interior del país: Ecuador cuenta con cuatro regiones principales, Costa, Sierra, Oriente y la Región Insular.

Los ecuatorianos deberíamos ser consientes que vivimos en un país privilegiado, muchas ves inexplorado por nosotros mismos. Deberíamos reafirmarnos en nuestro cariño al país y explotarlo de turísticamente.

Lamentablemente, en los últimos años no se ha hecho mucho en esta área; pero, poco a poco, nuestros inmigrantes en Europa se han encargado de hablar de su tierra y del porqué se sienten  orgullosos de ser Ecuatorianos y  porqué deben visitar Ecuador.

Como una vez lo dijo  el científico Alemán  Alexander Von Humboldt  Los ecuatorianos son seres raros y únicos: duermen tranquilos en medio de crujientes volcanes, viven pobres en medio de incomparables riquezas y se alegran con música triste”.

Todo esto hace a Ecuador y a sus habitantes únicos: los invito a observar al Ecuador en su estado puro, en un  documental realizado por el Ministerio de Turismo. En sus imágenes os dejaréis envolver por un Ecuador pequeño en territorio, pero grande para quienes formamos parte de este bello país.

 Montañita (Ecuador), un lugar para quienes gustan de la aventura

A pesar de ser ecuatoriana, debo admitir que sólo hace tres  años atrás me atreví a visitar este  pequeño paraíso y quitarme la curiosidad de por que  es tan visitado por  turistas nacionales y extranjeros todo el año. Me anime a ir un fin de semana e investigue por mi cuenta y a verificar si lo que se decía era cierto; hice a un lado  mi trabajo y decidí aventurarme en ese pequeño pueblo rustico y efectivamente todo lo que se dijo era cierto.

Montañita es un lugar donde te olvidas de los problemas, ya sean estos de trabajo, familiares o de amor. Un lugar que para mí se volvió predilecto y en el cual estaré este 14 de febrero.

Pero, ¿qué es realmente Montañita?

Montañita es un pueblo turístico que es conocido internacionalmente. Está ubicado en la costa de Ecuador sobre la Ruta del Sol (ahora Ruta del Spondylus). Un lugar ideal para la práctica de surf con unas impresionantes olas todo el año.

Pero Montañita es mucho más que eso: es considerado uno de los mejores pueblos de Sudamérica, ya que ofrece un ambiente internacional y multicultural, así como un espacio natural increíble.

Montañita es lo que uno quiere que sea. Puede uno venir para estar en contacto con la naturaleza, relajarse, poder surfear o gozar de la playa; sus discotecas o su gastronomía internacional es de una variedad que nadie discute.

Por todo esto Montañita se convierte en el mejor sitio de relajación. Un lugar económico, al alcance de cualquier bolsillo, con habitaciones de cada hotel que oscila entre los 5 y 50 dólares por persona y noche.

Entrada principal y calles de Montañita

Desde que llegas a este sitio paradisíaco te sientes atrapada con su vaivén de turistas nacionales y extranjeros, y sus coloridas cabañas.

Sus olas son ideales para practicar el surf

 

Los  amantes  de este deporte consideran a las olas de Montañita como de las mejores del mundo, sobre todo en los meses de febrero a julio, cuando pueden llegar hasta los 3 metros de altura.

La  vida nocturna en Montañita

 

Montañita en sus noches se transforma: puedes farrear hasta el amanecer sin cansarte de visitar sus múltiples lugares de diversión, en un lugar perfecto para quienes gustan de este tipo de “aventura”.

Su artesanía elaborada en tagua y semillas

 

Los artesanos han hecho de este oficio su sustento diario, usando para sus trabajos materia prima obtenida de la propia naturaleza a unos precios muy variados, pero asequibles: desde un 1 hasta 20 dólares.

Montañita, una de tantas bellezas que tiene Ecuador: ¡Visítalo!

Por Susana Vega (Ecuador)

 

Lunes, a 25 de Mayo de 2009

El ejército colombiano muestra a los medios de comunicación el armamento y los cuerpos de guerrilleros de las FARC muertos tras un enfrentamiento en la localidad de La Plata

 

Las armas ilegales desangran Latinoamérica: más de 140.000 personas mueren tiroteadas cada año en la región - Los “narcos” han reemplazado a las guerrillas en el negocio - Nicaragua es un gran punto de entrada.

Por Fernando Gualdoni / Javier Lafuente para elpais.com (Madrid), 25/05/2009

Los recientes juicios contra dos de los más conocidos traficantes de armas, el ruso Víktor Bout -alias El Mercader de la Muerte- en Tailandia (pendiente de extradición a EE UU para agosto) y el sirio Monser al Kassar (condenado en febrero a 30 años de prisión en Nueva York), han revelado lo sencillo que es meter armas ilegalmente en América Latina, el papel crucial que desempeña Centroamérica, en especial Nicaragua, en este negocio, y la amenaza que supone que un país como Venezuela fabrique sus propios fusiles y municiones.

