Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…
Jueves, a 15 de Marzo de 2012

Por Raúl Solís para montilladigital.com, 08/08/2011

La visita de Susan (abreviatura de Su Santidad) no me molesta. Como hombre libre puede venir a España y, por mí, se podría ir a la Cochinchina. Estoy encantado de que los reaccionarios que irán a aplaudir el discurso homofóbico, pseudofascista, machista y anticondón que lanzará el líder de una organización que acoge a pedófilos y propaga la virulencia del Sida en África puedan tener por un día sensaciones orgásmicas sin represión. Siempre que la orgía papal la paguen los orgásmicos.

No obedeceré sus dogmas. Sus ofensas me las pasaré por debajo del Arco del Triunfo. No soy católico. Su figura para mí tiene el mismo valor que pueda tener Belén Esteban. Cero. Eso sí, me reiré al ver que en pleno siglo XXI aún hay gente que sigue aplaudiendo tesis tan alejadas de la ciencia, el raciocinio y la lógica.

Mi risa hacia estos hooligans de la fe es irrespetuosa. Lo sé. Pero mis risas hacen menos daño que sus creencias discriminatorias y los insultos que lanzan contra cualquier modelo de vida libre que no acepte el yugo de las sotanas.

Ninguna de mis risas acarreará que un católico tenga que asistir al psicólogo o se quiera quitar la vida. Por el contrario, sus monsergas homofóbicas sí han conseguido que más de un homosexual haya salido de los confesionarios con deseos de quitarse la vida o pensando que tener relaciones con una persona de su mismo sexo es un pecado capital que sólo merece la muerte.

Ninguna de mis risas provocará que un africano muera de Sida por no usar condón. Ni mis carcajadas serán cómplices de pedofilia. Ni justificarán la violencia de género, ni ridiculizaré a ninguna mujer divorciada que esté muriendo en vida. Ni ninguna de mis risas dirá que la masturbación es insana y un “vicio” de tal envergadura que puede ser causa de parálisis cerebral.

Por desgracia, la vergüenza ajena que tendré que sufrir mientras una panda de reaccionarios aplauden las infamias, los insultos y el veneno papal no será bastante para que mi Gobierno piense que no se puede financiar con dinero público la visita del líder de la entidad que más daño ha causado en la historia de la humanidad.

Un pasado genocida, persecutor, pedófilo, saqueador y aniquilador contra quienes no tuvieran en Roma el fin de todos sus caminos.

En Granada, por ejemplo, está la huella más cercana que los andaluces tenemos para comprobar cuál ha sido el modus operandi de esta institución odiosa que siempre pide perdón 500 años después de haber cometido el pecado.

Mientras los beatones y la jerarquía vaticana aplaudan como posesos las barbaridades que lanzará Benedicto XVI, Somalia y otros rincones del mundo seguirán muriendo por inanición. A la vez que en España se reduce un 23 por ciento el dinero destinado a la lucha contra el hambre en el mundo, se cierran ambulatorios y urgencias hospitalarias, se reduce el sueldo a funcionarios y suben los impuestos a las clases medias, las empresas patrocinadoras de la excursión de Susan podrán disfrutar de una bonificación del 35 por ciento en el Impuesto de Sociedades.

Es decir, que los patrocinios privados para “alimentar el espíritu” de los católicos irán también a cargo del bolsillo de los no católicos. Como si no tuviera bastante Susan para organizar la excursión con los 10.000 millones de euros anuales que recibe a través de los Presupuestos Generales del Estado o el superávit de 21 millones que tiene el Vaticano, gracias a fondos de inversiones, activos inmobiliarios y acciones en empresas de dudosa moralidad.

Susan, yo no voy ni quiero que vengas. No con mis impuestos. Yo me pago mis excursiones.

 

Domingo, a 29 de Mayo de 2011
Hubo un antes y un después en el reconocimiento mundial de la excelente música cubana: la aparición del sello discográfico Buena Vista Social Club, de Ry Cooder. Fue así en todo el mundo, salvo en Senegal. Allí fue distinto. Único.
 
Entre los años 1970 y 1988, Cuba envió a más de 350.000 soldados a luchar en la guerra de Angola, en apoyo de Agostinho Neto, el líder del insurgente e izquierdista Movimiento para la Liberación de Angola (MPLA); una década antes había mandado soldados a la República Popular del Congo, con la misma finalidad: apoyar a los movimientos insusgentes africanos.
 
Durante todos esos años, hubo una importantísima influencia cubana en una zona de África profundamente marcada por los movimientos revolucionarios e independentistas de las metrópolis europeas, sobre todo en los países que tenían colonias allí: Francia, España, Bélgica o Inglaterra.

La música cubana era el vehículo de transmisión de una idea de revolución e independencia de todo lo que sonara a colonización y colonizadores, incluyendo en el paquete a los EEUU. El sonido hacía más atractivo los ritmos que tenían, a los ojos de los nativos de las zonas de mayor esclavitud y tráfico humano entre África y las costas americanas, raíces comunes profundamente interrelacionadas.

En Senegal arrasaba (y arrasa) la música negra del wolof y el mandinga mezclada con la cubana de letras en español. De esas mezclas de sonidos cubanos y europeos, entremezclados con la rumba congoleña, las influencias criollas portuguesas de la región de Casamance y los ecos highlife, el género elitista con raíces en Ghana, nació el sonido de la Orchestra Baobab, una especie de Blues & Ritmes africano explosivo, contagioso, exuberante, soportado por un grupo de seis voces solistas, la guitarra eléctrica de Barthélemy Attisso y un excepcional grupo de viento.

