Música y Vino

Puedo intentar ser sincero pero nunca seré imparcial…

Bosques de Galicia en llamas, bosques de Soria en sombra

Jueves, a 26 de Agosto de 2010 -- Alfredo -Webmaster-

Por Félix Población

Discurría sin apenas incidencias el mes de julio. Parecía este verano que los noticiarios iban a ser distintos y que excepcionalmente el fuego no iba a ser asunto de aciaga actualidad contra los bosques de España. Pero no sé en qué telediario se hizo constar este hecho, ilustrado con las correspondientes imágenes de los árboles en llamas. Tengo la impresión de que a partir de ese momento no hubo tregua para informarnos cada día de los incendios que, especialmente en Galicia, volvieron a ser materia noticiosa.

Dos brigadistas resultaron muertos hace días en el incendio que se produjo en Fornelos de Montes (Pontevedra), después de que uno o varios desalmados emplearan sus mecheros para perpetrar su acción terrorista. Leo que a los trabajadores pudo haberles sorprendido un brusco cambio en la orientación del viento que acabó con sus vidas calcinadas. También, que pudieron haber sido mal dirigidas las tareas de extinción con el propósito de acabar cuanto antes y como fuera con el incendio.

Un reciente informe de la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Galicia asegura que no se da allí una mano negra de tramas organizadas. Sí se dice que las imprudencias y los intereses económicos, sobre todo, serían las principales causas de que Galicia arda cada verano, lo cual no me parece que casa con lo que se niega al principio, pues los intereses suelen darse de modo asociado. Habría también una tercera causa, de menor entidad, protagonizada por individuos con trastornos psicológicos, que no rebasaría el 20 por ciento de los casos.

Una vez más, como cada verano, es preciso insistir en que los gobiernos autonómicos gallegos de uno u otro signo siguen sin tomarse en serio la materia pendiente de los incendios forestales -a pesar de las casi cien mil hectáreas quemadas de 2006-, ya sea en campañas de concienciación que alerten a la ciudadanía rural sobre el valor de su patrimonio forestal, ya sea poniendo en práctica ese principio elemental de que los fuegos del verano se apagan en invierno. Esto es, que la labor de desbroce y limpieza del bosque es fundamental para que esa materia inerte no prenda como la yesca durante la canícula.

He leído durante los días pasados varios artículos y editoriales en los periódicos gallegos sin que advirtiera en ninguno lo que hoy destaca un lector en el diario El País. Dice Carlos Alarcia en su misiva que el problema de los incendios en aquella comunidad autónoma tiene una fácil explicación, basada en la preponderancia de los eucaliptos en sus bosques:

Hace ya muchos años que Galicia empezó a perder sus formidables bosques de pino gallego y de roble carballo. Fueron sibilinamente sustituidos por eucaliptos, árbol que tiene ciertas curiosas propiedades: absorbe en un año el agua que un pino gallego en 20, crece de forma rapidísima y tiene, lógicamente, muchísima más savia que cualquier otro árbol autóctono. Dicho esto, debemos saber que la mayor concentración de fábricas de pasta de celulosa se encuentra en la Ría de Pontevedra (seguida de cerca por la Ría de Huelva).
Cuando un bosque de eucaliptos se quema, arden las hojas y el ramaje fino, el tronco y ramas gruesas se tuestan por el exterior pero el resto permanece intacto gracias a la savia. Es un árbol sin utilidad maderera pues sus tablas no son estables y se abren fácilmente. Realmente solamente sirve para dos cosas: sus hojas como aromatizante (se recolectan antes de "
las quemas") y su madera para pasta de celulosa y aglomerados. Bien, cuando terminan los incendios se retiran los troncos quemados y se subastan a precio testimonial y... ¿sabemos quienes ganan todas esas subastas? A que sí... Ahora viene la pregunta del millón: ¿Por qué no se hace nada?”.

Termina Alarcia su carta con una obligada referencia al caso ejemplar de los bosques de Soria, donde nunca o rara vez se produce un incendio. Aquella en verdad impresionante masa forestal, una de las más importantes del país, crece pujante y vistosa dando prestancia y rendimiento a un patrimonio natural, paisajístico y económico del que se benefician sus propietarios, los municipios de la provincia.

¿Tan difícil es aplicar el ejemplo de los bosques sorianos como modelo a seguir en Galicia o en el resto del país para que los árboles crezcan en sombra y vida cada verano sobre la tierra en la que se asientan y nos sustenta?

 

Comentarios

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Siempre hay un ¡tarado! que siente que la naturaleza le apesta y por eso atenta contra ella… Por qué? Será tan difícil valorar y apreciar lo que nos rodea.Definitivamente el Hombre es el mayor enemigo del planeta.nació para destruir y destruirse así mismo.