Para detener a Bout y Al Kassar, la agencia antidroga estadounidense alegó que ambos intentaron vender lanzamisiles portátiles tierra-aire rusos SAM a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La ruta prevista para ambas operaciones era similar: las armas partían desde Rumania o Bulgaria y entraban por Nicaragua. Desde el país centroamericano se iban a arrojar con paracaídas sobre territorio colombiano.

"No hay pruebas de que el Gobierno de Ortega sea cómplice del tráfico, pero sin duda el país tiene enormes lagunas legales que facilitan el tráfico ilegal", dice Roberto Orozco, experto nicaragüense del Instituto de Estudios Estratégicos y Políticas Públicas. "Es verdad que no se puede afirmar que Managua esté directamente involucrada, pero hay que recordar que Ortega ha dado cobijo a narcoterroristas de las FARC", replica el colombiano Alfredo Rangel, director de la Fundación Seguridad y Democracia en Bogotá.

Los puertos nicaragüenses están entre los mayores coladeros de armas en la región, según fuentes de Defensa de EE UU. "En especial el puerto de Corinto", apunta Orozco. "Es el único de aguas profundas y está controlado por el Ejército y la policía, que hace la vista gorda. No hay estadísticas fiables sobre la cantidad de barcos que atracan allí, pero no hay que pensar en veinte o treinta, con dos o tres bien cargados es suficiente para abastecer al mercado de miles de armas", añade.

Hay más de 80 millones de armas ilegales en América Latina, según el Centro para la Información de Defensa (CID) de Washington. Cualquier criminal, hasta el más imbécil, tiene acceso a una pistola y hasta a un fusil. Ni hablar de las narcoguerrillas y el crimen organizado, éstos se hacen con un lanzacohetes como cualquier español con una barra de pan.

Los datos son brutales. La tasa de homicidios -140.000 al año, según el Banco Mundial- es más del doble del promedio mundial. Varios países tienen un índice de crímenes por cada 100.000 habitantes más que alarmante: Brasil, 28; Colombia, 65; El Salvador, 45; Guatemala, 50; Venezuela, 35. La violencia también golpea a la economía latinoamericana. El coste de esta lacra se estima en un 14,2% del PIB regional, según el informe Crimen y Violencia en el Desarrollo del Banco Mundial.

Además, el tráfico ilícito de armas está cada vez más estrechamente ligado al narcotráfico. En Perú, hace unos meses, saltaron todas las alarmas cuando el Ejército comprobó que los resquicios de la guerrilla maoísta Sendero Luminoso, hoy dedicada a la producción y venta de cocaína, tenían en su poder lanzacohetes RPG-7, ametralladoras pesadas y fusiles Kaláshnikov, todos de origen ruso. El rearme senderista ya ha costado la vida a medio centenar de soldados peruanos en 12 meses.

A finales de abril, los senderistas intentaron derribar el helicóptero en el que viajaba el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas, el general Francisco Contreras. El coronel Jorge de Lama iba en el aparato. "Nos dispararon dos granadas de RPG, pero por suerte cayeron lejos. No creo que supieran que iba el general Contreras, simplemente apuntaron a un helicóptero militar que estaba en su zona", relata De Lama, refiriéndose al valle de los ríos Apurimac y Ene, la inaccesible zona de Ayacucho donde Sendero ha estado desde que se creó en los ochenta. El Ejército peruano se resiste a revelar las rutas de abastecimiento de armas de los senderistas, pero no se atreve a negar que el puerto amazónico de Iquitos es un agujero negro para la seguridad del país. A esta ciudad estaban destinados los 50.000 Kaláshnikov que Vladimiro Montesinos, el siniestro ex jefe de los servicios secretos peruanos durante el Gobierno de Fujimori, compró en Jordania. Sin embargo, 10.000 de esas armas acabaron en manos de las FARC. El resto nunca se entregó porque Ammán detuvo la operación.

Iquitos y la frontera entre los países andinos y Brasil, el golfo de Urabá, que une Colombia y Panamá, el triple límite entre Paraguay, Brasil y Argentina -zona donde Hezbolá tiene una fuerte influencia-, son algunos de los principales puntos de contrabando en la región. Sin embargo, Centroamérica y, en especial Guatemala y Nicaragua, han adquirido en los últimos años especial relevancia como puerta de entrada de los cargamentos.

Rangel recuerda que así como Nicaragua ya es clave en el comercio ilegal, Venezuela desempeña un papel relevante. Como buena parte de las armas que acaban en el mercado negro proceden de la policía y el Ejército -robadas o vendidas por los propios agentes o militares-, hay serios temores de que parte de los 100.000 Kaláshnikov que Caracas compró a Rusia acaben en manos de los narcos. Sin embargo, el mayor peligro, apunta Rangel, lo constituirá la fábrica venezolana, bajo licencia, de armas y municiones rusas.

Mientras que las armas abundan en la zona, las municiones escasean. El calibre 7,62 mm, que usan los fusiles rusos AK-103 adquiridos por Venezuela, es el más deseado por la región y en especial por las FARC, que aún poseen al menos 5.000 armas que necesitan esta munición. Hoy se consigue en Perú y Bolivia, pero en poca cantidad. La fabricación de este calibre en Venezuela ofrecerá a las narcoguerrillas una fuente ilimitada de municiones dentro del continente.