El disco que os presento, un doble CD grabado en 1982 titulado “Pirates Choice”, incluye algunas de las canciones más representativas del grupo:

1 -  Utru Horas (CD Rudolphe gomis)

2 -  Coumba (CD Rudolphe Gomis)

3 -  Werente serigene (CD Ndiouga dieng)

4 -  Ray m’bele (CD Medoune diallo)

5 -  Soldadi (CD Rudolphe gomis)

6 -  Toumanke (CD Balla sidibe)

7 -  Foire internationale (CD Ndiouga dieng)

8 -  La rebellion (CD Medoune diallo)

9 -  Ndiaga Niaw (CD Balla sidibe)

10 - Balla Dafne (CD Balla sidibe)

Estos son la Orchestra Baobab, el ritmo caribeño africano… ¡Disfrutadlo!

Alfredo Webmaster
 
 
 
 

¿Cómo funciona la Gramola?

El módulo de la Gramola está situado arriba, en la parte de la derecha de la página. En ese módulo tengo incluidas las canciones de los grupos musicales que deseo que conozcáis.

Podéis escuchar la música más cómodamente con las instrucciones que os doy a continuación:

- Lo primero, pulsad el botón extensible que está a la derecha en la parte alta de la Gramola, en el espacio en donde figuran los nombres de los grupos musicales.

- Al pulsar el botón aparecerá una lista de grupos: Arias de ópera, Arias sacras, Cowboys Junkies, Eva Cassidy, Flamenco y jazz, Fabrizio de André… hasta llegar al final, a Salvador Bacarisse.

- Situad el ratón encima del cantante o grupo que deseáis oír; a continuación pulsad encima del nombre elegido.

- Una vez que esté pulsado el nombre, el navegador se actualizará automáticamente y la Gramola irá hasta llegar al cantante o grupo que habréis elegido.

- Y ahora viene lo más importante: pulsad en donde dice “Popup player”. Al hacerlo, se abrirá una pequeña ventana de navegador que os permitirá escuchar la música y al mismo tiempo seguir leyendo el blog de forma independiente.

- Obviamente, yendo de grupo en grupo podréis escuchar toda la música que os he ido seleccionado.

 

Categorías:
Domingo, a 18 de Abril de 2010

Estar solo en los tiempos actuales, de Flávio Gikovate, psicoanalista brasileño. Traducción de Mila de Perú.


No es sólo el avance tecnológico lo que marcó el inicio de este milenio. Las relaciones afectivas también están pasando por profundas transformaciones y revolucionando el concepto de amor.

Lo que se busca hoy es una relación compatible con los tiempos modernos, en la que exista individualidad, respeto, alegría y placer por estar juntos, y no una relación de dependencia, en la que uno responsabiliza al otro de su bienestar. La idea de que una persona sea el remedio para nuestra felicidad, que nació con el romanticismo, está llamada a desaparecer en este inicio de siglo. El amor romántico parte de la premisa de que somos una parte y necesitamos encontrar nuestra otra mitad para sentirnos completos. Muchas veces ocurre hasta un proceso de despersonalización que, históricamente, ha alcanzado más a la mujer. Ella abandona sus características, para amalgamarse al proyecto masculino.

La teoría de la unión entre opuestos también viene de esta raíz: el otro tiene que saber hacer lo que yo no sé. Si soy manso, ella debe ser agresiva, y así todo lo demás. Una idea práctica de supervivencia, y poco romántica.

La palabra de orden de este siglo es asociación. Estamos cambiando el amor de necesidad, por el amor de deseo. Me gusta y deseo la compañía, pero no la necesito, lo que es muy diferente. Con el avance tecnológico, que exige más tiempo individual, las personas están perdiendo el miedo a estar solas y aprendiendo a vivir mejor consigo mismas. Ellas están comenzando a darse cuenta de que se sienten parte, pero son enteras. El otro, con el cual se establece un vínculo, también se siente una parte, no es el príncipe o salvador de ninguna cosa, es solamente un compañero de viaje.

El hombre es un animal que va cambiando el mundo, y después tiene que irse reciclando para adaptarse al mundo que fabricó. Estamos entrando en la era de la individualidad, que no tiene nada que ver con el egoísmo. El egoísta no tiene energía propia; él se alimenta de la energía de los demás, sea financiera o moral. La nueva forma de amor, o más amor, tiene nuevo aspecto y significado. Apunta a la aproximación de dos enteros, y no a la unión de dos mitades. Y ella sólo es posible para aquellos que consiguieron trabajar su individualidad. Cuanto más capaz sea el individuo de vivir solo, más preparado estará para una buena relación afectiva.

La soledad es buena, estar solo no es vergonzoso. Al contrario, da dignidad a la persona. Las buenas relaciones afectivas son óptimas, son muy parecidas con estar solo, nadie exige nada de nadie y ambos crecen.

Relaciones de dominación y de concesiones exageradas son cosas del siglo pasado. Cada cerebro es único. Nuestro modo de pensar y actuar no sirve de referencia para evaluar a nadie. Muchas veces pensamos que el otro es nuestra alma gemela y, en verdad, lo que hacemos es inventarlo a nuestro gusto.

Todas las personas deberían estar solas de vez en cuando, para establecer un diálogo interno y descubrir su fuerza personal. En la soledad, el individuo entiende que la armonía y la paz de espíritu sólo se pueden encontrar dentro de uno mismo, y no a partir de los demás. Al percibir esto, él se vuelve menos crítico y más comprensivo con las diferencias, respetando la forma de ser de cada uno. El amor de dos personas enteras es el bien más saludable. En este tipo de unión, está el abrigo, el placer de la compañía y el respeto por el ser amado. No siempre es suficiente ser perdonado por alguien. Algunas veces hay que aprender a perdonarse a si mismo...