Susan

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

He encontrado este lugar haciendo correr por el buscador "árbol de la música, Soria". Conocí los bosques de Soria en los setenta, y un compañero de trabajo, soriano de origen, me asegura que efectivamente el fuego les respeta todavía. Ojalá sea así para siempre. Más recientemente he conocido otros bosques, también artificiales y también cuidados y protegidos ancestralmente por sus propietarios y coetáneos de dos patas (en este caso piernas); los de Flandes. Ellos llevan diez siglos plantándolos, nosotros talándolos o quemándolos... ¡y todavía queda alguno...¡

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

... por favor, pido disculpas. ¡qué forma de iniciarme en este blog¡¡ Quería decir Las Landas , en Francia, por supuesto...

Enviado por Basilisastelaren en

Digo demasiada política, porque aquí en nuestro país tenemos la maldita constumbre de que cada vez que sube al poder cierto grupo, no hay solo incendios, si nó que nos arrasa el fuego y todavía debemos de dar las gracias por el invierno lluvioso que hemos tenído y parte de la primavera.
El problema de nuestra Galicia es que las personas las cuales seleccionan para apagar los incendios, así como muchos que pertenecen a protección civil, son empleados dijéramos gracias al poder político que gobierna en su momento. Hay personal fijo, el cual está bien entrenado porque su profesión es esa y luego existe personal contratado puntualmente pero que del oficio el cual van a desarrollan saben cero o simplemente les dán un cursillo acelerado.... Son contratados los afines al partido político, muchas veces son agricultores, trabajadores de la construcción...., aspirantes a una plaza del Estado mediante una oposición, profesores, abogados, etc., que constan como parados.
¡No me extraña que hubiese habido muertes.....!, también hay muchos heridos u hospitalizados que se callan....
La Fiscalía tan rápida para otros asuntos, debiera intervenir urgentemente, la versión que dió la Xunta la verdad es que no la creo.
Espero que esa verdad salga a la luz, eso si sale....
Los únicos que en su momento quisieron hacer algo por los bosques, siguiendo el ejemplo de Allariz (Ourense), fué el bipartito. No obstante, llegó al sillón del poder..., el descerebrado con aspiración a madrileño de los Peares(Ourense), por obra y gracia de no sé quien...., el Sr. Feijoó y toda su camarilla..., y lo que había creado la anterior consellería de medio ambiente como el famoso "Banco de tierras...", y medidas de prevención durante todo el año, de golpe y porrazo lo hace desaparecer......
La verdad es que lo que pasa en Galicia es de juzgado de guardia....
Se crea un banco de tierras con el objeto de que las tierras abandonadas, que llamamos de "Poula", sean puestas mediante una cantidad pequeña de dinero al servicio de aquellos propietarios que quieran quitarles un rendimiento, sean plantaciones de árboles o para dedicarlos a la agricultura, comprometiéndose la Xunta a que se las devolvieran al propietario en el tiempo estipulado puesto en el contrato. O bien podrían vendérselas a la Xunta para luego dárles salida...
Tengo que decir que hasta donde yo sé, no se podían plantar más que carballos o árboles autóctonos de la tierra...(Incluso la propia Consellería te asesoraba y te entregaban una ayuda a fondo perdido..).
Otra ley que habían puesto, es que en un perímetro, el cual no recuerdo, donde viviese población...., los propietarios de solares y fincas tenían la obligación de limpiarlas, porque si no fuese así, serían sancionados fuertemente......
Esto todo ha quedado en agua de borrajas, al subir al poder, el aspirante a madrileño Sr. Feijoó......
Por supuesto que también hay muchos intereses económicos por medio..., así los grandes madereros podrán hacerse con la materia prima muy barata y también otras especulaciones de por medio.
Descuidos del campesino, por quemas, algunos pero pocos...
Pirómanos, pues sí..., porque por desgracia en nuestra tierra estas personas están atendidas psicológicamente sin hacerles ningún tipo de seguimiento, haber cuando les ponen las famosas pulseras..
Como podemos ver, estas y otras circunstancias, forman parte de que el fuego sea imparable en nuestra tierra gallega.
Cada año tendremos el mismo cantar sin darnos cuenta que las plantas y árboles significan vida.., incluso esos insectos y animales que se esconden en ellos forman parte de la cadena ..... Luego, cuando no haya tiempo para remediarlo, echaremos manos a la cabeza.
Buenas noches.
Biquiños agarimosos e unha aperta Alfredo.

Enviado por Georgina en

Todo es desidia. Lo que dices sobre la obligación de las personas de hacer limpiar sus propiedades de las malezas, es cierto. Se supone que cada uno está obligado a limpiar su propiedad y como se sabe que la gente no cumple, las autoridades deben controlar y en caso de que alguien no limpie, hacerlo ellos mismos a costa del dueño de las tierras.
Pero es como sucede en todos lados, uno no cumple con la ley y el otro no vigila que se cumpla. A nadie le importa su vecino ni se interesa por cuidar los hermosos paisajes que lo rodean.

Georgina :)

Enviado por Invitado/invitada (no verificado) en

Añadir nuevo comentario