Aparte de los canales de tráfico de armas que se remontan a la época de auge de las guerrillas, en los setenta y ochenta, se han afianzado en la región aquellos controlados por el crimen organizado. Los intercambios de droga por armas que los carteles de la droga colombianos inauguraron a mediados de los noventa con la mafia rusa han proliferado. Así como la cocaína sale de Colombia, Perú y Bolivia hacia Europa a través de Venezuela, Ecuador y Brasil, las armas recorren el mismo camino en sentido contrario.

Adelaida Vásquez y Carolina Gabea son testigos casi a diario de este tráfico. Ambas son fiscales de Ciudad del Este, la urbe paraguaya pegada a Brasil y Argentina y uno de los mayores focos de contrabando de armas de Suramérica y paso del tráfico desde Brasil hacia Perú y Colombia. Tienen una queja común: pocos recursos y el enemigo en casa. "La policía nacional no sólo no nos ayuda, nos boicotea. Tenemos un grupo de agentes especiales, pero son pocos ante tanto delito", explica Vázquez, que sobre drogas y armas lo ha visto todo. "Una vez confiscamos una ametralladora antiaérea a unos narcos... no me lo podía creer", añade. Vázquez es de Ciudad del Este, pero Gabea lleva en la ciudad cuatro años, es de Asunción. "Es peligroso ser legal y trabajar acá, pero ¿sabe qué?, si uno se mantiene limpio el narco no suele meterse con uno. Es parte del juego", dice Gabea.

 

El gran traficante

- Víktor Bout, en ruso Виктор Бут, nació en 1967 en Dushambé, capital de Tayikistán, entonces parte de la Unión Soviética. También se ha dicho que era de origen turkmeno o ucranio.

- Fuerza aérea soviética: Bout ha declarado que se graduó como oficial de la Fuerza Aérea soviética y que también estudió en el Instituto Militar de Lenguas Extranjeras de Moscú, cuna del espionaje soviético.

- Caída de la URSS: Bout se aprovechó del caos y empezó a suministrar armas. Comenzó proveyendo a la Alianza del Norte afgana, siguió con los dictadores africanos y añadió luego a narcos en América Latina.

 

 

 

Lunes, a 25 de Mayo de 2009

El auge de las pandillas y la necesidad de autodefensa han disparado el contrabando en la última década

J. L. / F. G. para elpais.com (Madrid), 25/05/2009

Que la importación de armas en América Latina haya crecido un 16% en 12 años no se debe sólo a la carrera armamentista de la que, por otra parte, todos los Gobiernos reniegan. Hay miles de personas que se blindan diariamente. Para defender su vida, la de sus familiares, sus propiedades. Pero también para delinquir. El Latinobarómetro del año pasado refleja la inseguridad que padecen los habitantes de la región, para quienes la delincuencia es el principal problema de sus países, por encima del paro.

La violencia es una pandemia que recorre de norte a sur la región desde hace décadas. Si en México el narcotráfico es el caldo de cultivo de la inseguridad ciudadana, en Centroamérica los crímenes de las maras provoca cantidad ingente de muertos. La probabilidad de que un joven de entre 15 y 24 años pueda ser asesinado en El Salvador o en Guatemala es 30 veces superior a la de un europeo, de acuerdo a un estudio de la Red de Información Tecnológica Latinoamericana. En el caso de los primeros, la tasa de crímenes juveniles es de 92,2 por cada 100.000 habitantes.

Según se desciende por el mapa, la violencia sigue inquebrantable en muchos países, aunque ya no tan asociada a las pandillas. En Venezuela se calcula que los homicidios entre 2007 y 2008 aumentaron un 11%, y que se han triplicado desde hace 10 años.

Colombia, asolada por el narcotráfico, y Brasil, son los otros dos lugares más violentos de la región, y al mismo tiempo donde se han registrado las primeras experiencias positivas de desarme de la sociedad. La gestión del Estado de São Paulo es un ejemplo. Gracias a la mejora de los transportes públicos, de la implantación de programas sociales y facilitar el trabajo en zonas donde la violencia era permanente, entre 1999 y 2004 se redujo la tasa de homicidios un 41%. En Río de Janeiro, la ONG Viva Río ha implantado programas de entrega de armas a cambio de algún beneficio para su portador. Un trabajo similar al que llevó a cabo la alcaldía de Bogotá hace ya una década al desarrollar en Navidad el Proyecto Regalos por Armas, que logró un descenso de los homicidios de casi un 30%.

Combatir el crimen y la violencia no es sencillo. Hay un componente histórico enclaustrado en la sociedad que ya ha impregnado a varias generaciones. “Dictaduras, guerras civiles, grupos armados… La violencia en la política de las últimas décadas ha quedado como un legado que influye en las relaciones sociales”, explica Laura Tudesco, investigadora de la Fundación para las Relaciones Internacionales y el Diálogo Exterior (Fride).