SAWABONA es un saludo usado en el sur de África y quiere decir: “Yo te respeto, yo te valoro y tú eres importante para mí". Como respuesta las personas dicen: SHIKOBA, "Entonces yo existo para ti".

 

Miércoles, a 18 de Noviembre de 2009

Ya volvieron a casa y todo terminó bien, pero no todo está bien, ni tan siquiera medianamente bien. Pero al menos, felicitemos y demos la enhorabuena a los marineros y sus familias.

Como ya publiqué el pasado 5 de octubre, hace 44 días, en un escrito que titulé “Contradicciones vasco/populares” (ver enlace), en el secuestro y posterior liberación del atunero “Alakrana”, ¡Ojo, previo pago de un rescate!, hay muchos puntos oscuros, muchos (nuevos) luchadores por las libertades de los secuestrados y algunos culpables escondidos.

Lo primero que todo el mundo debería saber de una vez por todas, es que algunos armadores españoles que faenan en el Índico, igual que lo que hacen armadores de otros países, no son “trigo limpio: más de 800 pesqueros de los que faenan en los caladeros de Etiopía (datos del año 2005), pertenecen a flotas que se dedican a la Pesca Ilegal, No Declarada y No Reglamentada (INDNR, o IUU en siglas inglesas), esquilmando las costas de ese país.

La pesca capturada por estos barcos no está sujeta a ningún tipo de control internacional, no tienen ningún tipo de licencia de pesca legalmente controlada ni tienen que dar cuenta de sus actividades a un estado soberano, dado que Somalia, como todos sabemos, es lo que se ha dado en llamar un “estado fallido” (inexistente).

Lo segundo que se deberían saber todos, es que el beneficio estimado que se obtiene con este tipo de pesca, en datos del año 2005, es superior a los 450.000.000 de dólares.

Lo tercero que también debería ser conocido, es que la inmensa mayoría de los beneficios obtenidos con este tipo de pesca no generan riqueza en el país esquilmado ilegalmente, en este caso Etiopía, ni tampoco en el país de origen de los armadores, en este caso España: el beneficio se queda en terceros países, la mayoría de las veces en paraísos fiscales, sin pagar impuestos y sin ningún tipo de control.

Lo cuarto a recordar, algo aparentemente lógico, es que nuestros armadores europeos deberían aplicar, a rajatabla, las directrices emanadas del Reglamento CE 1005/2008 de 29 de septiembre del 2008 del Consejo Europeo. ¿Parece algo obvio, verdad? Pues no se respeta nunca... amparándose en que su aplicación será a partir del año 2010 (como si antes la pesca no fuera ilegal, pero sí lo sea sólo a partir del próximo año).

Lo quinto que todos deberíamos recordar, es que si un armador arriesga su barco saltándose las normativas internacionales y arriesgando con sus actos la vida de los marineros, para ir a pescar en aguas que no son suyas ni están protegidas por el Operativo Atalante, el único y exclusivo responsable es él, y solamente él.

Por último, sin ánimo de polemizar, me sorprende desagradablemente el ánimo luchador de algunos alcaldes nacionalistas vascos, que se pusieron a la cabeza de las manifestaciones en pro de la liberación de sus pescadores del “Alakrana”, pero que nunca jamás se les vio encabezar una manifestación en pro de la liberación de los secuestrados o asesinados por ETA.

En mi país existe una frase, muy marinera por cierto, que dice “que cada palo aguante su vela”, y esta vela que nos ha tocado lidiar durante el secuestro del “Alakrana”, algunos (los armadores) no la quisieron aguantar en solitario y nos obligaron a compartirla... mientras ellos “se van de rositas”.

Alfredo Webmaster

Posdata: es muy recomendable que leáis el interesantísimo trabajo publicado por la gallego/asturiana Nieves Lois, titulado "Pesca extranjera en aguas de Somalia" o el de la Red Internacional de Monitoreo, Control y Vigilancia para Actividades Relacionadas a la Pesquería.

Domingo, a 11 de Octubre de 2009

Ayub Ogada

Ayub Ogada y su inseparable "

nyatiti"

 

Hay un antes y un después en la vida musical de Ayub Ogada, y ese día fue cuando Peter Gabriel le propuso trabajar para Realworld.

En poco más de 15 días, aquel músico de la etnia keniata “luo” pasó de interpretar sus canciones en las estaciones del metro de Londres, a ser una de las voces revelación de la llamada “músicas del mundo”, nombre con el que se conocer al compendio sonoro de la diversidad cultural de los pueblos que habitan este planeta, con sus variados estilos, instrumentos, razas y procedencias.

Acompañado de su legendaria e inseparable nyatiti (pequeña arpa tradicional del pueblo “luo”, a la que Ayub considera su verdadera mujer), el djembe, flautines -imbele y wea-, unos cascabeles que lleva colocados en sus tobillos, que mueve rítmicamente, y, sobre todo, el instrumento más impresionante: su profunda y delicada voz, su música es el mejor pasaporte para adentrarnos en la africanidad, en el grito desgarrado pero esperanzador de un continente azotado por siglos y siglos de robos, asesinatos, sequías y pobreza (curiosamente, en un continente rico en todo).

Ayub Ogada nació en Mombassa, capital de Kenia, pero vive en Londres desde comienzos de los noventa, a donde se trasladó con su grupo Taxi Pata Pata. A esa época pertenece su período de músico callejero.

En 1993 compuso y publicó su primer disco, a la postre el mejor de todos: “En Mana Kuoyo”, un trabajo de tal calidad y sensibilidad que le sirvió como pasaporte para alcanzar el reconocimiento mundial de los críticos y el público más entendido. Es por eso, por ser el mejor de sus discos, que hoy lo público en la Gramola para vuestro disfrute.