La relación entre el crimen urbano y las extremas condiciones en las que viven 230 millones de personas que son calificadas como pobres o indigentes en la región explica también la demanda de armas por la sociedad. “Lo que antes podría considerarse cultura de la pobreza está cada vez más relacionada con la violencia, la marginalidad y la hostilidad”, añade.

Más sangrante es la actitud de los Gobiernos ante este panorama. El control que se ejerce sobre el tráfico es prácticamente nulo. “Las industrias tienen relaciones muy fuertes con los Gobiernos. Muchas veces son los propios Gobiernos. El Estado debe brindar más seguridad, tratar de delimitar la proliferación de armas”, opina Diego Fleitas, de la Asociación de Políticas Públicas argentina, autor de un reciente informe sobre tráfico de armas en la región.

 

Jueves, a 4 de Septiembre de 2008

Como continuación a mi escrito del pasado 21 de agosto, escrito en el que os pedía perdón (ver: Pido perdón…) por las mamarrachadas de un fulano que se llama Federico Jiménez Losantos, hoy incluyo en el blog un artículo de Joaquín Roy, para El País, que se titula: “Entre un gilipollas y una negra resentida”.

Vale la pena dedicarle tiempo a la lectura del trabajo de Joaquín Roy, para así conocer un poco más de la “calidad” humana del locutor estrella de la cadena de emisoras de radio, propiedad de los obispos de la Conferencia Episcopal Española, Cadena COPE.

Yo, que soy ateo, sería incapaz de ultrajar, maltratar, ofender y mofarme así de mis congéneres, y menos aún de personas que han sido elegidas democráticamente por sus conciudadanos.

¿El lenguaje, la indecencia, la obscenidad e inmoralidad de este locutor de radio es el reflejo del pensar de los representantes de Jesucristo en la tierra? ¿Es esa, acaso, la nueva doctrina de Cristo para el siglo XXI?

Insisto: Federico Jiménez Losantos es el trabajador estrella de los obispos de la iglesia católica española.

Alfredo Webmaster


Joaquín Roy para El País, 04/09/08

Barack Obama se educó en Harvard, lo que es preocupante. Es una vacía caricatura y compararlo con Paris Hilton es injusto para ella. Obama es un alquimista un poco negro, no muy blanco, café con leche; ni es joven, ni es viejo; no ha hecho nada desde que sus padres lo abandonaron y fueron así los primeros que no votaron por él. Pero se ha permitido el lujo de hablar ante la Puerta de Brandemburgo. En cuanto a su mujer, Michelle, es una arpía de cuidado, una negra profesional, una resentida.

La alternativa sería John McCain, pero sin entusiasmo. McCain es un candidato muy "aseado", que no ha hecho nada desde que salió de Hanoi. Tampoco uno se siente atraído por su mujer Cindy, pero que "para el vicio" tiene más interés. McCain, en cumplimiento de la obligación histórica de Estados Unidos como primera potencia, debiera ordenar la invasión de Ecuador y Venezuela, con una estrategia dictada por el lema de "a por ellos", que tan buenos resultados le dio a la selección española de fútbol en la Eurocopa.

Respecto a Castro, este hombre no debiera morirse de repente, sino sobrevivir con un ano en el pecho, en una lenta pero alargada agonía de Parkinson recurrente. El siguiente en la lista de ejecutables sería Hugo Chávez, prueba de la evolución de los primates, que en lugar de ser lineal tiene sus altibajos, como este "salto atrás". La relación de Hugo Chávez con el poder es la del gorila, mientras que su discípulo pre-homínido Evo Morales es un chimpancé, más modesto y limitado, más cómodo en las alturas de los árboles. Entretanto, en Centroamérica gobierna el miserable de Daniel Ortega, acusado de violar y abusar de una adolescente durante años, y en Ecuador alguien más peligroso, Correa.

De la quema se salvaría solamente Álvaro Uribe, presidente de la parte más sana de América. Porque aunque Óscar Arias merezca consideración, tiene también sus defectos. Así que, por lo tanto, nada tiene de extraño que Alan García sea aceptable después de haber dejado en ruina al Perú. Argentina, por su parte, está en manos de un matrimonio corrupto. Es imposible responder a la pregunta de quién elige a estos idiotas.

¿Qué queda al otro lado del Atlántico? Pues las perspectivas son negativas. España esta regida por un monarca corrupto, amigo de Fidel y que recibe comisiones de Chávez. Además, comercia con petróleo, no solamente con el gorila venezolano sino también con los jeques árabes. Si la monarquía no sirve (el príncipe Felipe es una incógnita), la república tampoco parece ser la solución a la vista de que el presidente Rodríguez Zapatero es un gilipollas, un peligroso idealista, un idiota con exceso que cree que puede cambiar la realidad. Zapatero ya no es un bambi, sino que le han crecido cuernos. Fue reelegido, por pocos votos, porque tiene casi todos los medios de comunicación a su favor. En lugar de seguir la suerte de sus colegas latinoamericanos, sería mejor que fuera aquejado de una enfermedad. Por su parte, la derecha española tampoco es una alternativa, ya que Mariano Rajoy, el candidato del PP antes liderado por Aznar, quisiera simplemente heredar el poder de Zapatero. El líder verdadero de la derecha es el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz-Gallardón, un mal tipo de cuidado.