Este disco consta de las siguientes canciones:

1. Obiero

2. Dala

3. Wa Winjigo Ero

4. Thum Nyatiti

5. Kronkronhinko

6. Chiro

7. #10

8. Ondiek

9. Kothbiro

10. En Mana Kuoyo

Actualmente, Ayub Ogada sigue volcado en la música, ya sea como compositor de bandas sonoras para películas (ver información que ya publiqué sobre él hace días –pulsa en el enlace-), spots comerciales o colaboraciones con músicos tan dispares como Jah Wobble, The Holmes Brothers, Carl Wallinger y el propio Peter Gabriel.

Espero que lo disfrutéis.

Alfredo Webmaster

 

Ayub Ogada – “Africa calling

 

Ayub Ogada - “Kothbiro” – B.S.O. de The Constant Gardener (El Jardinero fiel), una maravillosa e imprescindible película


¿Cómo funciona la Gramola?

El módulo de la Gramola está situado arriba, en la parte de la derecha de la página. En ese módulo tengo incluidas las canciones de los grupos musicales que deseo que conozcáis.

Podéis escuchar la música más cómodamente con las instrucciones que os doy a continuación:

- Lo primero, pulsad el botón extensible que está a la derecha en la parte alta de la Gramola, en el espacio en donde figuran los nombres de los grupos musicales.

- Al pulsar el botón aparecerá una lista de grupos: Arias de ópera, Cowboys Junkies, Eva Cassidy, Flamenco y jazz, Fabrizio de André… hasta llegar al final, a Salvador Bacarisse.

- Situad el ratón encima del cantante o grupo que deseáis oír; a continuación pulsad encima del nombre elegido.

- Una vez que esté pulsado el nombre, el navegador se actualizará automáticamente y la Gramola irá hasta llegar al cantante o grupo que habréis elegido.

- Y ahora viene lo más importante: pulsad en donde dice “Popup player”. Al hacerlo, se abrirá una pequeña ventana de navegador que os permitirá escuchar la música y al mismo tiempo seguir leyendo el blog de forma independiente.

- Obviamente, yendo de grupo en grupo podréis escuchar toda la música que os he ido seleccionado.

 

Categorías:
Lunes, a 5 de Octubre de 2009

La tan conocida frase Dios los cría y ellos se juntan”, no podía ser utilizada mejor: los diputados populares (PP) y peneuvistas (PNV), unidos como siempre en la defensa de los valores patrios (los sacrosantos valores del terruño nacionalista español o vasco: lo mismo da) y de la libertad de mercado (neoconservadurismo), ha saltado al unísono en contra del Gobierno de España.

Ambos partidos, ambos de derechas, ambos profundamente reaccionarios y anclados en un nacionalismo visceral (de vísceras, no de materia gris), han clamado al unísono contra el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) por que decidió no mandar militares en los barcos pesqueros vascos que faenan en el Índico.

Lo curioso del caso estriba en la curiosa (valga la redundancia) argumentación de ambos: tenemos que proteger barcos que faenan en caladeros extranjeros, al otro lado del mundo, por que sus armadores son españoles y nos dan dinero a ganar.

En primer lugar, son barcos privados, con capital privado; en segundo lugar, son empresas que negocian sus licencias al margen del derecho marítimo español; en tercer lugar, sus trabajadores españoles (muy pocos) tienen convenios laborales que incumplen muchas veces el derecho laboral de mi país; en cuatro lugar, el resto de los otros trabajadores de los barcos (la mayoría) son extranjeros, reclutados en países con legislaciones paupérrimas, con salarios de miseria y a los que se embarca y desembarca sin derecho a indemnizaciones; en quinto lugar, habitualmente, los barcos descargan sus capturas en puertos extranjeros, con el consiguiente descontrol sobre lo que se pescó, cuándo se pescó y a dónde va lo capturado; en sexto lugar, muchas veces, por simple avaricia, las empresas atuneras y los capitanes de los barcos se arriesgan a pescar en caladeros desprotegidos y sin el respaldo de la seguridad que ofrece la UE (como en el caso del Alakrana) para incrementar el volumen de las capturas, y en séptimo lugar, proteger esos barcos privados nos cuesta a todos los españoles 75.000.000 de € al año (100.000.000 de dólares) por salarios, armamento, provisiones y los gastos habituales de los navíos militares.

Analicemos cada opinión; empecemos por la del Partido Popular (PP). Sus principales argumentos, son:

  • Dicen que los barcos son españoles y de armadores españoles, olvidando que muchos de esos navíos son propiedad de empresas mixtas (españolas/extranjeras), con tributaciones fiscales e impuestos repartidas en varios territorios; esa fórmula de trabajo, que algunas veces está justificada por la legislación del país que abandera el barco, les permite no tener que repatriar el 100 % del beneficio obtenido. Por tanto, con esa forma de actuar, poco o nada repercute en los ingresos fiscales de nuestro país
  • Dicen que el negocio de los barcos genera beneficios para España, olvidando que los propietarios de los barcos, para abaratar costes y ganar más dinero, contratan trabajadores extranjeros con tributaciones muy bajas, escasa preparación técnica y ninguna protección social. Por ejemplo, en el último navío capturado por los piratas etíopes, el reparto por nacionalidad de los 36 marineros de la tripulación, era: 16 españoles (8 de ellos gallegos), 8 indonesios, 4 ghaneses, 3 senegaleses, 2 de Costa de Marfil, 2 de Madagascar y 1 de las islas Seychelles. Obviamente, los marineros no españoles son los que peor pagados ni los menos protegidos socialmente.
  • Dicen que los militares están para proteger territorio nacional, olvidando que un barco no es territorio legal de un país, ni representación diplomática de un país. Si fuera cierta la argumentación del Partido Popular (PP), cualquier ciudadano español que viva en el extranjero podría solicitar la vigilancia de sus instalaciones privadas.

En cuanto a lo argumentando por el Partido Nacionalista Vasco (PNV), además de lo que dije del Partido Popular, podríamos argumentar algo más:

  • El PNV solicitó, por activa y pasiva, en más de 10 interpelaciones parlamentarias, que los militares españoles deberían abandonar el País Vasco. Entonces, ¿Ahora sí es necesaria la presencia de militares españoles en pesqueros vascos? ¿El PNV sólo se acuerda de los militares españoles cuando beneficia a sus intereses privados y excluyentes? ¿A qué jugamos? Curioso planteamiento del PNV: aceptar militares cuando le conviene (a su bolsillo) y rechazarlos cuando le resta votos (nacionalistas).

Sé que es doloroso que esté secuestrado un barco o que 36 marineros no tengan libertad de movimientos y que sus vidas peligren, pero esos riesgos eran conocidos y asumidos desde hace años.

Si los armadores no han tomado medidas de autoprotección y, sobre todo, de cumplimiento escrupuloso de las limitaciones geográficas de captura para estar amparados por los barcos militares europeos, ¿A qué viene ahora ese rasgarse las vestiduras por parte de la derecha económica de mi país?

Alfredo Webmaster

 

Lunes, a 30 de Marzo de 2009

El texto que figura más abajo, copiado del blog de Ramón Lobo, está escrito por un ateo que sabe reconocer la enorme valía del incondicional trabajo de algunas personas que viven la religión desde la pobreza y la esperanza, sin pedir nada a cambio; sus palabras hablan de una iglesia distinta, de un tipo de iglesia que convive con los necesitados en base a unas creencias y doctrinas que nada tiene que ver con las de la otra iglesia oficial, la iglesia que todos conocemos en Europa, propietaria de grandes catedrales y palacios, regida por hombres vestidos con ricos y coloridos ropajes de gala, y rodeada de la pompa y grandeza de los poderos.

Siendo como soy ateo, esos luchadores religiosos que viven y mueren rodeados de los más desprotegidos, a eso sí que los admiro y sí los respeto. A los otros, ¡NO!

Alfredo

 


Marzo de 2003. Abordo de un desvencijado Suzuki Santana del padre José Carlos Rodríguez Soto, entonces misionero comboniano en el norte de Uganda. En la aldea de Rep, cerca de Gulu, una zona castigada por la guerrilla de Ejército de Resistencia del Señor (25 años de guerra civil, más de 150.000 muertos y medio millón de desplazados) nos recibió una docena de niños, todos vestidos de domingo: camisa blanca y calcetines altos blancos. Saltaban y danzaban como si hubiera llegado el mismísimo Papa Noël. En una choza rectangular esperaba el pueblo entero, también con sus mejores galas. Tenía techo de paja y carecía de paredes. El padre Carlos sacó de su mochila una botella de plástico rellena de agua bendecida y una muestra de aceite con vino. “¿Te imaginas aquí a Rouco Varela?”. Tras ponerse la casulla y la estola, sonrió ante mi ocurrencia.

En la homilía dijo algo en el idioma local que causó carcajadas y aplausos. Hubo cánticos tribales y fue agradable: había espiritualidad en el ambiente. “¿Por qué se reían tanto?”, pregunté después, cuando el pueblo entero se disponía a invitarnos a comer. “Les he contado una historia de unas monjas de Kitgum que dieron pastel de carne a unos leprosos y éstos tras devorarlo, exclamaron: ‘¡No entiendo cómo el hombre blanco se muere comiendo estas cosas tan ricas!”.



 

Una nota de optimismo
En medio de las pobrezas y miserias diarias en la que viven, los jóvenes integrantes de la Orchestre Symphonique Kimbanguiste de Kinshasa (capital de la República Democrática de Congo) consiguen regalarnos la belleza de sus voces, el amor por el valor educativo de la música y darnos una lección de superación ante las adversidades: la mayoría de los instrumentos que manejan son de origen artesanal.

Como dice Ramón Lobo en su blog, “¿Te imaginas aquí a Rouco Varela?"

Yo no...

 

Alfredo

 

Lunes, a 10 de Noviembre de 2008

Miriam Makeba nació en Johannesburgo (Sudáfrica) el 4 de marzo de 1932. Su carrera como cantante arrancó en la década de los '50 con un álbum en el que mezclaba el jazz con las canciones tradicionales de su país natal.

Pese a ser una gran luchadora por la libertad en su patria y por la paz en el mundo, no fue hasta el año 1959 cuando empezó a ser conocida y reconocida en todo el mundo, a raíz de una gira que realizó por los EE.UU. con el grupo sudafricano Manhattan Brothers.

Miriam Makeba fue obligada a exilarse fuera de su país debido a sus continuas luchas en contra del apartheid. No regresó a Sudáfrica hasta que Nelson Mandela salió de prisión y asumió el poder en su país.

Tras de divorciarse del músico y compatriota Hugh Masekela, se casó con el activista estadounidense de los Panteras Negras, Stokely Carmichael. Durante su exilio en EE.UU. editó sus más emblemáticos temas, sobre todo el mundialmente conocido "Pata Pata" y "Click Song".

Fue la primera mujer africana en ganar un premio Grammy, galardón que compartió con Harry Belafonte en 1965.

"Cantas sobre las cosas que te rodean", dijo Makeba. "Nuestro entorno siempre ha sufrido por el apartheid y el racismo que sufre nuestro país. Así que nuestra música tiene que estar influida por ello".

Por su continua lucha contra la discriminación racial, su infatigable batallar contra las injusticias y los problemas cotidianos que aquejan a todo el continente africano, a Miriam Makeba se le conocía como “Mamá África”.