¿Cuál es el remedio ante tal panorama? Refugiarse en un hotel de Miami, con ropa de abrigo en pleno verano para protegerse del aire acondicionado. Después de todo, Estados Unidos es un país sin cuya ayuda Europa sería hoy una granja nazi y un campo de concentración soviético.

Lo anterior no es una columna de extensión cómoda para los editores, es simplemente la transcripción literal de algunas de las perlas emitidas por Federico Jiménez Losantos en un programa televisivo del peruano Jaime Bayly, transmitido por MEGA TV y varias emisoras latinoamericanas y disponible en YouTube. Y mientras puede que algunos aplaudieran esta insólita antología de disparates e insultos, otros la seguían con estupefacción.

Hay muchos que creen que cualquier cosa que "sale en la tele" es verídica. Son muchos los que no saben que Jiménez Losantos ya ha sido condenado en sendos juicios por insultos a impecables figuras conservadoras como el alcalde Ruiz-Gallardón y José Antonio Zarzalejos, ex director del diario Abc. Son muchos los que ignoran que el sector conservador de la COPE, la emisora de la Conferencia Episcopal Española, donde Jiménez Losantos es estrella, domina sobre los moderados, que están francamente alarmados.

Y nadie tiene la valentía de presentar una querella de mayor cuantía (no de apenas 36.000 y 100.000 euros, las multas impuestas a Jiménez Losantos por dos tribunales de Madrid por calumnias), una querella a la americana, de varios millones de euros o de dólares. Y nadie presenta cargos por la ejecución de delitos contra el honor y la persona, perfectamente tipificados por los códigos penales. Tal vez si alguien lo hiciera, los responsables de las cadenas y diarios que cobijan esta sistemática conducta se lo pensarían dos veces. 

Joaquín Roy es presidente del Spain Study Group

Sábado, a 28 de Junio de 2008

 

Correa (izquierda) saluda a Uribe en Montecristi- AFP

Bogotá dice estar harta de los insultos del presidente de Ecuador

Daniela Creamer / Agencias para El País (Quito - 27/06/2008)


El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, anunció ayer que no restablecerá las relaciones diplomáticas con Colombia hasta que el vecino país "no tenga un Gobierno decente", y no descartó imponer restricciones comerciales. Se prolonga así la crisis desatada el pasado 1 de marzo por el ataque colombiano contra un campamento de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) en Ecuador, en el que murió el número dos de la guerrilla, Raúl Reyes.

La actitud de Correa es una reacción ante la decisión de su homólogo colombiano, Álvaro Uribe, de postergar el restablecimiento de los contactos bilaterales justo el día antes de la fecha acordada para intercambiar las notas diplomáticas. Bogotá justificó esta medida ante "las declaraciones cambiantes" y "los insultos" de Correa en las últimas semanas, que hacían "imposible" la reanudación de las relaciones. "Puras excusas, por la misma falta de seriedad de siempre; que es característico del Gobierno de Uribe", señaló Correa. Un Gobierno, añadió, "que tan sólo piensa en bombas y metralletas".

Quito rompió relaciones con Colombia el 3 de marzo, y la tensión aumentó al revelarse el contenido de los ordenadores incautados a Raúl Reyes, que sacaron a la luz los contactos mantenidos por altos funcionarios ecuatorianos y la dirigencia de las FARC, y la supuesta entrega de dinero para la campaña electoral de Correa, algo que el mandatario niega. En posición aún más delicada quedaba el presidente venezolano, Hugo Chávez, que sin embargo ha mantenido un acercamiento a Bogotá y se reunirá con Uribe el mes entrante.

A pesar de las posturas reacias tanto de Ecuador como de Colombia, la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter continúan buscando el diálogo entre ambas naciones. Una delegación de este último organismo tenía previsto mantener ayer un encuentro con Correa, después de los diálogos que previamente sostuvo en Bogotá con Uribe. El presidente colombiano, señaló ayer la delegación, "tiene una actitud constructiva".

 

Domingo, a 18 de Mayo de 2008
1
El secretario general de Interpol, Ronald Noble- Foto: Agencia EFE
 
Los secretos de la guerrilla colombiana

Interpol certifica que los ordenadores de las FARC no fueron manipulados

El organismo policial asegura que los portátiles pertenecían a Raúl Reyes

PILAR LOZANO / MAITE RICO para El País (Bogotá / Madrid) - 16/05/2008

Las autoridades colombianas no manipularon el contenido de los ordenadores incautados a Raúl Reyes, número dos de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), muerto en un ataque militar el 1 de marzo contra su campamento en la selva ecuatoriana. Así lo certificó ayer Ronald Noble, secretario general de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol), al presentar las conclusiones del minucioso peritaje forense practicado a los tres portátiles, las tres memorias USB y los dos discos duros externos del jefe guerrillero.


"Interpol concluye que no hubo ningún tipo de alteración, repito, ninguna alteración de los datos", dijo Noble. "Nadie podrá cuestionar nunca si Colombia manipuló la prueba". No sólo eso: el organismo policial certifica que los equipos incautados "pertenecen a Raúl Reyes" y que sus contenidos se remontan "a muchos años" atrás.

Con este contundente dictamen, Interpol echa por tierra los argumentos esgrimidos por los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez, y de Ecuador, Rafael Correa, que acusaron al Gobierno de Colombia de haber manipulado el contenido de los portátiles o de haber "plantado" los ordenadores en el campamento.

Tal y como anticipó EL PAÍS, de los documentos hallados en los ordenadores se desprende que Hugo Chávez aportó armas y dinero a las FARC, que adiestraron a grupos afines al chavismo. Otros correos indican que las FARC contribuyeron con al menos 100.000 dólares (unos 64.000 euros) a la campaña electoral de Correa, en 2006.

Noble explicó que el peritaje fue exclusivamente técnico, limitado al examen forense en materia informática, y que Interpol no se pronuncia sobre el contenido específico de los archivos. Pero sí aseguró que en todo momento se preservó la cadena de custodia, algo fundamental para el Gobierno de Colombia, que podrá usar los documentos como prueba en futuros procesos judiciales. Noble felicitó a la policía colombiana por su trabajo "profesional, honorable y efectivo".

El secretario general de Interpol entregó el informe en la sede del Ministerio de Exteriores, en Bogotá. Con él estaba Bernhard Otupal, presidente del grupo de especialistas de Interpol en investigación informática forense.

El trabajo ha sido titánico. Desde el pasado 12 de marzo, un equipo de 64 expertos de 15 países trabajó más de 5.000 horas en el análisis de 37.872 documentos de texto, 452 hojas de cálculo, 210.888 imágenes, 10.537 archivos multimedia y 7.989 direcciones de correo electrónico, "que serán muy importantes", acotó Noble, "para investigaciones antiterroristas en Colombia y en otros países". El jefe de Interpol alabó el esfuerzo realizado por los expertos internacionales y rechazó cualquier pretensión de cuestionar la independencia del organismo. "Aceptamos la petición de Colombia sabiendo que íbamos a estar expuestos a ataques injustos. Nuestro papel es exclusivamente técnico. No tenemos ningún interés personal".

El secretario de Interpol explicó que Colombia es el primer país que "ha permitido que información clasificada salga" de sus fronteras para ser analizada. Antes de comenzar los trabajos, Noble se ofreció a reunirse con mandos policiales de Ecuador y Venezuela para explicarles el proceso e invitarles a participar, pero no obtuvo respuesta.

Los datos de la inspección

- 64 expertos de 15 países estudiaron los ordenadores durante 60 días.

- En los portátiles de Reyes se encontraron más de 600 gigas de datos, 37.872 documentos escritos, 452 hojas de cálculo y 210.888 imágenes.

- 983 archivos encriptados han sido hallados en los ordenadores.
Domingo, a 18 de Mayo de 2008

Los secretos de la guerrilla colombiana

Los Gobiernos de Venezuela y Ecuador restan validez al informe

Chávez llama "innoble, corrupto e inmoral" al jefe de Interpol

C. HERNÁNDEZ / AGENCIAS para El País (Caracas / Quito) - 16/05/2008



"Interpol vino a aplaudir a unos asesinos y a prestarse a un show vergonzoso, indigno e innoble", dijo el presidente venezolano, Hugo Chávez, al referirse al dictamen del organismo policial internacional sobre los ordenadores del dirigente guerrillero Raúl Reyes. El informe asegura que las autoridades colombianas no alteraron el contenido de tales equipos, que vinculan a los Gobiernos de Venezuela y Ecuador con la guerrilla. Chávez llenó de improperios al secretario general de Interpol, Ronald Noble, de quien dijo que es "un vagabundo internacional, un innoble, un policía gringo, corrupto e inmoral que fue a Bogotá a felicitar a unos criminales".

El jefe del Estado venezolano ordenó a su ministro de Relaciones Interiores y Justicia que realice un estudio acerca de "si es conveniente que Venezuela siga afiliada a Interpol" o si es necesario crear una "nueva organización para la lucha contra el crimen internacional". Además, Chávez anunció que está revisando las relaciones diplomáticas, económicas y políticas con Colombia.

Venezuela y Ecuador han descalificado desde el primer momento el contenido de los ordenadores. Horas antes de que Interpol rindiera su informe, el ministro venezolano de Defensa, el general Gustavo Rangel, había salido a la palestra. "Es una gran mentira salida de los laboratorios del norte", dijo el ministro, en referencia a EE UU, y añadió que la información almacenada en los ordenadores "no tiene ninguna credibilidad, ninguna sensación de veracidad".

También se anticipó a Interpol la ministra ecuatoriana de Relaciones Exteriores, María Isabel Salvador, que restó validez al informe con el argumento de que no se había "garantizado la cadena de custodia de esas computadoras supuestamente encontradas" en el campamento de Reyes. Y esto, añadió, les restaba "validez jurídica y pierden validez moral". Interpol, sin embargo, certificó que la cadena de custodia se mantuvo intacta, lo cual da validez a los ordenadores como prueba judicial.