Miriam murió hoy, en Italia, a los 76 años, a las pocas horas de terminar un concierto en homenaje a Roberto Saviano, autor de "Gomorra"; Roberto está condenado a muerte por la Camorra napolitana, por sus continuas denuncias de la violencia y la extorsión que ejecuta ese grupo criminal.

La enorme figura y el histórico ejemplo de una vida entregada a la lucha por la libertad y a la justicia social, hacen de Miriam Makeba un icono para todos los que amamos la música.

Alfredo Webmaster

 

 

Martes, a 4 de Noviembre de 2008

Por Amada del Río *, para soitu.es

Amnistía Internacional ha recordado hoy la importancia en el conflicto africano de un mineral muy usado en la fabricación de móviles y ordenadores: el coltán. Según esta organización, éste material es parte del origen de una guerra en la que ya han muerto casi 5 millones de personas, más de 350 mujeres y niñas son violadas cada mez, hay casi 2 millones de desplazados, y unos 7.000 niños y niñas combaten como soldados. "No voy a pedirte que tires tu ordenador, sino todo lo contrario", asegura en un mensaje Esteban Beltrán, director de la sección española Amnistía Internacional: "utilízalo para ayudar a las víctimas de este conflicto". ¿Cómo? La organización pide a la gente que se suma a su campaña para presionar al Gobierno de la República Democrática del Congo (entrad y firmad en el boletín que figura en la página de Amnistía Internacional) para que ponga fin al reclutamiento de niños y a la violación de mujeres y menores.

Níquel, cobalto, vanadio o cadmio son algunos de los componentes que puedes llevar en el interior de tu teléfono móvil. Estos aparatos suelen contener además una pequeñísima cantidad de un elemento que causa graves problemas en algunos países africanos: el tántalo. Este material que se extrae del coltán constituye un elemento cada vez más demandado para la fabricación de dispositivos electrónicos como móviles y ordenadores portátiles.

La mayor parte de la producción de este metal se concentra en la R. D. del Congo donde se ha denunciado que las guerrillas de Ruanda y Uganda explotan a niños para obtener el valioso metal.

A partir del coltán se obtiene el tántalo metálico y el niobio utilizados en la fabricación de condensadores y otros componentes electrónicos por sus propiedades y su resistencia al calor, lo que permite dar mayor duración a la carga eléctrica de las baterías.

En nuestra sociedad moderna, el tántalo se usa básicamente en elementos electrónicos, telecomunicaciones y materiales aeroespaciales. Este metal se encuentra en arcillas aluviales y los productores son pocos: Australia, Tailandia, Brasil y África, donde se encuentra la mayor parte. Pese a los pocos estudios existentes, se piensa que el 80% de las reservas mundiales se encuentra en la R. D. del Congo. Aquí, las áreas de explotación están controladas y ocupadas por ejércitos y guerrillas de Uganda y Ruanda. El tántalo constituye un elemento estratégico por su alta efectividad que provoca víctimas y conflictos en algunos de los países donde se genera.

Aunque los teléfonos móviles emplean cantidades ínfimas de tántalo, la evolución de este sector y de las nuevas tecnologías hacen de él un material imprescindible. Según los informes de la ONU y de científicos y ONG’s que trabajan sobre el terreno, la minería del coltán conlleva trabajo semiesclavo, en muchos casos de niños, que sufren problemas sanitarios por la radiactividad asociada a esa minería, mafias militares que dominan a varios países, la destrucción de Parques Nacionales y el daño a especies amenazadas como gorilas y elefantes.

Algunas compañías telefónicas, en una declaración de buenas intenciones, pactaron no comprar el coltán del Congo para no sufragar esta guerra, aunque también reconocen que no hay forma de saber si este metal que se vende en el mercado se ha producido ilegalmente.

Si analizamos los principales residuos que genera un móvil podemos diferenciar tres grupos: las terminales (carcasas, placas de circuito impresos y componentes eléctricos), las baterías y los accesorios (cargadores, teclados, antenas...). En particular, las baterías son las que contienen metales pesados tóxicos para el entorno natural: níquel, cobalto, vanadio y cadmio entre otros. Si estos residuos no son tratados de forma especial, es posible que terminen arrastrados por la lluvia hacia los cursos subterráneos de agua, a los ríos y al mar, pudiendo dañar a diversos seres vivos. Por ello, a la hora de reciclar un móvil, lo primero que se hace es clasificar sus componentes y separar las baterías. Estas son enviadas a plantas de residuos peligrosos que las reciclan para obtener los metales que contienen.

Hoy en día cambiamos de móvil con demasiada facilidad sin ser conscientes de lo que realmente supone. Algunos datos a tener en cuenta son:

- En todo el mundo hay 2.600 millones de líneas de telefonía móvil.

- En España ya hay más teléfonos móviles que habitantes. Los últimos estudios hablan de 50 millones de móviles y cada año dejan de utilizarse más de 20 millones de móviles.

- En Europa solo el 10% de los teléfonos se recicla. ¿Dónde se queda el resto?: más del 60% se guardan en casa, el 18 % se regala a alguien (a veces pasan por 3 dueños).

- El precio medio de un terminal es de 130 € pero para ser competitivos se subvencionan: con puntos, como regalos.

- Gracias a los avances tecnológicos, la gran mayoría de los componentes de un móvil se pueden reciclar: el 92 % de los elementos de un teléfono se recicla para la construcción de nuevos equipos.

- Acumulamos una media de unos 3,7 terminales por persona.

- Más del 70 % de un terminal son materiales plásticos, cerámicos y de cristal de larga vida y el resto son metales tóxicos como níquel, cadmio o plomo.

- Con nuevos productos que no dejan de copar el mercado de las novedades, se estima que 500 millones de terminales usados están ahora mismo camino de la basura.