El miércoles pasado, en París, el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, había acusado al Gobierno de Colombia de haber "plantado" los ordenadores en el campamento de Reyes. Pero agregó que, "incluso si las computadoras pertenecían" a las FARC, "no prueban absolutamente nada".

Martes, a 13 de Mayo de 2008

Por M. GONZÁLEZ para El País - Madrid - 13/05/2008


El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, no ocultó ayer que el objetivo de su tercera visita a España era contrarrestar la "campaña de desprestigio, calumniosa e indignante", que a su juicio ha lanzado Colombia para justificar el ataque del 1 de marzo contra un campamento de las FARC en territorio de Ecuador. En una rueda de prensa con el presidente español, José Luís Rodríguez Zapatero, Correa llegó a comparar el ataque con un hipotético bombardeo de Francia por parte de España en represalia por el hecho de que los etarras se refugien en el país vecino. El mandatario ecuatoriano se mostró dispuesto a colaborar con Bogotá, pero sólo para buscar soluciones pacíficas, "jamás para más muerte y más guerra". Es decir, no para reprimir a la narcoguerrilla colombiana.

Zapatero intentó apaciguar un conflicto que enfrenta a dos aliados asegurando no disponer de informes que avalen la supuesta complicidad de Ecuador con la guerrilla y respondiendo que la culpa no es de Ecuador o Colombia, "sino de las FARC".

 

Martes, a 13 de Mayo de 2008

Un ex combatiente asegura que la guerrilla colombiana transporta droga por la frontera norte - Los campamentos rebeldes cuentan con talleres y arsenales

Por MAITE RICO (enviada especial) para El País - Bogotá - 12/05/2008


El norte de Ecuador se ha convertido en santuario de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). Testimonios de ex combatientes y el contenido de los ordenadores intervenidos a la guerrilla en la operación militar que acabó con la vida de su número dos, Raúl Reyes, a los que ha tenido acceso EL PAÍS, revelan nuevos detalles sobre la colaboración ecuatoriana con las FARC.

Gracias a las redes de corrupción entretejidas con autoridades locales y militares, el grupo armado ha establecido, aseguran fuentes militares colombianas, al menos ocho campamentos estables, desde donde lleva a cabo tráfico de armas, transporte de drogas y adoctrinamiento de las poblaciones. "Toda la zona fronteriza es segura en el lado ecuatoriano", cuenta Miguel, un ex guerrillero que conoce el terreno por haber sido mando medio del Frente 48 de las FARC durante 10 años y acogido ahora, como miles de sus compañeros, a un programa de reinserción.

"Hacemos nuestros campamentos en fincas y nos abastecemos en las comunidades. Altos mandos militares nos apoyan con la logística, con armamento, carpas y uniformes. En el Frente 48 llevamos uniformes ecuatorianos, porque es más fácil que esperar a que el Secretariado los mande desde Colombia", afirma el ex guerrillero Miguel, miembro de la seguridad de Raúl Reyes que abandonó recientemente la lucha armada y vive en la clandestinidad cerca de Bogotá.

Los guerrilleros se mueven por el norte de Ecuador en camionetas, como ha constatado un funcionario de la Organización de Estados Americanos (OEA), que expresaba en privado el desconcierto que le provocó cruzarse en comedores del área fronteriza con miembros de las FARC perfectamente pertrechados.

El gran proveedor de la guerrilla es Patricio González, poderoso traficante de armas ecuatoriano que colabora con las FARC desde hace 25 años. "Los generales ecuatorianos con los que trabaja Patricio le venden una parte de las armas que debían ser destruidas" asegura Miguel. "Alguna vez el armamento llegaba en contenedores desde el puerto de Guayaquil".

En este territorio liberado, la guerrilla ha establecido corredores para el transporte de cocaína, principal fuente de financiación. "Desde Putumayo entran las camionetas cargadas con pasta base, que preparan los campesinos, y por carreteras ecuatorianas siguen hacia el oeste e ingresan de nuevo en Colombia por Nariño, donde están los laboratorios. Luego la droga vuelve a salir por Ecuador, hacia la costa", dice Miguel. El antiguo guerrillero no tiene pelos en la lengua y lanza gravísimas acusaciones contra las autoridades ecuatorianas que el Gobierno de Quito ha negado reiteradamente.

Gracias a las "mensualidades" que reciben de las FARC, asegura Miguel, las autoridades locales hacen la vista gorda. "Los jefes de la policía avisan a los retenes para que nos dejen pasar. En El Carmelo, en el cruce de la frontera, hay una base del Ejército ecuatoriano que controla la carretera. Y también están comprados".

"Hemos detectado 11 campamentos en suelo ecuatoriano", dice una fuente de la inteligencia colombiana. "Ocho grandes, con talleres, polvorines y pistas de entrenamiento en la zona del río San Miguel, y tres más pequeños por el río Putumayo". Las ocho bases permanentes (Rancherías, San José, El Arenal, La Isla -donde Raúl Reyes vivió dos años-, El Limón, La Escalera, Farfán y Puerto Mestanza) jalonan la frontera norte de Ecuador de este a oeste.