- Según la Fundación Tragamóvil, en el ámbito nacional se reciclaron 800.000 móviles en el año 2005, 3,5 millones en 2006 y el pasado año esta cifra aumentó a 6,5 millones de móviles.

El reciclaje de metales aporta de un 20 a un 25 % del tántalo que demanda la industria de este metal. De ahí la importancia de reciclar y el valor de las actitudes individuales responsables. Puedes incluso donar tu móvil si adquieres un nuevo terminal y ayudar al medio ambiente y a proyectos humanitarios. Pero cuidado a quién lo donas; infórmate bien antes.
 
*Amanda del Río es ambientóloga y trabaja en la Fundación Global Nature
Viernes, a 15 de Agosto de 2008

Imaginad la escena: fotógrafo blanco, famoso, bien alimentado, bien descansado (buen hotel, buen baño, buen servicio), con su buena cámara al hombro y la mirada escrutando a su alrededor buscando cuál sería la mejor foto, la más impactante, la que mejor se vendería en el primer mundo, la más aplaudida, la más premiada…

Enfrente, a pocos metros, una niña africana, sudanesa, se muere literalmente de hambre. Desesperada, hunde su carita en el polvo de un paisaje desolado, sin vegetación, un espacio carcomido por la sequedad de la falta de lluvias. Piernecitas esqueléticas que apenas sirven para soportar su cuerpo famélico, un estómago inflamado por el hambre y cabeza desproporcionadamente grande; la niña adopta una posición de desesperación, de sumisión, de derrota.

Detrás, a escasos metros, un buitre carroñero espera sin prisas, expectante, sabiendo que su victoria está cerca. No se mueve por miedo a que su presa huya.

El hombre blanco espera con su cámara preparada y la paciencia de los grandes fotógrafos: sabe esperar, tiene mucha experiencia. Además, espera sentando.

Espera durante 20 minutos, preparado. Tiene la ilusión de poder captar una imagen aún más vendible que la de la niña derrotada; espera por una imagen más impactante, más aplaudida, más premiada: el aletear de las alas del buitre dando cuenta de su presa, el abrazo macabro de la muerte. ¡Ésa si que sería una gran foto, la foto de su vida!

Pero el buitre no colabora; sólo espera, sin prisas, sabiendo que el resultado final será un manjar indefenso.

El fotógrafo, aburrido, abandonó la escena a los 20 minutos; se alejó de allí con la sensación del buen trabajador: había ganado su salario.

De él sabemos su nombre: Kevin Carter. De ella no volvimos a saber nada, ni su nombre ni qué pasó después de aquellos 20 minutos. La foto fue portada de The New York Times y ganó un Premio Pulitzer.

A los dos meses de obtener su premio, Carter se suicidó.

Alfredo Webmaster

Jueves, a 14 de Agosto de 2008
 

Son fotos de Tom Stoddart, fotos tomadas en 1998 en Sudan durante la guerra civil que causó una hambruna tan terrible que mató en pocos meses a más de 100.000 personas y provocó el éxodo de 1.200.000 más. Sólo han pasado 10 años…

Sigo sin comprender los porqués de que nosotros, perfectamente alimentados en países desarrollados, dejemos que pase eso.

Es una atrocidad.

Atrocidad es dejar morir de hambre a nuestros semejantes, no hacer nada para impedirlo.

Atrocidad es que miráramos para otro lado mientras estas cosas sucedían, y suceden.

Atrocidad es que guardemos silencio, que no chillemos, que no nos rebelemos.

Atrocidad es que ya casi nada nos afecte…

Hubo un tiempo en que pensé que todo se podría cambiar si conseguíamos cambiar algunas cosas, cambiar algunos gobiernos, mentalizar a algunas instituciones venerables y milenarias que nadan en la opulencia y el boato.

Ahora sólo lucho para no dejar de pensar que estas atrocidades aún están pasando. Lucho para no volverme uno más de ellos.

Alfredo Webmaster

 

Domingo, a 20 de Julio de 2008
Hace unos días vi un documental sobre la guerra civil que sufre Sierra Leona desde los años 90.

Me causó conmoción ver un país completo en un caos total, con casos de violencia extrema y ausencia absoluta de respeto de los más elementales derechos humanos. Me impresionó no sólo la indiferencia demostrada por la comunidad internacional (ONU) ante el asunto sino también la de la gente común que miran, miramos, para otro lado mientras en ese país africano mueren miles y miles de civiles.

Debido a esto empecé a documentarme un poco más acerca de las causas y factores involucrados en esta guerra.

Al parecer, existen antecedentes ideológicos y políticos en el  inicio de la lucha revolucionaria, con grupos de personas que luchaban en contra de la represión y la corrupción. Sin embargo, y a pesar de las “buenas” intenciones de los primeros revolucionarios, sus métodos brutales, y crueles, entre los que se encuentran la mutilación o el reclutamiento de niños como soldados o esclavos sexuales, lograron crear más miseria y pobreza entre la población civil que, como siempre, al final de todos los conflictos armados son la parte más afectada.

Lo que me causa más estupor es el hecho que esta guerra en el fondo no tiene ningún tipo de objetivo o plataforma política sino más bien era (o es) la máscara de un conflicto de poderes personales y económicos, en el que los yacimientos diamantíferos juegan un papel fundamental.

Después de ver este documental, pienso que me afectó más por que recordé mí Colombia y todo el conflicto que vivimos por una guerrilla “comunista” que “lucha por el pueblo” (sic).  Creo que en mi país sucede algo muy similar a Sierra Leona, salvando las lógicas distancias de los miles y miles de muertos, en la medida que nuestro conflicto también tuvo un inicio basado en conceptos ideológicos y políticos. El dinero del narcotráfico ha desdibujado de tal forma los objetivos de las FARC que en este momento es infinitamente mayor el mal que causan a la población que los teóricos beneficios que en su día era la meta.