Desde esa retaguardia, Colombia ha sufrido 39 ataques de las FARC desde 2004. Uno de ellos causó la muerte de 22 soldados en la localidad de Teteyé. "Hemos entregado 16 informes a la Comisión Binacional para Asuntos Fronterizos, y ocho más a la cancillería ecuatoriana, sobre la presencia de las FARC en su suelo", dice un alto funcionario colombiano. "Ellos lo niegan o, simplemente, no responden". Bogotá dice entender ahora esa actitud. Esa mina que es el ordenador de Raúl Reyes ha desvelado las relaciones políticas sostenidas por las FARC con el Gobierno de Quito al más alto nivel.

 

Lunes, a 17 de Marzo de 2008

Ojalá que llueva café (y paz) y que todo esto no quede en simples palabras...
Alfredo

 

Jueves, a 6 de Marzo de 2008

Por M. Á. Bastenier para El País, 05/03/2008

El presidente Álvaro Uribe se ha apuntado un gran éxito político con la operación en la que el Ejército colombiano ha dado muerte a Raúl Reyes, ministro de Exteriores virtual de las FARC, aunque para ello los militares hayan tenido que violar la soberanía ecuatoriana, adentrándose en el país vecino. Éxito porque merece la aprobación de gran parte de la opinión colombiana, con la excepción de familiares de secuestrados que temen que provoque un mayor endurecimiento de las condiciones de vida de sus seres queridos, junto a elementos de la izquierda radical que promueven con la fe del carbonero unas conversaciones de paz que al Gobierno de Bogotá nunca le han apetecido, pero que también desplacen a los insurrectos.

El operativo ha sido de tal precisión quirúrgica y optimetría satelital que Bogotá no esperaba la furiosa reacción del presidente ecuatoriano, Rafael Correa, aunque difícilmente podía extrañarle que Hugo Chávez montara en cólera mediática. El presidente venezolano ha cerrado su embajada en Bogotá, desierta desde noviembre cuando Uribe le retiró el plácet para negociar con las FARC, y otro tanto ha hecho el ecuatoriano, lo que puede deberse a la polvareda levantada por las acusaciones basadas en la información hallada en el ordenador de Reyes. Documentos presentados por el respetadísimo general Oscar Naranjo retratan a Chávez como financiero y proveedor de armas de las FARC, y a Venezuela como el mejor santuario para la guerrilla; Correa, mucho menos implicado, parece, sin embargo, cautelosamente comprensivo con la guerrilla. El ex teniente coronel, inveterado partidario de matar las mariposas a cañonazos, amenazaba, en cambio, con la guerra si se producía una violación similar de la divisoria venezolana, error y menosprecio del derecho internacional que jamás debería cometer Bogotá. Pero las razones de Chávez pueden conectarse con la gravedad de las revelaciones colombianas. Lo que haya de verdad sobre el compadreo de Caracas con las FARC, aunque debe verificarse por medio de una investigación independiente, ha podido incitar al mandatario venezolano a una acción preventiva, un bosque de imprecaciones, donde ocultar con tambores de guerra si no al mundo, sí a su parroquia, los aspectos más clandestinos del bolivarianismo.

La operación es todo un puñetazo de Uribe sobre la mesa, con el que recupera una iniciativa política que había perdido cuando Chávez y las FARC, haciendo caso omiso de que hubiera retirado la venia para mediar, seguían liberando secuestrados, aunque con cuentagotas, siempre a la mayor gloria del líder venezolano. Y, al mismo tiempo, ese golpe de efecto puede tener notables consecuencias a medio y largo plazo. El presidente colombiano no cesa de afirmar que lo importante no es el hombre sino la causa; no tanto su persona como la perdurabilidad de su obra, pero recientemente se han reavivado los esfuerzos de sus partidarios más lambiscones para plantear que, con los apaños constitucionales necesarios -en Colombia, coser y cantar- Uribe opte a un tercer mandato. Y nada puede propulsar su candidatura tanto como un éxito así, con la única salvedad de que faltan más de dos años para las presidenciales, y la muerte de Reyes quizá no dé para tanto. Nada más fácil, si se presentara la chance a semanas o meses de los comicios, que decirle al electorado que, ya medio descabezadas las FARC, sería necedad e imprudencia confiar el timón del Estado a otras manos.

Si el partido de la izquierda, el Polo Alternativo Democrático aprovecha la oportunidad para condenar a Uribe con demasiado énfasis, por mucho que haya sólidas bases jurídicas para ello, la opinión lo interpretará como una nueva concupiscencia con las FARC, y ello confortará en extremo a Uribe o sus sucesores en la contienda del verano de 2010. El Polo hace bien, con todo, en organizar una gran marcha para mañana jueves contra los paramilitares, secuestradores y asesinos que por defender, supuestamente, al Estado contra la subversión lo que han hecho es envilecerlo. El error de una parte de la izquierda fue boicotear la gran protesta de febrero contra la guerrilla; en la que, tácitamente, lo que el pueblo colombiano estaba pidiendo era, precisamente, lo que acaba de ocurrir: un golpe al corazón de la banda terrorista.

Suscribirse a Ecuador