Al igual que en Sierra Leona, la comunidad internacional también se “rasga” las vestiduras frente al tema FARC pero, en la realidad, algunos gobiernos son indiferentes al sufrir de un pueblo como el nuestro y no son capaces de ver que detrás de la cocaína que se consume sin ningún pudor en los bares y discotecas de los países europeos o americanos o cuando se ensalza y se premia a artistas o modelos que hacen del consumo de la droga una forma de vender más su producto (Kate Moss, Sofhie Anderton, Amy Winehouse…), repito, detrás de esa indiferencia están las muertes, los secuestros y los desplazamientos de los civiles colombianos.

Al final siempre pasa lo mismo: sufren los más desfavorecidos.

Por Alejandra Moreno (Bogotá – Colombia)

Domingo, a 4 de Mayo de 2008

 

Acabo de incluir en la Gramola 20 canciones de dos músicos africanos, los dos mejores de los últimos 25 años: Ismaël Lô y Youssou N’Dour, el primero nacido en Níger pero criado en el Senegal y el segundo de Senegal.

 

Ismaël Lô empezó en la música muy joven, recién llegado a Senegal desde Níger huyendo del hambre y la represión que sufría sus padres; inició su andadura interpretando música con el estilo musical local, el mbalax, de ritmos rapidísimos e instrumentos eminentemente africanos. Su capacidad para tocar cualquier tipo de instrumento le hizo acreedor del apodo “hombre orquesta”: lo mismo tocaba una guitarra clásica como otra de una sola cuerda fabricada por él mismo con restos de tablas de barcas o de cajas de embalar y un hilo de pesca, su sempiterna armónica, un bongó o cualquier cosa que tuviera a mano, con sus letras en francés, wolof u otros dialectos de Níger y Senegal.

Durante un tiempo, finales de los 70, vivió y actuó en España, en un club para turistas de las Islas Canarias, rodeado de guiris vestidos de forma estrafalaria que ni le hacían caso ni eran capaces de captar al maravilloso música que estaba allí, en el escenario, y al que ellos miraban con los ojos vidriosos por las cervezas que se engullían por docenas.

Afortunadamente, a principios de los 80, alguien lo descubrió; alguien vio lo que allí había, la calidad de su voz y esa capacidad increíble para transmitir africanidad.

Ahora, Ismaël es el que es: el “Bob Dylan” africano, una persona comprometida con su música, con las carencias de su pueblo y que lucha por cambiar la situación de sus países.

Una de sus canciones, la que podréis oír en décimo lugar, “Tadieu Bone (Tajabone)”, se hizo famosa a raíz de aparecer en la película de Pedro Almodóvar ganadora de un Óscar: “Todo sobre mi madre”.

La otra que quiero que oigáis con devoción es la octava, “Sofia”, en la que le acompaña la voz de una de las leyendas de la música de todos los tiempos: la increíble, maravillosa, inconmensurable, hermosa e incombustible Marianne Faithfull.

 

Youssou N’Dour es otra leyenda africana por la que, no puedo evitarlo, siento debilidad… siento debilidad por él, por su vida, su lucha y, obviamente, su música. Es el prototipo del artista comprometido, que nunca olvida sus raíces y que trata de cambiar el mundo.

Nacido en Dakar en el año 1959, desde joven fue una persona muy conocida en su país, Senegal, pero con poca proyección en el resto de África. Sus influencias musicales están muy entremezcladas de los ritmos propios, como el mbalax y el griot, con influencias de los sones cubanos llegados al África Occidental en los años 60 y posteriores, a raíz del internacionalismo de los guerrilleros comandados por el Che.

Al igual que Ismaël, Youssou es un multiinstrumentista de una gran calidad; lo mismo toca el saxofón como la guitarra, la percusión o el mejor de todos: su voz, de una riqueza temática asombrosa, con unos altos y agudos de técnica primorosa.

A finales de los 70, al igual que Ismaël, fue presentado al mundo como la voz de África, con un padrino de prestigio mundial: Peter Gabriel.

En su vertiente más política, en la de lucha por la igualdad y en contra de las injusticias, quiero destacar su activismo militante en las épocas duras, cuando Nelson Mandela aún estaba preso y tuvo los “cojones” de actuar a las puertas de la Sudáfrica del apartheid. Además de eso, Youssou es Embajador de buena voluntad del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

 

¿Qué más puedo decir de Ismaël y Youssou? Nada más, sólo escuchadlos. Por favor, hacedlo con el ánimo de sentir el latido de un mundo distinto, de unos sonidos distintos, de unos idiomas distintos… hacedlo, vale la pena.

 

***********************

Importante: os recuerdo nuevamente cómo hacer para oír mejor la música de la Gramola:

  • Debajo de donde dice Gramola hay un extensible que si lo pulsáis se ven los distintos interpretes que están metidos en la Gramola: Arias de Ópera, Cowboys Junkies, Eva Cassidy, Flamenco y jazz, Fabrizio de Andrè… y así hasta el final, Salvador Bacarisse.
  • Una vez que habéis elegido al interprete que queréis oír, situáis encima el cursor del ratón y pulsáis.
  • Tenéis que esperar a que la computadora acceda a la música elegida, haciendo la propia computadora un refresco de pantalla.
  • Una vez que ya tengáis la Gramola en el interprete elegido, viene lo más importante.
  • Pulsad en donde dice Popup Player.
  • Una vez pulsado se abrirá un navegador más pequeño que os permitirá oír la música seleccionada y al mismo tiempo navegar por la página www.musicayvino.com
Categorías:
Suscribirse a África